Como observa el Dr. Philip M. Giraldi, exdirector ejecutivo del Consejo para el Interés Nacional de los EE.UU., la humillación a la que fue sujeto el Secretario de Estado de los Estados Unidos Mike Pompeo la semana pasada en Varsovia, es un síntoma positivo. Los antiguos griegos, haciendo ejercicio de su capacidad demostrada para sintetizar características definitorias, tenían una palabra para referirse a ello: arrogancia. La arrogancia es cuando uno desarrolla un sentimiento de confianza extremo e irrazonable en un determinado curso de acción que inevitablemente conduce a la caída de uno mismo cuando ese engreimiento se basa en principios falsos, escribe Giraldi. Pompeo asistió a Varsovia para una “cumbre” organizada por el Departamento de Estado de los EE.UU. en colaboración con el gobierno polaco para discutir con representantes de sesenta naciones qué hacer con respecto a la difícil situación en Medio Oriente. De antemano, prometió que la reunión “traería resultados realmente buenos.” La reunión se concibió inicialmente como un preludio a la “guerra contra Irán”, con la intención de reunir una coalición contra los persas. Pero cuando quedó claro que muchos de los posibles participantes se negarían a tal designación, Pompeo no tuvo otro remedio que asumir una agenda más amplia relacionada con la “Paz y seguridad en el Medio Oriente.” La Cumbre de Varsovia no produjo los resultados previstos por la Casa Blanca, que debían reunir a un grupo dispuesto a aumentar la presión sobre Irán antes de atacarlo, mientras que al mismo tiempo buscaban generar apoyo para el muy discutido plan de paz Israel / Palestina de Jared Kushner, que se daría a conocer el mes abril. El plan estadounidense básicamente le dará a Netanyahu todo lo que quiera y al mismo tiempo relegará a los palestinos al estatus de no-pueblo. Como resultado de la tibia recepción en Varsovia, incluso por parte de los estados árabes que realmente odian a Irán, Washington es ahora más débil que nunca en el Oriente Medio. Eso es algo positivo, afirma el doctor Philip M. Giraldi, ya que las políticas adoptadas por Trump, Bolton, Pompeo, Giuliani y Kushner no solo son una vergüenza, sino que constituyen un desastre potencial para todos en la región y también para los Estados Unidos.

 

Turquía, Rusia y China se negaron a participar en el evento

Irán, Irak, el Líbano, Palestina y Siria no fueron invitados a la cumbre, como es lógico, ya que algunos de ellos son los objetivos para cualquier medida correctiva que se esperaba que la conferencia pudiera recomendar.

Por supuesto, Benjamin Netanyahu de Israel estuvo presente, tuiteando antes de la reunión que el motivo de la cumbre era la “guerra contra Irán.” También lanzó la advertencia de que Irán estaba planeando un “segundo holocausto” para su país.

Muchos países, incluido el poder regional de Turquía, y las potencias globales de Rusia y China, se negaron a participar en absoluto. La Unión Europea, los franceses y los alemanes enviaron diplomáticos de carrera a la reunión en lugar de a sus Ministros de Relaciones Exteriores, mientras que el Ministro de Relaciones Exteriores de Gran Bretaña, Jeremy Hunt, solo accedió a asistir en el último minuto después de que se le concediera su deseo de dirigir una sesión de debate sobre Yemen.

La reunión se vio ensombrecida por el contexto en el que tuvo lugar, algo que Pompeo aparentemente era demasiado sordo para apreciar.

 

Gran Bretaña, Francia y Alemania molestos con EE.UU. por salir del tratado nuclear con Irán

Los europeos, incluidos los aliados cercanos, Gran Bretaña, Francia y Alemania, se han opuesto abiertamente a la decisión irracional de la Casa Blanca, el año pasado, de salir del Plan Integral de Acción Conjunta (JCPOA) de 2015, que estableció límites verificados para las inspecciones intrusivas al programa nuclear de Irán.

Los aliados más cercanos de Estados Unidos dejaron en claro que se oponen a que se les diga cómo y con quién se les permite hacer negocios, y finalmente hicieron algo al respecto. Incluso la inteligencia de los Estados Unidos confirma que Irán ha cumplido totalmente con el acuerdo nuclear, pero las burlas en la Casa Blanca están demasiado cegadas por la arrogancia para cambiar de rumbo.

La semana anterior a la apertura de la conferencia, los británicos, los franceses y los alemanes también declararon su intención —tal vez deliberada— de lanzar un sistema de trueque de “vehículos para fines especiales” que permitiría la compra de petróleo iraní después de la fecha límite del 5 de mayo, que Estados Unidos había declarado unilateralmente para la iniciación de sanciones que prohíban dicha actividad.

Washington ha declarado que cualquier país que no respete sus sanciones contra Irán estaría sujeto a sanciones secundarias implementadas a través de la capacidad del Tesoro de los Estados Unidos para controlar y restringir el acceso a los mercados financieros denominados en dólares. Sin embargo, la acción de los europeos sirvió como confirmación de que gran parte del mundo quiere hacer negocios con Irán, incluso si la Casa Blanca dice “no.”

 

La delegación estadounidense estuvo formada por neoconservadores sionistas y un rabino

Estuvieron presentes junto con la delegación de los Estados Unidos en Varsovia: Pompeo, el vicepresidente Mike Pence, el asesor de seguridad nacional John Bolton, el asesor especial Jared Kushner y el abogado personal del presidente Trump, Rudy Giuliani. El “rabino de Estados Unidos” Shmuley Boteach también apareció en calidad extraoficial. Todos los funcionarios de la Administración subieron al escenario en un momento u otro para denunciar a Irán como el “mayor patrocinador mundial del terrorismo”, como haciendo eco al panfleto de Netanyahu, pero casi nadie más se manifestó al unísono.

En una entrevista con CBS News antes de las reuniones, Pompeo manifestó su satisfacción por el impacto de las sanciones existentes en Irán. Cuando se le preguntó si había percibido alguna señal “de que esta presión esté orillando a Irán a negociar con los Estados Unidos?”, respondió que:

“Las cosas son mucho peores para el pueblo iraní, y estamos convencidos de que esto llevará al pueblo iraní a levantarse para cambiar el comportamiento del régimen.”

La sugerencia de que Washington tiene fe en la estrategia de matar de hambre a las mismas personas que dice querer ayudar, para provocar un levantamiento violento, no molestó a Pompeo en lo más mínimo. Y tampoco pareció enterarse del hecho de que presionar al gobierno de Irán es en realidad la mejor manera de fortalecerlo, ya que el pueblo iraní se ha manifestado en contra de la guerra económica que libra Estados Unidos.

 

John Bolton: No creo que les queden muchos más aniversarios de independencia para disfrutar

El lunes anterior a la apertura de la conferencia —en el marco de las celebraciones por el reciente 40 aniversario de la independencia de Irán—, John Bolton llamó a Irán “el banco central del terrorismo internacional” y lo declaró culpable de “tiranizar a su propio pueblo y al mundo.” El video concluyó con una amenaza directa al líder supremo iraní, el ayatolá Ali Khamenei:

“No creo que les queden muchos más aniversarios de independencia para disfrutar.”

También durante el período previo a la conferencia, Rudy Giuliani participó en un mitin en el centro de Varsovia para el grupo terrorista de “culto” Mujahedin-e-Khalq (MEK), una organización para la cual ha servido como cabildero a sueldo. Le dijo a una multitud de simpatizantes de MEK que “si no tenemos un Irán pacífico y democrático, no importa lo que hagamos, tendremos problemas y dificultades en el Medio Oriente.” Todos están de acuerdo en que Irán es el patrocinador estatal número 1 del terrorismo en el mundo. Eso revela algo: Irán es un país en el que no puedes confiar para hacer negocios”. Además agregó que su gobierno está formado por “asesinos que deberían estar fuera del poder.” Sin mebargo, Rudy no reveló cuánto le habían pagado para pronunciar el discurso.

 

Mike Pence: Ha llegado el momento de que nuestros socios europeos se retiren del acuerdo nuclear de Irán

Pero fue el vicepresidente Pence quien se llevó el premio por agallas no mitigadas en su discurso a los conferenciantes en el que acusó a los europeos de algo cercano a la traición por estar llevando a cabo —según él— “un gran esfuerzo por romper las sanciones que EE.UU. ha impuesto contra el régimen revolucionario asesino de Irán.”

También insistió en que:

“Ha llegado el momento de que nuestros socios europeos se retiren del acuerdo nuclear de Irán y se unan a nosotros para generar la presión económica y diplomática necesaria para que el pueblo iraní, la región y el mundo tengan la paz, la seguridad y la libertad que merecen.”

Pence bien podría haber dicho “a mi manera o la calle” o citar la frase de George W. Bush, “estás con nosotros o contra nosotros.” La audiencia, incluida una gran cantidad de sicofantes de Washington, respondió con silencio, sin inmutarse de las demandas fulminantes de Pence.

La Cumbre de Varsovia no produjo los resultados previstos por la Casa Blanca, que debían reunir a un grupo dispuesto a aumentar la presión sobre Irán antes de atacarlo, mientras que al mismo tiempo generaban apoyo para el muy discutido plan de paz Israel / Palestina de Jared Kushner, que se daría a conocer en el mes abril. El plan estadounidense básicamente le dará a Netanyahu todo lo que quiera y al mismo tiempo relegará a los palestinos al estatus de no-pueblo. Como resultado de la tibia recepción en Varsovia, incluso por parte de los estados árabes que realmente odian a Irán, Washington es ahora más débil que nunca en el Oriente Medio. Eso es algo positivo, ya que las políticas adoptadas por Trump, Bolton, Pompeo, Giuliani y Kushner no solo son una vergüenza, sino que constituyen un desastre potencial para todos en la región y también para los Estados Unidos.

 

Europa crea sistema de transacción independiente al SWIFT, y Rusia e Irán abandonan el dólar en su actividad económica bilateral

 

 

Fuente:

Philip M. Giraldi, Ph.D. / Gobal Research — What If They Started a War and No One Showed Up?

Necesitamos tu ayuda...
La censura de las agencias de publicidad y las redes sociales sigue recortando nuestros ingresos. Esto nos está haciendo difícil continuar. Por favor considera hacer una donación. Para donar has click aquí.

logo donacion