En un artículo incisivo y estremecedor, el Secretario de Campo de América del Norte para el Tribunal Internacional contra Crímenes de la Iglesia y el Estado (ITCCS), Kevin D. Annett, expone cómo la Iglesia de Roma está colapsando desde su interior, especial e irónicamente en sus regiones tradicionalmente más devotas. “Vimos este drama en Chile, el año pasado, cuando veintidós iglesias católicas fueron quemadas y los manifestantes sitiaron al Papa Francisco en la ciudad de Santiago. Irlanda, otro caso de la cesta económica del tercer mundo, está tan plagado de descontento hacia Roma como Chile.” Con esta marea de descontento, escribe Kevin Annett, el “Road Show” del Papa Francisco llega a Irlanda el 25 de agosto, con la habitual parafernalia artificial y el falso éxtasis de cualquier rutina de carnaval del Vaticano. Pero incluso los comentaristas de la iglesia están de acuerdo en que esta última visita papal es inusual por el grado de seguridad y el gran poder armado que rodeará a Jorge Bergoglio. Uno de sus mayores enemigos, el cardenal y Caballero de Malta Raymond Burke, ha dicho abiertamente que quiere que el Papa Francisco muera. Burke encabeza la facción “Dump Bergoglio” (Fuera Bergoglio) en la Curia Romana que busca que el cardenal Francis Arinze de Nigeria, o un conservador similar, sea nombrado como el nuevo Pontífice una vez que Bergoglio sea expulsado.

 

irlanda

El Show del Papa Francisco

 

“Al enfrentarse a una derrota inminente, un príncipe debe proyectar confianza ante el público y mostrarse poderoso para lidiar con sus vacilaciones y confundir así las esperanzas de sus adversarios.” — Nicolás Maquiavelo

“Todos los días rezo para que muera Bergoglio. Él es la mayor amenaza para la Iglesia en toda su historia.” — Cardenal católico Raymond Burke a otros miembros de los Caballeros de Malta, octubre de 2017

“Después de asumir el cargo, el Papa Francisco se dio cuenta de lo mucho que necesitaba a los hombres de dinero del Vaticano para sostener su controvertido gobierno. Así que fingió una investigación en el IOR (Banco del Vaticano) para ocultar el alcance de su saqueo y proteger a la pandilla de ladrones habituales bajo una cortina de humo de retórica liberal. Pero el saqueo es masivo. Incluso los oligarcas rusos han utilizado el IOR para ocultar los miles de millones que robaron de su país. Empezando por Vladimir Putin, hay mucha gente que justificadamente quiere que Francis sea eliminado. — Periodista italiano a Kevin Annett, 19 de junio de 2018

 

kevin annett

Kevin Annett

Como en una maldición mítica, una violenta locura ha descendido sobre mi tierra natal. Desde el pueblo de Knock hasta la expansión de Dublín a lo largo del Liffey, Irlanda está siendo militarizada y reglamentada como si la guerra civil hubiera regresado. Más de mil familias pobres y sus hijos han sido confinados en las cárceles de la policía, las carreteras están siendo acordonadas y las casas están siendo registradas por el Gardai, y una red de “vigilancia terrorista” está hostigando a los sospechosos de disidencia. ¿Por qué? Aparentemente porque un delincuente convicto que cree que es un dios viene a la ciudad, a un altísimo costo (32 millones de euros) para un país ya de por sí empobrecido. Pero la razón de esta locura es aún más profunda.

El “Road Show” del Papa Francisco llega a Irlanda el 25 de agosto, con la habitual parafernalia artificial y el falso éxtasis de cualquier rutina de carnaval del Vaticano. Pero incluso los comentaristas de la iglesia están de acuerdo en que esta última visita papal es inusual por el grado de seguridad y el gran poder armado que rodeará a Jorge Bergoglio. Como comentó un clérigo particularmente obtuso en Kerry a un reportero la semana pasada,

“¿Por qué un Papa requeriría tanta protección entre su propia gente?”

¡Tal vez la criminalidad masiva y la tortura infantil institucionalizada tienen algo que ver con esto! ¿O qué hay de aquella fosa común de cadáveres de bebés desmembrados en Tuam, Irlanda, oculta por una orden directa del propio Jorge Bergoglio?

Pero dejando a un lado los crímenes contra los inocentes, existe la pequeña cuestión de que la Iglesia de Roma está colapsándo desde su interior, especialmente e irónicamente en sus regiones tradicionalmente más “devotas.” Vimos el drama en Chile el año pasado cuando veintidós iglesias católicas fueron quemadas y los manifestantes sitiaron al Papa Francisco en Santiago. Irlanda, otro caso de la cesta económica del tercer mundo, está tan plagado de descontento hacia Roma como Chile. Un comentarista de Dublín me dijo recientemente,

“Todos los policías alrededor del Papa lo protegerán de los adoradores, no de los manifestantes. Muchos católicos desprecian al tipo.”

Uno de sus mayores ebemigos es el cardenal y Caballero de Malta Raymond Burke, de los Estados Unidos, quien ha dicho abiertamente que quiere que el Papa Francisco muera. Burke encabeza la facción “Dump Bergoglio” (Fuera Bergoglio) en la Curia Romana que busca que el cardenal Francis Arinze de Nigeria, o un conservador similar, sea nombrado como el nuevo Pontífice una vez que Bergoglio sea expulsado.

Esta facción es guiada —no tan secretamente— por otro delincuente convicto, el ex Papa Benedicto, José Ratzinger, que aún se oculta en el Vaticano desde que lo obligamos a esconderse allí en febrero de 2013. Los iniciados de la iglesia nos dicen que Ratzinger no actúa solo sino que tiene respaldo ruso, ya que Vladimir Putin quiere, entre otras cosas, que todas las monedas saqueadas de su país regresen de las bodegas del Banco del Vaticano. Ratzinger obligará a los rusos a cambio de su ayuda para recuperar la tiara papal.

Sí. El juego más antiguo de la historia: la red enredada de corrupción del Vaticano. Y, por supuesto, hay más. Alentados por nuestros juicios de derecho consuetudinario y el intento de arresto de Jorge Bergoglio en Ginebra el 21 de junio de este año, abogados de derechos humanos en Estados Unidos, Argentina y España buscan ahora una nueva orden de arresto internacional contra él, y creen que esta solo podrá tener éxito una vez que Bergoglio sea removido desde la oficina. La asociación de la Guerra Sucia de Bergoglio con la junta militar argentina, su pertenencia al culto del Noveno Círculo para la matanza de niños, su alienación de los Cardenales tradicionales y su obediencia a los mafiosos del Banco del Vaticano se combinaron para unir a sus muchos enemigos en la causa común de su destitución. De ahí el campamento armado a su alrededor.

En el siglo XV, Nicolás Maquiavelo se ganaba la vida asesorando a papas. Su principal remedio para un Pontífice bajo control era generar el tipo de apariencia permanente de confianza y humildad que Jorge Bergoglio, entrenado por los jesuitas, es tan hábil para fingir. Pero Maquiavelo fue en última instancia un realista, como lo es un sobreviviente político como Bergoglio. Este último sabe muy bien que, en tiempos de crisis, incluso la amenaza más pequeña puede deshacer al gobernante más poderoso: incluida la amenaza de una idea. Y la idea de que Nosotros, la Gente, tenemos el poder y la obligación de ser la ley y arrestar a aquellos que están matando a nuestros hijos ha proliferado y se ha establecido en todo nuestro mundo, incluso en Irlanda. Es esa idea, tan fatal para cualquier tirano, que debe ser aniquilada en la mente de este último, ya sea por astucia o terror. Y Jorge Bergoglio es un experto en ambos.

La culpa y el terror son las mejores armas tanto de la Iglesia como del Estado, por supuesto, y ya sea a favor o en contra de Bergoglio, cada facción necesita mantener intimidadas a las masas de la iglesia en caso de que todo su sangriento arreglo sea revelado y derrocado. Y así la actual militarización de Irlanda en estos días que conduce a la llegada de Bergoglio sirve a los intereses de todas las facciones en cuestión. Ya sea que Bergoglio sea reemplazado, o no, se preservará el régimen de tráfico y asesinato infantil institucionalizado. Los papas son simples testaferros que pasan sobre el arreglo asesino permanente llamado la Iglesia de Roma.

Mientras tanto, para todos esos ostensiblemente devotos papistas irlandeses que harán cola para echar un vistazo a su superestrella celestial el 25 y 26 de agosto, existe como siempre la simple elección de si una vida de arraigada subordinación y miedo superará a su natural impulso de proteger a sus hijos del poder más predatorio de la historia. Para el resto de nosotros, nuestra responsabilidad es despertar al rebaño antes de que ellos y sus crías sean esquiladas y sacrificadas; y matar a la Bestia que se aprovecha de ellos.

Kevin D. Annett es Secretario de Campo de América del Norte para el Tribunal Internacional contra Crímenes de la Iglesia y el Estado (ITCCS)

 

Entre críticas feroces y una orden de arresto, Irlanda se prepara para recibir al Papa Francisco

 

Fuentes:

ITCCS — The Last Naked Emperor: What’s Really behind Pope Francis’ Irish Road Show.

 

Necesitamos tu ayuda...
La demanda de contenido de Mente Alternativa está creciendo, aunque las agencias y redes sociales siguen recortando nuestros ingresos y limitando el alcance de nuestras publicaciones a través de sus algoritmos de censura. Esto hace difícil que podamos continuar haciendo nuestro trabajo. Para mantenernos verdaderamente independientes, necesitamos tu ayuda. No vamos a colocar áreas de membresía en este sitio web, pues queremos que la información llegue a todas partes. Por favor considera hacer una donación. Para donar has click aquí.

banner bitcoin