“¿Por qué los jesuitas usarían a su enemigo implacable, los judíos, para promover sus diseños para el dominio mundial? Los jesuitas nunca hacen nada a la intemperie donde puedan ser expuestos. Si son reconocidos como los culpables, serán culpados y sufrirán las consecuencias, pero si pueden usar a otra persona como la ‘causa de los problemas del mundo’, especialmente un enemigo que pueden destruir en el proceso, entonces, simultáneamente, habrán logrado dos de sus objetivos. El pueblo judío es el chivo expiatorio perfecto. Dado que los Rothschild son agentes jesuitas que operan bajo cobertura judía, usarlos en la formación de los Illuminati en 1776 efectivamente arroja la responsabilidad de esta conspiración sobre los judíos. Pero los Rothschild ciertamente no son los únicos agentes jesuitas que operan bajo un frente judío.” — Bill Hughes, El Enemigo Desenmarcarado.

“Los jesuitas son simplemente el ejército romano para la soberanía terrenal del mundo en el futuro. Ese es su ideal, con el Pontífice de Roma por emperador. Es simple deseo de poder, de inmundas ganancias terrenales, de dominación, algo así como una servidumbre universal con ellos como maestros, eso es todo lo que representan.” — Fyodor Dostoyevsky

 

orden mundial jesuita

 

En criptopolítica se sabe que los linajes de sangre que operan detrás de la Compañía de Jesús son los mismos que forman parte de la llamada “nobleza negra” o el Internacional Negro Romano Germánico (familias de la vieja aristocracia europea de origen románico-egipcio-babilónico-cananita) que también controlan el sionismo internacional consolidado a través de alianzas matrimoniales como la de la Familia Aldobrandini con la Familia Rothschild.

Estos linajes de sangre fueron los que crearon las religiones monoteístas hace dos milenios. De este modo, al controlar a la orden jesuita (cristianismo de Horus) y a los “judíos de la corte” que dirigen el sionismo internacional (talmudistas y cabalistas), la nobleza negra se ha asegurado el control de la dualidad en todos los conflictos que actualmente trabajan en la definición del devenir histórico, como son los antagonismos entre: jesuitas y masones; derecha e izquierda; globalismo y nacionalismo; cristianismo y judaísmo; lo femenino y lo masculino; judaísmo e islam; satanismo y luciferianismo; patriarcado y matriarcado, etc. Todas estas ideologías se fundamentan en la separación.

Nos hacen creer que hay una izquierda que lucha contra una derecha, o una religión que lucha contra otra. Y hasta nos hacen pensar que ellos mismos son enemigos. Pero gracias a una investigación científica del egiptólogo Llogari Pujol, se sabe que fueron élites judeo-egipcias las que mandaron escribir los evangelios del Nuevo Testamento a sacerdotes del culto de Serapis, en el Egipto Ptolemaico, mucho antes de que naciera Jesús. Y que la identidad de éste fue creada y prácticamente copiada a imagen del dios Horus.

Por eso si no se analizan y cuestionan los sistemas duales impuestos por la nobleza negra a través de sus mecanismos de programación mental, corremos el riesgo de terminar adscritos a la ilusión de alguno de sus modelos de pensamiento y control.

Si bien es cierto que su Red de Control Corporativo Global está matemáticamente demostrada y expuesta, los linajes de la nobleza negra operan en la sombra y nunca hacen nada que los haga quedar expuestos. Pues si son reconocidos serían culpados y sufrirían las consecuencias. En cambio, usan testaferros para crear los problemas del mundo y usan enemigos que ellos mismos puedan destruir en el proceso. De este modo, la nobleza negra es capaz de llevar a cabo objetivos múltiples de manera simultánea.

En todo conflicto, la nobleza negra pone a dos facciones antagónicas a pelear entre sí, y luego sacrifica a una de ellas según su conveniencia, de modo que sólo una facción permanezca a cargo —o una síntesis de ambas— para aplicar la agenda prediseñada mientras los ideales antagónicos de la misma son suprimidos mediante el desprestigio de la derrota. En filosofía, esta estrategia se conoce como dialéctica hegeliana.

El Mapa del Culto de Baal, documentado por Dylan Louise Monroe, es una representación gráfica que permite comprender mejor cómo la nobleza negra ha usado la dualidad y la dialéctica a lo largo de la historia. Con el tiempo, la nobleza negra incluso puede llegar a resucitar a una facción enemiga (infiltrándola previamente) y reciclándola para derrotar a la facción que previamente le destruyó, o incluso puede enfrentar a ambas hasta que se destruyan mutuamente de modo que una tercera facción o dimensión teológica pueda entrar en el juego.

culto de baal

Fragmento del Mapa del Culto de Baal.

La nobleza negra usa la dualidad como estrategia de control, pero ella misma no piensa bajo los principios de la dualidad porque las élites no juegan al ajedrez (tú contra mí), sino al bridge (política del cielo). A la mayoría de la gente le resulta difícil procesar información que no se base o provenga de un sistema dual, pues este crea la falsa ilusión de seguridad. Por eso a muchos les parece difícil creer que tanto demócratas como republicanos en los Estados Unidos están controlados por la nobleza negra a través de facciones aparentemente antagónicas.

 

Nero Aristocrazia (La Nobleza Negra)

 

Los Rothschild, creadores de Donald Trump, no sólo son sionistas jázaros sino también agentes jesuitas de la nobleza negra que operan en una capa más o menos visible del poder corporativo, bajo cobertura del judaísmo. La nobleza negra usó a los Rothschild para formar a los Illuminati en 1776, de modo que hoy en día esta familia figura como la gran responsable de esta conspiración, como también los oscuros judíos jázaros. Pero los Rothschild no son los únicos agentes jesuitas de la nobleza negra que operan en el frente judío, sino sólo una de las familias más visibles del mismo.

Además, hay otros indicios históricos que indican que algunos babilonios de habla hebrea, como la familia banquera Pierleoni, comenzaron a llamarse judíos después de que secuestraron la cultura y las escrituras hebreas durante los tiempos de la antigua Babilonia. Todos estos banqueros judíos trabajaban para reyes cristianos y eran conocidos como Judíos de la Corte o Factores de la Corte empleados a través de sus salas de la corte real.

Uno podría argumentar que técnicamente hay dos facciones entre estos ocultistas del Culto de Baal y la nobleza negra: los satanistas (derecha/Vaticano) y los luciferinos (izquierda/Rothschild), pero una vez que la carne comienza a volar, solo un psicópata apreciaría la sutil diferencia.

 

 

Lo que se ha dicho sobre los jesuitas

Desde 1814, la Compañía de Jesús ha tenido el control total de la obscenamente rica institución del Vaticano (y su jerarquía del clero católico), y actualmente también controla varias otras organizaciones junto con los Sabios de Sión, los Caballeros Templarios, la Orden Militar de Malta, etc. El modus operandi de los jesuitas es prácticamente una calca de los Protocolos de los sabios ancianos de Sión, porque los jesuitas y los ancianos de Sión son simplemente uno y el mismo. Actualmente, a este oscuro movimiento se le conoce como Nuevo Orden Mundial, el Cabal, el Culto de Baal, el Estado Profundo, los illuminati, etc.

“Mi historia de los jesuitas no está escrita con elocuencia, pero está respaldada por autoridades incuestionables, y es muy particular y muy horrible. La restauración de la Orden de los jesuitas en 1814 por el Papa Pío VII es ciertamente un paso hacia la oscuridad, la crueldad, el despotismo, y la muerte… No me gusta la aparición de los jesuitas. Si alguna vez hubo un cuerpo de hombres que merecieran la condena eterna en la Tierra y en el infierno, es esta Sociedad de Ignacio de Loyola.” — John Adams (1735-1826; segundo presidente de los Estados Unidos).

“Los jesuitas… son una sociedad secreta, una especie de orden masónico, con rasgos añadidos de odio repugnante, y mil veces más peligrosos.” — Samuel Morse (1791-1872; inventor estadounidense del telégrafo; autor del libro La conspiración extranjera contra las libertades de los Estados Unidos).

“Sobre todo he aprendido de los jesuitas. Y también lo hizo Lenin, por lo que recuerdo. El mundo nunca ha conocido nada tan espléndido como la estructura jerárquica de la Iglesia Católica romana. Hubo bastantes cosas que simplemente me apropié de los jesuitas para el uso del Partido Nazi. — Adolf Hitler (1889-1945; líder nazi y canciller de Alemania desde 1933-1945).

(Comentario del Editor: Resulta difícil de creer, pero rabinos de la yeshivá han alabado a Hitler. Lo que sigue es una cita similar de Hitler tomada del libro de Edmond Paris: El Vaticano contra Europa.)

“Lo que más he aprendido de la Orden de los Jesuitas. Hasta ahora, no ha habido nada más imponente en la Tierra que la organización jerárquica de la Iglesia Católica. Una buena parte de esa organización la he transportado directamente a mi propia fiesta. La Iglesia Católica debe ser puesta como ejemplo. Te contaré un secreto. Estoy fundando una orden. En Himmler (que se convertiría en el jefe del partido nazi) veo a nuestro Ignacio de Loyola (fundador jesuita).” — Adolfo Hitler.

“Los jesuitas son una organización MILITAR, no una orden religiosa. Su jefe es un general de un ejército, no el simple abad padre de un monasterio. Y el objetivo de esta organización es el poder: el poder en su ejercicio más despótico: el poder absoluto, el poder universal, el poder de controlar el mundo por la voluntad de un solo hombre. El jesuitismo es el más absoluto de los despotismos, y al mismo tiempo el más grande y enorme de los abusos.” — Napoleón I (es decir, Napoleón Bonaparte; 1769-1821; emperador de los franceses).

“Mi opinión es que si se destruyen las libertades de este país, los Estados Unidos de América, será por la sutileza de los sacerdotes jesuitas católicos romanos, porque son los enemigos más astutos y peligrosos de la libertad civil y religiosa. Han instigado a la mayoría de las guerras de Europa.” — Marqués de LaFayette (1757-1834; estadista y general francés. Sirvió en el Ejército Continental Americano bajo el mando del General George Washington durante la Guerra de la Independencia de los Estados Unidos).

“Ay, sabía que ellos (es decir, los jesuitas) me envenenarían; pero no esperaba morir de una manera tan lenta y cruel.” (1774) — Papa Clemente XIV (quien abolió “para siempre” la Orden de los Jesuitas en 1773)

“La guerra (es decir, la Guerra Civil Americana de 1861-1865) nunca hubiera sido posible sin la influencia siniestra de los jesuitas.” — Abraham Lincoln (1809-1865; XVI Presidente de los Estados Unidos).

“El público prácticamente desconoce la abrumadora responsabilidad que tienen el Vaticano y sus jesuitas en el inicio de las dos guerras mundiales, una situación que puede explicarse en parte por Finanzas gigantescas a disposición del Vaticano y sus jesuitas, dándoles poder en tantas esferas, especialmente desde el último conflicto.” — Edmond Paris (Autor del libro La historia secreta de los jesuitas).

“La Inquisición romana… había sido administrada desde 1542 por los jesuitas.” — F. Tupper Saussy (Autor del libro Rulers of Evil).

“Es imposible leer la historia isabelina (es decir, la historia que rodea a la reina Isabel I de Inglaterra; reina: 1558-1603) excepto en el contexto de un ejército de jesuitas, maestros del engaño, la traición, la traición, la infiltración, la subversión, el asesinato, la insurrección, la guerra civil y la coerción, conspirando por el bien del papado y la derrota de todos. Los enemigos del Papa en cualquier parte del mundo.” (1987) — J.E.C. Pastor (historiador canadiense).

“El (General alemán Reinhard) Gehlen Org, la Agencia de Inteligencia alemana dirigida por el (Caballero de Malta) Reinhard Gehlen, era aún más poderoso que la red Merk. La Org suplantó incluso a la SS nazi… De hecho, la organización de Gehlen está ampliamente acreditada por haber dado lugar a la CIA… para proteger a Gehlen y a toda la red de inteligencia alemana de cualquier peligro. Gehlen era un oficial de alto rango en la Soberana Orden Militar de Malta (SMOM), que mantenía un apoyo financiero e influencia política inconcebibles… De alguna manera, no me sorprendió saber que los motivos financieros… estaban en el corazón de SMOM y la alianza nazi-estadounidense… Poco después de la guerra, OSS (es decir, la Oficina de Servicios Estratégicos – el precursor de la CIA) encontró la extensa documentación de una reunión… entre representantes de las SS nazi… y firmas como… IG Farben… Las masas del mundo no sabían nada acerca de la asociación, formada entre la Standard Oil Company de John D. Rockefeller, la I.G. de Alemania. Farben y el Tercer Reich de Hitler. Los ‘piratas de Wall Street’, Allen y John Foster Dulles, de la firma de abogados Sullivan & Cromwell, habían negociado en secreto la alianza. Los aviadores aliados que participaron en misiones de bombardeos sobre Alemania, no entendían por qué las plantas de IG Farben, donde se fabricaban las municiones de Hitler, fueron exentas al ataque. Asimismo, cuando el I.G. Farben y el Consorcio Rockefeller usaron a las víctimas de los campos de concentración como esclavos para construir y dirigir sus fábricas. Nunca llegó a ser noticia… Tampoco se anunció que este mismo EQUIPO patentó y vendió el gas que los nazis usaron en los campos de concentración para enviar millones a sus tumbas. Los titulares recientes han pedido saber a dónde fue el oro nazi. Los historiadores registraron recientemente que el Chase Bank de Rockefeller (atendido por el Caballero de Malta, Joseph J. Larkin) estaba entre los destinatarios más grandes.” — Dr. Leonard Horowitz (autor del libro Emerging Viruses: AIDS and Ebola).

“(Donde quiera) que estalle un movimiento totalitario, ya sea comunista o nazi (fascista), se puede encontrar a un jesuita en el papel de ‘asesor’ o líder; en Cuba (era el ‘padre’ de Armando Llorente de Castro, entrenado por los jesuitas).” — Emanuel M. Josephson (médico e historiador estadounidense).

“Los jesuitas son los enemigos mortales de la libertad civil y religiosa.” — R. W. Thompson (Ex Secretario, Armada de los Estados Unidos).

“Los principios del socialismo o el comunismo… gobernaron todas las reducciones dirigidas por los jesuitas en Paraguay.” — R. W. Thompson (ex secretario de la marina estadounidense)

“Toda la espantosa responsabilidad de esta terrible Guerra de los Treinta Años (1618-1648) debe recaer en el Emperador Fernando II, y sus maestros, gobernantes y amigos íntimos, los Hijos de Loyola (es decir, la Orden de los Jesuitas).” — Theodor Griesinger (historiador alemán; 1873).

“La Orden de los jesuitas finalmente alcanzó el apogeo de su poder y prestigio a principios del siglo XVIII (es decir, a principios del siglo XVIII). Se había vuelto más influyente y más rica que cualquier otra organización en el mundo. Ocupó un cargo en asuntos mundiales que ningún grupo de hombres con juramento ha tenido antes o desde entonces… Casi todos los reyes y soberanos de Europa tenían solo a los jesuitas como directores de sus conciencias (por ejemplo, como sacerdotes confesores), por lo que toda Europa parecía estar gobernada solo por los jesuitas.” (1927; utilizando una breve cita del jesuita Cordara) — Boyd Barrett (ex-jesuita).

“Si uno rastrea la masonería, a través de todas sus órdenes, hasta llegar al masón de mayor jerarquía del mundo, descubrirá que el temido individuo y el Jefe de la Compañía de Jesús (es decir, el Superior General de la Orden jesuita) son una y la misma persona.” — James Parton (historiador estadounidense).

“En los círculos católicos romanos es bien sabido que el Papa Negro es el término usado para el (Superior) General de los jesuitas. Como el Papa siempre está vestido de blanco, y el (Superior Jesuita) General en negro, el contraste es obvio. Pero aquellos romanistas que no aman mucho a los jesuitas, y su número no es limitado, usan el término para indicar que el Papa Negro gobierna al Papa Blanco… incluso cuando el primero (es decir, el Papa Negro) está obligado a hacer, al menos, una muestra de sumisión a este último.” (1896) — M.F. Cusack (Ex-monja de Kenmore; autora del libro El Papa Negro).

“Los jesuitas son la única orden religiosa en la Iglesia de Roma… que se ha establecido bajo la prohibición del Papa (‘Blanco’), o que ha sido expulsado de cualquier país debido a su interferencia en la política. Por lo tanto, podemos esperar encontrar que obtener poder político forma una característica principal en los planes de la Compañía (de Jesús, es decir, la Orden de los Jesuitas).” (1896) — M.F. Cusack.

“Todas estas cosas hacen que el Papa y los soberanos teman al Padre General de los jesuitas… Un soberano que no es su amigo (de los jesuitas) tarde o temprano experimentará su venganza.” (1852) — Luigi Desanctis (Censor Oficial de la Inquisición).

“La Compañía de Jesús (es decir, la Orden de los Jesuitas) es el enemigo del hombre. Toda la raza humana debe unirse para su derrocamiento… Porque no hay alternativa entre su extirpación total y la corrupción absoluta y la degradación de la humanidad.” — Robert J. Breckinridge (autor).

“Los jesuitas… son simplemente el ejército romano para la soberanía terrenal del mundo en el futuro, con el Pontífice de Roma para emperador… ese es su ideal… Es simple deseo de poder, de inmundas ganancias terrenales, de dominación, algo así como una servidumbre universal con ellos (es decir, los jesuitas) como maestros, eso es todo lo que representan. Tal vez ni siquiera creen en Dios.” — Fyodor Dostoyevsky (1821-1881; famoso novelista ruso).

“Yo encontré casi toda la riqueza… y todos los tesoros de la Provincia de América en manos de los jesuitas. — Obispo católico romano Palafox.

“Toda esta propiedad y todos estos ingresos considerables que pueden hacer que un soberano sea poderoso no tienen otro propósito que mantener los diez colegios (jesuitas)… A esto se puede agregar la habilidad extraordinaria con la que ellos (los jesuitas) utilizan y aumentan su super-abundante riqueza. Mantienen depósitos públicos, ferias de ganado, carnicerías y tiendas… Prestan su dinero para la usura y, por lo tanto, causan las mayores pérdidas y lesiones a los demás.” — Obispo católico romano Palafox (de una carta suya en 1647).

“El Vaticano condenó la Declaración de Independencia como ‘maldad’… y llamó a la Constitución de los Estados Unidos ‘un documento satánico’.” — Avro Manhatten (autor; de su libro El dólar y el Vaticano).

“El (Superior jesuita) general está a la cabeza de esta milicia negra y muda, que piensa, quiere, actúa, obedece, (como) el instrumento pasivo de sus diseños. Toda su vida debe tener un solo objetivo: el avance de la Orden (jesuita) a la que están vinculados.” (1912) — Jeremiah J. Crowley (irlandés; ex sacerdote de la Iglesia Católica Romana; autor del libro Romanismo: Amenaza a la nación).

“Nunca antes en el curso de la historia del mundo había aparecido tal Sociedad (es decir, la Orden Jesuita). El antiguo Senado romano no estableció esquemas para dominar el mundo con mayor certeza de éxito.” (1800) — Friedrich von Hardenberg (filósofo alemán).

“(El iluminista adiestrado por los jesuitas) Weishaupt y sus compañeros jesuitas cortaron los ingresos al Vaticano al lanzar y liderar la Revolución Francesa; dirigiendo la conquista de la Europa católica de Napoleón; (y) …finalmente haciendo que Napoleón que encerrara al papa Pío VII en la cárcel de Aviñón hasta que aceptara, como precio por su liberación, restablecer la Orden de los Jesuitas. Esta guerra de los jesuitas en el Vaticano fue terminada por el Congreso de Viena y por el Tratado secreto de Verona de 1822.” — Emanuel M. Josephson (médico e historiador estadounidense).

¿Por qué los jesuitas usarían a su enemigo implacable, los judíos, para promover sus diseños para el dominio mundial? Los jesuitas nunca hacen nada al aire libre donde puedan ser expuestos. Si son reconocidos como los culpables, serán culpados y sufrirán las consecuencias, pero si pueden usar a otra persona como la ‘causa de los problemas del mundo’, especialmente un enemigo que pueden destruir en el proceso, entonces, simultáneamente, han logrado dos de sus objetivos. El pueblo judío es el chivo expiatorio perfecto. Dado que los Rothschild son agentes jesuitas que operan bajo cobertura judía, usarlos en la formación de los Illuminati en 1776 efectivamente arroja la responsabilidad de esta conspiración a los judíos. Pero los Rothschild ciertamente no son los únicos agentes jesuitas que operan bajo un frente judío.” — Bill Hughes, El enemigo desenmarcarado, 2004.

“Los libros de historia nos dirán que la Revolución francesa comenzó en 1787 ó 1789, según el libro que se lea. Sin embargo, en realidad fue planeada por (el jesuita) Dr. Adam Weishaupt y la Casa de Rothschild casi 20 años antes de la Revolución.” — William Sutton (Autor de The New Age Movement y The Illuminati 666).

“(Los jesuitas) se han mezclado de manera tan constante en las cortes y las intrigas estatales que deberían, por justicia, ser reprochados por luchar por el dominio mundial. Les costaron la vida a los reyes, no en el andamio, sino por asesinatos, tan hirientes como la sociedad de los Illuminati; en todo caso, fueron los más destacados entre la multitud que aplaudió las escenas de asesinato en París (durante la Revolución Francesa).” — Hector Macpherson (Autor del libro Los jesuitas en la historia).

“(El jesuita Adán) Weishaupt estableció la (versión moderna de los) Illuminati específicamente para ser una organización delantera detrás de la cual los jesuitas pudieran esconderse. Después de ser (formalmente) abolidos por (el Papa) Clemente XIV en 1773, los jesuitas utilizaron a los Illuminati y otras organizaciones para llevar a cabo sus operaciones. Por lo tanto, las organizaciones del frente serían culpadas por los problemas causados por los jesuitas.” — Bill Hughes (Autor de Los Terroristas Secretos y El Enemigo Desenmascarado).

 

La Compañía de Jesús: Orden jesuita de mentirosos, terroristas e infiltrados

 

¿Quién creó a los jesuitas?

Los jesuitas no se originaron en España sino que fueron creados por el linaje papal Farnese —de la nobleza negra— durante el reinado del Papa Farnese Pablo III. El linaje Farnese es el principal arquitecto del Cabal, ya que creó a los jesuitas con un poco de ayuda de la familia Borja en la década de 1540. Inmediatamente después de eso, construyeron su primer Pentágono en Caprarola, cerca de Roma:

pentagono farnese

En su sala de mapas dentro de ese edificio, moldearon el destino del mundo durante los siglos XVI y XVII:

farnesio villa caprarola

Es interesante observar que el mapa del mundo del siglo XVI muestra la Antártida, que se descubrió oficialmente en la década de 1770. Alrededor de ese tiempo, los Farnese decidieron usar al jesuita Adam Weishaupt para crear a los Illuminati, elevar a los Rothschild (judíos cabalistas) al poder y mover la sede del poder Farnesio a Washington, DC. Allí construyeron su segundo Pentágono.

Ignacio de Loyola fue un testaferro comisionado por el Cardenal Alessandro Farnese. Por supuesto, el general se contentó con dirigir el espectáculo desde detrás de las escenas para no despertar la antigua animosidad entre italianos y españoles.

Tras dar sus primeros pasos para fundar la Compañía de Jesús en Cataluña, Loyola fue contactado en Venecia por familias de la nobleza negra como los Pallaviccini, los Farnese y los Contarini, que vieron con buenos ojos su iniciativa.

Es decir, que aunque la Compañía de Jesús fue fundada por la familia Borgia e Ignacio de Loyola, muy pronto fue infiltrada y controlada por el Vaticano. La prueba de esto es que el propio Gasparo Contarini, miembro de una de las familias mas poderosas de la nobleza veneciana, fue quien presentó a Loyola —y su propuesta— al Papa.

La ironía es que Contarini también impulsaba el luteranismo y la Reforma en Alemania, imprimiendo gran parte de la propaganda reformista desde Venecia. Es decir que la nobleza negra financiaba a la vez la Reforma y la Contrarreforma.

La Compañía de Jesús de América trabajaba para su Superior General, no para la Corona de Castilla, y estaba bajo las órdenes del Papa de Roma, el emperador romano que hoy en día está controlado por el mundo anglo-veneciano.

En el Vaticano, al general jesuita se le conoce como el Papa “Negro” porque siempre se viste de negro y porque la nobleza negra romana es representada por los colores de la Tierra y la Sangre (negro-rojo). Como ejemplo basta recordar el símbolo nazi, rojo y negro, reminiscente del imperio romano germánico.

Actualmente, a esta facción oligárquica se le conoce como Internacional Negro, y están aliados con judíos cabalistas y con la Corona británica.

 

 

 

Algunos logros de la orden jesuita

– Convertir el préstamo de dinero sobre intereses en una ocupación noble.

– Colocar a los judíos en posiciones donde puedan causar lástima en el futuro.

– Exterminar a los líderes heréticos y oponentes clave.

– Asegurarse de que líderes títeres como Hitler, Mao y Stalin hayan ampliado la inquisición.

– Preparar la matanza de los infieles indígenas.

– Institucionalizar el corporativismo para competir con el individuo.

– Establecimiento del Gobierno Central para los Estados Unidos.

– Establecimiento del Banco de la Reserva Federal de los Estados Unidos.

– Controlar y facilitar las “Sociedades Secretas.”

– Centralizar el poder interior mediante el control de los servicios secretos de las naciones.

– Fabricar conflictos como la Guerra Fría y el Terrorismo.

– Crear eventos artificiales como el 9/11 para manipular poblaciones.

– Controlar pa percepción y el pensamiento a través del control de la Educación, la Historia, y los Medios.

– Mantener un ejército de conscriptos a través de la represión económica y la inquisición.

– Especular con la salud de las poblaciones densas.

– Legalizar y promover abortos gratuitos para la aniquilación de grupos más bajos, indeseables e inconformes.

pirámide de control

 

Asesinatos atribuidos a los jesuitas

La hermandad jesuita destruirá a los herejes y a los pueblos indígenas y sus creencias erróneas quitándoles todo y dejándolos atónitos, conmocionados y consternados. La mayoría de los herejes no vivirán más allá de las inquisiciones venideras, ni se lo merecen.

Toda la actividad revolucionaria exitosa se inicia desde arriba a través del liderazgo. Por lo tanto, los líderes potenciales deben ser asesinados tan pronto como exista el menor indicio de su potencial para socavar la estrategia jesuita.

El papa Clemente XIV — suprimió la orden de los jesuitas en 1773 y fue asesinado.

John F. Kennedy — Se atrevió a resistir la autoridad del general jesuita y fue asesinado.

Abraham Lincoln — Resistió a los jesuitas después de la Guerra Civil y fue asesinado.

Benito Pablo Juárez — Purificó a México de la influencia jesuita y fue asesinado.

Malcolm X — Asesinado por esfuerzos para erradicar la influencia masónica sobre los musulmanes negros.

Louis T. McFadden — Asesinado por promover el fin de la Reserva Federal.

Che Guevara — Asesinado por resistir la subyugación jesuita de Sudamérica.

General Lafayette — En la Ayuda a Washington de 1799, declaró al romanismo como una amenaza para la nación.

 

 

Ciudades masónicas

La red Vaticano-Jesuita-Masónica opera principalmente en las siguientes ciudades:

Ciudad del Vaticano, Roma, Italia. (centro religioso) (estado soberano desde 1929)

Ciudad de Londres, Londres, Reino Unido. (centro económico) (estado soberano desde 1649, propiedad de la City of London Corporation)

Distrito de Columbia, que incluye Washington D.C., Estados Unidos. (centro militar)

ciudad del vaticano

 

Las cruzadas Vaticano-Jesuita-Masónicas

– Guerra, genocidio y despoblación (ejemplos recientes: genocidio de nativos canadienses entre 1880-1984, el “Vaticano manejó el genocidio serbio durante la Segunda Guerra Mundial” con un caso judicial en curso en los EE.UU., y el genocidio chiíta musulmán en Irak con más de 1.217.892 muertes).

– Subversiones politicas.

– La esclavitud economica.

– Nutrición, sanidad y vivienda de mala calidad.

– Propaganda del gobierno (a través de la educación, los medios de comunicación, la ciencia y la religión).

– Supresión de la soberanía, conciencia y espiritualidad.

 

Orden Mundial Jesuita y las 13 líneas de sangre Illuminati

 

 

Fuentes:

Mente Alternativa — El cáncer del mundo: Nobleza negra y la dialéctica del antagonismo.

Jorge Guerra — La Conspiración Jesuita expuesta y repuesta.

Jorge Guerra — ¿Eran judíos los primeros jesuitas?

Jorge Guerra — Rothschild, Jesuitas y Sionismo: sus conexiones.

Alan Lamont — Jesuit Order All Roads Lead to the Black Pope.

Clear Sky News — The Jesuit Order.

Biblioteca Pléyades — Los Protocolos de los Sabios de Sión.

Mente Alternativa — Orden mundial jesuita y las 13 líneas de sangre illuminati.

Mente Alternativa — Mapa del Culto de Baal.

Mente Alternativa — Sephirot: Mapa del culto faraónico de la muerte.

Mente Alternativa — Rothschild: Banqueros del Vaticano.

Mente Alternativa — Nero Aristocrazia — Nobleza Negra.

Mente Alternativa — La Compañía de Jesús: Orden jesuita de mentirosos, terroristas e infiltrados.

Mente Alternativa — Nobleza Negra controla a la élite global a través de fraternidades griegas de origen jesuita.

Mente Alternativa — El Rey, el Papa, AMLO y Kushner: España y México, víctimas del despotismo cabalista-jesuita.

Mente Alternativa — Daniel Estulin: Política del cielo y los seis proyectos globales que controlan el mundo.

Mente Alternativa — Investigación científica revela que la identidad del Jesús bíblico fue copiada del dios Horus de los textos egipcios.

Necesitamos tu ayuda...
La censura de las agencias de publicidad y las redes sociales sigue recortando nuestros ingresos. Esto nos está haciendo difícil continuar. Por favor considera hacer una donación. Para donar has click aquí.

logo donacion