Necesitamos tu ayuda...
La censura de motores de búsqueda, agencias de publicidad y redes sociales controladas por el establishment está recortando nuestros ingresos. Esto nos está haciendo difícil continuar. Si te parece útil el contenido que publicamos, por favor ten en consideración apoyarnos con una donación económica.

Los demócratas de la Cámara de Representantes y algunos republicanos aprobaron una enmienda a la Ley de Autorización de Defensa Nacional del año fiscal 2020 que dicen que evitará que el presidente Trump viole la Constitución para bombardear Irán sin la aprobación del Congreso.

 

 

El intento de evitar que Trump se involucre en el mismo comportamiento ilegal que sus antecesores fue defendido por la llamada Junta Progresista del Congreso.

 

 

Uno debe preguntarse dónde estaban estos tipos cuando Obama estaba enviando sus aviones no tripulados para matar a mujeres y niños, ayudando a los sauditas venales a producir una de las crisis humanitarias más grandes de la historia moderna en Yemen, supervisando la destrucción de Libia y el asesinato de su líder, y manteniendo intervenciones de ocho años en siete países, como señaló Paul Craig Roberts en la víspera de la ascensión de Trump al trono de la presidencia imperial.

El Dr. Roberts esperaba que Trump fuera diferente y estuviera a la altura de su promesa de campaña de terminar las guerras y llevar a las tropas a casa. Pero no ha sido así.

Ahora se nos quiere hacer creer que Trump no abandonó el acuerdo con Irán a instancias de una camarilla de neoconservadores, sino para contradecir a Obama.

 

 

En otras palabras, según esta versión, Irán no tendría nada que ver con el deseo de Israel de aniquilar, matar de hambre, sabotear y asesinar a su enemigo histórico, sino que el impulso de ir a la guerra contra Irán sería un reflejo del oprobio ego de Trump y su deseo de acabar con un ataque grosero de tweets a cualquiera que lo odie.

Trump es un megalómano sin lugar a dudas, pero esta explicación evita por completo el gran problema: que los neoconservadores al servicio de Israel explotaron en primera instancia la patología de Trump para que atacara a Irán por la causa sionista. Trump, en el último momento, retrocedió después de las advertencias de altos mandos militares y al darse cuenta de que esto realmente arruinaría su imagen y su lugar en la historia.

Como el fallecido Justin Raimondo y otros notaron hace una década, los progresistas solo progresan cuando un republicano está bombardeando a inocentes. Obama y su equipo, que luego incluyeron a la totalmente censurable Hillary Clinton, hicieron un excelente trabajo destruyendo lo que quedaba del movimiento contra la guerra formado durante el reinado — infestado de neoconservadores— del republicano y violador de la Constitución George W. Bush.

“La totalidad de los 11 miembros de la Junta del Congreso Progresista del Congreso de los Estados Unidos ha votado a favor de una resolución de la Cámara que exige el aislamiento de Rusia, insta al envío de armas militares al gobierno ucraniano y alienta a los Estados Unidos y la OTAN a intensificar los preparativos para la confrontación militar con Rusia”, señala el comentario crítico en el sitio web del Caucus Progresista.

En la resolución del Congreso falta el trasfondo de la expansión de la OTAN hacia el este hasta la frontera con Rusia, en violación de la promesa hecha por Estados Unidos a Rusia en 1989, así como el apoyo de los Estados Unidos a un gobierno golpista en Ucrania y los ataques de las milicias de ese gobierno contra grupos étnicos rusos.

H. Res. 758 denuncia a Rusia por comprar armas, armar dictaduras y supuestamente invadir naciones soberanas, todas las acciones en las que Estados Unidos participa habitualmente.

La resolución pide al presidente Obama “proporcionar al Gobierno de Ucrania artículos, servicios y entrenamiento de defensa letales y no letales”, y exige que la OTAN se prepare para la guerra en defensa de Ucrania como miembro de la OTAN. Ucrania no es miembro de la OTAN, pero la OTAN está presionando mucho para su inclusión.

Armar a los etnofascistas en Ucrania y flirtear con una guerra nuclear capaz de acabar con la vida en el planeta tierra ahora es “progresista.”

En síntesis, la Junta Progresista del Congreso y los liberales de los asentamientos no se oponen a la guerra, simplemente quieren que un demócrata haga el bombardeo y el asesinato, no grotescamente como el tronco intelectual actualmente plantado en la Casa Blanca, sino de manera suave y sensual, como Obama.

 

Trump ordena y luego cancela ataque contra Irán por ‘división’ entre sus asesores y el Pentágono

 

Fuente:

Kurt Nimmo / Another Day in the Empire — Two-faced Democrats Move to Prevent Trump’s Iran War.

Los contenidos publicados son responsabilidad de su autor y no necesariamente reflejan el punto de vista de Mente Alternativa.