Necesitamos tu ayuda...
La censura de motores de búsqueda, agencias de publicidad y redes sociales controladas por el establishment está recortando nuestros ingresos. Esto nos está haciendo difícil continuar. Si te parece útil el contenido que publicamos, por favor ten en consideración apoyarnos con una donación económica.


El hemisferio derecho del cerebro en la reconexión y entrelazamiento cuántico consciencial
. Reconectar tu alma, no solo “relacionarte” con los demás y contigo, es tu única alternativa de ser feliz en este plano. Te enseñaremos cómo se hace.

 

por Carlos Delfino

En la verdadera realidad todos estamos conectados y somos uno, es cuando venimos a esta experiencia de individualidad que lo olvidamos por obvias razones. Si recordáramos que somos uno, la experiencia de individualidad jamás funcionaría.

Pertenecer a un grupo, tener pareja y sentirse llenos de amor, tener una gran familia o formar parte de una religión, no significa que las personas están conectadas.

La conexión es algo que muchos jamás han sentido. En verdad existen muy pocos casos de personas a las que les importan los demás. En general cada uno ve por sí mismo o parece que se preocupan sólo cuando hay un interés de por medio.

Así nos programó el sistema, pero NO estamos diseñados para vivir desconectados, y el cerebro sufre esta situación, pues requiere mucha más energía de lo normal. Con la separación, las funciones cognitivas disminuyen, se acorta la vida y la salud queda desprotegida. (1)

Ahora bien, un proceso consciencial en esta frecuencia de realidad (y en cualquier otra), requiere, necesariamente, intercambio energético y luego una síntesis de energías (sintergia).

Todo lo que se ha manifestado en el Cosmos es así: a partir de una energía que parte de una experiencia individual, se realiza un intercambio energético, aunque no somos conscientes de la mayoría de esos procesos, la conciencia colectiva sí lo es.

Así que ésta realidad consensual se manifiesta automáticamente y esto continúa hasta llegar a una síntesis perceptual que es nuestro entorno cotidiano. La energía del individuo perturba el Campo de Información Cósmica (CIC), que devuelve la información necesaria para realizar la síntesis en el campo bioenergético de un individuo, cuyo resultado es la proyección de una realidad holográfica a la que después se aplica la ilusión espacio temporal, lo que hace que podamos tener experiencias que se sienten completamente reales (aunque sabemos que no tienen existencia absoluta) y, es por ello, que tanto nos afectan, en especial cuando el inconsciente las interpreta como una potencial amenaza.

Esas experiencias son, para nosotros, una carga de información vivencial que, bien trabajada, puede expandir la conciencia. Es por ello que una experiencia de ese tipo queda guardada en el CIC, con la posibilidad de acceder a ella de manera independiente al tiempo/espacio. Todo aquello que tuvo ese proceso, en esta frecuencia de realidad, deja vestigios de algún tipo.

Y son esos vestigios, que se almacenan en la Conciencia Colectiva, los que establecen la diferencia entre algo que existe y los productos de la imaginación individual, algo que se utiliza en las artes.

Recordemos que desde el año 1998, el Dr. Roger Nelson demostró, sin pretender hacerlo, que así como existe un inconsciente colectivo, también hay una conciencia colectiva de toda la raza humana. Así que, si no existen vestigios ni resultados concretos medibles y repetibles, estamos ante una experiencia subjetiva individual muy útil para las artes.

Toda manifestación es el producto de una síntesis de energía que posee una verdadera existencia contingente, no necesaria, pero vivencial y muy real para el humano. Es ilusoria respecto a la conciencia, pero existe de verdad. Si en verdad se pretende manifestar algo que oriente a la raza humana, lo primero que se hace es focalizar una intención con la energía coherente de la misma conciencia a través del corazón, para que se realice el intercambio.

Es de suma importancia hacernos conscientes de que una vez recibida la información que generará las manifestaciones que deseamos, también se ponen en marcha una serie de procesos propios de esta frecuencia, y que pertenecen a la experiencia de cada uno, a los condicionamientos que cada persona va adquiriendo con las experiencias y, en tanto seamos capaces de callar esas programaciones y condicionamientos, manifestaremos de forma más fiel a la información recibida.

De lo contrario, si dejamos que el inconsciente condicionado con sus pensamientos y emociones contaminen el proceso, manifestaremos realidades, objetos, situaciones y relaciones más alejadas a lo que realmente deseábamos, por lo cual, seguir en el ámbito de la conciencia se hace indispensable, con la certeza y la honestidad propias de ese ámbito.

Este proceso sucede en nanosegundos y es idéntico tanto para el hemisferio izquierdo como para el derecho del cerebro humano, donde predomina la creatividad.

Los ejercicios de control mental de Vida Coherente están dirigidos a lograr que el inconsciente trabaje para nosotros, y no en contra. Ya trabajamos con la creatividad. El mero esfuerzo de visualizar requiere creatividad, y la visualización es la base de esos ejercicios.

Una extraña experiencia para nosotros fue, mucho después de comenzar a trabajar con todas las herramientas, que alguien comentó que nuestros ejercicios tenían un cierto parecido con el control mental “Silva.”

Vuestro servidor es oriundo de Sudamérica y jamás había escuchado tal nombre. Pero después de investigar en internet resultó ser cierto, éste señor había construido una gran empresa y comenzó a estudiar desde 1944. Sus ejercicios incluso ejercicios contienen algunos elementos que liberó el Instituto Heart Math.

De igual forma, fue muy criticado por el sesgo religioso de su organización y por las bases neurobiológicas que, en esa época, aún no estaban claras. Lo cierto es que, hasta donde el conocimiento de esa época lo permitía, el Dr. Silva investigó este tema a fondo  y, su gran objetivo, era formar lo que, según sus conclusiones son “genios.” Según Silva, los genios son las personas que piensan con los dos hemisferios cerebrales de manera equilibrada. Imaginemos a una persona con un coeficiente intelectual muy alto que, además, le agregamos una gran creatividad y sensibilidad para realizar obras artísticas.

Sería como un Leonardo da Vinci, quien fue a la vez pintor, anatomista, arquitecto, paleontólogo, artista, botánico, científico, escritor, escultor, filósofo, ingeniero, inventor, músico, poeta y urbanista, es decir, un genio.

Silva afirmaba que se puede enseñar a las personas a ser genios, potenciando el uso del hemisferio derecho, mientras que el 90% de la humanidad trabaja predominantemente con el izquierdo. Ambos son necesarios pero en partes iguales.

No podemos tener la certeza que Silva tenía razón, estamos hablando de ciencia de la primera mitad del siglo pasado, aunque en 30 años de investigación, el Instituto Heart Math, demostró el poder de la visualización, al frente del todavía director de investigación, el Dr. Rollin Mc. Craty (2). Eso es lo que utiliza Vida Coherente para sus ejercicios de siempre y ahora considero que estamos entrando en un nueva etapa con el material que está generando Víctor Brossah, un creador con mayúscula.

taller para reconectar

Tampoco pretendemos convertir a Vida Coherente en una fábrica de genios. Un genio sin conciencia es peligroso, mucho peor que alguien que no tuvo la oportunidad de desarrollarse pero expande su conciencia y ayuda a la humanidad.

También es muy cierto que el método Silva ayudó y sigue ayudando a muchas personas, hasta que sus seguidores decidieron dar un matiz religioso al método que Silva había creado para ayudar. Ese matiz religioso, hay que aclarar, siempre fue negado por su creador.

El ego, una vez más, fue el vencedor. Algo que en Vida Coherente jamás sucederá ya que nuestro primer objetivo consiste en abandonar el ego y vivir desde la conciencia.

Así que decidimos hacer una primera prueba y tendremos el honor de contar con este artista de lujo, polifacético, el cual nos ayudará a todos a potenciar el uso del hemisferio derecho. Creo que está de más decirlo por lo obvio, pero no tengo ninguna duda que, con la participación de Víctor Brossah, los resultados no solo serán mayores en cantidad sino en calidad. Nunca se sabe, tal vez estemos formando futuros “genios conscientes.” La nueva Humanidad que todos estamos esperando, sin necesidad de un colapso total del Sistema.

Notas

[1] Rollin Mc Craty. Intuitive Heart. Heart Math Institute. California, EE.UU., 2005.
[2] Peter Van der Kolk. El cuerpo lleva la cuenta. Editorial: Eleftheria 2015 España.

Pensar con el corazón: El Método Vida Coherente

 

Fuente:

Carlos Delfino — Taller para reconectar.

Los contenidos publicados son responsabilidad de su autor y no necesariamente reflejan el punto de vista de Mente Alternativa.