Redes Sociales

Hola, ¿qué deseas buscar?

Contenidos

Cómo los servicios de inteligencia británicos crearon una red de propaganda sionista

Por Kit Klarenberg

El 22 de junio, Declassified UK publicó una extraordinaria entrevista con Jeremy Corbyn. Tras haber sido expulsado del Partido Laborista por falsas acusaciones de antisemitismo, Corbyn reflexionó sobre su breve etapa como líder del partido y sobre la vasta conspiración de los medios de comunicación, la política y los servicios de inteligencia para sabotear sus perspectivas electorales.

Por el camino, Corbyn discutió el papel central de la ex diputada laborista Ruth Smeeth en su perdición. Se declaró “sorprendido” al enterarse de que en los cables diplomáticos sensibles publicados por WikiLeaks se la nombraba como informante “estrictamente protegida” de la embajada estadounidense. Esta designación significa una fuente de información sensible y confidencial, para Washington. Sin embargo, echando la vista atrás a “su comportamiento y hostilidad” hacia él como líder laborista, la revelación tenía todo el sentido del mundo.

El histórico libro “El antisemitismo como arma” (Weaponizing Antisemitism), del periodista de investigación Asa Winstanley, deja al descubierto la cruzada de varios años del lobby sionista para acabar con Corbyn y sus partidarios dentro del laborismo. Smeeth es una figura clave a la que se hace referencia en repetidas ocasiones. Winstanley escribe:

“Estaba tan dedicada a sabotear a su propio partido que no parecía demasiado preocupada de que su campaña, en última instancia, tuviera el coste de perder su propio escaño laborista en 2019.”

Smeeth causó estragos de diversas maneras, llevando su herencia judía en la manga a cada paso del camino. Sin embargo, en sus muchas apariciones en los medios durante este tiempo, en las que difamó a Corbyn y a figuras laboristas como el activista de Momentum Marc Wadsworth y el diputado de Derby North Chris Williamson como antisemita, sus antecedentes como directora de asuntos públicos y campañas para el grupo de presión sionista Britain “Israel” Communications and Research Centre (BICOM) nunca fueron mencionados por los principales periodistas. Esto no es irrelevante, dado que Smeeth recibió cuantiosas donaciones de figuras clave del BICOM después de convertirse en diputada.

‘Falta de credibilidad’

A finales de 2018, comenzaron a filtrarse en línea archivos relacionados con el funcionamiento interno de Integrity Initiative, un equipo financiado por el Ministerio de Asuntos Exteriores y formado por veteranos militares y de inteligencia británicos. Mostraron que la organización estaba llevando a cabo operaciones de guerra de información a distancia, respaldadas por el Estado, para empañar a gobiernos “enemigos” como China y Rusia, y a figuras de izquierda y antiguerra en casa, incluido Jeremy Corbyn.

Las revelaciones significaron que la organización benéfica matriz de la Iniciativa de Integridad, el Institute for Statecraft, se vio obligada a presentar una disculpa pública a Corbyn, ya que había utilizado su cuenta oficial de Twitter para atacarle a él y al Partido Laborista. Este tipo de actividad política partidista es ilegal según las normas de financiación del Ministerio de Asuntos Exteriores. Esto no era más que la proverbial punta del iceberg, que ocultaba esfuerzos mucho más amplios de la organización para socavar al líder laborista.

Inadvertida en su momento, entre los papeles filtrados había una lista de invitados a un acto de la Iniciativa de Integridad, en la que figuraba Ruth Smeeth. El propósito de la reunión, convocada el 6 de julio de 2017, no está claro en el propio documento, aunque entre los posibles asistentes figuraban parlamentarios, periodistas, militares de alto rango y otras personalidades.

Dada esta composición, y el momento elegido, es en cierto modo inconcebible que el resultado de las elecciones generales de 2017 no fuera un tema de debate. La votación produjo un resultado sorprendente, devolviendo a los conservadores al poder, pero con una mayoría muy reducida, después de que los encuestadores y expertos predijeran universalmente una brutal derrota de los laboristas. Smeeth, el primer diputado de los cuatro que figuran en la lista, es el único invitado de las docenas que aparecen sin datos de contacto.

Este descuido puede ser una anomalía irrelevante, pero es mucho más probable que Smeeth tuviera una relación preexistente con el director del Institute for Statecraft, Daniel Lafayeedney, lo que significa que pudo ser invitada por él en privado.

Lafayeedney, un veterano del SAS cuyos asuntos empresariales llevaron en su día a un juez del Tribunal Supremo británico a acusarle de “falta de credibilidad” en enero de 2007, asistió a la conferencia anual “israelí” de Herzliya sobre “contraterrorismo” en “Israel”. Su afiliación oficial era BICOM. En ese momento, Smeeth seguía siendo la responsable de prensa de la organización, lo que sugiere que bien pudo haber organizado la aparición de Lafayeedney. También estuvo presente Chaim Zabludowicz, uno de los principales financiadores de BICOM que, según Winstanley, hizo donaciones personales a Smeeth cuando era diputada.

No está claro cómo Lafayeedney llegó a afiliarse a BICOM. Aparte de la lista de la Conferencia de Herzliya, que ya se ha borrado de la web, no hay más referencias públicas a su papel en la organización. Sin embargo, sus conexiones con figuras de alto nivel dentro del aparato militar y de inteligencia de la entidad sionista estaban bien establecidas en ese momento.

A mediados de la década de 2000, Lafayeedney ayudó a dirigir y financiar el desaparecido Programa Pluscarden de la Universidad de Oxford para el Estudio del Terrorismo Global y la Inteligencia, y posteriormente formó parte de su comité asesor. En su primer año de funcionamiento, acogió actos en los que intervinieron Yaakov Amidror, Isaac Ben-Israel y Yoram Dinstein. Ex general de división del ejército israelí, Amidror es un halcón sionista que fue jefe del departamento de investigación de la inteligencia militar israelí y más tarde asesor de Benjamin Netanyahu.

Ben-Israel es un antiguo general que, como jefe de la agencia espacial israelí, lanzó varias operaciones de espionaje contra Irán. Por su parte, Dinstein es un jurista que transformó encubiertamente la sección de Tel Aviv de Amnistía Internacional en un ala del Ministerio de Asuntos Exteriores israelí, mientras dirigía la sección en la década de 1970.

Mentalidad musulmana

Un componente esencial del escándalo de la Iniciativa para la Integridad fue la creación por parte de la organización de “clusters” por toda Europa y Norteamérica. Estas redes clandestinas de periodistas, académicos, expertos, políticos y funcionarios de seguridad difundían incesantemente propaganda negra para influir en la política gubernamental y la percepción pública. Todos sus miembros fueron entrenados formalmente en el arte del troleo en línea.

Muchos miembros del cluster, y otras figuras -en particular periodistas- nombradas en los archivos de la Iniciativa tenían una marcada predilección por atacar a Corbyn y a su asesor cercano Seamus Milne. La similitud y la sincronización de sus mensajes y difamaciones sugieren claramente algún tipo de coordinación.

No hay indicios de que Smeeth fuera miembro del grupo. Pero poco después del acto de la Iniciativa de Integridad al que fue invitada, se convirtió en vicepresidenta del Partido Laborista parlamentario, lo que requería reuniones privadas semanales con Corbyn. El contenido de estas reuniones habría sido de gran interés para la Iniciativa. Y a la embajada estadounidense, por supuesto.

Que la Iniciativa de Integridad buscaba ayuda experta e interna para neutralizar la amenaza de Corbyn está ampliamente subrayado por una presentación secreta realizada por el académico de Oxford Brookes Glen O’Hara en la sede central de Londres del Institute for Statecraft. Titulada “¿Quiénes son los corbynitas y en qué creen?”, ofrecía información detallada y desgloses sobre la demografía de los laboristas más acérrimos y sus diversos motivos para apoyar al entonces líder del partido.

Los correos electrónicos entre O’Hara y un representante desconocido del Instituto publicados en virtud de las leyes de libertad de información sitúan su presentación en las primeras semanas de 2018. En junio de ese año, los archivos filtrados muestran que Lafayeedney viajó a “Israel” para “establecer contactos” con objetivos no identificados y “construir una relación” con ellos basada en “intereses comunes”.

No se sabe con quién se reunió Lafayeedney. No obstante, las notas de su viaje indican que presentó un “documento conceptual sobre un modo alternativo de estructurar nuestras armadas para la guerra moderna a bajo coste”, que consideró que su público encontraría “de especial interés”. Esto sugiere claramente que su público estaba compuesto por militares y agentes de inteligencia sionistas. Explicó:

“Gran parte de nuestro trabajo para mejorar la eficacia de nuestras fuerzas armadas en todas las formas de guerra moderna es, por supuesto, muy delicado, ya que lo transmitimos a los niveles más altos del Ministerio de Defensa y de las fuerzas armadas. Lo que pretendemos es ayudar a las Fuerzas a ser más competentes para combatir en la guerra moderna con todo tipo de armas… hemos apoyado la creación de unidades especiales de reserva del Ejército, por ejemplo la 77 Brigada”.

A continuación presumió del trabajo de Statecraft “abordando la radicalización de las comunidades musulmanas” para el gobierno británico, “explorando la causa fundamental de la radicalización, es decir, la mentalidad musulmana”. Esto incluía un programa financiado por el Estado británico, Shared Outcomes, en virtud del cual jóvenes musulmanes recibían “formación aventurera impartida por el Ejército”. Al parecer, este esfuerzo es un componente de Prevent, el muy controvertido programa de contra-extremismo del gobierno británico:

“No mencionamos la desradicalización. Se trata de un programa de integración social. Si se llamara antirradicalización, nadie participaría en él”.

Lafayeedney continuó describiendo la Iniciativa de Integridad a sus oyentes sionistas y sus grupos constituyentes, “una red de redes nacionales” formada por personas “de todos los países europeos que comprenden el problema” de la “desinformación” y “están dispuestas a abordarlo”. Dijo que la organización estaba “por supuesto… interesada en saber si podría haber interés en tener un cluster así en Israel”.

No se sabe a ciencia cierta qué salió de las reuniones de Lafayeedney en la entidad sionista. Sin embargo, no mucho después, la campaña para torpedear las posibilidades de Corbyn de convertirse en primer ministro se turboalimentó. Smeeth, Integrity Initiative y el lobby israelí en Gran Bretaña fueron fundamentales en ese subterfugio, cuyos efectos fueron absolutamente devastadores. Un resultado catastrófico es que Keir Starmer, su sustituto, será probablemente el próximo primer ministro británico.

La campaña de Starmer para líder fue financiada en parte por Trevor Chinn, miembro del comité ejecutivo de BICOM. Desde entonces, su liderazgo ha consistido en una búsqueda interminable para purgar del partido a todos y cada uno de los antisionistas y radicales de izquierda. Esta cruzada se ha acelerado desde que comenzó el genocidio de Gaza. Si, como se pronostica ampliamente, su partido laborista se impone en las elecciones generales británicas del 4 de julio, será una rotunda victoria para el lobby israelí.

 

El objetivo del sionismo nunca ha sido salvar al pueblo judío sino hacer triunfar el imperialismo anglosajón asociando los judíos a esa empresa

 

Fuente:

Kit Klarenberg: British Spies Built Zionist Propaganda Network. 2 de julio de 2024.

Contenidos

Por Mente Alternativa El principal tribunal de las Naciones Unidas ha dictaminado que las políticas de asentamiento de Israel y el uso de recursos...

Contenidos

Por Mente Alternativa Desde que comenzaron los bombardeos en Gaza, la Fuerza Aérea de EE.UU. ha estado enviando aviones no marcados desde la base...

Contenidos

Por Mente Alternativa En un artículo reciente publicado por The Grayzone, el periodista Kit Klarenberg cuestiona cómo desaparecieron archivos clave sobre el infame pedófilo...

Contenidos

Por Janet West A fecha de 28 de junio, trece naciones han anunciado o presentado una “declaración de intervención” ante la Corte Internacional de...

Archivos

Publicidad siguenos en telegram