Redes Sociales

Hola, ¿qué deseas buscar?

Colapso Económico

Abundan señales geopolíticas de una crisis económica global manufacturada

Necesitamos tu ayuda...
La censura de motores de búsqueda, agencias de publicidad y redes sociales controladas por el establishment está recortando nuestros ingresos. Esto nos está haciendo difícil continuar. Si te parece útil el contenido que publicamos, por favor ten en consideración apoyarnos con una donación económica.



Crisis económica global manufacturada. El escepticismo extremo de Brandon Smith no es tan irresponsable como parece y vale la pena tener presente su teoría de la metaconspiración al menos como una hipótesis. Pues aunque hay modelos conceptuales que explican la criptopolítica a un nivel mucho más preciso y profundo, como la Política del Cielo desarrollada por la inteligencia rusa, el rol subalterno del grueso de la humanidad sólo permite percibir a las élites como una masa de control parasitario que continuamente se mezcla y entrelaza en alianzas que por lo general se traducen en manipulación y explotación sin ningún beneficio más que para sí mismas.

 

Crisis económica global manufacturada por la élite

Mientras escribo esto, las fuentes de noticias están llenas de preguntas y confusión sobre las conversaciones comerciales de octubre entre Estados Unidos y China. En septiembre hubo una campaña de propaganda masiva dentro de los principales medios de comunicación para impulsar la noción de que un acuerdo con China era inminente, lo que impulsó a los mercados al borde de una caída debido a una gran tormenta de malas noticias financieras. Esta campaña mediática también me indicó que no habría acuerdo en octubre. En el mejor de los casos, habrá un anuncio de “progreso” y una pausa temporal en las tarifas, que se desmoronará una vez más dentro de un mes. En el peor de los casos, las conversaciones fallarán antes de que realmente comiencen. De cualquier manera, la guerra comercial continuará hasta el próximo año.

Como predije en mi artículo “La terrible verdad sobre la guerra comercial” en septiembre:

“Cada dos meses se recicla la exageración del acuerdo de guerra comercial y cada dos meses los mercados se ven afectados por una renovada decepción. Las últimas conversaciones comerciales están programadas para octubre y, si ocurren, es poco probable que den lugar a algo significativo. A lo sumo, serán anunciados como el ‘comienzo de mucho’ y ambas partes alegarán que ‘se logró un progreso’, y luego, una vez más, no sucederá nada y el conflicto se acelerará. Uno pensaría que la gente ya lo habría descubierto, pero el mundo de las inversiones aprende muy lentamente y funciona únicamente con la esperanza ciega. Por lo menos, los analistas económicos están empezando a darse cuenta de que no se está llegando a un acuerdo y que la situación solo se pondrá más tensa. De hecho, está diseñada para ponerse más tensa”.

 

La guerra comercial es solo una de las muchas distracciones importantes que se implementan en este momento. Mientras Trump desempeña su papel de villano populista antiestablishment, cual clon de Herbert Hoover, el alcance de los acontecimientos se está volviendo bastante épico. Este colapso debe tratarse de manera ligeramente diferente del colapso de 2008, porque si queremos predecir el ritmo de la implosión, tenemos que medir la cantidad de señales geopolíticas en lugar de solo las señales financieras.

Es decir, los globalistas desencadenarán un “momento Lehman” cuando haya suficiente tensión geopolítica para mantener al público hipnotizado. De esta manera, esperan conjurar una “tormenta perfecta” a la que puedan culpar por la crisis que ellos mismos crearon. Parece que cada vez estamos más cerca de la avalancha a medida que nos acercamos a fines de 2019.

Aquí me gustaría cubrir brevemente una serie de desarrollos que se han acelerado en las últimas semanas y dar mi opinión sobre lo que significan para el movimiento de libertad y la economía en general. Algunas personas podrían cuestionar la idea de que estos eventos tienen implicaciones económicas. Sugiero que miren la imagen más grande. Gran parte de lo que está sucediendo hoy está diseñado por el establishment no solo como cobertura para la recesión financiera, sino también como combustible parcial para el colapso.

 

El circo de Ucrania y el juicio político contra Trump

Como señalé en mi último artículo, Trump no puede ser antiglobalista mientras trabaja directamente con las élites globales a diario. La farsa del juicio político, al igual que Russiagate, está cuidadosamente elaborada para la guerra de cuarta generación, diseñada para mantener a los izquierdistas rabiosamente extremos mientras se empuja a los temerosos conservadores a neutralizar a la izquierda. Trump, es solo un títere de las élites bancarias y él está en deuda con la familia Rothschild, que lo rescató de la bancarrota en los años noventa. Las élites no tienen intención de deshacerse de Trump en este momento. Él es demasiado útil para ellos, y su guión requiere un actor antiglobalista nacionalista conservador e inestable que finalmente destruya la economía estadounidense.

Es mucho más probable que los procedimientos de juicio político hagan retroceder a Joe Biden y lo retiren de las primarias demócratas, abriendo la puerta a un candidato alternativo (probablemente Elizabeth Warren). Con Bernie Sanders demasiado viejo y propenso a los ataques cardíacos, Warren tiene más sentido como opción del establishment demócrata para la candidatura en 2020.

Hablar de Hillary Clinton entrando a la carrera como una especie de candidato de Cracker Jack me parece un teatro de Kabuki. Los escándalos de Warren son bastante menores en comparación con los de Clinton, y realmente, a los izquierdistas no les importa de todos modos. Su mentira acerca de ser despedida de un trabajo en la década de 1970 por un embarazo será olvidada mucho antes de noviembre, especialmente en el caso de que estemos en medio de un colapso económico a nivel del de 2008. Los activistas del movimiento Liberty no deberían preocuparse demasiado por Clinton, deberían centrarse más en Warren y, en general, deberían dejar de engañarse a sí mismos para pensar que las elecciones importan en lo más mínimo.

En cuanto al intento de destituir a Trump, probablemente se derrumbará al final de las primarias demócratas, pero esto de ninguna manera confirmará que la presidencia de Trump esté del lado del movimiento de la libertad. El papel de Trump como presidente solo continuará mientras la economía estadounidense cojee. Y si ocurre un momento Lehman antes de las elecciones, será porque la destitución de Trump estaba programada.

El único escenario de comodines que pude ver en términos de la acusación es que se mantenga exitosamente hasta las elecciones y durante la recesión económica. En este caso, Trump sería destituido de su cargo (potencialmente) justo antes de que estuviera a punto de perder las elecciones de todos modos. ¿Por qué el establishment haría tal movimiento? Porque galvanizaría tanto a la izquierda como a la derecha en una posible conflagración generalizada; más que simplemente reemplazar a Trump con alguien como Warren.

Publicidad. Arrastra para seguir leyendo.

Aunque parezca increíble, en realidad hay sólo una minoría de tontos en el movimiento de libertad que quieren pelear una guerra civil contra Trump. Pelear una guerra civil contra un títere bancario que intenta tomar crédito por la burbuja del mercado y, por defecto, el colapso, sería un desastre estratégico. Sería la forma más rápida para que el movimiento de libertad pierda toda credibilidad. Si terminamos en una guerra, no debería ser a nombre de Trump y debería centrarse en las élites bancarias, no en los demócratas. Más allá de esto, si las élites necesitan una distracción y un chivo expiatorio para su demolición controlada de la economía, una guerra civil sin sentido de la izquierda contra la derecha sería más que suficiente para realizar el truco.

 

La guerra comercial entre EEUU y China está al borde de algo más peligroso

La guerra comercial ha durado alrededor de 22 meses; mucho más tiempo de lo que predijeron la mayoría de los analistas en los medios convencionales y alternativos. No se sorprenda si continúa hasta finales de 2020, o tal vez incluso más. El conflicto —como Trump— es demasiado útil para simplemente deshacerse de él en este momento.

Hay algunos analistas que asumen que los globalistas quieren mantener el sistema actual apuntalado. Asumen que las élites lo necesitan para continuar, o “perderán su poder”. Desearía que fuera así de simple. Lamentablemente, estas personas han sido cegadas por una visión estrecha de los acontecimientos y la historia. Las élites están muy conscientes de las consecuencias de lo que están haciendo, y tienen la intención absoluta de que esas consecuencias sucedan. Para que puedan construir su “nuevo orden mundial”, el viejo orden mundial tiene que ser desmantelado.

Parte de este proceso eventualmente requerirá el fin del estado de reserva mundial del dólar estadounidense y su reemplazo con un sistema de canasta de monedas y, finalmente, una sociedad sin efectivo, como lo han discutido abiertamente instituciones globalistas como el FMI.

No se me ocurre una mejor manera para que las élites maten el dólar que desencadenando una guerra comercial con China hasta que China utilice la “opción nuclear” como el mayor importador / exportador del mundo y abandone el dólar en el comercio mundial. Con China bajando el dólar, muchas otras naciones seguirán su ejemplo para mantener los lazos con su base manufacturera. China ya ha comenzado a deshacerse exponencialmente de los bonos del Tesoro estadounidense. Las personas que sigan la guerra comercial deben entender que el resultado final si la guerra comercial continúa será el final del estado de reserva del dólar.

Los defensores del dólar y los fanboys gritarán “¡de ninguna manera!”, pero a su debido tiempo se demostrará que están equivocados.

 

La debacle Turquía / Siria / Kurdos

Hace más de un año, la Administración Trump pronunció el fin de la participación de las tropas estadounidenses en Siria. Esta acción fue aplaudida por conservadores y defensores de la libertad como una señal de que Trump finalmente iba a cumplir con sus promesas de campaña para detener las guerras interminables en el Medio Oriente. Por supuesto, una semana después, se anunció que las tropas estadounidenses se quedarían donde estaban.

Ahora vemos una vez más florecer la narrativa de propaganda de que Trump está “luchando contra el establishment” después de que volviera con otra declaración de que las tropas estadounidenses serán retiradas de Siria, esta vez ante una potencial invasión turca en la región. El culto de QAnon está divulgando este movimiento como una “victoria” de Trump. Sin embargo, Trump ya retrocedido en sus declaraciones al indicar que las tropas se quedarán en Siria pero no interferirán en la limpieza étnica de nuestros aliados kurdos por parte de Turquía.

Esto simplemente muestra que nada de lo que dice Trump puede tomarse en serio y que debemos esperar y ver qué pasa realmente en las próximas semanas. Con toda probabilidad, una “retirada” siria está destinada a desencadenar una agenda separada, y esta agenda puede incluir una guerra económica con Turquía.

Mucho antes de que la guerra civil siria fuera instigada por agencias encubiertas occidentales, he repetido que Siria representa un componente clave para una guerra más amplia en el Medio Oriente. Con tantos intereses involucrados en Siria, desde los de EE.UU. hasta los de Irán, o desde los de Rusia hasta los de Turquía, está claro que un conflicto en la región podría extenderse a muchos conflictos. Y mi predicción de enero de que Turquía abandonaría la OTAN a fines de 2019, todavía podría confirmarse.

 

La confusión del Brexit

Sigo previendo que la tormenta del Brexit en el Reino Unido resulte en un Brexit sin acuerdo. Creo que el Brexit en sí mismo, si bien es noble en el movimiento que lo apoya, en realidad propiciaría una situación muy beneficiosa para los globalistas si termina en una salida “sin acuerdo”. Los principales medios de comunicación y las élites múltiples han establecido la narrativa de que un Brexit sin acuerdo resultará en una calamidad fiscal. Por supuesto, las élites ya han asegurado la calamidad económica al crear y luego reventar la burbuja de todo; pero al igual que con Trump en los EE.UU., necesitan a alguien a quien culpar en Europa por el daño que están por hacer al público.

El movimiento Brexit y los activistas de la soberanía son los chivos expiatorios previstos. Si bien las complejidades de la gimnasia parlamentaria en el Reino Unido son difíciles de rastrear, hasta ahora parece que Boris Johnson tratará de seguir adelante con Brexit a fines de este mes. Si bien existe la posibilidad de una extensión de tres meses, todavía no veo indicios de que Johnson planee reconocerlo. Aún más interesante es que la UE está empeñada en rechazar cualquier acuerdo, todo mientras pinta la campaña Brexit como intransigente. Es como si el establishment europeo buscara un Brexit si acuerdo.

Publicidad. Arrastra para seguir leyendo.

Esto tiene sentido a nivel superficial, ya que cualquier buen trato que termine con la salida de los británicos de la UE podría alentar a otras naciones a abandonar también la unión supranacional. Un Brexit sin acuerdo que termine en un desastre para el Reino Unido y otras partes de Europa inspiraría a los europeos a desear aún más la centralización. Como el nuevo jefe del FMI declaró esta semana, las naciones deben “unirse para detener la desaceleración económica global”. En otras palabras, renunciar a su soberanía a costa de sufrir. Pero yendo mucho más profundo, culpar a un Brexit sin acuerdo por el colapso económico también perfilaría a los activistas de la soberanía en Europa como “los malos” de la historia, mientras que las élites bancarias eluden cualquier escrutinio.

 

Crisis económica global, ¿la tormenta perfecta?

Debo decir que aún más que en 2016, 2019/2020 se perfila como el período de tiempo más inestable en la historia mundial moderna. No creo que sea una tormenta de coincidencias. La evidencia no respalda esta noción. Más bien, la evidencia muestra una agenda deliberada de desestabilización, una que sirve a los intereses de una minoría globalista que funciona de manera muy similar a una organización de guerrillas o terroristas. Uno de los objetivos principales de cualquier guerra de guerrillas es socavar encubiertamente la infraestructura y la economía de un sistema para que la población se vea obligada a adaptarse a una nueva forma de pensar, y los globalistas ya tienen en mente una ideología particular.

En otras palabras, el caos es útil porque puede explotarse para asustar o manipular la psique pública. El objetivo más importante de una guerra es la mente del enemigo. Todo lo demás es periférico. Matar a un enemigo no es suficiente. Siempre hay más para reemplazar a los que matas. Pero si puedes engañar al enemigo para que se rinda, o pensar como lo haces, o incluso engañarlo para que te admire, entonces tu enemigo se convierte en tu esclavo sin saberlo. Nadie lo reemplazará y, por lo tanto, no habrá más oponentes para luchar contra ti. Este es el camino hacia la victoria total que más desean los globalistas.

 

Brandon Smith: Globalistas culparán al populismo por colapso económico prediseñado

 

Fuente:

Brandon Smith / Alt-Market — Geopolitical Signals Of Global Economic Crisis Abound.

Te puede interesar

Contenidos

Matthew Ehret ofrece un ejercicio de revisionismo histórico en el que analiza cómo la resistencia estadounidense a la agenda del imperio británico moderno fue...

Contenidos

Oficialmente, la invasión de Afganistán debía castigar a los autores de los atentados del ‎‎11 de septiembre de 2001. Pero en realidad esa invasión...

Colapso Económico

por Pam y Russ Martens Lo primero que debe saber sobre Citibank y su matriz, Citigroup, es que tienen una extensa hoja de antecedentes....

Colapso Económico

BlackRock representa la renuncia al estado de bienestar. Su aumento de poder va de la mano con los cambios estructurales en curso, sobre todo...

Publicidad comprar oro
Publicidad Que es LBRY

Archivos

Facebook

Publicidad servicio de VPN

Pensar con el corazón

Interactuamos solo con energía e información. Es por ello que, solo con la energía de tu intención, puedes manifestar una realidad que te haga sentir bien aún en medio de este caos sin precedentes en toda la historia humana. Solo tienes que saber cómo funciona la energía de tu corazón y de la conciencia. En este libro lo encontrarás fácilmente explicado con fundamentos científicos.

Pensar con el Corazon

© Mente Alternativa · Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial 4.0 Internacional.