Redes Sociales

Hola, ¿qué deseas buscar?

Ciencia y Tecnología

El nuevo plan de inteligencia artificial de Google para demoler la industria del periodismo

El ya devastado periodismo independiente, tal y como lo conocemos, se dirige a un descarrilamiento masivo, gracias en gran parte a Google. Google domina Internet y su contenido. La nueva interfaz de búsqueda de Google, que se basa en un modelo de Inteligencia Artificial que ya ha sido entrenado a través de enormes segmentos de producción humana no pagada, aparentemente se tragará aún más contenido hecho por humanos y lo escupirá a los buscadores de información, todo el mientras se eliminan clics valiosos de los editores que realmente están haciendo el trabajo de informar, curar y hacer que intereses poderosos como Google rindan cuentas. A partir de ahora, no está claro si Google planea compensar a esos editores o cómo lo hará.

 

 

Por Maggie Harrison

¿Recuerdas en 2018, cuando Google eliminó “no seas malvado” de su código de conducta?

Ha estado a la altura de esa eliminación últimamente. En su I/O anual en San Francisco esta semana, el gigante de las búsquedas finalmente levantó la tapa de su visión de la búsqueda integrada por IA, y esa visión, aparentemente, implica cortar las rodillas a los editores digitales.

La nueva interfaz de búsqueda impulsada por IA de Google, denominada “Experiencia generativa de búsqueda”, o SGE para abreviar, incluye una función llamada “Instantánea de IA”. Básicamente, es una enorme función de resumen de la parte superior de la página. Pregunte, por ejemplo, “¿por qué el pan de masa fermentada sigue siendo tan popular?” — uno de los ejemplos que usó Google en su presentación — y, antes de llegar a los enlaces azules con los que todos estamos familiarizados, Google le proporcionará un resumen generado por un modelo de lenguaje grande (LLM). O, suponemos, instantánea.

“Los resultados de búsqueda normales de Google se cargan casi de inmediato”, explica David Pierce de The Verge. “Sobre ellos, una sección naranja rectangular parpadea y brilla y muestra la frase ‘IA generativa es experimental’. Unos segundos más tarde, el resplandor se reemplaza por un resumen generado por IA: algunos párrafos que detallan qué tan bien sabe la masa madre, las ventajas de sus habilidades prebióticas y más”.

“A la derecha”, agrega, “hay tres enlaces a sitios con información que, según Reid, ‘corrobora’ lo que está en el resumen”.

Como no hace falta decirlo, este formato de búsqueda, en el que Google usa tecnología de inteligencia artificial para devolver Internet a los usuarios, es muy diferente de cómo funciona hoy en día Internet facilitado por la búsqueda. En este momento, si busca en Google la misma consulta: “¿por qué el pan de masa fermentada sigue siendo tan popular?” — te encontrarías con una escena más familiar: un extracto destacado del sitio web que ganó la carrera de SEO (en este caso, ese sitio web era British Baker), seguido de esa serie de enlaces azules.

A primera vista, el cambio puede parecer relativamente benigno. A menudo, todo lo que la gente que navega por la web quiere es un resumen rápido o un fragmento de algo de todos modos.

Pero no es injusto decir que Google, que en abril, según datos de SimilarWeb, alojó aproximadamente el 91 por ciento de todo el tráfico de búsqueda, es en cierto modo sinónimo de Internet. E Internet no es solo algo etéreo y predeterminado, como el agua o el aire natural. Internet es un mercado y Google es su hacedor de reyes.

Como tal, la demostración plantea una pregunta extremadamente importante para el futuro de la industria periodística ya devastada: si la IA de Google va a triturar el trabajo original y proporcionar una versión destilada a los usuarios a escala, sin conectarlos nunca con el original. trabajo, ¿cómo seguirán los editores monetizando su trabajo?

“Google ha revelado su visión de cómo incorporará la IA en la búsqueda”, tuiteó James Vincent de The Verge. “La respuesta rápida: va a engullir la web abierta y luego resumirla/reescribirla/regurgitarla (elija el adjetivo que refleje su nivel de inquietud) en una brillante interfaz de usuario de Google”.

Las investigaciones han demostrado que los consumidores de información casi nunca llegan ni siquiera a la segunda página de resultados de búsqueda, y mucho menos a la parte inferior de la página. Y lo que es peor, no es como si Google estuviera quitando clics a sus comerciantes de información de larga data al contratar un ejército de escritores de contenido humano para producir resúmenes. La nueva interfaz de búsqueda de Google, que se basa en un modelo que ya ha sido entrenado a través de enormes segmentos de producción humana no pagada, aparentemente se tragará aún más contenido hecho por humanos y lo escupirá a los buscadores de información, todo el mientras se quitan clics valiosos de los editores que realmente están haciendo el trabajo de informar, curar y hacer que intereses poderosos como Google rindan cuentas.

A partir de ahora, no está claro si Google planea compensar a esos editores o cómo lo hará.

En una declaración enviada por correo electrónico a Futurism, un portavoz de Google dijo que “estamos presentando esta nueva experiencia de IA generativa como un experimento en Search Labs para ayudarnos a iterar y mejorar, al tiempo que incorporamos los comentarios de los usuarios y otras partes interesadas”.

“A medida que experimentamos con las nuevas capacidades impulsadas por LLM en la Búsqueda, continuaremos priorizando los enfoques que nos permitirán enviar tráfico valioso a una amplia gama de creadores y respaldar una web abierta y saludable”, agregó el portavoz.

Cuando se le preguntó específicamente si la compañía tiene planes de compensar a los editores por cualquier contenido regurgitado por IA, Google tuvo poca respuesta.

“No tenemos planes para compartir sobre esto, pero continuaremos trabajando con el ecosistema más amplio”, dijo el portavoz a Futurism.

Los editores, sin embargo, son extremadamente cautelosos con estos cambios.

“Si esto realmente funciona y se implementa de manera firme”, escribió el propietario del sitio RPG, Alex Donaldson, “esto es literalmente el final del modelo comercial para una gran parte de los medios digitales jajaja”.

Al final del día, hay muchas preguntas que Google necesita responder aquí, entre ellas, que los sistemas de inteligencia artificial, incluido Google, arrojan fabricaciones todo el tiempo.

El gigante de Silicon Valley ha afirmado durante mucho tiempo que su objetivo es maximizar el acceso a la información. SGE, sin embargo, aparentemente busca hacer algo bastante diferente, y si la empresa no encuentra una manera de compensar a los editores por el trabajo que obtendrá de los periodistas, los efectos en el acceso real del público a la información podrían ser catastróficos.

 

Google, Facebook y Microsoft proponen que el Pentágono controle la inteligencia artificial

 

Fuente:

Maggie Harrison, en Futurism: Google’s New AI Plan To Demolish Journalism Industry. 11 de mayo de 2023.

Contenidos

El martes 13 de febrero, en una rueda de prensa nacional, la ministra del Interior Nancy Faeser y uno de sus principales burócratas, anunciaron...

Ciencia y Tecnología

Bajo la estrategia Zero Trust Security, la dicotomía entre medios tradicionales y alternativos podría dar paso a otra entre el pensamiento original humano y...

Ciencia y Tecnología

El 17 de enero, en la reunión actual el Foro Económico Mundial de Davos, tendrá lugar un debate sobre la “Enfermedad X” (a.k.a. Virus...

Contenidos

Por The House Judiciary Committee (Comunicado de prensa) Hoy [6 de noviembre], el Comité Judicial de la Cámara de Representantes y su Subcomité Selecto...

Archivos

Publicidad siguenos en telegram