Redes Sociales

Hola, ¿qué deseas buscar?

Ciencia y Tecnología

Decenas de millones de personas han sido desplazadas por la farsa de la ‘Guerra contra el Terrorismo’

Necesitamos tu ayuda...
La censura de motores de búsqueda, agencias de publicidad y redes sociales controladas por el establishment está recortando nuestros ingresos. Esto nos está haciendo difícil continuar. Si te parece útil el contenido que publicamos, por favor ten en consideración apoyarnos con una donación económica.



Por Caitlin Johnston

Un nuevo informe del proyecto Costos de la Guerra de la Universidad de Brown ha descubierto que al menos 37 millones de personas han sido desplazadas como resultado de la llamada “guerra contra el terrorismo” de los Estados Unidos desde el 11 de septiembre de 2001, una estimación conservadora de una cifra que en realidad podría estar entre 48 y 59 millones.

La cifra de “al menos 37 millones” resulta ser, por pura coincidencia, el mismo número exacto de estadounidenses que, según se informa, sufren de inseguridad alimentaria porque su gobierno gasta su riqueza y recursos matando y desplazando a personas en el extranjero.

“Esta ha sido una de las mayores formas de daño, por supuesto junto con las muertes y lesiones, que han sido causadas por estas guerras”, dijo el autor principal del informe David Vine al New York Times. “Nos dice que la participación de EE.UU. en estos países ha sido horriblemente catastrófica, horriblemente dañina en formas que no creo que la mayoría de la gente en los Estados Unidos, en muchos aspectos, incluido yo mismo, haya lidiado o considerado en los más mínimos términos”.

Decenas de millones de personas se vieron obligadas a huir de sus hogares en un clima de desesperación como resultado de la violencia y la desestabilización causada por las intervenciones de los Estados Unidos justificadas por la necesidad de luchar contra el “terrorismo”. ¿Cuántos estadounidenses han luchado o se han enfrentado a esto en los más mínimos términos? Contemplando la escala y la profundidad del sufrimiento que esas intervenciones están causando a seres humanos reales con la misma capacidad de angustia que ellos mismos? Se preguntaron si el fin justifica realmente los medios devastadores.

Y, tal vez lo más importante, se preguntaron si están seguros de quiénes son los verdaderos terroristas en esta situación.

La “guerra contra el terrorismo” es sólo un terrorismo de alto presupuesto y a gran escala, que además crea más terrorismo de la variedad ordinaria. Se ha demostrado inequívocamente que los atentados suicidas con bombas son casi totalmente el resultado del intervencionismo occidental; simplemente no eran un problema en el Iraq y el Afganistán antes de las invasiones de los Estados Unidos allí, por ejemplo. La “guerra contra el terrorismo” no es sólo el terrorismo en sí mismo, es un hecho establecido que en realidad crea más del tipo de terrorismo que pretende eliminar.

¿Y por qué no lo haría? ¿Por qué la destrucción y desestabilización de naciones enteras no provocaría que la gente quiera luchar contra ti? Es evidente que lo haría, sólo usando su propia empatía y comprensión de la naturaleza humana. Jonathan Marshall escribió lo siguiente en Consortium News en 2017:

En el nuevo estudio más autorizado sobre las fuentes del terrorismo y la insurgencia en el continente, Viaje al Extremismo en África (septiembre de 2017), se constata que lo que impulsa a muchas personas a unirse a grupos violentos son los incidentes de violencia patrocinados por el gobierno, como el “asesinato de un familiar o amigo” o el “arresto de un familiar o amigo”.

“Estas conclusiones ponen de relieve la cuestión de cómo se comportan la lucha contra el terrorismo y las funciones de seguridad más amplias de los gobiernos en entornos de riesgo en lo que respecta a los derechos humanos y las garantías procesales”, concluye el informe, basado en entrevistas con más de 500 ex miembros de organizaciones militantes.

“La conducta de los agentes de seguridad del Estado se revela como un destacado acelerador del reclutamiento, y no al revés… Estas conclusiones sugieren que se necesita urgentemente una reevaluación drástica de las intervenciones centradas en la seguridad del Estado”.

Otros numerosos expertos han llegado a conclusiones similares en zonas de conflicto del Oriente Medio y Asia. En 2008, un informe de la Corporación RAND sobre Lecciones para Contrarrestar a Al Qaeda advirtió al ejército de Estados Unidos que “se resista a ser arrastrado a operaciones de combate en sociedades musulmanas, ya que es probable que su presencia aumente el reclutamiento de terroristas”… La fuerza militar suele tener el efecto contrario al que se pretende: A menudo se utiliza en exceso, aliena a la población local por su naturaleza torpe, y proporciona una ventana de oportunidad para el reclutamiento de grupos terroristas”.

 

De manera similar, el Grupo de Trabajo Stimson advirtió sobre la política de aviones teledirigidos de los Estados Unidos, compuesto por antiguos altos funcionarios de la CIA, el Departamento de Defensa y el Departamento de Estado, al decir en 2014 que los ataques estadounidenses habían fortalecido a los grupos islámicos radicales en el Oriente Medio, África y el sur de Asia.

No hay duda alguna de que la “guerra contra el terrorismo” hace exactamente lo contrario de lo que pretende hacer de todas las maneras imaginables. Este es un hecho total e indiscutiblemente establecido.

Publicidad. Arrastra para seguir leyendo.

Entonces, ¿por qué continúa? ¿Por qué este proyecto de intervención y ocupación a gran escala no sólo persiste sino que además se intensifica, a pesar de que sabemos que todo lo que hace es crear más miseria, desplazamiento y terrorismo?

Fácil: porque es exactamente eso para lo que está diseñado.

Tal vez la mayor estafa jamás concebida es la forma en que el imperio centralizado de los EE.UU. descubrió que puede matar y desplazar a personas en regiones geoestratégicas cruciales y ricas en recursos bajo el disfraz de la lucha contra el terrorismo, entonces cuando la violencia y el extremismo surgen inevitablemente de ese trauma a escala masiva pueden utilizarlo para justificar aún más intervencionismo bajo el disfraz de la lucha contra el terrorismo. Es un interminable bucle de retroalimentación positiva de violencia que se refuerza a sí mismo, y permite a las fuerzas imperialistas mover cada vez más tropas, bases y maquinaria de guerra a las áreas que necesitan bloquear para ayudarles a ahogar a las naciones que les desobedecen.

Cuanto más devastador es el intervencionismo, más gente quiere luchar contra las fuerzas que infligen ese devastador intervencionismo militar. Cuanto más gente quiera luchar contra las fuerzas que están infligiendo ese devastador intervencionismo militar, más devastador será el intervencionismo militar justificado ante un público estadounidense que no se enfrenta a él ni lo considera en los más mínimos términos.

Y el petróleo sigue fluyendo. Y el dinero sigue apilándose. Y el ritmo continúa.

Estamos gobernados por monstruos.

 

Del 9/11 al COVID-19, hemos vivido un estado perpetuo de emergencia

 

 

Fuente:

Caitlin Johnstone / Medium — Tens of Millions of People Displaced by the ‘War On Terror’, The Greatest Scam Ever Invented.

Te puede interesar

Contenidos

Como documenta Caitlin Johnstone en este artículo, hoy en día, la colaboración de la CIA se produce a la vista de todos, y la...

Abuso Infantil

Por Mente Alternativa Mientras los medios de masas se apuran para destacar cómo “las autoridades estadounidenses se esfuerzan por encontrar espacio para dormir para...

Ciencia y Tecnología

Todo historiador que no esté comprometido con alguna estructura de poder, entiende que la historia no enseña por identidad sino por analogía (patrones funcionales...

Contenidos

Por Caitlin Johnstone Oh Dios. Está sucediendo de nuevo. El mismo estruendo bajo, subiendo lentamente hacia el mismo crescendo de la fiebre. Primero aparecen...

Publicidad que es odysee

Archivos

Redes Sociales

Publicidad siguenos en telegram
Publicidad Ledger Live Coinify

Pensar con el corazón

Interactuamos solo con energía e información. Es por ello que, solo con la energía de tu intención, puedes manifestar una realidad que te haga sentir bien aún en medio de este caos sin precedentes en toda la historia humana. Solo tienes que saber cómo funciona la energía de tu corazón y de la conciencia. En este libro lo encontrarás fácilmente explicado con fundamentos científicos.

Pensar con el Corazon