Redes Sociales

Hola, ¿qué deseas buscar?

Ciencia y Tecnología

De los más de 1.200 ‘científicos’ que querían evitar que el Reino Unido volviera a abrir, solo 100 eran científicos reales

Necesitamos tu ayuda...
La censura de motores de búsqueda, agencias de publicidad y redes sociales controladas por el establishment está recortando nuestros ingresos. Esto nos está haciendo difícil continuar. Si te parece útil el contenido que publicamos, por favor ten en consideración apoyarnos con una donación económica.



Por Trikooba

No todos los ‘científicos’ que intentaron frustrar el plan de salida del bloqueo del Reino Unido eran científicos reales.

A medida que el Reino Unido salía de un bloqueo de más de seis meses, un grupo de “1.246 científicos” que se describían a sí mismos falsamente intentaron evitar el regreso a una libertad relativa, con la ayuda de los principales medios de comunicación. Su insistencia en la continuación de las restricciones se ha descrito como “ni científica ni médicamente justificada”.

La carta de los científicos pro-encierros llegó en medio de múltiples artículos en los principales medios de comunicación que protestaban que la flexibilización del encierro de más de seis meses era demasiado pronto y que las “variantes” de COVID-19 podrían causar estragos en el país. Sin embargo, las advertencias de los científicos van en contra de los comentarios del ex vicepresidente Pfizer y director científico, el Dr. Michael Yeadon, que explicó a principios de abril que no “había ninguna posibilidad en absoluto” de que las variantes de COVID podrían escapar de la inmunidad ya presente en quienes habían contraído previamente el virus.

De hecho, el epidemiólogo de Yale, el Dr. Harvey Risch, reprendió a los científicos, señalando que su miedo se debía a que “no entienden que lo que importa son las hospitalizaciones y las muertes, no los casos”.

 

Carta a The Lancet: abrir el país podría causar una ‘transmisión absoluta’

La carta original, publicada el 7 de julio de 2021 en la revista médica The Lancet, se tituló “La infección masiva no es una opción: debemos hacer más para proteger a nuestros jóvenes”. Con 15 autores, el artículo describió la decisión del primer ministro Boris Johnson de abrir el país el 19 de julio como “peligrosa y prematura”.

Afirmando que todavía hay muy pocos de la población del Reino Unido que han sido vacunados, por lo que son, dicen, “inmunes” al COVID-19, los científicos predijeron una “transmisión absoluta” que “afectaría desproporcionadamente a los niños y jóvenes no vacunados que ya han sufrido mucho”.

La carta insiste en que esto conducirá a grandes brotes del virus en entornos educativos, lo que conduciría a una “interrupción educativa”.

No solo esto, sino que también planteó el argumento alarmista de que la política de apertura del país el 19 de julio crearía “un terreno fértil para el surgimiento de variantes resistentes a las vacunas” que “pondrían en riesgo a todos, incluidos los ya vacunados, dentro de la Reino Unido y a nivel mundial”. Argumentaron que esto podría tener un efecto particularmente fuerte sobre “los más desfavorecidos”.

Si bien el país se abriría a las restricciones, que se establecieron aparentemente para prevenir la infección y “salvar al Servicio de Salud Nacional”, los científicos argumentaron que aún era demasiado pronto para eliminar las restricciones. Las restricciones actuales son la última versión de una serie de cierres y otras medidas restrictivas impuestas por el gobierno del Reino Unido desde marzo de 2020. Pero el documento argumentó que el personal de salud todavía estaba “exhausto” y aún no se había recuperado “de las olas de infección anteriores”.

Finalmente, los científicos reiteraron su advertencia de que todas estas eventualidades tendrían un efecto desproporcionado sobre las “comunidades desfavorecidas” que a su vez conduciría a “profundizar las desigualdades”.

“Consideramos que cualquier estrategia que tolere altos niveles de infección es a la vez poco ética e ilógica”, declaró el grupo. “El gobierno del Reino Unido debe reconsiderar su estrategia actual y tomar medidas urgentes para proteger al público, incluidos los niños. Creemos que el gobierno se está embarcando en un experimento peligroso y poco ético, y le pedimos que detenga los planes para abandonar las mitigaciones el 19 de julio de 2021”.

Uno de los signatarios, el profesor Michael Baker, del grupo asesor técnico COVID-19 del Ministerio de Salud de Nueva Zelanda, alegó que el “día de la libertad” planeado en el Reino Unido “no estaba siguiendo ni siquiera los principios básicos de salud pública”, y denunció la decisión de abrir en lugar de continuar con un bloqueo.

En lugar de continuar con el tan esperado “día de la libertad” , ya retrasado del 24 de junio al 19 de julio, los científicos argumentaron que Johnson debería “retrasar la reapertura completa hasta que a todos, incluidos los adolescentes, se les haya ofrecido la vacuna y la aceptación sea alta”.

Publicidad. Arrastra para seguir leyendo.

Posteriormente, llevaron a cabo una “cumbre de emergencia” el 8 de julio, para delinear los problemas que determinaron que debían abordarse para prevenir una “infección masiva”.

 

Controversia mediática sobre signatarios

Si bien los co-signatarios originales eran alrededor de 100, ese número creció significativamente y agregó peso a la propagación del miedo que estaba contenida en los informes de los medios, después de que la carta se publicó en línea con la opción de que cualquiera agregara su nombre. Los principales medios de comunicación pronto informaron sobre la carta, señalando que había sido firmada por “1.200 científicos” o “1.200 expertos”. La publicación tiene ahora más de 4.000 firmas.

Sin embargo, el Daily Mail posteriormente señaló que “1.200 expertos” no era una descripción precisa, ya que el sitio web anfitrión permitía que las personas sin “credenciales científicas” firmaran la petición. El medio de comunicación mostró una imagen del comunicado de prensa enviado a los medios de comunicación por los firmantes, en el que afirmaban que “1.246 científicos firman la carta de Lancet”.

 

Charlatanes del Imperial ‎College controlan las políticas que aplican EEUU, Reino Unido y la UE con respecto al COVID-19

 

Sin embargo, entre las profesiones de los “científicos” se incluían trabajadores de atención social y familiar, dentistas y cirujanos orales, enfermeras, profesionales universitarios sin una especialidad designada, un médico en formación y parteras. Aún más fueron descritos simplemente como “médicos”, y algunos no tenían ninguna profesión en la lista.

Como señaló el el Daily Mail, numerosos signatarios también son de fuera del Reino Unido. Una lista no exhaustiva de algunos de los países de los distintos signatarios incluye lugares como Alemania, EE. UU., Australia, India, Suecia, Malta, Países Bajos, Francia, Suiza. , Nueva Zelanda, Argentina, Dinamarca, Austria, Italia, Irlanda, Sudáfrica, Emiratos Árabes Unidos, Japón, Bélgica, Canadá, Polonia, Israel, Noruega, Brasil y la República Checa.

En declaraciones al Mail, el Dr. Simon Clarke, un microbiólogo de la Universidad de Reading, describió la carta y su descripción como apoyada por tantos “científicos” como “engañosa”.

“Si bien algunas de estas personas tendrán opiniones, y aunque esas opiniones podrían ser válidas, no deberían presentarse como científicos y expertos médicos”, agregó.

 

Científicos líderes responden a la propaganda del miedo a favor del bloqueo de The Lancet

En comentarios proporcionados a LifeSite, el Dr. Harvey Risch, profesor de epidemiología en la Universidad de Yale, dijo que los “científicos” acumulados no entendían la diferencia de urgencia entre los “casos” del virus y las personas que habían sido hospitalizadas con el virus. Señaló a Suecia, un país que ha impuesto muchas menos restricciones a su población y ha evitado los bloqueos, pero vio una tasa de mortalidad más baja en 2020 que la mayoría de los países europeos.

“¿Por qué no escribieron 1.200 ‘científicos’ a Suecia? Johnson tiene razón al abrir y permitir que más jóvenes contraigan la variante delta y se vuelvan inmunes”, escribió el Dr. Risch. “Nueva Zelanda y Australia tendrán una gran cantidad de casos cuando vuelvan a abrir, porque casi no tienen inmunidad colectiva natural a las infecciones. Estos ‘científicos’ no entienden que lo que importa son las hospitalizaciones y las muertes, no los casos”.

La consternación del Dr. Risch fue compartida por el Dr. Peter McCullough, internista, cardiólogo, epidemiólogo y profesor de medicina en el Texas A & M College of Medicine, en Dallas.

Publicidad. Arrastra para seguir leyendo.

“Está quedando claro que las vacunas han fallado y las personas que están completamente vacunadas están contrayendo el virus SARS-CoV-2 y muy probablemente la cepa Delta”, declaró en comentarios proporcionados a LifeSite.

El Dr. McCullough es autor de 46 artículos revisados ​​por pares sobre COVID-19 y ha comentado regularmente en The Hill y en FOX NEWS.

“Este es un llamado a los protocolos de tratamiento temprano según lo publicado por McCullough et al en agosto de 2020 y diciembre de 2020 en la literatura revisada por pares”, continuó. “Es razonable tomar medidas prudentes para aquellos que están enfermos con tratamiento temprano para individuos de alto riesgo y auto cuarentena para todos aquellos con COVID-19 sintomático agudo. Otras restricciones más allá de la autocuarentena de los enfermos agudos nunca se han justificado científica o médicamente y han sido desacertadas desde el inicio de la pandemia”.

En declaraciones hechas en abril, el Dr. Yeadon señaló que “la variante más diferente es solo un 0,3% diferente de la secuencia original enviada por correo electrónico desde Wuhan”. Incluso si la variación entre el virus original y las nuevas variantes fuera de hasta un “3%” o hasta un “30%” de diferencia, Yeadon ridiculizó la idea de que tales variantes pudieran escapar de la inmunidad generada por el cuerpo humano después de una infección previa.

 

Por qué Boris Johnson quiere que el mundo entero se inyecte la vacuna contra el Covid para finales de 2022

 

Fuente:

Trikooba: De los más de 1.200 “científicos” que querían evitar que el Reino Unido volviera a abrir, solo 100 eran científicos reales.

Te puede interesar

Ciencia y Tecnología

  “Boris Johnson, BBC: vacunar a los niños británicos es un acto criminal. Ahora mismo estamos siendo testigos del crimen más grande que ha...

Ciencia y Tecnología

  El Dr. Vladimir Zelenko ante la Corte Rabínica de Jerusalén da su visión sobre los inmensos perjuicios, ya visibles, de la vacunación masiva...

Ciencia y Tecnología

Por The Daily Expose El 9 de septiembre, la doctora en medicina Nina Pierpont (graduada de la Universidad de Yale, doctorada por la Universidad...

Ciencia y Tecnología

Por David James El 1 de abril de 2020, los Directores Médicos de Inglaterra, Escocia, Gales e Irlanda del Norte y el Director Médico...

Publicidad que es odysee

Archivos

Redes Sociales

Publicidad siguenos en telegram
Publicidad Ledger Live Coinify

Pensar con el corazón

Interactuamos solo con energía e información. Es por ello que, solo con la energía de tu intención, puedes manifestar una realidad que te haga sentir bien aún en medio de este caos sin precedentes en toda la historia humana. Solo tienes que saber cómo funciona la energía de tu corazón y de la conciencia. En este libro lo encontrarás fácilmente explicado con fundamentos científicos.

Pensar con el Corazon