El cardenal australiano George Pell, importante asesor financiero del papa Francisco, fue declarado culpable de cinco cargos de abuso sexual por un jurado de Melbourne, Australia. Como publicamos en mayo de 2018, el juicio contra el Cardenal Pell estuvo rodeado de gran hermetismo, y permaneció silenciado por una orden judicial. Pero este lunes se hizo público que Pell fue hallado culpable de pederastia por el jurado y será sentenciado el próximo miércoles 27 de febrero. La agencia AP reportó que el cardenal podría enfrentar hasta un máximo de 50 años de prisión, aunque se prevé que apelará la decisión. El insider de la Logia P2, Leo Zagami, vaticina que esta condena hará cimbrar a toda la iglesia católica, que ya se está recuperando de las acusaciones de abuso sexual cometidas por sus anillos de pedofilia mundial. Zagami también ofrece fragmentos de un capítulo de su libro Confesiones de un Illuminati vol 6.66., en el que describe a George Pell como un hombre fácilmente chantajeable cuyas andanzas transcurrieron al amparo de su protector Jorge Bergoglio, desde que se inició como prefecto de la Secretaría de Economía de la Santa Sede, hasta que ingresó al exclusivo grupo C9 como consejero de Bergoglio para “gobernar la Iglesia.” Fue así que Pell logró llevar el Opus Dei a su natal Australia, donde también mantuvo y protegió una red criminal de pedófilos mientras se relacionaba con con figuras del Nuevo Orden Mundial, como Lord Christopher Patten, Rupert Murdoch y Tony Abbott, y mientras llevaba un estilo de vida al que un reportero se ha referido como “nuevo elitismo fomentado como una especie de cultura clerical con gente ‘in’ y muy selecta alrededor de Pell.”

 

La red criminal del Cardenal Pell para practicar y ocultar la pedofilia

Para comprender mejor la pregunta de por qué el papa Francisco retiró a Theodore McCarrick y no al poderoso cardenal Pell, Leo Zagami reproduce un breve extracto de su último libro Confesiones de un Illuminati vol. 6.66., extraído del capítulo titulado, Cardenal Pell: El pequeño ayudante de Satanás:

La Santa Sede se está demoronando, y el último atisbo de honor se perdió con la llegada del cardenal Pell a Roma en 2014, después de que el Papa Francisco lo nombrara como primer cardenal prefecto de la recién creada Secretaría de Economía. Bajo este cargo, Pell fue responsable del presupuesto anual de la Santa Sede y el Vaticano, una posición que necesitaba una figura fácilmente sobornable, como él.

No es de extrañar que el Vaticano atraviese su mayor caída económica, en parte debido a la mala gestión de muchos de sus negocios, pero también debido a la creciente solicitud de compensación por parte de víctimas de la pedofilia. Esta situación obligó a Pell a regresar a su Australia natal, donde incluso ideó un plan en los años 90, llamado Melbourne Response, mediante el cual ayudo a su red de pedófilos católicos para que pudieran pagar a las víctimas una cantidad ridícula y continuar abusando de ellas por un bajo precio.

Al menos una de las víctimas terminó suicidándose debido a la falta de apoyo de la Iglesia. El 29 de junio de 2017, ABC News declaró que la compensación para las víctimas tenía un límite de $50,000, y el proceso fue ampliamente criticado por ofrecer un apoyo inadecuado. Curiosamente, cuando Pell llegó a Roma, Lord Christopher Patten (nacido en 1944), inmediatamente se unió a su equipo. Este es el mismo tipo que la élite del Nuevo Orden Mundial usó para encubrir los crecientes escándalos de pedofilia en la BBC, que incluían las infames actividades del monstruo pedófilo Jimmy Savile. Patten, quien fue gobernador de la BBC Trust desde 2011 —cuando fue nominado por la Reina hasta 2014— también trabajó con el cardenal Pell. ¿Coincidencias? ¡Por supuesto que no! ¡El anillo de pedófilos que gobierna el mundo ayuda a los suyos!

 

Mano derecha del Papa Francisco, del C9 al Opus Dei

A pesar de todo, Bergoglio nombró al cardenal Pell como su brazo derecho para la economía, y como miembro del grupo de élite de nueve —conocido como C9— que incluye a los cardenales más influyentes de la Iglesia, y que tras la baja de Pell y otros dos se ha reducido a C6. A pesar de la evidencia de que el Cardenal George Pell encubrió y posiblemente estuvo involucrado en la pedofilia en Australia, el Papa lo colocó en una de las posiciones más importantes e influyentes de la Iglesia actual, donde vivió un lujoso estilo de vida en Roma, a menudo creando problemas para la imagen de Bergoglio, quien rechazó todas las críticas contra su protegido.

Después de convertirse en arzobispo, el cardenal George Pell invitó al Opus Dei a establecerse en Melbourne y luego en Sydney. Bajo el patrocinio de Pell, “la estrella del Opus Dei estaba en aumento, mientras que la de otros grupos más establecidos dentro de la Iglesia se hundía”, escribió el columnista de asuntos religiosos del Sydney Morning Herald en enero de 2002. Este reportero percibió “señales de la formación de un nuevo elitismo fomentado como una especie de cultura clerical con gente ‘in’ y muy selecta alrededor de Pell.”

El cardenal Pell mantuvo una estrecha relación con el primer ministro conservador de Australia, Tony Abbott, y su partido durante décadas. Abbott se desempeñó como el 28º Primer Ministro de Australia de 2013 a 2015 y fue Líder del Partido Liberal de 2009 a 2015. Se desempeñó como Líder de la Oposición de 2009 a 2013.

El 13 de abril de 2013, días antes de que el Papa Bergoglio invitara a Pell a trabajar como su consejero para “gobernar la Iglesia” en su exclusivo grupo de cardenales “C8” (más tarde C9), Pell asistió a una “Cena de gala” que celebra un “grupo de expertos ultraconservador” del Instituto de Asuntos Públicos (IPA) con sede en Melbourne.

El magnate de los medios Illuminati Rupert Murdoch fue invitado de honor y Abbott fue el orador principal en el evento. (El Papa Juan Pablo II le otorgó a Murdoch el título de caballero papal por “promover los intereses de la sociedad, la Iglesia y la Santa Sed.”) Desde el punto de vista de Bergoglio, Pell tenía una sólida experiencia comercial a su llegada a Roma.

 

Juicio al cardenal Pell y otros escándalos podrían provocar renuncia del Papa Francisco

 

 

Fuentes:

Leo Zagami — The reasons why the Pope has not defrocked Cardinal Pell.

Mente Alternativa — Juicio al Cardenal Pell y otros escándalos podrían provocar renuncia del Papa Francisco.

Necesitamos tu ayuda...
La censura de las agencias de publicidad y las redes sociales sigue recortando nuestros ingresos. Esto nos está haciendo difícil continuar. Por favor considera hacer una donación. Para donar has click aquí.

logo donacion