Redes Sociales

Hola, ¿qué deseas buscar?

Contenidos

El colapso del sistema financiero transatlántico tiene a los funcionarios bancarios y al gobierno de los EE.UU. ‘en alerta máxima’

Por EIRNS

El colapso del sistema financiero transatlántico en bancarrota, controlado por la City de Londres y sus socios menores en Wall Street, es la causa subyacente del impulso a la guerra.

Muy preocupado, el Financial Times de la City de Londres publicó un artículo el martes 25 de abril por la noche, titulado: “La venta masiva de acciones de First Republic provoca alarma en Washington”, que envió un mensaje oscuro de aprensión a sus lectores: “los funcionarios gubernamentales y los reguladores luchan para idear un plan”, y los funcionarios bancarios están “en contacto con el gobierno de los EE.UU., que está en alerta máxima”.

Las opciones sobre la mesa son todas las mismas malas decisiones que se enfrentaron a mediados de marzo en el caso de Silicon Valley Bank, como First Republic, un banco mediano muy involucrado en la puesta en marcha de nuevas empresas de tecnología y otros tipos de especulación:

a) dejar que el contagio rasgue todo el sistema financiero especulativo;

b) hacer que la FDIC exceda su autoridad reguladora de asegurar depósitos solo hasta $250,000 y, en cambio, rescatar a todos los depositantes en First Republic (la táctica utilizada con Silicon Valley); o

c) convencer a media docena de megabancos para que intervengan y compren First Republic, incluida toda la basura especulativa sin rendimiento en sus libros.

Al otro lado del Atlántico, el Union Bank of Switzerland (UBS), actualmente el tercero más grande de Europa, está sudando a muerte sobre cómo va a tragar, y presumiblemente digerir, toda la basura financiera que acordó tomar del banco quebrado Credit Suisse, que se hundió el 19 de marzo, justo después de Silicon Valley Bank. UBS está tan entrelazado con la burbuja global de derivados, que la Junta de Estabilidad Financiera lo considera un “banco de importancia sistémica global”, lo que significa que debe mantenerse a flote, o todo el sistema podría implosionar.

Pero la dura realidad es que la burbuja especulativa de 2 mil billones de dólares (cuatrillones en anglosajón) no se puede mantener a flote. Todo el sistema va a implosionar. Y la única pregunta abierta es si la gente de los Estados Unidos y Europa será lo suficientemente inteligente y valiente como para exigir a sus gobiernos que salgan del Titanic que se hunde, mientras la supervivencia aún es posible.

 

Economía Física: La solución a la crisis* (Introducción al método económico de LaRouche)

 

Fuente:

EIRNS: The Ventriloquist and The Dummy. EIR lead editorial for Thursday April 26, 2023.

Contenidos

Por Mente Alternativa En una nota publicada por EIR, el geoestratega Dennis Small llama la atención sobre un artículo publicado el 11 de junio...

Contenidos

Por Malek Dudakov Donald Trump visitó San Francisco por primera vez desde 2019. En aquella ocasión fue recibido por una multitud de manifestantes. Ahora...

Contenidos

Por Mente Alternativa Kathleen Martin, exdirectora general de Citibank, ha demandado al banco y a su exjefe, Anand Selva, en un tribunal federal de...

Contenidos

Por Mente Alternativa El miércoles pasado, la Corporación Federal de Seguro de Depósitos (FDIC) publicó su informe trimestral sobre el perfil bancario hasta el...

Archivos

Publicidad siguenos en telegram