Redes Sociales

Hola, ¿qué deseas buscar?

Contenidos

Con la derrota de Ucrania no acaba la guerra; EEUU ya prepara el 2º round en Moldavia

Erróneamente, muchos creen que la derrota del gobierno de Kiev en Donetsk y ‎Lugansk, así como en Jerson y Zaporiyia, marcará el fin de los combates. Ante la ‎resistencia a la aplicación de la resolución 2202 del Consejo de Seguridad de la ONU, ‎el presidente Putin ha señalado que quedan por liberar las regiones de Odesa y ‎Transnistria, enfrentamiento que el Pentágono ha venido preparando desde 2019. ‎Estados Unidos ya prepara el “segundo round” en Moldavia. Pero no porque Washington quiera defender a los ucranianos ni a los moldavos sino porque le interesa ‎seguir debilitando a sus propios aliados para hacerlos todavía más ‎dependientes de Estados Unidos. ‎

 

Por Thierry Meyssan

Ilustración: Las cifras de la guerra en Ucrania según el Mosad israelí, publicadas en el sitio web turco ‎‎“Hürseda Haber”.‎ © Voltaire, Actualidad Internacional - N° 27 - 10 de febrero de 2023.

Ilustración: Las cifras de la guerra en Ucrania según el Mosad israelí, publicadas en el sitio web turco ‎‎“Hürseda Haber”.‎ © Voltaire, Actualidad Internacional – N° 27 – 10 de febrero de 2023.

 

Las cifras de la OTAN sobre la guerra en Ucrania –constantemente repetidas por las agencias de ‎prensa occidentales– hacen pensar que el pueblo ucraniano está unido, junto al gobierno de Kiev, ‎y que resiste gracias al armamento occidental. ‎

Pero las cifras del Mosad israelí, publicadas por el sitio web turco Hürseda Haber, demuestran que ‎la realidad es muy diferente. ‎

Y no es nuevo este fenómeno. Durante la guerra en Kosovo, yo mismo editaba un boletín diario ‎donde “cruzaba” los despachos de las agencias de prensa occidentales con los de las agencias de ‎prensa de los Balcanes, así que no me sorprende el abismo existente entre las cifras de la OTAN ‎y las del Mosad. La OTAN tiene una larga experiencia en el “arte” de mentir a la opinión pública ‎occidental. Y es que la OTAN no divulgaba simples exageraciones sino mentiras descaradas. ‎Los lectores más veteranos seguramente recuerdan que aquellas mentiras conquistaron los ‎corazones de la ciudadanía de las potencias occidentales, incluyendo a los mismos que las ‎inventaban. Y que al final de aquel conflicto, cuando la alianza atlántica aceptó “generosamente” que lo que ‎quedaba del ejército serbio –en aquella época se decía “yugoslavo”– se replegara bajo la ‎protección del ejército ruso, todos pudieron ver con estupefacción ‎cantidades de tanques y aviones salir intactos de sus refugios subterráneos. ‎

Es que en plena guerra resulta imposible saber con precisión todo lo que sucede en el campo de ‎batalla. Cada ejército contabiliza sus bajas pero no sabe si todos los hombres que faltan están ‎muertos o heridos, prisioneros o en fuga. Los oficiales se ven obligados a tomar decisiones ‎en medio de la “bruma de guerra”, sin disponer nunca de estadísticas precisas, como las que ‎pueden existir en tiempo de paz. ‎

En todo caso, mientras que los gobiernos ya saben –todos– que Rusia ha ganado la guerra y que ‎seguirá avanzando para liberar la Novorossiya hasta alcanzar la región de Transnistria, algunos fingen creer ‎que los rusos ahora quieren invadir Moldavia… como hicieron en Ucrania. Nadie quiere recordar ‎que cuando la URSS se disolvió, la población de Transnistria proclamó su independencia… como ‎la de Crimea. Lo que importa es seguir presentando a Rusia como una tiranía que ha iniciado una ‎guerra de conquista y que aplasta todo lo que encuentra a su paso. ‎

 

La franja de territorio señalada en rojo, entre Moldavia y Ucrania, es la república ‎autoproclamada en la región de Transnistria.‎

La franja de territorio señalada en rojo, entre Moldavia y Ucrania, es la república ‎autoproclamada en la región de Transnistria.‎

 

También hay que recordar que cuando Moldavia proclamó su propia independencia también ‎reconoció como nulas las consecuencias del Pacto germano-soviético de 1939, principalmente… ‎la inclusión de Transnistria en la entidad política moldava [1]. Pero, poco después, ‎Moldavia reclamó Transnistria como su territorio. En junio de 1992, el coronel Howard J. T. ‎Steers, oficial de la inteligencia militar de Estados Unidos y consejero de la OTAN, coordinó una ‎operación para conquistar Transnistria. Y no se limitó a movilizar el pequeño ejército de Moldavia ‎sino que también movilizó el ejército de Rumania y numerosos delincuentes comunes rumanos ‎sacados de las cárceles. ‎

La región llamada Transnistria es un pequeño valle dotado de un microclima que propició que se instalara ‎allí una base secreta del complejo militaro-industrial soviético. Por consiguiente, la población de ‎Transnistria se componía simultáneamente de los pobladores originales de esa región y de ‎numerosas familias de científicos soviéticos y contaba con la protección de una pequeña base, ‎sede del 14º Ejército de las fuerzas armadas de la URSS. El presidente ruso Boris Yeltsin se negó ‎a defender Transnistria, como también rechazó el regreso de Crimea a la Federación Rusa. ‎

Cuando Moldavia, , alentada por el coronel estadounidense Howard J. T. Steers, quiso ocupar ‎Transnistria, el 14º Ejército, que ya no era soviético sino ruso y contaba con más 1 000 hombres, ‎recibió de Moscú la orden de no intervenir. Pero miles de mujeres de la población local rodearon la base militar rusa. ‎Los soldados rusos no dispararon sobre aquellas mujeres sino que, desobedeciendo las órdenes del ‎presidente Yeltsin, las dejaron entrar en la base. ‎

Aquellas mujeres se apoderaron así de 1 000 fusiles Kalachnikov, de un millón y medio de ‎cartuchos y 1 300 granadas y el pueblo armado de Transnistria rechazó la embestida del ejército rumano, que ‎seguía las órdenes del coronel Steers. ‎

Esa derrota de la OTAN nunca llegó a mencionarse en Europa. Sólo pudimos conocerla los que ‎viajamos a Transnistria [2]. ‎Fue un hecho tan impresionante y conmovió tanto a quienes lo vivieron que algunos incluso cambiaron ‎de bando. Ese fue el caso del jefe de la estación de la CIA, Harold James Nicholson, quien meses ‎después de lo sucedido en Transnistria se puso al servicio del KGB ruso. ‎

Transnistria se presenta hoy como la única verdadera heredera de la Unión Soviética e incluso ‎conserva lo mejor del sistema soviético, sin sus aspectos autoritarios y burocráticos. ‎

Cuando la RAND Corporation planificó la actual guerra en Ucrania, procedió a explicar los ‎pormenores a la Cámara de Representantes del Congreso estadounidense. Eso ocurrió el 5 de ‎septiembre de 2019 y la RAND Corporation se apoyó para ello en 2 informes [3]. En esos ‎informes, la RAND Corporation explica que el objetivo de la operación es hacer que Rusia se ve ‎obligada a desplegarse más allá de sus ya muy extensas fronteras. Para eso es necesario que ‎Rusia tenga que entrar en Ucrania y, después, en Transnistria. ‎

Para entender lo que está haciendo el Pentágono hay que ir más allá de las fábulas que ‎cuentan las agencias de prensa occidentales y ver la situación desde el punto de vista de la RAND ‎Corporation, la cual prevé un “segundo round” que ya no sería ni siquiera alrededor de la ‎Novorossiya sino de Transnistria. ‎

 

Hace años que la Unión Europea venía organizando el bloqueo contra Transnistria, apoyándose ‎para ello en Ucrania y Moldavia, dos países que ni siquiera son miembros de la UE.

Hace años que la Unión Europea venía organizando el bloqueo contra Transnistria, apoyándose ‎para ello en Ucrania y Moldavia, dos países que ni siquiera son miembros de la UE.

El secretario de Defensa estadounidense, el general Lloyd Austin, sigue instando a sus aliados a ‎que entreguen su armamento y sus municiones… para que se sientan todavía más dependientes ‎de la protección de Estados Unidos. Al mismo tiempo, ahora acaba de obligarlos a aceptar que ‎se modifique el funcionamiento de la OTAN. Con las modificaciones –ya aceptadas– la alianza ‎atlántica puede convertirse en una “coalición de voluntarios” para la realización de operaciones ‎militares que nada tendrían que ver con el famoso Artículo 5, o sea sin que haya existido una ‎agresión contra alguno de los miembros de la OTAN. ‎

Eso no es nada nuevo. De hecho, eso fue lo que sucedió con la operación de la OTAN ‎contra Libia, cuando los países miembros de la alianza que se oponían a la guerra simplemente ‎fueron mantenidos al margen mientras que otros, no miembros de la OTAN, como Qatar, ‎participaban en la agresión. En aquel momento, la OTAN violó sus propios estatutos… pero ya ‎no tendrá que hacerlo porque acaba de modificarlos. ‎

En la práctica, eso quiere decir que el Consejo Atlántico ha perdido todo su poder. Ya ‎ningún miembro de la OTAN podrá oponerse a que la alianza entre en guerra y Estados Unidos ‎utilizará de todas maneras los medios de la alianza, en una “coalición de voluntarios”. ‎

Por consiguiente, la derrota de Ucrania –que ya ha perdido el Donbass y 4 oblast– no significa el ‎fin de la guerra. El Kremlin ha explicado que todavía le queda por liberar Odesa y conectar con ‎Transnistria las regiones liberadas y la OTAN ya pule su retórica. Se trata de confundir a la opinión ‎occidental haciéndole creer que Transnistria –hoy denominada República Moldava del Dniéster– es ‎parte de Moldavia y que el “oso ruso” arremete también contra esta última. ‎

La OTAN establece que podrá entrar en guerra sin que sus miembros hayan sido agredidos y sin aprobación por unanimidad

 

Notas a pie de página

[1] «Declaratia de independenta a ‎Republicii Moldova», Romania libera, 28 de agosto de 1991, página 8.

[2] «En 1992, Estados Unidos trató de aplastar militarmente la Transnistria», por Thierry Meyssan, Red Voltaire, 17 de abril de 2010.

[3] Overextending ‎and Unbalancing Russia, James Dobbins, Raphael S. Cohen, Nathan Chandler, Bryan Frederick, Edward Geist, ‎Paul DeLuca, Forrest E. Morgan, Howard J. Shatz y Brent Williams, RAND Corporation, abril ‎de 2019. Ver también los detalles del plan en Extending Russia: Competing from Advantageous ‎Ground, Raphael S. Cohen, Nathan Chandler, Bryan Frederick, Edward Geist, Paul DeLuca, Forrest ‎E. Morgan, Howard J. Shatz y Brent Williams, RAND Corporation, 25 de mayo de 2019.

Fuente:

Thierry Meyssan: La derrota de Ucrania no significa el fin de ‎la guerra. 21 de febrero de 2023.

 

Contenidos

Por Mente Alternativa El 16 de mayo, Putin se reunió con líderes de la industria de defensa y comandantes militares, según informó Carl Osgood...

Contenidos

Por Chris Lewis y Jason Ross Como parte del 14º paquete de sanciones contra Rusia, la Unión Europea va a prohibir otros cuatro medios...

Contenidos

Por Mente Alternativa El exdiputado ucraniano Andrey Derkach ha revelado detalles sobre el escándalo de corrupción de Burisma relacionado con Hunter Biden. En una...

Contenidos

Por Mente Alternativa El intento de asesinato contra el Primer Ministro eslovaco, Robert Fico, tiene implicaciones internacionales, advierte Gretchen Small en una nota publicada...

Archivos

Publicidad siguenos en telegram