La idea de culpar a los rusos por manipular las elecciones de los EE.UU. ha resultado ser una falsa pantomima estratégica en el marco de la guerra mediática que tiene lugar entre la facción estadounidense del Estado Profundo jázaro que se aferra al modelo liberal banquero financista del petrodólar, y los jázaros cabalistas europeos —con la familia Rothschild en primer plano— que son impulsores del reseteo monetario hacia el modelo yuan-oro-criptomoneda en alianza con China y la realeza británica. En Mente Alternativa hemos sostenido esta hipótesis de trabajo desde los tiempos electorales de 2016. Dos años después, QAnon y los patriotas de Veterans Today han filtrado información que confirma tal hipótesis al señalar que las elecciones estadounidenses de 2016 fueron intervenidas, por ambos bandos contendientes, de diversos modos. Según información filtrada por Veterans Today, “las elecciones fueron manipuladas hackeando máquinas de votación a través de memorias USB” para favorecer a Donald Trump. En contrapartida, señala QAnon, altos funcionarios gubernamentales del Reino Unido también interfirieron en el proceso electoral para sabotear al candidato republicano después que “varios funcionarios estadounidenses viajaron a Gran Bretaña para obtener acceso a la información de inteligencia sobre la campaña presidencial de Trump a través del acuerdo de ‘Five Eyes’, que luego fue utilizada para sabotear su campaña mediante la narración artificial de que Trump estaba siendo manipulado en secreto por Rusia.” Esta información es consistente y coincide con el polémico Dossier de Christopher Steele—financiado por Hillary Clinton— que se produjo a través de la colaboración entre elementos de la comunidad de inteligencia británica y funcionarios del gobierno de Obama, según afirma el Dr. Michael Salla. Es importante entender que a Trump lo respaldan los círculos financieros no-americanos centralizados en la ciudad de Londres, Hong Kong —centro mundial de lavado de dinero, drogas e inteligencia bajo control británico— los círculos que quedan del imperio británico, los Rothschild, la élite europea representada por la vieja aristocracia europea, la aristocracia austrohúngara, la nobleza otomana y la nobleza negra veneciana, y luego en menor medida, las agencias de inteligencia, etc. Todos estos son grandes grupos con mucho poder a lo largo de la historia. Por lo tanto, con filtraciones como las de QAnon y Veterans Today, queda mucho más claro que las elecciones efectivamente habrían sido manipuladas en contra y en favor de Trump en el contexto de la necesidad de liberar a los EE.UU. —y al mundo entero— de las garras de la satánica facción jázara estadounidense. No obstante, los planificadores de esta operación también son jázaros satánicos —como los Rothschild— y otros miembros de la élite que no son figuran públicamente. Esta es la situación esquizófrénica por la que atraviesa el mundo. Y de momento, como dice Daniel Estulin, sólo una cosa queda clara: La democracia no existe,“presidentes y primeros ministros son sólo camareros que sirven café en un restaurante de la élite mundial”, ya que ningún candidato a la presidencia o cancillería de un país representa los intereses del mismo sino los de alguno de los proyectos globales que controlan el mundo.

 

Veterans Today: Las elecciones estadounidenses de 2016 fueron manipuladas para favorecer a Trump

La idea de culpar a los rusos por manipular las elecciones presidenciales de los EE.UU., incluso con lo que parecen ser acusaciones sólidas, parece cada vez más una estrategia mentirosa. Como en 2000 y 2004, la última elección presidencial ha sido una farsa total.

Veterans Today ha documentado información que revela que los estados de Michigan, Ohio, Wisconsin y Florida fueron manipulados a través de un margen de votación extremadamente obvio. Durante las primeras horas del recuento de Wisconsin, se descubrió que docenas de precintos habían votado a niveles de más del 100% y otros en los 90 altos.

“Cientos de miles de votos clave para Trump fueron fabricados con hackeos de máquinas de votación, hackeos que creemos que fueron entregados en memorias USB por abogados de la Sociedad Federalista trabajando para el RNC.” (Fuente: Veterans Today)

En pocas palabras, Trump perdió las elecciones, afirma Veterans Today. Pero cuando comenzaron los recuentos, algo sucedió y todo se perdió. No hubo rusos involucrados, sólo una sensación de impotencia cuando los medios de comunicación corporativos se lanzaron a bordo, como siempre están dispuestos a hacer, para validar una presidencia ilegítima.

 

QAnon: Altos funcionarios del Reino Unido interfirieron en las Elecciones Presidenciales de los EE.UU. para desfavorecer a Trump

“Mientras que el Estado Profundo ha filtrado información clasificada para desestabilizar a la administración Trump, este ha respondido en especie autorizando a QAnon para que filtre información clasificada que expone las nefastas actividades globales del Estado Profundo”, o al menos las de una facción del mismo.

Se ha demostrado que el informante anónimo QAnon está vinculado a una facción de la inteligencia militar estadounidense “que reclutó a Trump para postularse para la presidencia de Estados Unidos en 2015.” Además, se sabe que los Rothschild son los creadores de Donald Trump. Según fuentes de perfil diverso como Daniel Estulin, Benjamin Fulford y el propio Alex Jones, Trump claramente representa los intereses de los Windsor, los Rothschild, la nobleza negra y la antigua realeza europea, y es un claro ejecutor de la alianza Rothschild-Windsor-China para llevar al mundo de vuelta al patrón oro.

No obstante, señala Michael Salla, QAnon también ha atacado de manera implacable a la facción Rothschild:

“La familia Rothschild controla activos mundiales por más de dos billones de dólares estadounidenses y forma el liderazgo oculto del Estado Profundo, que practica activamente el satanismo y realiza sacrificios de niños. El Estado Profundo compromete a los aspirantes a políticos a través de la pedofilia documentada en libros como “The Franklin Coverup: Child Abuse, Satanism and Murder in Nebraska (1992)”, de John DeCamp, un ex-senador del Estado de Nebraska.”

Por lo tanto, sugiere el Dr. Michael Salla, es muy factible que los miembros del Estado Profundo del establishment británico hayan intentado sabotear la campaña presidencial de Trump a través de pruebas fabricadas para validar la hipótesis de la colusión con Rusia, que fue aprobada por el presidente Obama y perseguida por múltiples funcionarios en su administración, como afirma QAnon. La conclusión inquietante que surge es que los funcionarios del gobierno británico, en lugar de los oficiales de inteligencia rusos, son los principales responsables de interferir en el proceso presidencial de los EE.UU. al idear pruebas y filtrar información clasificada a través del acuerdo “Five Eyes” (Cinco Ojos).

Según QAnon, “varios funcionarios estadounidenses viajaron a Gran Bretaña para obtener acceso a la información de inteligencia del acuerdo ‘Five Eyes’ sobre la campaña presidencial de Trump, que luego fue utilizada para sabotear su campaña mediante una narración artificial de que Trump estaba siendo manipulado en secreto por Rusia.” Esta información es consistente con lo que se conoce sobre el Dossier de Christopher Steele, que se produjo a través de la colaboración entre elementos de la comunidad de inteligencia británica y funcionarios del gobierno de Obama.

“¿Qué pasaría si el gobierno del Reino Unido trabajó mano a mano con el administrador de Hussein para sabotear las elecciones de 2016?
Recopilación de datos.
Voz.
Vídeo.
Bugging.
Creación de dossier de inteligencia falso usando ex espía.
La póliza de seguro de copatrocinador es: elección de POTUS.”
(Fuente: QAnon, julio 25, post 1700)

Lo que hace plausible el escenario descrito por QAnon es la naturaleza del acuerdo Five Eyes que permite que el Reino Unido recopile información de inteligencia sobre ciudadanos y organizaciones de estadounidenses y luego la extienda a los funcionarios de los EE.UU. Esta práctica es ampliamente conocida como el medio por el cual los países dentro del acuerdo Five Eyes (EE.UU., Gran Bretaña, Canadá, Australia y Nueva Zelanda) burlan rutinariamente las leyes nacionales impidiendo que las agencias de inteligencia espíen a sus propios ciudadanos nacionales sin el debido proceso legal.

“¿Por qué HRC está en Nueva Zelanda?
¿Es NZ parte de los 5 ojos?
¿Por qué es eso relevante?
Reloj suicida.”
(Fuente: mayo 8, post 1320)

Si bien el acuerdo de Five Eyes hace posible que la información recopilada por las agencias de inteligencia asociadas se comparta a través de los canales oficiales, QAnon ha revelado que este intercambio también se puede lograr extraoficialmente. Concretamente, QAnon ha señalado que los antiguos funcionarios del gobierno con la habilitación de seguridad adecuada pueden acceder a la información de inteligencia cuando viajan a otro país de Five Eyes, sin conservarse ningún registro oficial.

 

Estudiosos de la política profunda y teóricos de la conspiración llevan años documentando cómo facciones aparentemente antagónicas de la élite global se disputan el poder de maneras inverosímiles

“Los asiáticos también buscaron aliados occidentales contra los jázaros estadounidenses. Fue así que fundaron un grupo de aliados occidentales que se convirtió en lo que se conoce como la Sociedad del Dragón Blanco (WDS). Este grupo incluye altos mandos del Pentágono, la CIA, el FSB ruso, la familia real británica, la francmasonería y la logia P2 del Vaticano, entre otros. En este contexto, la alianza entre la facción Rothschild de la mafia jázara y los illuminati gnósticos para asegurar la elección del candidato antiestablishment Donald Trump fue clave para atacar al Estado Profundo de la facción Clinton-Bush-Rockefeller en los EE.UU desde sus cimientos.”

(Fuente: Benjamin Fulford)

 

Alex Jones: Dices que los Rothschild apoyan a Trump contra los Rockefeller. A mí me informaron fuentes de la comunidad de inteligencia, hace tres años, que pusiera atención a lo que los Rothschild iban a hacer, pues iban a tratar de regresar la riqueza a la gente, no porque sean buenos sino porque no quieren dar pie a una carnicería mundial.
Daniel Estulin: Sólo en esta ocasión sus intereses van con los nuestros. Y en el bando enemigo están los Clinton, los Rockefeller, los banqueros trasnacionales que son la corporación ilimitada del planeta, los globalistas no estadounidenses, o los círculos de poder estadounidense, George Soros, Hollywood, etc.


Alex Jones: Entonces son los Rockefeller quienes quieren derrocar a Trump…
Daniel Estulin: La gente que está detrás de los Rockefeller. Y los que soportan a Trump son los círculos financieros no-americanos centralizados en la ciudad de Londres, Hong Kong —centro mundial de lavado de dinero, drogas e inteligencia bajo control británico— los círculos que quedan del imperio británico, los Rothschild, la élite europea representada por la vieja aristocracia europea, la aristocracia austrohúngara, la nobleza otomana y la nobleza negra veneciana, y luego en menor medida, las agencias de inteligencia, etc. Pero son grandes grupos de personas, con mucho poder a lo largo de la historia… (interrupción)

Alex Jones: Entonces ¿estás de acuerdo, como indica mi investigación, que la mayoría de las agencias de inteligencia están con Trump?
Daniel Estulin: Sí, la mayoría, excepto la DEA, la NSA y la CIA.”

(Fuente: Daniel Estulin en entrevista con Alex Jones)

 

“Con todo y su falsa procedencia sueca, Donald Trump siempre ha brindado incondicional y abierto apoyo a la causa sionista. Desde la proclamación de su campaña en junio de 2015, su director de campaña fue el judío Michael Glassner, antiguo director regional del lobby judío estadounidense AIPAC, y quien reunió en el pasado fondos para las campañas de George W. Bush (también judío).
En julio de 2015, el candidato a la presidencia Trump demostró ser siervo del sionismo cuando literalmente dijo: “El único que dará un apoyo real a Israel soy yo. El resto son meras palabras, nada de acción. Son políticos. Yo he sido leal a Israel desde el día en que nací. Mi padre, Fred Trump, fue leal a Israel antes que yo. El único que dará a Israel el tipo de apoyo que necesita soy yo.”

(Fuente: José Alberto Villasana)

 

Trump es una creación de los Rothschild y parte de una guerra secreta al interior de la élite global

 

Fuentes:

Veterans Today — How the 2016 US election was rigged.

Michael Salla / Exopolitics — QAnon Unmasks Britain as State Actor that Interfered in US Presidential Election.

Mente Alternativa — Daniel Estulin: Política del cielo y los seis proyectos globales que controlan el mundo.

Mente Alternativa — Trump es una creación de los Rothschild y parte de una guerra secreta al interior de la élite global.

José Alberto Villasana — ¿Quién es realmente Donald Trump y a qué intereses sirve?