Redes Sociales

Hola, ¿qué deseas buscar?

Contenidos

EIR: ¿El Príncipe Carlos pronto gobernará en los Estados Unidos?

Editorial de Executive Intelligence Review (EIR) publicada el martes 29 de diciembre de 2020.

La legislación económica que el presidente Donald Trump se negó a firmar hasta el domingo por la noche fue de hecho “una vergüenza” en el sentido de que el Presidente —cuyos importantes discursos son ahora negados audazmente por los medios de comunicación— no fue lo suficientemente claro con pueblo estadounidense en relación a la inclusión travestida de los esbozos del “Nuevo Trato Verde” en el presupuesto fiscal de 2021, junto con una promesa de “cero carbono” según lo ordenado por el banquero central británico Mark Carney; así como la repentina afirmación del presidente de la Reserva Federal de que dicha institución tiene un mandato de “cambio climático”.

La solitaria pero firme oposición del Presidente Trump al mortífero Acuerdo sobre el Clima de París —junto con sus pecados contra la geopolítica y la política de guerra de Londres— condujo al actual golpe de Estado contra él. Si hubiera podido llevar a cabo su campaña de reelección en contra del “Nuevo Trato Verde”, como se proponía hacer con entusiasmo, el debate nacional resultante podría haber organizado a los estadounidenses en contra de ese tipo de muerte económica y abrir un debate popular sobre cómo reconstruir la economía desindustrializada. Pero la campaña electoral fue absorbida por la pandemia y los temas raciales, una campaña en la que todos los medios de comunicación nacionales calumniaron y lucharon contra el Presidente mientras el candidato demócrata se escondía, ocultando su compromiso con el “Gran Reseteo” y el “Nuevo Trato Verde” detrás de un plagiado eslogan británico: “Reconstruir mejor”.

¿De quién es el “Gran Reseteo”? Del británico Carlos, Príncipe de Gales y Duque de Davos, líder de las “Cumbres de los Horizontes Verdes” y socio/mentor de Mark Carney y Sir Michael Bloomberg en la gestión de las “finanzas verdes”. ¿Quién fue el primero en crear un “acuerdo verde” y un Partido Verde, hace 15 años? El mismo eco-príncipe radical, cuya familia real ha deseado durante décadas una reducción, un sacrificio de la población humana. Por sus iniciativas anti-producción, anti-población, Carney y Bloomberg ahora encabezan comités de los mayores bancos centrales, ordenando a las empresas y fondos que dejen de producir o invertir en cualquier cosa de carbono, desde fuentes de energía hasta fertilizantes y petroquímicos.

Qué es el Green New Deal (el “Green Deal” europeo) sino la culminación final de 50 años de desindustrialización, durante los cuales los Estados Unidos y la mayoría de las potencias económicas europeas han perdido sus industrias de maquinaria y todas sus capacidades productivas avanzadas, excepto la energía y la electricidad, y la agricultura. Ahora, se verán obligados a retroceder en el tiempo a los molinos de viento y los espejos de sol, redes eléctricas inestables, agricultura sin fertilizantes químicos ni ganado, para “salvar el planeta” mediante el sacrificio de grandes cantidades de población humana.

¿Qué se supone que tienen que ver los países en desarrollo, muchos de los cuales todavía tienen la mitad de su población sin ninguna electricidad fiable, con las inversiones en carbón y petróleo cerradas por la banda de banqueros centrales del Príncipe Carlos y Carney, y sin financiación para la energía nuclear? Los Estados Unidos y las naciones europeas perderán energía confiable, y la agricultura de alta tecnología. La pandemia de COVID ya ha golpeado la producción y distribución de alimentos y ha propagado la hambruna.

¿Y las fuentes de energía nuclear que la NASA está desarrollando para la propulsión espacial rápida y la energía en la Luna y Marte? ¿Dejaremos que se apaguen?

El hecho de que el Congreso incorporara abrumadoramente el objetivo de “cero carbono” en el presupuesto federal, y que la Reserva Federal desafiara al Presidente uniéndose a la Red de Carney para la ecologización del sistema financiero, dice a los ciudadanos que ahora depende de ellos movilizarse para detener esto. Algunos tendrán que liderar como ciudadanos-candidatos que luchan por las tecnologías más avanzadas de la energía, la industria y la exploración espacial.

Estos enormes bancos de la Ciudad de Londres y de Wall Street deben ser desmantelados en el proceso para que sirvan a los propósitos nacionales, mediante una Ley Glass-Steagall y nacionalizando los bancos centrales, incluyendo la Reserva Federal.

Lyndon LaRouche siempre aconsejó: Los Estados Unidos y otras naciones que rechazan este suicidio económico, en particular China, Rusia, India, tendrán que colaborar para derrotarlo.

 

Cómo llegamos a esto: Guerras, colapso económico, Covid, Reseteo y Nuevo Tratado Verde

 

Fuente:

Executive Intelligence Review — Prince Charles Soon To Rule—in the United States?

Ciencia y Tecnología

Por Mente Alternativa Un informe de 66 páginas escrito y publicado en 1997 en la Revista Fidelio por el editor de la Revista Executive...

Contenidos

La teniente coronel retirada de la USAF, Karen Kwiatkowski, considera que los únicos factores que unen hoy al Congreso de los Estados Unidos son...

Contenidos

Por Mente Alternativa El 20 de mayo, el fiscal jefe de la Corte Penal Internacional (CPI), Karim Khan, solicitó órdenes de detención contra el...

Contenidos

El historiador revisionista Michael Hoffman analiza la ley de negación del genocidio aplicada sólo a un pueblo, el engaño de la «Ley Noájida» y...

Archivos

Publicidad siguenos en telegram