“Solo un idiota creería que se puede crear riqueza de la nada y usarla como base para un sistema financiero sustentable”, especialmente si tomamos en cuenta que “nuestro sistema se basa en notas de papel en un 7 por ciento y en unidades digitales en un 93 por ciento, respaldadas por nada más que las promesas del banco central de pagar la deuda en el futuro a través de la inflación y los impuestos” —afirma Claudio Grass, de Precious Metal Advisory Switzerland. Ha transcurrido una década desde la crisis financiera de 2008, que ahora sabemos que fue orquestada por Wall Street y un comprometido Departamento del Tesoro de los EE.UU., ambos especialistas en especulación fiduciaria —o en palabras de Grass, expertos en “crear riqueza de la nada.” Muchos creen que la práctica que desencadenó el colapso en ese entonces —la inflación de la burbuja de la vivienda de alto riesgo y otros intercambios de papeles— está sucediendo de nuevo, solo que esta vez es potencialmente mucho peor y más generalizada. Como resultado, se están haciendo grandes movimientos para protegerse de un tumulto inminente. El autor F. William Engdahl ha sintetizado de este modo la delicada situación que enfrentamos actualmente: “La economía de los Estados Unidos y el Gobierno de los Estados Unidos no son tan invencibles como les parece a algunos. La pregunta es ¿qué la reemplazaría? La alternativa China-Rusia-Irán (Gran Eurasia), la alternativa más prometedora, debe tomar muchas más medidas para aislar sus economías del dólar para que tengan éxito.” Y ya lo están haciendo: Rusia y China siguen reemplazando sus dólares estadounidenses con oro; Rusia está abandonando el Sistema de Pagos Internacionales (SWIFT) y Alemania ha pedido la creación de un nuevo sistema de pagos independiente de los EE.UU.; China ya no usa el dólar con Indonesia; Irán aceptó el dinar iraquí, comercia con metales preciosos y desarrolla la minería; y Venezuela ya ha solicitado a Inglaterra que le devuelva $550 millones en lingotes de oro. Claudio Grass lo ha explicado de otro modo al referir que en términos de tendencias de marco, el campo de juego financiero global se está alejando de un sistema centralizado. Afirma: “Si seguimos esta tendencia, debería ser obvio que el siguiente paso debería ser una división aún mayor en unidades más pequeñas que los estados nacionales. Con tal fragmentación geopolítica viene también la descentralización del poder.” Cuando Grass habla de “centralización”, es probable que se refiera al sistema actual de hegemonía financiera global en el que el dólar estadounidense es la moneda de reserva mundial y donde todas las ganancias o pérdidas relativas están determinadas por el valor y la liquidez de esa moneda fiduciaria. Además, Engdahl también advierte sobre los peligros de la centralización; al permitir que un solo banco central, el Banco de la Reserva Federal de los EE.UU. (que es un banco de propiedad privada), determine el destino de todas las demás economías nacionales del planeta a través de su capacidad para establecer tasas de interés, dejando las fortunas del resto del mundo a merced de la política monetaria de los Estados Unidos. Si bien este cambio hacia la descentralización puede ofrecer un grado de liberación financiera a ciertos países, también puede interpretarse como un signo perturbador de la inestabilidad importante que se avecina. Aún se desconoce si eso también implica una conflagración militar global, pero las señales son definitivamente preocupantes. Los movimientos recientes de los Estados Unidos que manifiestan abiertamente su deseo de desestabilizar y arruinar las economías de Irán y Venezuela deben considerarse el preludio de una acción militar. Si las naciones objetivo no se someten a las demandas estadounidenses de cambio de régimen, se formarán más alianzas antiamericanas, lo que seguramente intensificará la crisis de la política de poder. Cuando la supervivencia del estado (o estados) se convierte en la razón de ser, la guerra puede ser casi inminente en tales condiciones. La historia está repleta de ejemplos de esto. Incluso si se evita una confrontación militar directa, la guerra económica continuará produciéndose y, con ello, habrá más incertidumbre para los inversores y los mercados. De cualquier manera, es un buen momento para invertir en oro físico como cobertura contra cualquier devaluación futura del dólar.

 

Básicamente, EE.UU. está en quiebra

Los Estados Unidos están en quiebra, afirma el analista James G. Rickards. Y esta es una evaluación honesta, basada en los números. “En este momento, los Estados Unidos tienen aproximadamente $21.6 billones en deuda. Ahora, una deuda de $ 21.6 billones estaría bien si tuviéramos una economía de $50 billones. La relación deuda / PIB en ese ejemplo sería de alrededor del 40%. Pero no tenemos una economía de $50 billones. Tenemos alrededor de $ 20 billones de economía, lo que significa que nuestra deuda es más grande que nuestra economía.”

 

¿Cómo se valúa el dinero hoy en día?

¿La moneda está respaldada por oro hoy en día? La respuesta simple es “no.” Hoy, el dinero vale lo que la gente piense que vale. Y eso es sumamente peligroso.

Esencialmente, el estándar no dorado de hoy es una versión monetaria de la Teoría del Gran Engaño. Si bien algunas monedas extranjeras, incluido el dirham, están esencialmente vinculadas al dólar estadounidense, el dólar estadounidense no está vinculado a nada. Los países de todo el mundo han vinculado el destino de su moneda y el bienestar de su población a una moneda que no controlan, porque ellos creen que Estados Unidos nunca fallará.

Pero la idea de seguir ciegamente a un banco central (Reserva Federal) controlado por las familias del Cártel Bancario global, su red de control corporativo global y sus políticas destructivas, parece más peligrosa que nunca ahora que nos encontramos ante el colapso económico del sistema liberal financista con el mundo en crisis por una deuda impagable de $250 billones de dólares provocada por los propios bancos.

Después de todo, las personas han acudido históricamente al oro cuando no confían en el banco local para mantener su dinero a salvo.

Ejemplos recientes en Chipre y Argentina han demostrado que no solo las monedas reales están en riesgo de pérdida, sino que los bancos también lo están.

Cuando nuestro dinero está en manos del sistema financiero, está sujeto a los caprichos de los bancos centrales y los políticos. La famosa confiscación de oro del presidente Roosevelt obligó a todos los bancos a entregar su oro al Fort Knox del gobierno, y los ciudadanos privados quedaron obligados a entregar sus metales con un gran descuento a cambio de dólares.

Básicamente, el gobierno devaluó la riqueza de sus propios ciudadanos casi la mitad de la noche a la mañana. No solo se devaluó la riqueza, sino que se prohibió la propiedad privada de la mayoría de las formas de oro a menos que usted tuviera una licencia. El gobierno había confiscado riqueza y prohibido una salida para sus ciudadanos.

Por alguna razón, un total de cero bancos centrales piensan que esto es algo malo. Los banqueros y los políticos prefieren poder manipular el valor de sus monedas fiduciarias a su antojo para lograr sus objetivos políticos. La idea es que un activo físico con un valor intrínseco y de larga data no puede ser manipulado de la misma manera que el dinero de papel puede hacerlo para realizar sus caprichos del momento.

 

Cuando la onda de choque golpee la economía de los Estados Unidos, casi todos la sentirán

Uno de los mayores riesgos es el exceso de acumulación de deuda a nivel internacional durante los últimos diez años como resultado de tasas de interés ridículamente bajas, por lo tanto, los países que tienen cantidades desproporcionadas de deuda denominadas en notas fiduciarias emitidas en los EE.UU. (dólares) lamentablemente encontrarán sus balances muy expuestos. A medida que la Reserva Federal inicia esta última fase de Ajuste Cuantitativo, “QT”, la burbuja de deuda global podría volverse crítica. No más dinero barato para refinanciar su antiguo déficit significa una cierta crisis de liquidez global y, potencialmente, también una crisis de austeridad global.

Sin embargo, algunos países parecen tener suficiente previsión para protegerse contra esto y la posibilidad de una caída del dólar, al mover una parte significativa de sus reservas fuera del dólar estadounidense a monedas fuertes como el oro, y solo mantener suficientes dólares en reserva como necesario para realizar transacciones esenciales para productos esenciales denominados en dólares estadounidenses. Entre los líderes en esta tendencia están Rusia y China, que han estado repatriando silenciosamente cantidades récord de oro físico.

Lentamente, y quizás no tan seguramente, Europa también está tratando de entrar en acción. Claudio Grass, de Precious Metal Advisory Switzerland, habló con la cadena RT sobre la última tendencia en la que los estados europeos repatriaron sus reservas de oro. Si se avecina una crisis, y las primeras instituciones en sentirla serán las de la banca central europea. Grass toma nota de los múltiples precursores de la convergencia: “Los bancos centrales comenzaron la repatriación hace unos años, es decir, antes de que tuviéramos Brexit, Cataluña, Trump, AFD o el aumento de las tensiones entre el Politburó en Bruselas y las naciones de Europa del Este.”

Así que están metiendo oro y saliendo del euro. Y eso no es una buena noticia para los tecnócratas en Bruselas…

En términos de valor robusto e intrínseco, el euro no siempre ha inspirado confianza. Algunas instituciones de inversión lo han considerado fundamentalmente débil, y en parte está respaldado por la fe en la cohesión de un Proyecto Europeo que otros dirían que ahora se está descosiendo por las razones que Grass ha explicado anteriormente. Durante casi dos décadas, los problemas financieros de Europa han sido sistémicos, desde su debacle de la deuda soberana, hasta una crisis de calificación crediticia en el “sur pobre” (en oposición al “norte rico”) que aún sigue pisando agua bajo el yugo posterior al rescate de las medidas de austeridad impuestas por el BCE. Una vez más, puede rastrear gran parte de los problemas del sur de Europa hasta Wall Street, que se embolsó $29 billones de dólares —a lo bandido— en fondos de rescate hasta la fecha, mientras que todos los demás vivieron las consecuencias del Apocalipsis de 2008.

Nuevamente, cualquier onda de choque en la economía de los Estados Unidos tendrá un efecto inmediato en la estabilidad financiera de Europa. El autor F. William Engdahl explica la delicada situación que enfrentamos ahora:

“La economía de los Estados Unidos y el Gobierno de los Estados Unidos no son tan invencibles como les parece a algunos. La pregunta es ¿qué la reemplazaría? La alternativa China-Rusia-Irán (Gran Eurasia), la alternativa más prometedora, debe tomar muchas más medidas para aislar sus economías del dólar para que tengan éxito.”

 

El fin del poder financiero globalista centralizado implica una fase de inestabilidad

En términos de tendencias de marco, Grass cree que el campo de juego financiero global se está alejando de un sistema centralizado. Afirma: “Si seguimos esta tendencia, debería ser obvio que el siguiente paso debería ser una división aún mayor en unidades más pequeñas que los estados nacionales. Con tal fragmentación geopolítica viene también la descentralización del poder.”

Cuando Grass se refiere a la “centralización”, es probable que se refiera al sistema actual de hegemonía financiera global en el que el dólar estadounidense es la moneda de reserva mundial y donde todas las ganancias o pérdidas relativas están determinadas por el valor y la liquidez de esa moneda. Además, Engdahl también advierte sobre los peligros de la centralización; al permitir que un solo banco central, el Banco de la Reserva Federal de los EE.UU. (que es un banco de propiedad privada), determine el destino de todas las demás economías nacionales del planeta a través de su capacidad para establecer tasas de interés, dejando las fortunas del resto del mundo a merced de la política monetaria de los Estados Unidos.

Si bien este cambio hacia la descentralización puede ofrecer un grado de liberación financiera a ciertos países, también puede interpretarse como un signo perturbador de la inestabilidad importante que se avecina. Aún se desconoce si eso también implica una conflagración militar global, pero las señales son definitivamente preocupantes. Los movimientos recientes de los Estados Unidos que manifiestan abiertamente su deseo de desestabilizar y arruinar las economías de Irán y Venezuela deben considerarse un preludio de una acción militar. Si las naciones objetivo no se someten a las demandas estadounidenses de cambio de régimen, se formarán más alianzas antiamericanas, lo que seguramente intensificará la crisis de la política de poder. Cuando la supervivencia del estado (o estados) se convierte en la razón de ser, la guerra puede ser casi inminente en tales condiciones. La historia está repleta de ejemplos de esto.

 

¿Qué es el patrón oro?

El patrón oro es una política monetaria en la que una moneda está basada en una cierta cantidad de oro. Básicamente, para preservar su valor, el dinero está respaldado por el activo físico que es el oro. El gobierno que emite la moneda vincula su valor a la cantidad de oro que posee, de ahí el deseo de tener reservas de oro.

Bajo un patrón oro, cualquier persona que tenga papel moneda puede entregarlo por una cantidad fija de oro de la reserva de oro del país. Eso significa que los billetes de papel se pueden cambiar a voluntad por el metal real, por lo que usted podría traer papel moneda a un banco y obtener oro real a cambio.

Este concepto comenzó hace miles de años en Asia Menor cuando varios metales preciosos, incluido el oro y la plata, fueron aceptados como método de pago. Los agricultores intercambiaron fragmentos de oro y otros metales de forma extraña como un método de pago primitivo. Si alguna vez ha visitado un museo, es probable que haya visto ejemplos de estos primeros medios de intercambio.

Más tarde, se emitieron monedas de metal reales y los gobiernos comenzaron a utilizarlas en el comercio. Dado que el oro fue el más duradero de todos los metales, ha tenido el mayor poder de permanencia. Lydia en la Turquía moderna se observa como una de las primeras culturas en documentar su uso del oro como moneda.

Si bien varios países han adaptado los respaldos de su moneda a lo largo de los siglos, el British Gold Standard fue uno de los ejemplos más notables de respaldo de moneda con activos duros. El oro ha estimulado la exploración en el siglo XVI y ayudó a estandarizar el comercio mundial cuando tuvo un auge en el siglo XIX.

En el camino, los gobiernos introdujeron el papel moneda para hacer la vida más cómoda. Llevar el metal se volvió frustrante, y la solución fácil fue emitir pequeños trozos de papel. En la práctica, el papel en sí no vale nada a menos que una institución esté dispuesta a cumplir su valor. Por esa razón, los gobiernos respaldaron su papel moneda con oro, simplemente permitiendo el papel por conveniencia pero con el respaldo total de un activo metálico físico.

 

A comprar oro: Rusia y China reemplazan sus dólares estadounidenses con oro

En agosto, reportamos cómo las reservas totales de oro de Rusia ya ascendían a 63.3 millones de onzas o alrededor de 1.969 toneladas métricas, con un valor actual de solo $ 76 billones (basado en oro a $ 1,200 / 0z). La diversificación de las divisas se intensificó en abril de este año y su acumulación de oro está promediando más de 20 toneladas por mes. Es interesante observar que Rusia arrojó alrededor de $ 90 mil millones de los bonos del Tesoro de Estados Unidos en abril y mayo, que es mucho más que el valor de todas las reservas de oro rusas, que ahora valen 76 mil millones de dólares. Varios países del mundo están vendiendo los bonos del Tesoro estadounidenses. Entre ellos destacan China, Rusia y Turquía, que tienen unos claros motivos geopolíticos. México también se unió estos meses a la venta global de bonos gubernamentales de EE.UU.

 

China ya no usa el dólar con Indonesia; Irán acepta el dinar iraquí y comercia con metales preciosos

Noticias recientes confirman el abandono del dólar como patrón monetario mundial.
China e Indonesia comerciarán entre sí con sus respectivas monedas a través de una acuerdo SWAP de divisas.

Irán, por su parte, aceptó el dinar iraquí como pago a sus compras de gas. Además, en respuesta a las sanciones norteamericanas, Irán está recurriendo al oro y otros metales preciosos para desarrollar la minería.

 

Zimbabwe, actor protagónico del reseteo económico global y el regreso al patrón oro

Zimbabwe imprimió su moneda ZIM sabiendo que un día todas las deudas se conciliarían como parte de un Año del Jubileo de Oro Extranjero de la Deuda Mundial. Esto significa que no solo la deuda nacional de Zimbabwe quedó cubierta, sino que también permitía que la divisa del bono que tenía se redimiera a los valores actuales, sobre la base de las reservas de activos naturales en tierra y sobre el suelo de Zimbabwe, como es el caso del oro, así como otros metales y recursos naturales.

 

El Banco de Inglaterra rechaza la solicitud de Venezuela de devolver $550 millones en oro

Recientemente, Caracas indicó que estaba tratando de repatriar unas 14 toneladas de lingotes de oro desde el Reino Unido debido a la preocupación de que los lingotes podrían verse afectados por las severas sanciones estadounidenses contra el país latinoamericano.

El Banco de Inglaterra se negó a liberar las barras de oro de Venezuela, por un valor aproximado de $550 millones ó £420 millones, de regreso a Caracas, y expone que los funcionarios británicos han justificado estas medidas “estándar” acusando a Maduro de “lavado de dinero”, según informa The Times, citando fuentes anónimas.

Venezuela ha realizado un esfuerzo concertado para convertirse en un importante exportador de oro, y está comprometido con la certificación de unos 32 yacimientos de oro y la construcción de 54 plantas de procesamiento en un intento por convertirse en lo que Maduro refirió que sería “la segunda reserva de oro más grande de la Tierra.”

El gobierno venezolano ha hecho un esfuerzo por reducir la dependencia de las instituciones e instrumentos financieros liderados o controlados por los Estados Unidos, incluido el dólar, y se comprometió el mes pasado a comerciar en euros, yuanes y “otras monedas convertibles” en medio de las restricciones de los Estados Unidos.

 

Rusia abandona el SWIFT y adopta el SPFS

El autor y ex-agente de la KGB, Daniel Estulin, escribió en Twitter:

“En Rusia, la mayoría de las empresas estatales rusas, los bancos y las empresas con capital del Estado ya se han cambiado al Sistema de Intercambio de los Mensajes Financieros del Banco de Rusia (SPFS), es decir que han abandonado el sistema de pagos internacionales SWIFT. Dicho de otro modo, esto significa que la CIA ya no puede ver lo que Rusia está haciendo.” (Fuente: Daniel Estulin)

 

Alemania pide la creación de un nuevo sistema de pagos independiente

En un impresionante voto de “desconfianza” ante el monopolio estadounidense sobre la infraestructura global de pagos, la canciller alemana, Heiko Maas, pidió la creación de un nuevo sistema de pagos independiente de los EE.UU. que permita a Bruselas ser independiente de Washington en sus operaciones financieras  y que sirva como un medio para rescatar el acuerdo nuclear entre Irán y el oeste.

 

Suiza da luz verde a unirse a un nuevo sistema de transferencia y comunicaciones financieras que pueda sustituir al sistema SWIFT

El embajador suizo en Rusia, Yves Rossier, dijo a la agencia de noticias rusa Sputnik que el país europeo “va a observar con mucha precisión” un nuevo suceso que podría ocurrir en el sector financiero. No obstante, aseveró que este tema debe ser revisado por la Unión Europea (EU) no por Suiza.

 

El derrumbe del euro es sólo una cuestión de tiempo

Incluso si se evita una confrontación militar directa, la guerra económica continuará produciéndose y, con ello, habrá más incertidumbre para los inversores y los mercados. De cualquier manera, es un buen momento para invertir oro físico como cobertura contra cualquier devaluación futura del dólar.

Más adelante, en su entrevista con con RT International, Claudio Grass dice que:

“(…) Los analistas han señalado que los países de la UE ven al oro como un seguro en caso de que terminen regresando a sus monedas nacionales. Según Grass, solo un idiota creería que se puede crear riqueza de la nada y usarla como base para un sistema sostenible.”

“Nuestro sistema se basa en notas de papel en un 7 por ciento y en unidades digitales —en un 93 por ciento— respaldadas por nada más que las promesas del banco central de pagar la deuda en el futuro a través de la inflación y los impuestos.”

Grass explica que en el mundo occidental, el gobierno está obligando a las personas a renunciar a entre el 35 y el 65 por ciento de sus ingresos y ponerlo en vehículos obligatorios como fondos de pensiones, seguros de jubilación, impuestos, etc.

“Si le quitas el 100 por ciento de los frutos del trabajo a una persona, eso se define como esclavitud… Así que todavía hay espacio pero tampoco se ve bien.”

Grass agrega que con la “desintegración acelerada de la zona euro y la aparición de más partidos nacionalistas y de derecha que tienen una política clara, eso va en contra de la UE.”

“Es solo una cuestión de tiempo antes de que el euro, la moneda más artificial de la historia, se derrumbe”, concluyó.

 

Cómo beneficiarse del nuevo estándar de oro

Si bien no existe un estándar de oro en el que se pueda participar en cualquier parte del mundo, internacionalmente la gente puede diversificar su riqueza en nuevas clases de activos e para lograr algunos de los beneficios de un estándar de oro real.

En este artículo se expone algunas ideas sobre cómo beneficiarse del nuevo estándar de oro.

 

Regreso al patrón oro: ¿Habrá una moneda respaldada en oro?

 

Trump se prepara para tomar el control de la Reserva Federal y devolver a los EE.UU. al patrón oro

 

Fuentes:

Global Research — Impact Is Imminent: Getting Into Gold, Getting Out of the Euro (and Dollar).

James G. Rickards — The United States Is Going Broke.

Global Research — Bank of England Refuses Venezuela’s Request to Return $550 Million In Gold – Report.

RT — Desdolarización: China llega a un acuerdo de ‘swap’ de divisas con Indonesia.

Zero Hedge — Iraqi Dinar May Replace Dollar And Euro In Iran’s 2nd Largest Export Market.

RT — Fiebre del oro: Irán recurre a los metales preciosos en respuesta a las sanciones de EE.UU.

Rafapal — China ya no usa el dólar con Indonesia; Irán acepta el dinar iraquí y comercia con metales preciosos.

HispanTV — Suiza se uniría a un sistema de pago independiente de SWIFT.

Mente Alternativa — Rusia abandona el SWIFT y Alemania pide la creación de un nuevo sistema de pagos independiente.

Mente Alternativa — Trump se prepara para tomar el control de la Reserva Federal y devolver a los EE.UU. al patrón oro.

 

Necesitamos tu ayuda...
La demanda de contenido de Mente Alternativa está creciendo, aunque las agencias y redes sociales siguen recortando nuestros ingresos y limitando el alcance de nuestras publicaciones a través de sus algoritmos de censura. Esto hace difícil que podamos continuar haciendo nuestro trabajo. Para mantenernos verdaderamente independientes, necesitamos tu ayuda. No vamos a colocar áreas de membresía en este sitio web, pues queremos que la información llegue a todas partes. Por favor considera hacer una donación. Para donar has click aquí.

banner bitcoin