Redes Sociales

Hola, ¿qué deseas buscar?

Ciencia y Tecnología

El virus SARS-COV 2 es un quimera artificial y no circula en la población

Necesitamos tu ayuda...
La censura y desmonetización contra medios independientes está haciendo cada vez má difícil nuestro trabajo. Si te parece útil el contenido que publicamos por favor ten en consideración apoyarnos con una donación económica. No te pierdas ninguna actualización, síguenos en Telegram.



Por Médicos por la Verdad

Es importante que nos concienciemos cuanto antes que en la actualidad, es posible sintetizar virus de manera artificial, que se hace con regularidad y que nuestro famoso SARS no procede de la naturaleza, precisamente porque está construido con fragmentos de material genético diferentes animales salvajes y de secuencias de retrovirus endógenos presentes en el genoma humano, lo que supondría un triple salto mortal de la barrera de especie, de haber ocurrido de forma azarosa.

La barrera de especie es un lenguaje bioquímico que existe en todas las especies de la Tierra y que impide que los virus de unas especies sean reconocidos por las células de otras (1). Por ello, tratar de hacernos creer que un pangolín, un murciélago y un humano, mezclaron su ARN al azar en un mercado chino, es una historia de ficción digna de guión para cine, que en vez de eso, se publicó en la prestigiosa revista Nature, que para muchos ha dejado de serlo.
Si aún tenemos dudas sobre la barrera de especie y el funcionamiento real de los seres vivos, quizás encontrar a nuestro SARS en un manual sobre preparación de guerras biológicas con una pertinente explicación sobre su síntesis en laboratorios, nos haga despertar (3). Sí, efectivamente el virus del Síndrome Respiratorio Agudo es un arma biológica que fue creada en laboratorios de bioseguridad y declarada como tal en el año 2003.

Básicamente, como se puede leer en este pequeño fragmento del libro, como las células humanas no soportan la replicación del material genético de murciélagos, algo lógico en biología y motivo por el cual no nos lo transmitió ninguno, los humanos diseñaron en un laboratorio un virus con un dominio de unión a un receptor de células humanas, para que este quimera pudiese infectarnos y traspasar la barrera de especie.

Por si este producto artificial no era suficiente, se publica en el año 2008 un artículo de la Academia China de Ciencia Médica en el que detallan un método para producir ARN viral y citan por primera vez a los virus quimera SARS CoV 1, 2 y 3 (4), lo cual demuestra sin lugar a dudas primero que no es un virus natural y segundo que no es un virus nuevo.

Lejos de prohibir estas prácticas criminales, continuaron avanzando y como nos explica la revista Nature Medicine en el año 2015, en la Unidad de Bioseguridad de la Universidad de Carolina del Norte se aprobaron más experimentos para estandarizar el método para poder construir más copias (5), ellos sabrán con qué finalidad exactamente.

El relato oficial en el que nos ha hecho creer que un arma biológica artificial se encuentra circulando en la población mundial es francamente maquiavélico y según mi opinión muy oportuno para generar todo tipo de especulaciones y el mayor miedo posible. Desde luego, era factible que algunas personas encontrásemos todas estas publicaciones científicas y nos preocupásemos aún más que aquellos que habían creído que los murciélagos lo transmiten, aunque he de reconocer que ambos relatos son tan terroríficos, como ficticios.

Y aquí llega la parte más difícil de explicar, ¿Por qué se afirma en este escrito que el SARS CoV 2, aunque hemos comprobado que existe, no está circulando en la población? Primero hemos de entender qué es un virus quimera. En el año 2012 varios investigadores alemanes escriben una revisión sobre la utilización de estos virus para tratamientos de cáncer, vacunación y terapias génicas. En este valioso documento, describen claramente de qué estamos hablando, en primer lugar los virus quimera son mezclas de material genético de diferentes especies de síntesis artificial, son capaces de evadir la inmunidad del huésped, tienen un eficaz mecanismo de transducción celular pudiendo traspasar la barrera de especie y lo más importante de todo, deben ser inyectados entrando a través de torrente sanguíneo (6). Motivo por el cual, a no ser que nos inyectasen SARS en vena, la famosa enfermedad COVID 19 jamás podría transmitirse de humano a humano. Además, estos quimera son tan específicos que cuando llegan a sus células diana, pierden sus secuencias insertadas y se desactivan (7).

Quizás este relato no parezca del todo convincente para un malvado virus respiratorio del que nos cuentan mata por asfixia, pero todo el castillo de naipes se cae cuando buceas en el mundo molecular y resulta que te encuentras con estudios de profundidad que hablan del famoso receptor ACE2. Los virus de ARN de forma natural, pertenecen al transcriptoma humano, un complejo sistema de señalización en el que virus endógenos codificados en el ADN nuclear pasan a ARN y la célula, con su compleja maquinaria celular, los encapsida y envía a modo de mensaje, a unas células receptoras específicas que lo reciben. Estos virus naturales tienen unas proteínas de membrana con un código biomolecular reconocido por unos receptores proteicos. En el caso de los coronavirus naturales endógenos que tenemos todos los humanos, la proteína S (spike) o de espícula se encuentra codificada en el cromosoma 7 humano y encaja con el receptor ACE2 (8). Resulta, que los receptores de este famoso SARS, que tiene insertada de forma artificial la misma proteína de espícula que tenemos todos los humanos en nuestro retrovirus endógeno HERV W (9), no se expresa en el pulmón, sino que se encuentra mayoritariamente en las células productoras de testosterona de los testículos de los varones y la placenta en las hembras (10) (11).

En toda esta historia truculenta, ni hay virus circulando, ni es respiratorio, ni se transmite por el aire, sino que debe ser inyectado. Lo cual nos lleva a concluir que las mascarillas son una broma pesada inservible que además genera una gran cantidad de patologías (12) y que la vacunación masiva parece completamente inútil para salvarnos del virus quimera.

 

Referencias

(1) 2013. Virus-Receptor Interactions and Receptor Mediated Virus Entry into Host Cells. José M. Casasnovas. https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/23737061/

(2) 2019. Handbook on Biological Warfare Preparedness. S.J.S. Flora Vidhu Pachauri. Academic Press. 306 pp. https://www.elsevier.com/books/handbook-on-biological-warfarepreparedness/flora/978-0-12-812026-2

(4) 2008. RNase-Resistant Virus-Like Particles Containing Long Chimeric RNA Sequences Produced by Two-Plasmid Coexpression System. Yuxiang Wei, Changmei Yang, Baojun Wei, Jie Huang, Lunan Wang, Shuang Meng, Rui Zhang and Jinming Li.
https://jcm.asm.org/content/jcm/46/5/1734.full.pdf

Publicidad. Arrastra para seguir leyendo.

(5) 2015. A SARS-like cluster of circulating bat coronaviruses shows potential for human emergence. Vineet D Menachery, Boyd L Yount Jr Kari Debbink, Sudhakar Agnihothram, Lisa E Gralinski, Jessica A Plante, Rachel L Graham, Trevor Scobey1, Xing-Yi Ge, Eric F
Donaldson1, Scott H Randell, Antonio Lanzavecchia, Wayne A Marasco, Zhengli-Li Shi & Ralph S Baric. https://www.nature.com/articles/nm.3985

(6) 2012. Virus chimeras for gene therapy, vaccination, and oncolysis: adenoviruses and beyond. Johanna K. Kaufmann and Dirk M. Nettelbeck. https://www.cell.com/trends/molecular-medicine/fulltext/S1471-4914(12)00071-8

(7) 2019. On the stability of sequences inserted into viral genomes. Anouk Willemsen and Mark P. Zwart. https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/31741748/

(8) 2020. Response to nCoV2019 Against Backdrop of Endogenous Retroviruses. https://virological.org/t/response-to-ncov2019-against-backdrop-of-endogenousretroviruses/396

(9) 2005. Human coronavirus NL63 employs the severe acute respiratory syndrome coronavirus receptor for cellular entry. https://www.pnas.org/content/102/22/7988

(10) 2004. The Novel Angiotensin-Converting Enzyme (ACE) Homolog, ACE2, Is Selectively Expressed by Adult Leydig Cells of the Testis. Gabrielle C. Douglas, Moira K. O’bryan, Mark P. Hedger, David K. L. Lee, Michael A. Yarski, A. Ian Smith, And Rebecca A.
Lew. https://www.researchgate.net/publication/8476461_The_Novel_AngiotensinConverting_Enzyme_ACE_Homolog_ACE2_Is_Selectively_Expressed_by_Adult_Leydig_Cell
s_of_the_Testis

(11) 2012. Regulation of the human endogenous retroviral Syncytin-1 and cell-cell fusion by the nuclear hormone receptors PPARγ/RXRα in placentogenesis. Matthias Ruebner, Manuela Langbein, Pamela L Strissel, Christine Henke, Doreen Schmidt, Tamme W Goecke, Florian Faschingbauer, Ralf L Schild, Matthias W Beckmann, Reiner Strick. https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/22573555/

(12) 2020. Efectos del uso permanente de las mascarillas. Dr. Antonio D. Galera. Universidad Autónoma de Barcelona.

 

El Covid-19 como arma bioenergética y la vacuna cuántica del Dr. Gariaev

 

Fuente:

Médicos por la Verdad — El virus SARS-COV 2 es un quimera artificial y no circula en la población.

 

Publicidad. Arrastra para seguir leyendo.

Te puede interesar

Ciencia y Tecnología

Por Fausto Frank El Ministerio de Defensa ruso acusó a los EEUU de ser responsables de la creación artificial del Sars-Cov-2 y la participación de estructuras...

Ciencia y Tecnología

La definición de locura es hacer lo mismo una y otra vez y esperar un resultado diferente. A juzgar por los últimos llamamientos para...

Ciencia y Tecnología

A pesar de que el Foro Económico Mundial ha roto sus lazos con Rusia, Moscú ha mostrado poco interés en desviarse del libro de...

Ciencia y Tecnología

Con esta histórica decisión judicial, “el riesgo para el genoma humano está ahora legalmente establecido”, dijo Renate Holzeisen, abogada del demandante, en una entrevista...

Publicidad que es odysee

Archivos

Redes Sociales

Publicidad siguenos en telegram
Publicidad trabajo en linea
Publicidad Que es LBRY