Durante su visita con el secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo, el presidente libanés Michael Aoun recibió un documento estadounidense-israelí que detalla los planes para crear una guerra civil en el Líbano con operaciones encubiertas de falsa bandera y una posible invasión israelí. Aunque la fuente del documento es israelí y se creó en sociedad con Washington, nadie sabe quién lo presentó a Aoun y no está claro si el personal de Pompeo presentó este documento a Aoun como una amenaza antes de su reunión. Sin embargo, está claro que EE.UU. e Israel están conspirando a puerta cerrada para crear un conflicto sectario en la sociedad libanesa y su proceso político democrático, similar a las acciones en Siria, Libia, Yemen, Venezuela, Irán, etc. La estación de televisión libanesa, Al-Jadeed, publicó el documento en la televisión libanesa y en un video en su sitio web. Geopolitics Alert tradujo el informe para este artículo.

 

Israel y los Estados Unidos fomentan la guerra civil en el Líbano

El documento detalla los planes estadounidenses para dividir a las Fuerzas de Seguridad Internas del Líbano, una institución nacional separada del Ejército del Líbano. Los planes implican que Washington invierta 200 millones de dólares en las Fuerzas de Seguridad Internas (ISF) con el pretexto de mantener la paz, pero con el objetivo encubierto de crear un conflicto sectario contra Hezbollah con 2,5 millones dedicados específicamente a este propósito.

El documento establece que el objetivo final es desestabilizar el país creando una guerra civil en el Líbano que “ayudará a Israel en la escena internacional.” Los Estados Unidos e Israel planean lograr esto apoyando a las “fuerzas democráticas”, algo muy similar a la estrategia utilizada en Siria, Libia, Venezuela y en otros lugares.

Según el documento, aunque “la carga total de nuestra potencia de fuego se desatará”, de alguna manera no anticipan ninguna baja. Sin embargo, sí esperan que la guerra civil “desencadene solicitudes” de intervención de las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI), que Israel solo debe aceptar después de una extrema reticencia.

El documento dice que Israel también desempeñará un papel importante al crear “operaciones de bandera falsa encubiertas” a medida que avanza el conflicto. Quizás estas operaciones incluyan ataques químicos similares a los ataques químicos contra civiles en Siria o incluso ataques directos contra civiles libaneses o israelíes para culpar a Hezbolá y justificar la intervención internacional.

El documento admite que Estados Unidos e Israel necesitarán una cantidad de credibilidad sin precedentes para lograr esto y también admite que el Ejército libanés puede ser un obstáculo, probablemente debido a la composición diversa del Ejército. Como un partido político legítimo con miembros en todos los aspectos de la sociedad libanesa, Hezbolá ya tiene miembros y aliados en todo el ISF, así como el Ejército.

 

Mike Pompeo sostiene reunión con funcionarios libaneses

Durante su reunión con el presidente libanés, Michael Aoun, el secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo, presentó un ultimátum: “contenga a Hezbolá o espere consecuencias sin precedentes.”

De acuerdo con la Política Exterior, Pompeo le dijo a Aoun que si no completa la titánica tarea de eliminar a Hezbollah de las instituciones gubernamentales y reprime sus actividades militares, el Líbano debería esperar el fin de la ayuda estadounidense e incluso posibles sanciones.

“Se necesitará valor para que la nación del Líbano se oponga a la criminalidad, el terror y las amenazas de Hezbolá”, dijo Pompeo.

En una cena, se informó que Pompeo advirtió a los funcionarios libaneses que ellos mismos eran objetivos potenciales para sanciones así como los miembros del Movimiento Patriótico Libre, el partido del Presidente Aoun cuyo mayor apoyo proveniene de cristianos libaneses.

Las posibles sanciones probablemente se dirigirán primero al Ministerio de Salud libanés, que actualmente es administrado por un miembro electo del partido político de Hezbollah. Los civiles en todo el Líbano dependen de un Ministerio de Salud en funcionamiento para recibir medicamentos subsidiados y atención médica general, por lo que estas sanciones crearían un inmenso sufrimiento para toda la población libanesa.

No es probable que el plan de guerra civil detallado en el documento tenga éxito de acuerdo con los planes de Estados Unidos. Las fuerzas de seguridad libanesas no son un grupo homogéneo. Los miembros de Hezbollah y sus aliados cristianos ocupan muchos puestos, no solo en la ISF, sino en todo el ejército libanés y en varias ramas del gobierno. La constitución y el sistema político libaneses requieren que todas las sectas tengan una representación adecuada en el gobierno. Como tal, una posible guerra civil manufacturada probablemente se centraría en volver a escribir la constitución libanesa como una de las principales prioridades.

No está claro si el personal de Pompeo presentó este documento a Aoun como una amenaza antes de su reunión. Sin embargo, está claro que EE.UU. e Israel están conspirando a puerta cerrada para crear un conflicto sectario en la sociedad libanesa y su proceso político democrático, similar a las acciones en Siria, Libia, Yemen, Venezuela, Irán, etc.

 

Fuente:

Geopolitics Alert — Secret Document Reveals Plans for Civil War in Lebanon, Israeli False Flags, and Invasion.

Necesitamos tu ayuda...
La censura de las agencias de publicidad y las redes sociales sigue recortando nuestros ingresos. Esto nos está haciendo difícil continuar. Por favor considera hacer una donación. Para donar has click aquí.

logo donacion