Redes Sociales

Hola, ¿qué deseas buscar?

Ciencia y Tecnología

El Dr. David Martin presenta las patentes que ponen en evidencia la conspiración criminal del Covid-19

Necesitamos tu ayuda...
La censura y desmonetización contra medios independientes nos afecta mucho. Si te parece útil el contenido que publicamos por favor ten en consideración apoyarnos con una donación económica. No te pierdas ninguna actualización, síguenos en Telegram.



En el vídeo a continuación, el doctor David Martin presenta un informe al abogado Dr. Reiner Fuellmich, quien encabeza el Comité Alemán para la Investigación del Corona (Corona Ausschuss).

El Dr. David Martin es analista y director general de M-CAM Inc. —una empresa internacional aseguradora y de análisis de activos intangibles que abarca la financiación de la innovación y la auditoría de la calidad de las patentes.

 

Los medios de masas empiezan a admitir que hay evidencia de que el montaje de la pandemia comenzó a fraguarse hace 20 años

El Dr. David Martin en audiencia con el abogado Reiner Fuellmich.

 

El Dr. Martin salió a la luz pública hace un año en la Segunda Parte del censurado documental “Plandemia: Adoctrinamiento”, donde explica cómo usando tecnología de genómica lingüística pudo analizar patentes digitalizadas logrando identificar falsificaciones funcionales y anomalías en en 1/3 de las registradas en los Estados Unidos. De este modo, se percató de que en el año 1999 —veinte años antes de la pandemia del Covid-19— comenzaron a aparecer patentes relacionadas con el coronavirus. “Fue así que pudimos empezar a seguirles el rastro”, dijo el Dr. Martin en el citado documental.

En esta entrevista, que forma parte de la Sesión No.60 del Comité Alemán para la Investigación del Corona (Corona Ausschuss), el Dr. David Martin habla sobre la toma del poder global a través del control de la ciencia, que él mismo pudo documentar tras años de investigación y siguiendo el rastro dejado en las patentes estadounidenses a las que tuvo acceso. Su empresa M-CAM ha revisado las más de 4.000 patentes que se han emitido en torno al coronavirus del SARS, incluyendo una revisión exhaustiva de su financiación.

En la sesión, también participan el Dr. Wolfgang Wodarg, la abogada Viviane Fischer y el profesor Martin Schwab (asesor jurídico de la Comisión para la Investigación del Corona).

 

 

Esta es una traducción automatizada de la transcripción parcial de la sesión, proporcionada por el editor de Truth Comes to Light.

 

Dr. David Martin:

“…tomamos la secuencia genética reportada, que supuestamente fue aislada como un nuevo coronavirus – indicado como tal por el ICTV (el Comité Internacional de Taxonomía de Virus de la Organización Mundial de la Salud). Tomamos las secuencias genéticas reales que supuestamente eran “nuevas” y las comparamos con los registros de patentes que estaban disponibles en la primavera de 2020. Y lo que encontramos, como verán en este informe, son más de 120 pruebas patentadas que sugieren que la declaración de un nuevo coronavirus era en realidad una falacia.”

###

“De hecho, muy específicamente en 1999, Anthony Fauci financió una investigación en la Universidad de Carolina del Norte Chapel Hill… donde el NIAID construyó un coronavirus infeccioso de replicación defectuosa que estaba específicamente dirigido al epitelio pulmonar humano. En otras palabras, hicimos el SARS. Y lo patentamos el 19 de abril de 2002 antes de que hubiera un supuesto brote en Asia que, como saben, le siguió varios meses. Esa patente -emitida como patente estadounidense 7279327- expone claramente en una secuencia genética muy específica el hecho de que sabíamos que el receptor de la ECA, el dominio de unión de la ECA-2, la proteína de espiga S1 (y otros elementos de lo que hemos llegado a conocer como este azote patógeno) no sólo estaba diseñado sino que podía modificarse sintéticamente en el laboratorio utilizando nada más que tecnologías de secuenciación genética, tomando un código informático y convirtiéndolo en un patógeno o en un intermediario del patógeno. Y esa tecnología se financió exclusivamente en los primeros días como un medio por el cual podríamos aprovechar realmente el coronavirus como vector para distribuir la vacuna contra el VIH.”

###

Publicidad. Arrastra para seguir leyendo.

“…a mi organización se le pidió que vigilara las violaciones del tratado de armas biológicas y químicas en los primeros días del año 2000. Recordarán los sucesos del ántrax en septiembre de 2001. Y fuimos parte de una investigación que dio lugar a la investigación del Congreso no sólo sobre los orígenes del ántrax… Y nuestra preocupación era que el coronavirus estaba siendo visto no sólo como un potencial agente manipulable para su uso potencial como vector de vacunas, sino que también estaba siendo claramente considerado como un candidato a arma biológica. Así que nuestro primer informe público sobre esto tuvo lugar antes del brote de SARS a finales de 2001. Así que pueden imaginar lo decepcionado que estoy al estar sentado aquí 20 años después, habiendo señalado 20 años antes que había un problema que se avecinaba en el horizonte con respecto al coronavirus.

Pero después del supuesto brote… siempre diré supuesto brote porque creo que es importante que entendamos que el coronavirus como patógeno circulante, dentro del modelo viral que tenemos, en realidad no es nuevo en la condición humana y no es nuevo en las últimas dos décadas. En realidad ha sido parte de la secuencia de proteínas que circula desde hace mucho tiempo.

Pero el supuesto brote que tuvo lugar en China en 2002 y que se prolongó hasta 2003 dio lugar a una presentación muy problemática en abril de 2003 por parte del Centro de Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos. Y este tema es de vital importancia para precisar bien el matiz. Porque además de presentar toda la secuencia genética de lo que se convirtió en el coronavirus del SARS, lo que en realidad es una violación de la sección 101 del código 35 de los Estados Unidos, no se puede patentar una sustancia que se produce de forma natural. La violación de la sección 101 del código 35 de los Estados Unidos fue la patente número 7220852. Ahora bien, esa patente también tenía una serie de patentes derivadas asociadas a ella. Se trata de solicitudes de patentes que se separaron porque eran de materia patentable múltiple. Pero entre ellas se encuentran la patente estadounidense 46592703P (que en realidad es una denominación muy interesante), la patente estadounidense… 7776521. Estas patentes no sólo cubrían la secuencia genética del coronavirus del SARS, sino que también cubrían los medios para detectarlo mediante RT-PCR.

Ahora bien, la razón por la que esto es un problema es que si en realidad se posee tanto la patente sobre el gen en sí, como la patente sobre su detección, se tiene una astuta ventaja para poder controlar el 100% de la providencia no sólo del virus en sí, sino también de su detección, lo que significa que se tiene todo el control científico y de los mensajes.

Y esta patente buscada por el CDC fue supuestamente justificada por su equipo de relaciones públicas como si se buscara para que todo el mundo fuera libre de poder investigar el coronavirus. El único problema de esta afirmación es que es una mentira.

Y la razón por la que es una mentira es porque la oficina de patentes, no una, sino dos veces, rechazó la patente de la secuencia genética como no patentable porque la secuencia genética ya era de dominio público. En otras palabras, antes de que los CDC solicitaran la patente, la oficina de patentes encontró un 99,9% de identidad con el coronavirus ya existente registrado en el dominio público. Y, por encima del rechazo del examinador de patentes y después de tener que pagar una multa de apelación en 2006 y 2007, el CDC anuló el rechazo de la oficina de patentes a su patente y finalmente en 2007 consiguió la patente del coronavirus del SARS.

Todas las declaraciones públicas que los CDC han hecho diciendo que esto era de interés público son falsificables por su propio soborno pagado a la oficina de patentes. Esto no es algo sutil. Y, para empeorar las cosas, pagaron una cuota adicional para mantener su solicitud privada. La última vez que lo comprobé, si se trata de poner la información a disposición de la investigación pública no se paga una tasa para mantener la información privada.

Ojalá pudiera haber inventado todo lo que acabo de decir, pero todo eso está disponible en el registro público del archivo de patentes, que cualquier miembro del público puede revisar. Y el público PAIR, como se llama que la oficina de patentes de Estados Unidos, tiene no sólo las pruebas, pero los documentos reales que tengo en mi poder.

Ahora, esto es esto es críticamente importante. Es críticamente importante porque los verificadores de hechos han declarado repetidamente que el nuevo coronavirus, designado como SARS-CoV-2, es, de hecho, distinto de la patente del CDC. Y aquí está el problema genético y el de la patente. Si se observa la secuencia genética presentada por el CDC en 2003, de nuevo en 2005 y de nuevo en 2006, lo que se encuentra es la identidad en algún punto entre el 89 y el 99 por ciento de los solapamientos de secuencia que se han identificado en lo que se denomina el nuevo subclado del SARS-CoV-2.

Lo que sabemos es que la designación principal del coronavirus del SARS, que es en realidad el clado de la familia de los betacoronavirus, y el subclado que se ha denominado SARS-CoV-2 tienen que solaparse desde el punto de vista taxonómico. No se puede tener la designación de SARS en una cosa sin que primero sea SARS. Así que la falsa comprobación de hechos que se ha hecho diciendo que, de una manera u otra, el CDC no tiene nada que ver con esta patente o este patógeno en particular está más allá de la credibilidad literal de las secuencias publicadas y también está más allá de la credibilidad cuando se trata de la taxonomía del ICTV – porque establece muy claramente que esto es de hecho un subclado del clado llamado coronavirus del SARS.

Ahora bien, lo importante es que el 28 de abril -y escuchen la fecha con mucha atención porque esta fecha es problemática-. Tres días después de que el CDC presentara la patente sobre el coronavirus del SRAS en 2003, tres días después Sequoia Pharmaceuticals, empresa establecida en Maryland, presentó el 28 de abril de 2003 la patente sobre agentes antivirales para el tratamiento y control de las infecciones por coronavirus. El CDC la presentó tres días antes. Y entonces, el tratamiento estuvo disponible tres días después.

…Así que hazte una simple pregunta. ¿Cómo se puede tener una patente sobre un tratamiento para algo que se ha inventado tres días antes?

…La patente en cuestión, la 7151163 del 28 de abril de 2003, expedida a Sequoia Pharmaceuticals, tiene otro problema. El problema es que fue emitida y publicada antes de que la patente del CDC sobre el coronavirus fuera realmente autorizada.

Así que el grado en que la información podría haber sido conocida por cualquier otro medio que no sea la información privilegiada entre esas partes es cero.

No es físicamente posible que patenten una cosa que trata una cosa que no había sido publicada – porque el CDC había pagado para mantenerla en secreto.

Publicidad. Arrastra para seguir leyendo.

Esto, amigos míos, es la definición de conspiración criminal, chantaje y colusión. Esto no es una teoría. Esto es una evidencia”.

###

 

Dr. Reiner Fuellmich:

“Esto bien podría estallar en un caso RICO en última instancia.”

###

 

Dr. David Martin:

“…Es un caso RICO. Y el patrón RICO, que se estableció en abril de 2003 para el primer coronavirus, se desarrolló exactamente con el mismo calendario cuando vemos aparecer el SARS-CoV-2 – cuando tenemos a Moderna obteniendo la secuencia de la proteína de la espiga por teléfono del centro de investigación de la vacuna en el NIAID antes de la definición del nuevo subclado.

¿Cómo se trata una cosa antes de tener realmente la cosa?”

###

 

“…el 5 de junio de 2008, que es una fecha importante porque es en realidad alrededor del momento en que DARPA, el Programa de Investigación Avanzada de Defensa en los Estados Unidos. se interesó activamente en el coronavirus como arma biológica.

El 5 de junio de 2008, Ablynx, que como saben ahora forma parte de Sanofi, presentó una serie de patentes que apuntaban específicamente a lo que nos han dicho que es la característica novedosa del virus SARS-CoV-2. Y ya han oído lo que acabo de decir. Esto es el 5 de junio de 2008.

Específicamente, se dirigieron a lo que se llamó el sitio de corte polibásico para el SARS-CoV, la nueva proteína spike, y el dominio de unión del receptor ACE-2, que supuestamente es nuevo para el SARS-CoV-2. Y todo ello fue patentado el 5 de junio de 2008.

Y esas patentes, en secuencia, fueron emitidas entre el 24 de noviembre de 2015, que fue la patente estadounidense 9193780. Así que esa salió después de la ganancia de la moratoria de la función. Esa salió después del brote de MERS en Oriente Medio.

Pero lo que se encuentra es que luego en 2016, 2017, 2019 una serie de patentes que cubren, no sólo las cadenas de ARN, sino también los subcomponentes de las cadenas de genes, fueron todos emitidos a Ablynx y Sanofi … tenemos un sinnúmero de otros … todos identificando en las solicitudes de patentes que iban desde 2008 hasta 2017.

Publicidad. Arrastra para seguir leyendo.

Todos los atributos que supuestamente fueron publicados de forma exclusiva por la única publicación de referencia, el nuevo coronavirus del murciélago… el documento que se ha utilizado de forma rutinaria para identificar el nuevo virus, por desgracia, si realmente se toma lo que reportan como novedoso se encuentran 73 patentes emitidas entre 2008 y 2019 que tienen los elementos que supuestamente fueron novedosos en el SARS-CoV-2 – específicamente en lo que se refiere al sitio de corte polibásico, el dominio de unión del receptor ACE-2 y la proteína spike.

Así que los componentes clínicamente novedosos del clínicamente único, clínicamente contagioso – ya sabes a dónde voy con esto. ¿De acuerdo?

No hubo ningún brote de SARS porque habíamos diseñado todos los elementos de eso. Y en 2016 el documento que fue financiado durante la moratoria de la función de ganancia que dijo que el coronavirus del SARS estaba preparado para la aparición humana, escrito por nada menos que Ralph Baric, no sólo estaba preparado para la aparición humana, sino que fue patentado para su explotación comercial – 73 veces.”

###

 

“Mi cita favorita de esta pandemia fue una declaración hecha en 2015 por Peter Daszak… reportada en el National Academies Press publicatio, el 12 de febrero de 2016, y cito: ‘Tenemos que aumentar la comprensión pública de la necesidad de contramedidas médicas como una vacuna contra el pan coronavirus. Un motor clave son los medios de comunicación y la economía seguirá el bombo. Tenemos que utilizar ese bombo en nuestro beneficio para llegar a los verdaderos problemas. Los inversores responderán si ven beneficios al final del proceso”.

###

 

“…todos los estudios que se han lanzado para tratar de verificar una filtración de laboratorio son una pista falsa”.

###

 

“Y les voy a dar la mayor bomba de todas para demostrar que en realidad esto no fue una liberación de nada, porque la patente 7279327 -la patente sobre la naturaleza recombinante de ese coronavirus que apunta a los pulmones- fue transferida misteriosamente de la Universidad de Carolina del Norte Chapel Hill a los Institutos Nacionales de Salud en 2018.

Ahora aquí está el problema con eso. En virtud de la Ley Bayh-Dole, el gobierno de EE.UU. ya tiene lo que se llama una disposición de “derecho de marcha”. Eso significa que si el gobierno de EE.UU. ha pagado por la investigación, tienen derecho a beneficiarse de esa investigación a su demanda o a su capricho.

Así que explica por qué en 2017 y 2018 de repente los Institutos Nacionales de Salud tienen que hacerse con la propiedad de la patente sobre la que ya tenían derechos, en manos de la Universidad de Carolina del Norte Chapel Hill. Y cómo es que tuvieron que presentar un certificado de corrección para asegurarse de que era legalmente exigible? Porque había un error tipográfico en la referencia de la concesión en la primera presentación. Así que necesitaban asegurarse de que, no solo lo hicieron bien, sino que necesitan asegurarse de que cada error tipográfico que contenía la patente era correcto en la única patente requerida para desarrollar el mandato de los Institutos de Investigación de Vacunas, que se compartió entre la Universidad de Carolina del Norte Chapel Hill, en noviembre de 2019, y Moderna, en noviembre de 2019, cuando la UNC Chapel Hill, el NIAID y Moderna comenzaron la secuenciación de una vacuna de proteína de espiga, un mes antes de que ocurriera un brote.”

###

Publicidad. Arrastra para seguir leyendo.

 

“Y sólo para responder a una pregunta que se hizo un poco antes, el guión de esto fue escrito primero el 6 de enero de 2004… En la conferencia llamada SARS y Bioterrorismo… introdujeron la noción de lo que llamaron la Nueva Normalidad… que es el lenguaje que se convirtió en la campaña de marca que fue adoptada por la Organización Mundial de la Salud… La primera introducción de la campaña de la Nueva Normalidad, que se trataba de conseguir que la gente aceptara una vacuna universal contra la pan-influenza, pan-coronavirus, fue realmente adoptada el 6 de enero de 2004.

…No voy a insistir en muchos más puntos aparte de decir que estaba muy claro que… Moderna sabía que se iba a poner en primera línea con respecto al desarrollo de una vacuna en marzo de 2019. Y esta es una fecha muy importante porque en marzo de 2019, por razones que no son transparentes, modificaron repentinamente una serie de presentaciones de patentes rechazadas, lo cual es un comportamiento muy extraño. Pero modificaron una serie de presentaciones de patentes para hacer referencia específicamente a una liberación intencional o accidental -lo siento- su término “liberación deliberada” de coronavirus. Así que en marzo modificaron cuatro solicitudes de patentes fallidas para iniciar el proceso de desarrollo de una vacuna contra el coronavirus…”

###

 

“…y sabemos, como hice referencia antes que en noviembre, entraron en un acuerdo de investigación y desarrollo de investigación cooperativa con UNC Chapel Hill con respecto a conseguir la proteína de la espiga para poner dentro de la nanopartícula de lípidos – de modo que realmente tenían una vacuna candidata antes de que tuviéramos un patógeno supuestamente que estaba corriendo.

Lo que hace que esa historia sea más problemática, más allá de lo evidente que es, es que sabemos que desde 2016 hasta 2019, en cada una de las reuniones de la junta del Consejo Asesor del NIAID, Anthony Fauci se lamentaba de que no podía encontrar la manera de que la gente aceptara la vacuna universal contra la gripe -que era su objetivo favorito con el que intentaba que la población se involucrara en este proceso-. Y lo que se hace muy evidente con Peter Daszak, Ecohealth Alliance, UNC Chapel Hill y otros – y luego, más específicamente en marzo de 2019 en las presentaciones de patentes modificadas de Moderna, vemos que hay una epifanía que dice “¿qué pasa si hubo una liberación accidental o intencional de un patógeno respiratorio?”. Y lo que hace que esa frase en particular sea problemática es que se recita exactamente en el libro ‘Un mundo en riesgo’ que es el escenario que armó la Organización Mundial de la Salud en septiembre de 2019.

Así que, meses antes de que haya un supuesto patógeno – que dice que necesitamos tener una experiencia global coordinada de una liberación de patógenos respiratorios – que para septiembre de 2020 debe poner en marcha una capacidad universal para la gestión de las relaciones públicas, el control de multitudes y la aceptación de un mandato de vacuna universal.”

###

 

“Eso fue en septiembre de 2019. Y el lenguaje de una liberación intencional de un patógeno respiratorio fue escrito en el escenario que ‘debe ser completado para septiembre de 2020’.”

 

Fuentes:

Corona Ausschuss – Ausweichkanal: Sitzung 60: Die Zeit ist kein flacher Kreis.[https://youtu.be/Jtc-_0tkeog]

Truth Comes to Light: Dr. David Martin w/ Dr. Reiner Fuellmich: “This, My Friends, Is the Definition of Criminal Conspiracy…This Is Not a Theory. This Is Evidence.”

Publicidad. Arrastra para seguir leyendo.

Te puede interesar

Ciencia y Tecnología

Por Mente Alternativa El 20 de noviembre, la prestigiosa revista médica The Lancet publicó un artículo del profesor Günter Kampf, de la Universidad de...

Contenidos

General Mills, Tyson Foods, Kraft Heinz Company, Procter & Gamble y Kimberly Clark han anunciado importantes subidas de precios para 2022.     Por...

Ciencia y Tecnología

La Operación Invierno Oscuro (Dark Winter) fue el nombre en clave de un simulacro de ataque bioterrorista de alto nivel realizado los días 22...

Ciencia y Tecnología

Por Executive Intelligence Review 23 de noviembre de 2021 (EIRNS)-Rara vez, pero a veces, la intersección “contrapuntística” de muchos esfuerzos diferentes en el ámbito...

Publicidad que es odysee

Archivos

Redes Sociales

Publicidad siguenos en telegram
Publicidad Ledger Live Coinify

Pensar con el corazón

Interactuamos solo con energía e información. Es por ello que, solo con la energía de tu intención, puedes manifestar una realidad que te haga sentir bien aún en medio de este caos sin precedentes en toda la historia humana. Solo tienes que saber cómo funciona la energía de tu corazón y de la conciencia. En este libro lo encontrarás fácilmente explicado con fundamentos científicos.

Pensar con el Corazon