Necesitamos tu ayuda...
La censura de motores de búsqueda, agencias de publicidad y redes sociales controladas por el establishment está recortando nuestros ingresos. Esto nos está haciendo difícil continuar. Si te parece útil el contenido que publicamos, por favor ten en consideración apoyarnos con una donación económica.

El analista Benjamín Fulford y Gordon Duff, veterano de guerra de los Estados Unidos y editor en jefe de Veterans Today, defienden la hipótesis del sabotaje/secuestro de vuelo PS752 derribado por Irán. Duff sugiere que el avión experimentó dificultades técnicas durante o inmediatamente después del despegue y se desvió del curso a petición de la parte ucraniana, que insistió en volar bajo su propio riesgo y responsabilidad. Por lo tanto, el operador del sistema, que experimentó una falla de comunicación consideró el avión como una ‘amenaza militar’ porque pudo haber sido secuestrado para perpetrar un ataque al estilo 9/11 y/o para provocar un ataque con misiles iraníes. De forma similar, Benjamín Fulford especula que los “sionistas” secuestraron remotamente el avión ucraniano y lo volaron con transpondedores hacia una base militar iraní para engañar a los iraníes para que lo derribaran. Para dar soporte a su hipótesis, Fulford cita que a fines de la década de 1990, Estados Unidos tenía instalados equipos de secuestro remoto en todos los aviones civiles, supuestamente como una “medida contra el secuestro”.

Gordon Duff: Cómo y por qué Irán derribó a Boeing ucraniano

Las Fuerzas de Defensa Aérea de Irán derribaron el Boeing 737-800 (Vuelo PS752) de Ukraine International Airlines cerca de Teherán debido a “un error humano”, reconoció el Estado Mayor de las Fuerzas Armadas iraníes en un comunicado oficial el 11 de enero. Esta versión se compatibilizó a la anterior de que la tragedia fue el resultado de un mal funcionamiento técnico.

Los datos proporcionados en la declaración del Estado Mayor General y la conferencia de prensa del Jefe de la División Aeroespacial del Cuerpo de Guardias de la Revolución Islámica (IRGC) proporcionan la siguiente cadena de eventos:

1. Aproximadamente a las 23:00 UTC, el 7 de enero, el IRGC llevó a cabo un ataque con misiles contra objetivos militares estadounidenses en Irak;

2. La red de defensa aérea del país estaba en alerta máxima en medio de informes sobre un posible ataque con misiles de crucero por parte de Estados Unidos y el aumento de vuelos de aviones de combate estadounidenses cerca del espacio aéreo iraní;

3. A las 2:38 UTC, 8 de enero, el vuelo PS752 despegó del Aeropuerto Internacional Imam Khomeini y se trasladó cerca de una instalación “sensible” del IRGC “al completar un circuito”. Según los informes, el avión se desvió del curso general PS752 durante unos 2 km;

4. La altitud y la dirección del movimiento del vuelo “eran como un objetivo enemigo”. El operador del sistema de misiles tierra-aire identificó erróneamente el avión como un “misil de crucero” entrante a 19 km de distancia;

5. El operador del sistema de misiles actuó independientemente debido a una falla en el sistema de comunicación;

6. El operador “tomó la decisión equivocada” de disparar sobre la amenaza percibida en un lapso de tiempo de “diez segundos” para disparar o ignorar el objeto volador. Durante la noche, el operador pidió repetidamente que se detuvieran los vuelos en el área. Esto no se hizo.

7. Un “misil de corto alcance” explotó al lado del avión. Después de esto, el avión continuó volando durante un tiempo y “explotó cuando tocó el suelo”. El lado iraní no mencionó el sistema de misiles utilizado. Supuestamente, se trataba del sistema de misiles tierra-aire de corto a mediano altitud de corto alcance.

Así, Irán describió la situación con el Boeing como resultado de la combinación de los factores antes mencionados en la “atmósfera de amenazas e intimidación del agresivo régimen estadounidense contra la nación iraní”. No obstante, la imagen real de los eventos puede haber sido diferente.

No está claro cómo el Boeing 737-800 puede haberse confundido con un misil de crucero entrante, especialmente teniendo en cuenta que esta situación se desarrolló cerca del aeropuerto en funcionamiento de la capital. Si uno toma esta explicación con un grano de sal, el escenario podría haber sido el siguiente.

El avión experimentó algunas dificultades técnicas durante o inmediatamente después del despegue y se desvió del curso al acercarse al sitio militar IRGC. Al parecer, la lista de verificación de inspección previa al vuelo no fue firmada por los ingenieros del aeropuerto iraní, pero la parte ucraniana insistió en volar bajo su propio riesgo y responsabilidad.

Por lo tanto, el operador del sistema, que experimentó una falla de comunicación, consideró el avión como una “amenaza militar” porque pudo haber sido secuestrado por un ataque al estilo 9/11, se controló mediante un ciberataque y / o se utilizó cubierta para un ataque con misiles en el sitio IRGC.

Esta versión no explica cómo podría aparecer la falla de comunicación en el puesto de defensa aérea que debe tener dos canales de comunicación blindados: circuito táctico primario y la alternativa. La posible explicación con un ataque de guerra electrónica no resiste las críticas de los canales de comunicación civil que permanecieron operativos con vuelos de rutina que continúan desde el aeropuerto de Teherán. Otro factor es el video del impacto del misil que apareció en línea. ¿Cómo podría esta persona haber sabido cuándo y qué filmar exactamente sin un conocimiento previo de los desarrollos?

Luego, hay una explicación más: el avión fue derribado deliberadamente para ejercer presión adicional sobre Irán por parte de Estados Unidos durante la supuesta fase aguda de la crisis entre Irán y Estados Unidos, que tuvo la oportunidad de convertirse en una guerra regional abierta. En el marco de esta versión, se podría sospechar que el operador pudo haber sido reclutado por inteligencia estadounidense o chantajeado, o que el sistema fue capturado en un acto de sabotaje por parte de los EE.UU. o sus fuerzas afiliadas.

Independientemente de las brechas existentes en la versión oficial actual de los eventos y el curso real de los acontecimientos, Irán se verá obligado a afirmar que el derribo del avión fue un “error humano”. Irán puede permitirse el lujo de admitir la falta de control sobre los objetos clave de la infraestructura militar en el corazón del país.

 

Benjamin Fulford: El avión ucraniano fue secuestrado remotamente

Benjamín Fulford expone de este modo la cadena de eventos de lo que considera “otro intento de los locos judíos mesiánicos (que por simplicidad llamaremos sionistas), para comenzar la Tercera Guerra Mundial” y “su tan esperado Armagedón”:

1. Asesinar a un contratista estadounidense en Irak y culparlo a los iraníes.

2. Convencer o chantajear a Trump en una respuesta desproporcionada.

3. Hacer que sus agentes iraníes y sus tontos con lavado de cerebro se amotinen en la embajada de los Estados Unidos en Bagdad.

4. Obligar a Trump a cometer un crimen de guerra asesinando al general iraní Qasem Soleimani.

5. Secuestrar remotamente un avión ucraniano y volarlo con transpondedores hacia una base militar iraní para engañar a los iraníes para que lo derriben. (Para aquellos lectores que aún no se dan cuenta de esto, a fines de la década de 1990, Estados Unidos tenía instalados equipos de secuestro remoto en todos los aviones civiles, supuestamente como una medida contra el secuestro. La mafia jázara ha abusado repetidamente de esta capacidad con fines políticos).

Cabe mencionar que lo que Fulford llama “sionistas” o “mafia jázara” en realidad es un grupo de testaferros de la nobleza negra (linajes del Vaticano jesuita y otros linajes del Imperio Británico), que ahora mismo intentan, y no logran, orquestar el cambio de régimen en Irán.

Sin embargo, agrega Fulford, esta operación fallida ha logrado despertar una masa crítica dentro de la comunidad militar / de inteligencia occidental al hecho de que el gobierno de los EE.UU. ha sido secuestrado por un culto fanático que está tratando de comenzar la Tercera Guerra Mundial.

Altos funcionarios: Trump autorizó hace 7 meses el asesinato del general Soleimani

Fuentes:

Gordon Duff / Veterans Today — How And Why Iran Shot Down Ukrainian Boeing.

Benjamin Fulford — Messianic nut-case Iran gambit backfires, payback begins.

Los contenidos publicados son responsabilidad de su autor y no necesariamente reflejan el punto de vista de Mente Alternativa.