Redes Sociales

Hola, ¿qué deseas buscar?

Ciencia y Tecnología

Diplomacia sísmica: Erdogan y las secuelas de los terremotos turcos

Las catástrofes naturales son cruciales en geopolítica. El de Turquía no fue sólo un desastre que causó muertes a todo tipo de personas, sino que también la confianza de la gente en el gobierno disminuyó hasta un punto inimaginable. Es posible que el presidente Erdogan esté instrumentalizando lo que ocurra después para elaborar su campaña de relaciones públicas de cara a las próximas elecciones, pues podría haber hasta 15 millones de víctimas de los terremotos, y la mayoría de ellas son votantes del AKP. Si el AKP aplaza las elecciones deberá cambiar la Constitución. En las próximas semanas se intentará hacer algunos arreglos sobre la constitución. De todos modos, afirman fuentes citadas por Pepe Escobar: el gobierno de Erdogan está políticamente muerto.

 

Por Pepe Escobar

El escenario: un acogedor restaurante osetio propiedad de dos señoras osetias cerca de la calle Istiklal, una zona céntrica muy concurrida de Estambul.

Los participantes: un grupo de intelectuales de Estambul: académicos, medios de comunicación, profesionales liberales, abogados, con un alto nivel educativo, laicos y muy críticos con el partido gobernante AKP.

Las preguntas: durante la cena, pregunté a los comensales su análisis de la respuesta del Estado a los mortíferos terremotos de Turquía y cómo el presidente Erdogan puede estar instrumentalizando lo que suceda tras ellos para elaborar su campaña de relaciones públicas de cara a las próximas elecciones.

Tras nuestra conversación, aún no se ha confirmado oficialmente si las próximas elecciones presidenciales se celebrarán en mayo o junio de 2023.

Así que el escenario está preparado para un ejercicio inédito de democracia directa, con algunas respuestas sorprendentes, y mucho más esclarecedor de lo que los medios de comunicación turcos y los grupos de reflexión puedan estar dando vueltas. Uno de los participantes acuñó el neologismo definitivo para lo que Erdogan se va a dedicar en las próximas semanas y meses: Diplomacia sísmica.

“Según estudiosos y geólogos, el número de muertos podría alcanzar los 150.000. No hay responsabilidad. No hay profesionalidad. Sin organización. Sin coordinación. Durante el terremoto de 1999, en tres o cuatro horas los militares turcos estaban en la zona. Esta vez, por desgracia, tardaron casi dos días. El presidente Erdogan ha intentado hacer una especie de campaña electoral. ¿Funcionará antes de las elecciones? Esta vez, no ha tenido tanta suerte”.

 

Senadora rumana declara que Estados Unidos provoco el sismo en Turquía y Siria

 

“La gente quería ayuda, y no hubo ayuda. Después de 48 horas, sólo había allí entre 300 y 400 soldados, nada más. Porque Erdogan tenía mucho miedo de llamarlos, a diferencia de 1999. Para la percepción del pueblo turco el Estado es muy importante. No piensan en el gobierno. No podían ver la presencia del Estado. Turquía se convirtió en una pequeña América. Siempre es un asunto de relaciones públicas. AKP sabe esto mejor que cualquier otro partido político. Son como el establishment político estadounidense. Si tienen unas relaciones públicas lo suficientemente fuertes y mencionan el nombre del presidente en cada uno de sus comunicados de prensa, piensan que esto apaciguará a la gente. Ahora no será fácil para el gobierno apaciguar el sentimiento predominante. Intentarán posponer las elecciones o, el segundo escenario, tan pronto como sea posible, intentarán organizar unas elecciones con ayuda de esta campaña de relaciones públicas.”

“Permítanme disentir ligeramente. En lo que se refiere a la respuesta a las catástrofes naturales en este país, al principio lo que hay es gente gritando por ello, expresando sus quejas contra el gobierno o el Estado. Básicamente contra la falta de respuesta del gobierno. Es una cacofonía. El gobierno dice: “hemos respondido en el momento adecuado, pero debido a esto y aquello, la oposición se ha estado quejando sin conocer todos los hechos”. El segundo punto es que ahora el gobierno controla la situación. Y ha hecho muchas promesas: construir casas, poner dinero en los bolsillos de la gente. Así que ahora la gente admira al gobierno. La gente cree que Erdogan puede ir a pedir a los árabes ricos que pongan dinero en este desastre. Algunos de mis antiguos alumnos han estado trabajando con ONG que se ocupan de catástrofes y con instituciones gubernamentales; esto es lo que me cuentan. Dicen que el gobierno ha recuperado el terreno perdido. Como hay tantas promesas flotando por ahí, la gente espera que Erdogan las cumpla. Así que podría inclinar la psique de la gente a su favor. Mi información es que si las elecciones se celebran según lo previsto, en mayo o junio, es más probable que gane Erdogan. En cada una de estas catástrofes, tres meses después de que ocurran, la gente está alojada, bien alimentada, y cuatro meses después, su mentalidad cambia: surgen quejas sobre “¿cuándo va a estar lista la casa de hora?” o “¿por qué no nos han construido casas improvisadas?”. Así que dentro de cuatro meses es probable que la gente sea mucho más crítica con el gobierno. En lo que deberíamos centrarnos es en quién va a perder las elecciones. Y el problema es que no tenemos una oposición adecuada. El principal partido de la oposición es un desastre. Si Erdogan vuelve a ganar, no será que ha ganado él, sino que la oposición ha vuelto a perder”.

“Nos inclinamos hacia el desastre. Vivimos una situación exactamente similar a la de La banalidad del mal de Hanna Arendt. Una gran catástrofe es explicada por los medios de comunicación como algo banal, ordinario. Como sociedad, no nos recuperaremos hasta dentro de muchos años; heridas físicas, heridas psicológicas, heridas morales, este desastre formará gran parte de nuestra memoria social. La memoria social es importante, porque acumula nuestra ira. Esto es realmente un régimen autoritario – no sabemos cómo controlar o cómo orientar nuestra ira. Así que estamos atascados. Me interesa el aspecto humano. Este terremoto será una gran ocasión para este gobierno desde una perspectiva político-económica. El gobierno está luchando contra una enorme crisis económica. Necesitan algunas áreas para la acumulación de capital. Esta es una gran oportunidad para la acumulación de capital. Para el sector de la construcción, la promoción de grandes empresas. Pero en términos de cuestiones morales, nos hemos perdido”.

“Las catástrofes naturales son cruciales en geopolítica. Afectan a las relaciones geopolíticas. Ésta fue una catástrofe extraordinaria. Hay críticas reales e importantes al gobierno. Deberían haber reaccionado con más rapidez, pero no pudieron. Y lo que es más importante: durante años muchos expertos advirtieron al país y al gobierno de lo que podía ocurrir. Ahora el gobierno está en una situación difícil. Intentarán aplazar las elecciones, ya que su situación es peor que antes del terremoto. No pueden utilizar de ninguna manera esta situación para una campaña de relaciones públicas”.

 

Aclaración de la Agencia Espacial Turca sobre el terremoto del 6 de febrero y un arma ‘comparable al impacto de un ‎meteorito’ que EE.UU. ‘estaba preparando’

 

“La respuesta del gobierno llegó muy, muy tarde. Estudié en Chipre y la mayoría de mis amigos son de la región de Hatay. Después de los terremotos llamé a muchos de ellos y me dijeron que se sentían muy solos, “el gobierno nos abandonó a nuestra suerte”, y todos tienen pérdidas en sus familias. Puede haber hasta 15 millones de víctimas de los terremotos, y la mayoría de ellas son votantes del AKP. Si el AKP aplaza las elecciones deberá cambiar la Constitución. En las próximas semanas intentarán hacer algunos arreglos sobre la constitución. De todos modos, el gobierno de Erdogan está políticamente muerto”.

“Esta es una perspectiva de los últimos milenios. Esto no fue sólo un desastre que causó muertes a todo tipo de personas, sino que también la confianza de la gente en el gobierno disminuyó hasta un punto inimaginable. En estos últimos 20 años la gente ha visto tanta corrupción. En cuanto a las donaciones, la gente quería donar y no sabía dónde, y pensaba que lo que fuera a donar acabaría en los bolsillos de otra persona. Es un sentimiento tan desesperado. ¿Vamos a confiar en las organizaciones gubernamentales, en las organizaciones sin ánimo de lucro? Recibían muchas más donaciones que el propio gobierno. El gobierno intentó desacreditar a las organizaciones sin ánimo de lucro. Quizá tengan razón. Esto sólo demuestra que la población no confía en el destino del dinero. Los terremotos dejan un legado en Turquía. No sólo un terremoto: lo que importa es cómo los gobiernos no responden a la situación. Erdogan es un hombre de negocios, siempre consigue lo que quiere. Pero el legado de este terremoto podría cambiar eso”.

“Durante el terremoto de 1999, pasé tres meses en la región. Comparando ambos, puedo decir que en 1999 la respuesta del Estado fue más rápida. Esta vez, la gente iba por delante del Estado. Cuando el AKP llegó al poder, siempre se quejaban de la injerencia militar en la política. Veinte años después, vimos que es una mafia de la construcción, un lobby de la construcción, contratistas, lo que realmente gobierna este país. Las leyes de la construcción pueden cambiar en un día para beneficiar a estos contratistas. Sus intereses prevalecen. No les importa si construyen sobre fallas geológicas; todas las decisiones están sujetas a los intereses de estos contratistas. Así que la gente está muy enfadada. Las posibilidades de Erdogan en las próximas elecciones son muy escasas. No debería volver a ser elegido”.

 

El terremoto de Turquía en un contexto geopolítico (I)

 

Fuente:

Pepe Escobar, en Strategic Culture Foundation: Seismic Diplomacy: Erdogan and the Aftermath of the Turkish Earthquakes.

Contenidos

Por Mente Alternativa Durante su reciente visita de tres días a Beijing, el ministro de Asuntos Exteriores de Turquía, Hakan Fidan, expresó el deseo...

Contenidos

Puede que el corredor de transporte India-Oriente Medio-Europa esté en boca de todos, pero lo más probable es que termine en el cesto de...

Contenidos

Mientras Rusia y China sigan siendo las potencias políticas y económicas dominantes de la región, el corazón de Asia Central seguirá siendo objetivo de...

Contenidos

En el marco de la lucha protagónica entre el orden unipolar de la OTAN y el multipolar de Rusia, China y el Sur Global,...

Archivos

Publicidad siguenos en telegram