Necesitamos tu ayuda...
La censura de motores de búsqueda, agencias de publicidad y redes sociales controladas por el establishment está recortando nuestros ingresos. Esto nos está haciendo difícil continuar. Si te parece útil el contenido que publicamos, por favor ten en consideración apoyarnos con una donación económica.

Se cumplen cuatro años de la peor tragedia de la humanidad en las últimas décadas: Yemen. Las cifras son aterradoras en este lugar del mundo donde se vive la catástrofe humanitaria y el brote de cólera más grandes de la historia bajo registro. Una nota de la inteligencia militar francesa fechada en octubre de 2018 y publicada por Red Voltaire demuestra que Arabia ‎Saudita está utilizando grandes cantidades de armamento francés en su guerra contra Yemen. En Estados Unidos, el representante demócrata Bernie Sanders logró, el 13 de marzo, que la ‎Cámara de Representantes adoptara un proyecto de ley que prohíbe toda forma de participación ‎de Estados Unidos en la guerra contra Yemen, pero la Casa Blanca ya anunció que el presidente ‎Donald Trump vetará este proyecto de ley. La estrategia del estado mayor conjunto israelo-saudita, al que están asociados Estados Unidos, Israel, ‎Francia y Emiratos Árabes Unidos, prevé ahora buscar la victoria en Yemen hambreando a la ‎población después de cuatro años de bombardeos intensos contra escuelas, niños y hospitales. Y es que esta agresión fue planeada a fuego lento, para que la población yemení se fuera apagando, muriendo, desvaneciendo, según explicó y confesó con sadismo el propio príncipe heredero y ministro de Defensa de Arabia Saudí, Muhamad bin Salman, quien también es famoso por cortar cabezas a periodistas con sierra eléctrica bajo el amparo de Benjamín Netanyahu y Donald Trump.

 

“Nosotros podemos destruir a los yemeníes en unos cuantos días. Nuestro Ejército de Arabia Saudí puede destruir todas las regiones… Pero el tiempo está de nuestro lado y tenemos paciencia… Nosotros tenemos el equipo, toda la logística, tenemos la moral alta… El enemigo no tiene suministros, no tienen dinero, ni paciencia…”, ha dicho Bin Salman.

 

Estados Unidos y Francia son ‎corresponsables de la hambruna ‎en Yemen

Una nota de la inteligencia militar francesa fechada en octubre de 2018 demuestra que Arabia ‎Saudita está utilizando grandes cantidades de armamento francés en su guerra contra Yemen. ‎El documento precisa que se trata de «tanques Leclerc, obuses “flecha”, aviones Mirage 2000-‎‎9, radares Cobra, blindados Aravis, helicópteros Cougar y Dauphin, cañones Caesar…».

Los mapas incluidos en la nota de la inteligencia militar francesa fueron presentados el 3 de ‎octubre de 2018 al presidente Emmanuel Macron durante un consejo de defensa restringido, en la ‎presidencia de la República.

El documento en cuestión, dado a conocer el 15 de marzo de 2019 por la publicación Disclose, ‎viene a completar las revelaciones ya publicadas el 16 de junio de 2018 por el diario Le Figaro, ‎que confirmó en aquel momento la presencia de fuerzas especiales francesas junto al ejército de ‎Arabia Saudita durante la batalla registrada en la ciudad yemenita de Hodeida también conocida ‎como al-Hudayda.

A pesar de todo, el gobierno francés sigue afirmando que el armamento francés y las fuerzas ‎especiales francesas no tienen que ver con las operaciones ofensivas contra Yemen y que ‎se encuentran sólo en posiciones defensivas en la frontera con Yemen.

En Estados Unidos, el representante demócrata Bernie Sanders logró, el 13 de marzo, que la ‎Cámara de Representantes adoptara un proyecto de ley que prohíbe toda forma de participación ‎de Estados Unidos en la guerra contra Yemen. Ya aprobado anteriormente en el Senado –en los ‎mismos términos–, ese proyecto de ley tendrá que ser confirmado por el Senado surgido de las ‎últimas elecciones legislativas estadounidenses. La Casa Blanca ya anunció que el presidente ‎Donald Trump vetará este proyecto de ley.

La estrategia del estado mayor conjunto israelo-saudita –al que están asociados Estados Unidos, ‎Francia y Emiratos Árabes Unidos– prevé ahora buscar la victoria en Yemen hambreando a la ‎población.

Al menos una tercera parte de los objetivos atacados por la coalición en guerra contra Yemen ‎no son objetivos militares sino blancos civiles. Al menos 50 000 niños yemenitas ya han muerto ‎a causa de la hambruna provocada por los ataques de la coalición, dirigidos por Arabia Saudita.

Yemen: un país, donde todos necesitan ayuda, donde la mitad de la población está en riesgo de morir de hambre, donde 2 millones de niños se están muriendo, donde miles de caminos, carreteras, hospitales, escuelas, casas, edificios están destruidos.¿Cómo acabará este conflicto? ¿Por qué en 4 años Arabia Saudí no ha podido vencer?

 

Príncipes déspotas: caníbales y bebedores de sangre de niños

 

 

Fuentes:

HispanTV — Detrás de la Razón: ¿EEUU y Europa prueban armas para gran guerra mundial, 4 años de experimento?

Red Voltaire — Estados Unidos y Francia son corresponsables de la hambruna en Yemen.

Los contenidos publicados son responsabilidad de su autor y no necesariamente reflejan el punto de vista de Mente Alternativa.