Según el analista Benjamin Fulford, son varios los temas que podrían desencadenar una guerra breve y aguda este otoño en los EE.UU., Medio Oriente y posiblemente en Japón. El tema central sigue siento el 11 de septiembre, un evento de asesinatos en masa que permanece impune y oficialmente no reconocido hasta el día de hoy. El crimen de guerra del 11-S fue utilizado como excusa para el asesinato masivo de iraquíes, sirios, afganos y otros pueblos. Además, a nivel profundo, está relacionado con los asesinatos de Kennedy de la década de 1960, el asesinato de Martin Luther King y los asesinatos en masa a través de tsunamis inducidos por el hombre el 26 de diciembre de 2004 y el 11 de marzo de 2011, entre muchos otros crímenes contra humanidad. Salta a la vista que los aproximadamente 350 medios de comunicación corporativos que la semana pasada publicaron simultáneamente editoriales convocando a “la libertad de prensa” no se han atrevido a escribir la verdad sobre ninguno de estos crímenes contra la humanidad. Eso se debe a que esos medios son, en su mayoría, propiedad de las personas que llevaron a cabo estos crímenes: la mafia jázara. ¿Cuándo va a escribir The New York Times y el resto de los medios de propaganda corporativa que fueron los neoconservadores sionistas quienes planearon y llevaron a cabo los ataques del 11 de septiembre? ¿Cuándo van a escribir sobre lo que había en todos los documentos de asesinato de Kennedy que se lanzaron recientemente? ¿Por qué no escriben que fue el primer ministro israelí David Ben-Gurion, trabajando bajo las órdenes de sus maestros jazarianos Rothschild, etc., quienes ordenaron los asesinatos de Kennedy? ¿Por qué no informan la verdad como se supone que deberían hacerlo? La complicidad en crímenes contra la humanidad por parte de estos medios de comunicación, controlados por seis conglomerados jázaros, significa que son enemigos del pueblo y deben ser ocupados por la policía militar y obligados a escribir la verdad. La verdad es que la facción jázara del establishment occidental llevó a cabo estos e innumerables crímenes de guerra para mantener el control del sistema financiero mundial y, por lo tanto, del verdadero poder mundial. Como alguna vez dijo un miembro de la familia real británica: “No van a pasar la noche en silencio.” En otras palabras, va a hacer falta una guerra total para eliminar a estos criminales.

 

Trump es un títere de los Rothschild, pero también es respaldado por patriotas del ejército

Mucha gente piensa que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, va a ser el hombre que acabe con con el gobierno jázaro y salga a decirle la verdad al mundo. Pero desde que fue elegido no ha dicho nada sobre el 11 de septiembre, Fukushima u otros crímenes de guerra. Además, como empresario, Trump fue rescatado por los Rothschild cada vez que se declaró en quiebra.

Por supuesto, a Trump nunca se le hubiera permitido presentarse como candidato a presidente si no se lo controlara mediante la combinación habitual de soborno y chantaje. Sin embargo, incluso entonces el guión contemplaba que Trump perdiera las elecciones. Fueron patriotas en el ejército y las agencias ABC quienes decidieron que él era el menor de dos males y usaron Fuerzas Especiales para irrumpir en los centros de cómputo (como el del Aeropuerto de Denver) que se usaban para robar las elecciones a favor de Hillary Clinton (Rockefeller).

Además, gracias a los respaldos militares del régimen de Trump, suficientes funcionarios de los EE.UU. involucrados en crímenes contra la humanidad ahora han sido removidos del poder para que comience la próxima fase de la revolución, dicen fuentes del Pentágono.

 

Esto es guerra secreta entre las élites y se agudizará necesariamente

Según fuentes del Pentágono no reveladas por Fulford, este Otoño por fin serán ejecutadas las cerca de 50,000 órdenes de aprehensión, siendo una de las primeras la del ex-director del FBI John Brennan, quien por cierto ya no puede acceder a información clasificada del gobierno después que Donald Trump le cancelara dicha facultad. Trump además podría extender la remoción a otros miembros del Estado Profundo que respaldan a Brennan. Según fuentes de Fulford, comúnmente la remoción de esta facultad es un protocolo previo a la detención o arresto.

En el resto de su informe semanal, Fulford interpreta una serie de eventos geopolíticos, e incluso “naturales”, como signos de la guerra secreta entre el Cabal jázaro y la Alianza. Menciona, por ejemplo, la creciente ola de investigaciones y denuncias contra sacerdotes pedófilos, y los inusuales y numerosos eventos sísmicos registrados sobre todo en el Sur de Asia, y otro en Alaska durante el mes de agosto, muchos de los cuales serían artificiales —según sus fuentes—, como el ocurrido al norte de Lombok, Indonesia, para destruir una base subacuática del Cabal, o el de 6 grados del 12 de agosto en Alaska, durante el cual se confirmó la destrucción de otra base subterránea del Cabal, según fuentes de Fulford.

Nota del editor: Es arriesgado interpretar fenómenos sísmicos como evidencias de una guerra artificial entre las élites en un momento en que la energía electromagnética que está llegando al sistema solar y a la Tierra es tan intensa que científicos e incluso gobiernos han advertido su relación con el incremento de fenómenos del “clima espacial.” Lo cierto es que muchos otros eventos sociales, políticos y sobre todo económicos sí exponen la guerra entre dos facciones del Cabal, o la de una facción del Cabal contra una Alianza de países emergentes. Por lo que más allá de los “terremotos artificiales”, la hipótesis de trabajo Benjamin Fulford es sólida y también la defienden otros analistas, como Daniel Estulin.

 

Trump es una creación de los Rothschild y parte de una guerra secreta al interior de la élite global

 

Fuentes:

Benjamin Fulford — Issues simmering over the summer may lead to war in the autumn.

 

Necesitamos tu ayuda...
La censura de las agencias de publicidad y las redes sociales sigue recortando nuestros ingresos. Esto nos está haciendo difícil continuar. Por favor considera hacer una donación. Para donar has click aquí.

logo donacion