Una de las preguntas que vale la pena plantearnos a unos pocos días de la conclusión del Foro Económico Mundial que tuvo lugar del 22 al 25 de enero, en Davos, Suiza, es: ¿Qué nos ha dejado la globalización? Desde escandalosas advertencias del naciente nacionalismo hasta un miedo latente por la recesión, además de un rechazo total de cualquier alternativa de política independiente y la preocupación latente de que todo se pueda volver a derrumbar. Como refiere un análisis de Michael Every publicado en Zero Hedge: “Es como si desde el inicio del viaje el Capitán del Titanic alertara a los pasajeros que el barco se va a hundir y que todos se ahogarán, y, sin embargo, les reiterara que el barco va a seguir la misma ruta hacia el iceberg, mientras que el capitán tendrá la oportunidad de salir del barco antes que se estrelle para volar seguro a casa en su helicóptero privado.” Más o menos triste por esta imagen global, el ECB se reunió, no hizo nada y trató de demostrar que que todo está funcionando bien todavía, aunque las cosas están empeorando. Los riesgos para las perspectivas de crecimiento se evaluaron como inclinados a la baja, principalmente debido a las incertidumbres persistentes, que en última instancia podrían influir en la confianza; pero a pesar de esta baja de la balanza de riesgos, no se consideró ninguna respuesta política.

 

Anexo A: WILBUR ROSS

El multimillonario Secretario de Comercio de EE.UU., Wilbur Ross, se preguntó por qué los trabajadores del gobierno de EE.UU. no pedían un préstamo para superar el interminable cierre. También dijo que EE.UU. y China están muy lejos de llegar a un acuerdo comercial, lo que significa que se aproxima un marzo de locos hasta que las reformas chinas terminen de hundir el barco.

Anexo B: SOROS

George Soros declaró audazmente que Xi Jinping de China es:

“el oponente más peligroso de aquellos que creen en el concepto de sociedad abierta… Los regímenes autoritarios están proliferando en todo el mundo y, si tienen éxito, se volverán totalitarios… Me he concentrado en China, pero las sociedades abiertas tienen muchos más enemigos, entre ellos la Rusia de Putin… El primer paso es reconocer el peligro… Pero ahora viene la parte difícil… La realidad es que estamos en una Guerra Fría que amenaza con convertirse en caliente. Por otro lado, si Xi y Trump ya no estuvieran en el poder, se presentaría una oportunidad para desarrollar una mayor cooperación entre las dos superpotencias cibernéticas.”

En pocas palabras, Soros habló abiertamente de apuntar contra la economía de China para derribar a Xi, y y agregó que Trump no iba en ese camino. Hace dos años, Davos le dio a Xi una ovación de pie.

China está presionando intensamente: acaba de anunciar que “los bancos de Estados Unidos pueden comenzar a operar allí en seis meses.” Estoy seguro de que los seguidores de titulares idiotas y tendenciosos dirán que China se está abriendo. Probablemente no se darán cuenta de que el PBOC también anunció un Intercambio de Facturas del Banco Central que otorgará a los operadores primarios las facturas que puedan usar como garantía a cambio de una avalancha de nuevos bonos perpetuos que los bancos chinos están a punto de emitir, siguiendo el liderazgo del Banco de China (que ofrece CNY40bn a alrededor del 4,5% para las personas que nunca quieren recuperar su dinero). En otras palabras, los bancos chinos, desesperados por obtener efectivo para mantener el plan Ponzi a flote, podrían emitir perpetuos que nadie en su sano juicio querría sostener; y el PBOC los cambiaría por sus facturas. Agregue eso a las operaciones de MLF que ya están en marcha y las conversaciones de la QE absoluta, y a uno que le resulta difícil ver dónde está el verdadero modelo de negocios de Wall Street en China o cuestionar la parte del discurso de Soros en la que subraya qué tan frágil es China (que hasta necesita ese flujo de caja de Wall Street).

 

Anexo C: SO RASH

Davos se iluminó con la sonrisa cadavérica del multimillonario Tony Blair en un contexto de montañas que combinaban perfectamente con su semblante blanquecino y deslumbrante. Blair rechazó que la Guerra de Irak de 2003, el GFC y la respuesta al GFC hayan podido ser factores desencadenantes de una reacción populista. Mientras tanto los multimillonarios de EE.UU. se rieron públicamente y en voz alta ante la idea lanzada por la estrella fugaz política estadounidense, Alexandra Ocasio-Cortez, de que EE.UU. debería aumentar al 70% las tasas impositivas marginales para aquellos que ganan más de diez millones de dólares. (¡Y deberíamos reírnos: todos saben que deben gravar con impuestos el capital, no los ingresos para absorber a los ricos! ¡Mira que pensar que ellos pagarían impuestos sobre la renta!) Ah, y el gobernador del BOE, Carney, dice que las amenazas de cárcel para los banqueros son “un farolazo total” y que la verdadera arma para golpear donde duele es “la compensación diferida y la capacidad de recuperarla.” Eso es exactamente lo que la pandilla de Occupy Wall Street escribió en sus carteles, por supuesto.

Irónicamente, dado lo mal que está siendo pilotado el barco de estado británico, le correspondió al canciller del Reino Unido Hammond tratar de decirle a las empresas de su país que tenían que aceptar que la libre circulación estaba llegando a su fin y, por lo tanto, repensar los modelos de negocios basados en Mano de obra calificada (y baja productividad y salarios). Del mismo modo, el primer ministro italiano, Conte, parecía vender la visión populista de su gobierno: “Somos radicales, pero somos radicales porque queremos devolver el poder a donde se suponía que debía estar, según nuestra Constitución, su gente”, dijo. En resumen, incluso evitando un iceberg golpearemos otro.

Mientras tanto, la erupción en el gran iceberg continúa en otros lugares. Ayer notamos que el peor escenario para Venezuela sería que los Estados Unidos respalden al ‘nuevo presidente’, y Rusia y China al ‘antiguo presidente’ (La Doctrina Monroe 2.0). Y bueno bueno, ¿adivina qué está pasando? El ejército local por ahora también se está aliando con el antiguo régimen.

Más o menos triste por esta imagen global, el Foro Económico Mundial se reunió, no hizo nada y trató de demostrar que todo está funcionando bien todavía, aunque las cosas están empeorando. Los riesgos para las perspectivas de crecimiento se evaluaron como inclinados a la baja, principalmente debido a las incertidumbres persistentes, que en última instancia podrían influir en la confianza; pero a pesar de esta baja de la balanza de riesgos, no se consideró ninguna respuesta política. De hecho, el Sr. Draghi parecía reacio a tomar nuevas medidas políticas, podría decirse, incluso cuando el Consejo deba actuar si persiste la debilidad económica. Y si eso sucede, esperamos que las TLTRO, ahora generadas por “varios” miembros, puedan ser la primera respuesta de política preferida si los datos permanecen débiles.

 

Colapso económico: El impacto es inminente, hay que entrar al patrón oro

 

Fuente:

Michael Every / Zero Hedge — Lessons From Davos: Everything Can Come Crashing Down… And A Total Rejection Of Any Policy Alternatives.

Necesitamos tu ayuda...
La censura de las agencias de publicidad y las redes sociales sigue recortando nuestros ingresos. Esto nos está haciendo difícil continuar. Por favor considera hacer una donación. Para donar has click aquí.

logo donacion