Resulta paradójico que españoles y mexicanos sigan discutiendo por una Conquista que ocurrió hace más de quinientos años y de la que ambos fueron víctimas. Pero ése es precisamente el propósito de quienes la planificaron y le siguen sacando jugo incluso cinco siglos después.

 

Los viajes de Colón a las Indias fueron parte de un proyecto de los seguidores del Cardenal Nicolás de Cusa (una de las figuras principales del Concilio de Florencia); y Colón no era español, sino genovés. El Concilio tenía mapas secretos de la ruta a América, y lo de “buscar la ruta a las Indias” fue una mera leyenda de cobertura, como casi todo lo que la historia oficial ha dicho sobre el “Descubrimiento” de América y la Conquista.

Aunque el proyecto de Nicolás de Cusa impulsaba la transición del pensamiento medieval al del Renacimiento, la Conquista de la Nueva España fue delegada a la Corona española porque España era el testaferro que mejor encarnaba el espíritu guerrero feudal necesario para semejante empresa, pues se encontraba encarrerada por la inercia de las guerras de Reconquista de la Península Ibérica.

Este carácter sui generis de España dentro del mundo feudal europeo estableció una estructura de clases que condujo a la hegemonía absoluta de la nobleza y la monarquía, impidiendo el desarrollo de un protocapitalismo.

Esta composición de clases determina la esencia del colonialismo español que, como consecuencia, fortaleció a los grupos dominantes y produjo el estancamiento de las clases subalternas no sólo en las colonias sino también en la península.

La evidencia más clara de que las Indias nunca fueron españolas es que aún administrando un imperio en el que nunca se ponía el sol, España terminó en bancarrota. Pues el oro no se quedaba en la península, sino que iba a parar al Vaticano.

 

Ignacio de Loyola fue usado por la nobleza negra

En el Vaticano mandan la nobleza negra y los jesuitas, que secretamente son paganos, rinden culto a la trinidad de Isis-Horus-Set, al sol negro y a otras entidades, y todavía sacrifican niños en cultos rituales como los del Noveno Círculo del Vaticano. En efecto, no sólo los aztecas y los antiguos israelíes sacrificaban humanos para los dioses.

Los jesuitas no se originaron en España sino que fueron creados por el linaje papal Farnese —de la nobleza negra— durante el reinado del Papa Farnese Pablo III. El linaje Farnese es el principal arquitecto del Cabal, ya que creó a los jesuitas con un poco de ayuda de la familia Borja en la década de 1540. Inmediatamente después de eso, construyeron su primer Pentágono en Caprarola, cerca de Roma:

pentagono farnese

En su sala de mapas dentro de ese edificio, moldearon el destino del mundo durante los siglos XVI y XVII:

farnesio villa caprarola

Es interesante observar que el mapa del mundo del siglo XVI muestra la Antártida, que se descubrió oficialmente en la década de 1770. Alrededor de ese tiempo, los Farnese decidieron usar al jesuita Adam Weishaupt para crear a los Illuminati, elevar a los Rothschild (judíos cabalistas) al poder y mover la sede del poder Farnesio a Washington, DC. Allí construyeron su segundo Pentágono.

Ignacio de Loyola fue un testaferro comisionado por el Cardenal Alessandro Farnese. Por supuesto, el general se contentó con dirigir el espectáculo desde detrás de las escenas para no despertar la antigua animosidad entre italianos y españoles.

Tras dar sus primeros pasos para fundar la Compañía de Jesús en Cataluña, Loyola fue contactado en Venecia por familias de la nobleza negra como los Pallaviccini, los Farnese y los Contarini, que vieron con buenos ojos su iniciativa.

Es decir, que aunque la Compañía de Jesús fue fundada por la familia Borgia e Ignacio de Loyola, muy pronto fue infiltrada y controlada por el Vaticano. La prueba de esto es que el propio Gasparo Contarini, miembro de una de las familias mas poderosas de la nobleza veneciana, fue quien presentó a Loyola —y su propuesta— al Papa.

La ironía es que Contarini también impulsaba el luteranismo y la Reforma en Alemania, imprimiendo gran parte de la propaganda reformista desde Venecia. Es decir que la nobleza negra financiaba a la vez la Reforma y la Contrarreforma.

 

La Compañía de Jesús de América no trabajaba para la Corona de Castilla sino para Roma

La Compañía de Jesús de América trabajaba para su Superior General, no para la Corona de Castilla, y estaba bajo las órdenes del Papa de Roma, el emperador romano que hoy en día está controlado por el mundo anglo-veneciano.

En el Vaticano, al general jesuita se le conoce como el Papa “Negro” porque siempre se viste de negro y porque la nobleza negra romana es representada por los colores de la Tierra y la Sangre (negro-rojo). Como ejemplo basta recordar el símbolo nazi, rojo y negro, reminiscente del imperio romano germánico.

Actualmente, a esta facción oligárquica se le conoce como Internacional Negro, y están aliados con judíos cabalistas y con la Corona británica. Uno de sus enlaces es la Familia de banqueros Rothschild, unidos en alianza matrimonial con la Familia Aldobrandini de la nobleza negra. Todos ellos crearon y controlan a Donald Trump. Y eso explica por qué los cristianos angloamericanos neoconservadores están coludidos con el sionismo israelí para la construcción del Tercer Templo de Jerusalén.

La carta de Andrés Manuel López Obrador a España no fue un traspié diplomático, sino una estrategia para señalar a la vieja aristocracia europea que gobierna Occidente desde el Vaticano. La carta, en realidad, estaba dirigida a la nobleza negra, de un modo críptico y usando a España como excusa histórica. Lo más irónico es que López Obrador se haya reunido con el sionista del Jabad y consejero y yerno de Donald Trump, Jared Kushner, días antes del escándalo.

 

España, México y el mundo occidental son gobernados y divididos a través de la dualidad

No insinúo que Kushner recomendó a López Obrador exigir al Vaticano disculpas por la Conquista para provocar que el jesuita Jorge Bergoglio rechazara cualquier posibilidad de visitar México. Pero sí quiero resaltar que aunque aparentemente antagónicos, jesuitas y cabalistas controlan Occidente a través de la dualidad.

Nos hacen creer que hay una izquierda que lucha contra una derecha, o una religión que contradice a otra. Y hasta nos hacen pensar que ellos mismos son enemigos. Pero gracias a una investigación científica del egiptólogo Llogari Pujol, se sabe que fueron élites judeo-egipcias las que mandaron escribir los evangelios del Nuevo Testamento a sacerdotes del culto de Serapis, en el Egipto Ptolemaico, mucho antes de que naciera Jesús. Y que la identidad de éste fue creada y prácticamente copiada a imagen del dios Horus.

Además, hay otros indicios históricos que indican que algunos babilonios de habla hebrea, como la familia banquera Pierleoni, comenzaron a llamarse judíos después de que secuestraron la cultura y las escrituras hebreas durante los tiempos de la antigua Babilonia. Todos estos banqueros judíos trabajaban para reyes cristianos y eran conocidos como Judíos de la Corte o Factores de la Corte empleados a través de sus salas de la corte real.

La realeza, que son básicamente propietarios de tierras y gobernantes de personas generalmente se encuentran por encima de los banqueros en autoridad. Y al usar banqueros judíos para encargarles el manejo de sus finanzas, los príncipes cristianos crearon una capa de protección para sí mismos. Pero diversas fuentes afirman que el Jabad cabalista y el Vaticano jesuita son el Estado Profundo y más que entidades antagónicas son diferentes tentáculos del mismo pulpo.

Los hijos de Set y de Horus, y los de David, pelean unos contra otros, como adolescentes furiosos, cuando en realidad son parte de una misma unidad no revelada. Son ellos quienes están detrás de casi todos los conflictos en el mundo occidental. Porque a través del caos llega la oportunidad para los que realmente están en el poder. No dejan que una buena crisis se desperdicie, especialmente cuando ellos mismos la crearon.

 

Agenda para el ecumenismo global y el Nuevo Orden Mundial

Es así que todos los dualismos aparentes han sido diseñados, y son dirigidos a nivel de las sombras, por la misma élite sacerdotal ancestral que creó el monoteísmo. Y ahora esta élite buscará perpetuar su control a través de la síntesis de todas las religiones mediante un nuevo ecumenismo global, respaldado por un gobierno mundial y un sistema financiero aún más centralizado, dirigidos por la inteligencia artificial.

Pero para poder imponer el nuevo ecumenismo, las élites sacerdotales primero deben deconstruir las religiones actuales, enfrentándolas unas con otras y exponiendo su corrupción hasta cierto punto, para asegurarse de que lo fieles perciban la síntesis ecuménica como la única opción pacificadora.

 

 

Nos hacen creer que vivimos tiempos de profecías sagradas que se están cumpliendo, pero la realidad es que ellos las están ejecutando de acuerdo a una agenda prediseñada de manera que encajen incluso con una serie de eventos del clima espacial que repercuten en el caos climático en la Tierra, pero que tienen una explicación netamente científica y están bien documentados. Sin embargo, las élites actúan a través del ocultismo, entramando una narrativa mística de transición hacia una “Nueva Era” la cual inculcan a través de la esperanza, la angustia y el miedo.

Es por eso que la carta del Presidente de México al Papa jesuita y al Rey de España, además de tocar nervaduras del pasado y fomentar la división dualista sembrada por el Vaticano y la vieja aristocracia europea, cumple también —intencionalmente o no— un papel importante dentro de la agenda del Nuevo Orden Mundial, por mucho que la intención de López Obrador probablemente haya sido alejar de México al representante de una institución criminal y pederasta como el Vaticano.

 

Magos cabalistas israelíes conspiran con iglesia evangélica para que Trump construya 3er Templo en Jerusalén

 

 

Fuentes:

Herbert Frey / INAH — La feudalidad europea y el régimen señorial español.

Carlos Delfino / Llogari Pujol — Investigación científica revela que la identidad del Jesús bíblico fue copiada del dios Horus de los textos egipcios.

Messod Sabbah and Roger Sabbah — Secrets of the Exodus: The Egyptian Origins of the Hebrew People.

Jorge Guerra — La Conspiración Jesuita expuesta y repuesta.

Benjamin Fulford — About the Farnese Familiy.

Light House BCN — Daniel Estulin, Gobierno Mundial y el Club Bilderberg (2).

Wikipedia — Nicolás de Cusa.

Ahuwah Zeus — La compañía de Jesús: orden jesuita de mentirosos, terroristas e infiltrados.

Ahuwah Zeus — La Familia Pierleoni y el culto cabalista de León.

Mente Alternativa — Magos cabalistas israelíes conspiran con iglesia evangélica para que Trump construya 3er Templo en Jerusalén.

Mente Alternativa — Robert David Steele explica la diferencia ente el ‘Estado Profundo’ y el ‘Gobierno en la Sombra’.

Necesitamos tu ayuda...
La censura de las agencias de publicidad y las redes sociales sigue recortando nuestros ingresos. Esto nos está haciendo difícil continuar. Por favor considera hacer una donación. Para donar has click aquí.

logo donacion