Redes Sociales

Hola, ¿qué deseas buscar?

Contenidos

El imperio británico moderno está detrás del fraude electoral en EEUU

Necesitamos tu ayuda...
La censura de motores de búsqueda, agencias de publicidad y redes sociales controladas por el establishment está recortando nuestros ingresos. Esto nos está haciendo difícil continuar. Si te parece útil el contenido que publicamos, por favor ten en consideración apoyarnos con una donación económica.



      El historiador y portavoz de LaRouche PAC, Harley Schlanger, responde a preguntas como: ¿Quién tiene motivos y capacidad para robar las elecciones de los Estados Unidos? ¿Qué es el “Imperio Británico” actual? ¿Realmente sigue existiendo el “Imperio Británico”? ¿Cuál es el papel de los británicos en el Russiagate? ¿Cómo podrían los “británicos” estar involucrados en el robo de las elecciones de los EE.UU.?

 

 

Por Harley Schlanger

Buenos días. Soy Harley Schlanger, de LaRouche PAC, con su actualización diaria de hoy 4 de diciembre de 2020. Como cada viernes, responderé preguntas de la audiencia. He recibido muchas preguntas durante el curso de la semana, pero la actualización de ayer obviamente despertó un nido de avispas de gente interrogándome, atacándome, y obviamente molestos por dos puntos importantes que expuse. Así que voy a retomar las preguntas que recibí tanto en los comentarios de YouTube como en los correos electrónicos que me enviaron sobre dos preguntas.

Una es sobre la existencia del imperio británico y su papel en la interferencia electoral en los Estados Unidos. Y la segunda es sobre China.

 

Empecemos con el imperio británico.

El imperio británico no es el pueblo de Inglaterra. El Imperio Británico se centra en la monarquía alrededor de la Ciudad de Londres y la inteligencia británica. La Ciudad de Londres es particularmente importante. Pero yo diría simplemente que el pueblo de Inglaterra es tan víctima del imperio británico como la gente que vive en las colonias que fueron controladas por Gran Bretaña durante muchos siglos y como los gobiernos que todavía están en gran parte formados por la dirección política de la City de Londres, la monarquía y la inteligencia británica.

La ciudad de Londres es un centro comercial y financiero de una milla cuadrada con su propio gobierno, su propio alcalde. Hay menos de diez mil residentes en la ciudad, y más de cien mil personas trabajan allí. Es una ciudad corporativa. Bancos, compañías de seguros, instituciones financieras, todos los principales bancos de Inglaterra están allí, los Rothschild, Standard Chartered, Lloyd’s of London, y es el centro de muchas de las discusiones que se han llevado a cabo sobre la política financiera, la política de globalización y la política estratégica militar desde la época de la Revolución Americana.

El argumento de que el imperio británico ya no existe pasa por alto la importancia de la Ciudad de Londres en las finanzas y la inteligencia británica en lo que se refiere a la política estratégica.

 

El segundo Imperio Británico: La verdad del dinero y la Ciudad Corporativa de Londres

 

Publicidad. Arrastra para seguir leyendo.

Empecemos con las finanzas.

Todo el argumento a favor del libre comercio y la globalización es un enfoque a largo plazo del imperio británico. En el siglo XIX los presidentes estadounidenses y los principales pensadores estadounidenses hablaron de las diferencias entre el sistema británico de libre comercio y el sistema americano de soberanía nacional. El sistema británico estaba a favor de utilizar las colonias. Esencialmente el libre comercio significaba mano de obra barata y materias primas baratas de las colonias. Hoy en día significa mano de obra y materias primas baratas de naciones supuestamente independientes, pero naciones que son totalmente dependientes de instituciones como el Banco Mundial, el Fondo Monetario Internacional y los bancos centrales de la región transatlántica que son en gran parte productos de la Ciudad de Londres y Wall Street.

Todo el argumento del libre comercio era un argumento británico al que el sistema americano siempre se opuso. La globalización moderna, el impulso de la Organización Mundial del Comercio, el acuerdo general sobre aranceles y comercio, la mayoría de ellos fueron lanzados en conferencias en Londres y apoyados por estadounidenses que tenían educación en la Escuela de Economía de Londres, Oxford, Cambridge y otras instituciones británicas, o estaban vinculados a grupos de reflexión que tenían su sede en Londres.

En 1971, por ejemplo, la ruptura de Bretton Woods fue desencadenada por el colapso de la libra en 1967-68, y luego los ingleses incitaron a los franceses a que se deshicieran de sus euros-dólares en demanda de oro, lo que hizo que Nixon entrara en pánico y terminara con el sistema de reservas de oro.

Como dijo el propio George Schultz, él creía en el patrón oro británico en oposición a un sistema de reserva de oro. Y Schultz era un operativo de la comunidad bancaria que dirigía la Ciudad de Londres y Wall Street.

A mediados de los años 80 se inició la desregulación de la banca en Londres con el big bang de Margaret Thatcher. Esto se convirtió en la base para la desregulación de la banca en los Estados Unidos, la derogación de Glass-Steagall, y el movimiento hacia una creciente dependencia de la especulación financiera para obtener beneficios.

Londres fue el centro del comercio de derivados y el lanzamiento de nuevos instrumentos financieros basados en la voluntad de la gente de pagar a costa de la enorme succión de alguien más. Y hemos visto a la mayoría de los bancos en los Estados Unidos y en Alemania y Francia y en otros lugares trasladarse a Londres durante los años 80 y 90 del siglo XX y en la primera parte del siglo XXI para tener sus operaciones de derivados y centros de comercio en Londres.

Así que si estudian esto, verán el grado en que las finanzas británicas, el pensamiento económico británico, los think tanks británicos -de nuevo no ingleses sino británicos- dan forma al sistema financiero moderno.

¿Y quiénes impulsan hoy la dictadura de los bancos centrales usando monedas globales digitalizadas? Mark Carney, ex jefe del Banco de Inglaterra; Andrew Bailey, actual jefe del Banco de Inglaterra; y el Príncipe Carlos de Gales. ¿Y todavía me van a decir que no hay un imperio británico al ver los nombres de la gente que está impulsando estos cambios?

 

Ahora hablemos sobre la inteligencia y el ejército.

Cada una de las recientes guerras en las que los Estados Unidos han estado involucrados ha sido iniciada y provocada por operaciones británicas. Incluso cuando los franceses dejaron Vietnam en 1954, fueron los británicos quienes le dijeron a los estadounidenses: “Tenéis que mudaros, tenéis que ser los que protejáis el legado colonial”.

Los grandes cambios en la política de EE.UU. se implementaron bajo Henry Kissinger, que en 1977 ó 1978 dio una charla en Chatham House —que es un centro de inteligencia británico— y dijo que cuando era Secretario de Estado trabajaba con los informes británicos. Kissinger dijo eso. Su sucesor Zbigniew Brzezinski, quien engendró toda una línea de pensadores estratégicos actuales en los Estados Unidos, tomó gran parte de su pensamiento geopolítico de Bernard Lewis, el historiador de Oxford que le dio la idea de usar el fundamentalismo islámico para atacar a Rusia y China.

Susan Rice, que operó bajo la administración de Obama, es una becaria de Rhodes. Tan sólo verifiquen sus credenciales. Michelle Florinoy, quien tiene la reputación de ser la elección de Biden para secretario de defensa, estudió en Oxford.

Echen un vistazo al origen del terrorismo. En Europa solía decirse que “Londonistán” —es decir, Londres— es el centro de reclutamiento del terror islámico. En las mezquitas de Londres había muchos terroristas que fueron entrenados y reclutados. Londres ha sido un centro logístico y un centro de recaudación de fondos.

Publicidad. Arrastra para seguir leyendo.

Entonces revisen las guerras en las que hemos participado.

Volvamos a la guerra de Irak, la guerra original de Irak. George H.W. Bush, aunque era muy británico en su pensamiento, era reacio a involucrarse en la llamada invasión de Irak… de Kuwait. Pero Margaret Thatcher escribió que tuvo que “endurecer la columna vertebral” [de Bush] para que se involucrara en ello.

La segunda guerra de Irak (2001-2002) fue encabezada por Tony Blair a través del jefe de la inteligencia británica del MI6, Sir Richard Dearlove, quien entregó un dossier que afirmaba que Saddam Hussein tenía armas de destrucción masiva. Este expediente fue utilizado por Colin Powell cuando hizo el ridículo en las Naciones Unidas.

Si nos fijamos en Libia, fueron Cameron y Sarkozy quienes trabajaron junto con Susan Rice y Hillary Clinton para convencer a los Estados Unidos de que se deshicieran de Gaddafi.

Toda la propaganda contra el gobierno de Assad en Siria, incluyendo las acusaciones de uso de armas químicas, ¿de dónde vienen? De los Cascos Blancos, que es una pequeña organización no gubernamental centrada en Londres y financiada por el gobierno británico.

Incluso hoy, en la lucha que se está llevando a cabo en Nagorno-Karabaj, Azerbaiyán está respaldado por Turquía. Cuando esta guerra comenzó, el ministro de defensa británico voló a Turquía y firmó importantes acuerdos de suministro de armas a Turquía.

En Oriente Medio, si se mira la geopolítica de la situación actual, sucede que Israel y Arabia Saudita -dos de los peores actores de la región- son productos de la geopolítica británica de principios del siglo XX.

Las organizaciones no gubernamentales de derechos humanos que impulsan la idea de la responsabilidad de proteger que las naciones no tienen derecho a la soberanía si la mafia de los derechos humanos decide que esos gobiernos deben ser derrocados, eso también viene de los británicos.

Y luego tenemos a George Soros. La gente escucha sobre Soros y se pregunta: ¿Quién es él? La ciudad de Londres es el respaldo de George Soros.

Luego hay que ver el papel de los británicos en el Russiagate. Toda la historia de Russiagate comenzó cuando Hannigan, el jefe de GCHQ -que es el equivalente de la NSA de Gran Bretaña- vino a los Estados Unidos y le dijo al director de la CIA, John Brennan, que había pruebas de la guerra cibernética rusa en preparación para apoyar a Donald Trump en las elecciones [de 2016]. Eso fue antes de que Trump ganara una sola primaria.

En 2016, cuando Trump estaba arrasando con las victorias contra la máquina de Bush y preparándose para derribar la máquina de Clinton, un agente del MI6 llamado Christopher Steele escribió el expediente mentiroso que fue utilizado por el FBI para lanzar toda su operación de espionaje contra la campaña de Trump y continuó en forma de Russiagate durante los tres primeros años de la administración de Trump.

Gran parte de la operación se inició en Londres. El ataque contra Michael Flynn fue lanzado desde Londres por Stefan Halper, que es un operativo británico-estadounidense compartido por la CIA y el MI6. La misma red operó con Carter Page y Papadopoulos, incluyendo a Joseph Miffsud que es un agente británico que ha desaparecido en algún lugar. Y hasta la fecha nadie sabe dónde está.

Otro ejemplo de esto es el informe de diciembre de 2018 publicado por la Cámara de los Lores que decía que un segundo mandato de Donald Trump pondrá fin a la relación especial británico-estadounidense y debe evitarse a toda costa. Ahora tenedlo en cuenta cuando penséis en lo que pasó con el fraude electoral.

Y luego están los think tanks, el Consejo Atlántico, el Instituto Real de Asuntos Internacionales, la RIIA y Chatham House, que fundaron el Consejo de Relaciones Exteriores en los Estados Unidos.

En cuanto al fraude electoral. Dominion no es una empresa china, sino una compañía canadiense. Es parte de la operación de los Cinco Ojos, que es creación de la inteligencia británica. Lord Malloch Brown, de Smartmatic, es un Privy Council británico. El Privy Council es esencialmente la gente que dirige Gran Bretaña en nombre de la monarquía.

Publicidad. Arrastra para seguir leyendo.

Así que antes de descartar la idea de que el imperio británico aún existe, estudien historia, y verifiquen lo que acabo de presentar. Podéis mirar cada una de estas cosas que he presentado y descubrir que lo que he dicho está respaldado por hechos. Y si no queréis hacerlo, pues está bien. Pero esa es la verdad.

 

Los Cinco Ojos: La red global de espionaje del imperio británico que nos controla a todos

 

 

Una nota sobre China.

Traje esto a colación ayer y aparentemente la gente no tiene problemas para entenderlo. Las mismas redes que apuntan a Trump para el cambio de régimen —el golpe contra Trump— también apuntan a un cambio de régimen en China. ¿Por qué? Porque China y los Estados Unidos bajo Trump tienen algo en común: un compromiso con la soberanía nacional, con la idea de que el gobierno de su nación representa los intereses del pueblo de esa nación -y no de las instituciones financieras internacionales y los bancos y todas estas redes que hemos discutido.

Los chinos se niegan a abrir su sistema bancario a los bancos occidentales porque no quieren que se le haga a China lo que se le ha hecho a Occidente, donde hemos visto una desindustrialización en virtud de los acuerdos de libre comercio y las políticas de globalización que han destruido completamente la ciencia y la tecnología de la industria en los Estados Unidos.

Los chinos se oponen a eso, y también Donald Trump. Así que cuando analicen la cuestión de China, vayan más allá de la careta del Partido Comunista. Sí, el Partido Comunista dirige China. Hay algunas cosas cuestionables que han hecho. Pero también han mejorado el nivel de vida de la mayoría de su población. Y tienen un compromiso con la ciencia y la tecnología financiado por el gobierno, como antes solíamos hacerlo nosotros.

 

Para entender a la verdadera China hay que desechar la propaganda sinofóbica angloamericana

 

Si China está compitiendo injustamente, resulta que nosotros también lo hicimos durante la mayor parte del siglo 20 y la primera parte del 21. Ese no es el caso.

Si analizan el cambio de régimen en contra de China, verán que viene de Hong Kong. ¿Qué es Hong Kong? Hong Kong fue una parte histórica de China que fue incautada por los británicos en la segunda guerra del opio en la década de 1860, y convertida en un centro de tráfico internacional de drogas y lavado de dinero para los británicos. Las redes en China o en Hong Kong que están llamando a la independencia son financiadas por algunas de las mismas redes británicas —incluyendo a Soros— que están comprometidas a destruir la administración de Trump.

Tenemos otra pregunta para reflexionar. Gran parte del fraude electoral que ocurrió en los Estados Unidos, ocurrió después del cierre del conteo de votos en la noche del 3 de noviembre. ¿Ustedes realmente creen que el gobierno chino, el Partido Comunista Chino, tiene la capacidad de ordenar el cierre simultáneo del conteo de votos en seis estados de EE.UU.?

Publicidad. Arrastra para seguir leyendo.

¿Por qué no investigamos eso? Eso debería ser parte de los casos legales. ¿Quién ordenó el cierre? ¿Cómo es que ocurrió en todos estos estados al mismo tiempo transformando la enorme ventaja de Trump en una estrecha victoria de Biden?

Con todo el respeto que tengo por Sydney Powell por lo que hizo en el caso de Michael Flynn para exponer la corrupción del Estado Profundo y el trabajo que está haciendo en el fraude electoral, creo que ella está siendo desviada para apuntar contra China.

Ella identificó a Malloch Brown y a los sistemas Dominion y Smartmatic como el centro del fraude del voto electrónico. Que se enfoque en eso. Esa es la forma de ir tras los autores del fraude. Pero nos dejen engañar por la teoría de que los chinos manipularon la elección, como cree Alex Jones.

Apéguense a lo que sabemos, y lo que sabemos es que el imperio británico ha sido el enemigo de nuestro país, y todavía lo es, y espero que esto aclare algo de la confusión y tal vez quite algo del vitriolo que se me dirigió en los comentarios de la actualización de ayer.

Así que gracias por sus preguntas, y por cierto, no me importa si quieren atacarme, pero sí lo hacen al menos háganlo de manera competente usando la historia real y entonces podremos tener una discusión edificante.

 

Del Mediterráneo al Atlántico: El imperio anglo-veneciano de la nobleza negra

 

Fuente:

Harley Schlanger / LaRouche PAC — Friday: Harley Takes Your Questions; December 2, 2020.

Te puede interesar

Contenidos

Los críticos del Gran Reseteo (Gran Reajuste o Gran Reinicio) lo denuncian como “socialismo”. ¡Se equivocan! ¡Mal! ¡Incorrecto! Esto no es socialismo, sino una...

Contenidos

La llegada de la guerra civil dependerá del grado de estoicismo que prevalezca entre las multitudes deplorables.   Por Pepe Escobar El 11-S fue...

Contenidos

Todo tiene un fin, incluso los imperios. Después de la URSS, hoy estamos viendo ‎el fin de Estados Unidos. Washington ha favorecido escandalosamente a...

Ciencia y Tecnología

Por Proyecto Veritas [SAN FRANCISCO – 18 de enero de 2021] Project Veritas publicó hoy un nuevo video que expone a una alta ejecutiva...

Publicidad Que es LBRY

Archivos

Redes Sociales

Publicidad siguenos en telegram
Publicidad Ledger Live Coinify

Pensar con el corazón

Interactuamos solo con energía e información. Es por ello que, solo con la energía de tu intención, puedes manifestar una realidad que te haga sentir bien aún en medio de este caos sin precedentes en toda la historia humana. Solo tienes que saber cómo funciona la energía de tu corazón y de la conciencia. En este libro lo encontrarás fácilmente explicado con fundamentos científicos.

Pensar con el Corazon

© Mente Alternativa · Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial 4.0 Internacional.