Redes Sociales

Hola, ¿qué deseas buscar?

Ciencia y Tecnología

El terremoto de Turquía en un contexto geopolítico (I)

Por Leonid Savin

Cualquier catástrofe, natural o provocada por el hombre, es siempre un desafío para el gobierno en turno. Las víctimas y la sociedad en su conjunto esperan de su gobierno una actuación inmediata y, lo que es más importante, correcta, y siguen de cerca tanto las declaraciones como las acciones de los dirigentes. En Turquía se da ahora una situación similar. La enorme tragedia, cuyas víctimas fueron cientos de miles de personas (cerca de 40 mil muertos) se convirtió no sólo en una prueba para todo el pueblo turco, sino también en un catalizador para las batallas políticas. Al mismo tiempo, la oposición ha empezado a ser proactiva.

Desafíos para Erdoğan

Antes de que Erdoğan apareciera en televisión para dirigirse a la nación, Kemal Kılıçdaroğlu, líder del mayor partido de la oposición turca, el Partido Republicano del Pueblo, dijo que viajaría a Hatay con sus colegas, el alcalde de Estambul, Ekrem Imamoglu, el alcalde de Ankara, Mansur Yavas, y el alcalde de Esmirna, Tunç Soyer, que ganaron las elecciones de 2019 frente a los candidatos del gobernante Partido de la Justicia y el Desarrollo (AKP). Kiliçdaroğlu hizo un llamamiento a los ciudadanos de Hatay a última hora de la tarde del 7 de febrero. En marcado contraste con el discurso de Erdoğan, Kiliçdaroğlu apareció a la luz de una farola aérea sobrante en la ciudad, aún sin electricidad, vestido totalmente de negro, y sin mucha ceremonia echó la culpa del desastre al régimen, diciendo: “este colapso es enteramente el resultado de políticas rentistas sistemáticas. No hay punto de encuentro ni con Erdoğan, ni con el palacio, ni con estas bandas de rentistas”.

En vísperas del terremoto, la coalición de la oposición también anunció que nombraría a su candidato para enfrentarse a Erdoğan el 13 de febrero. Aunque se temía que se produjera una escisión en el seno de la oposición por las disputas sobre quién iría como candidato principal, los días posteriores al terremoto mostraron unidad. Esto plantea ciertos riesgos para el AKP.

La periodista turca Ceyda Karan señala seis aspectos clave relacionados con los problemas del terremoto y sus secuelas:

1) el gran retraso o la falta de asistencia a las víctimas por parte del Estado. Esto se vio afectado por la magnitud de la catástrofe, por lo que el Estado sencillamente no pudo ayudar a todos al mismo tiempo;

2) la respuesta inadecuada de la agencia de emergencias, que depende del Ministerio del Interior. Falta de equipos de rescate necesarios y de personal cualificado;

3) intentos de censura de las críticas al gobierno por parte de la oposición y bloqueo temporal de las redes sociales;

4) uso contradictorio de las Fuerzas Armadas turcas para responder al terremoto. En las primeras 24 horas, sólo se desplegaron 3.500 militares, mientras que 50.000 soldados y oficiales turcos se encuentran en Siria. Los equipos de rescate de Rusia, España e Israel consiguieron desplegar antes hospitales de campaña;

5) La complejidad de las elecciones previstas para mayo. Erdoğan tiene mandato para aplazar las elecciones sólo si hay una guerra, y el desastre actual le proporciona un telón de fondo negativo para que el Partido de la Justicia y el Desarrollo consiga la mayoría de los escaños parlamentarios;

6) relación con la política exterior, porque las relaciones de Turquía con los países de la UE y la OTAN empeoraron en vísperas del terremoto. Por el contrario, se produjo un acercamiento a Siria con la mediación de Rusia.

 

Senadora rumana declara que Estados Unidos provoco el sismo en Turquía y Siria

 

El quinto punto es el más importante en estos momentos porque, por ley, las elecciones no pueden aplazarse. Pero los partidarios del aplazamiento dicen que hay otra manera. El Consejo Supremo Electoral, conocido como YSK, árbitro final de las disputas electorales, puede dictaminar que no está preparado para celebrar elecciones en las 10 provincias más afectadas y en medio de un desplazamiento sin precedentes de votantes a otras ciudades. De hecho, en 1966, la YSK dictaminó que las elecciones locales podían aplazarse después de que un terremoto sacudiera las provincias orientales dos días antes de la votación, imposibilitando la celebración de los comicios. Es probable que pronto se tome una decisión, y ahora los emisarios de la YSK están escuchando a la opinión pública para no perder su reputación.

Sin embargo, James Ryan, del Foreign Policy Research Institute (EEUU), vincula de hecho los daños del terremoto a la labor del propio partido de Erdoğan. Escribe que “la razón por la que esto es tan inquietante para Erdoğan es que la naturaleza de estas decenas de miles de muertes -edificios de apartamentos de hormigón derrumbados- golpea el núcleo de la estrategia de gobierno de su partido….. En su prisa por construir grandes cantidades de nuevas viviendas, el gobierno turco ha concedido cientos de miles de exenciones de las normas de seguridad antisísmica en todo el país, incluidos 75.000 edificios en la zona afectada por estos terremotos. En la última década, este desarrollo se ha acelerado para construir no sólo nuevos proyectos de viviendas masivas y expansivas, sino también “megaproyectos” cuestionables, como dos nuevos puentes sobre los estrechos del Bósforo y los Dardanelos, un nuevo aeropuerto masivo en los suburbios de Estambul y un proyecto de canal previsto para sortear el estrecho, cortando una enorme franja a través de la provincia turca de Tracia. En gran parte, esta construcción se pagó con inyecciones de deuda externa, mucha de la cual procedía de los aliados de Turquía en el Golfo, empezando por Qatar y más recientemente con los EAU y Arabia Saudí. Quienes visitan Estambul en los últimos años no pueden evitar fijarse en la velocidad con la que aparecen rascacielos y proyectos urbanísticos por todo el paisaje; lo que no está tan bien visto, pero no por ello es menos cierto, es que este desarrollo se ha producido a un ritmo similar en todo el país, y especialmente en el sureste de Turquía, que se está urbanizando rápidamente, una región que también ha estado soportando el peso social y económico de la afluencia de millones de refugiados sirios desde 2011. Por decirlo sin rodeos, el gobierno del AKP ha invertido en esta región el capital económico y político de una década, que se ha ido al traste en cuestión de horas”.

Obviamente, se culpará a Erdoğan de todo esto. Aunque ya se sabe de la detención de representantes de empresas constructoras, cuyas casas resultaron ser menos fiables que otras, hay que tener en cuenta que este negocio difícilmente habría sido posible sin el patrocinio de las autoridades. Será la oposición, que se ha visto privada de diversos privilegios, la que emprenda una búsqueda activa de un chivo expiatorio.

Erdoğan no debe subestimar otros riesgos políticos, como una posible escalada de los conflictos en el interior del país. Un estudio sobre el impacto de los terremotos en los conflictos intraestatales, basado en un análisis estadístico de 185 países entre 1975 y 2002, muestra que los terremotos “no sólo aumentan la probabilidad de conflicto, sino que sus efectos son mayores en el caso de terremotos de mayor magnitud que golpean zonas más densamente pobladas de países con menor producto interior bruto, así como conflictos preexistentes”.

El autor del estudio escribe que “aunque muchos estudiosos, responsables políticos y organizaciones de ayuda sugieren que las catástrofes naturales unen a los grupos y amortiguan los conflictos, en realidad los terremotos pueden estimular los conflictos intraestatales al producir escasez de recursos básicos, sobre todo en los países en desarrollo, donde la competencia por los escasos recursos es más intensa”.

Continuará…

 

Aclaración de la Agencia Espacial Turca sobre el terremoto del 6 de febrero y un arma ‘comparable al impacto de un ‎meteorito’ que EE.UU. ‘estaba preparando’

 

Fuente:

Leonid Savin, en Oriental Review: Earthquake In Turkey In A Geopolitical Context (I). 1º de marzo de 2023.

 

Contenidos

Por Mente Alternativa Durante su reciente visita de tres días a Beijing, el ministro de Asuntos Exteriores de Turquía, Hakan Fidan, expresó el deseo...

Contenidos

En el siglo XX, el antropólogo Franz Boas, a menudo apodado el “padre de la antropología moderna”, introdujo la noción de relativismo cultural (que...

Contenidos

Puede que el corredor de transporte India-Oriente Medio-Europa esté en boca de todos, pero lo más probable es que termine en el cesto de...

Contenidos

Mientras Rusia y China sigan siendo las potencias políticas y económicas dominantes de la región, el corazón de Asia Central seguirá siendo objetivo de...

Archivos

Publicidad siguenos en telegram