Redes Sociales

Hola, ¿qué deseas buscar?

Ciencia y Tecnología

Cómo la mediática ‘denunciante’ de Facebook está siendo utilizada para incrementar la censura y el poder gubernamental

Necesitamos tu ayuda...
La censura y desmonetización contra medios independientes nos afecta mucho. Si te parece útil el contenido que publicamos por favor ten en consideración apoyarnos con una donación económica. No te pierdas ninguna actualización, síguenos en Telegram.



En este artículo, Arjun Walia explica por qué Frances Haugen, la “denunciante de Facebook” que fue mediatizada poco antes de que la red social sufriera un apagón de mas de cinco horas, parece ser una herramienta de contrainteligencia usada por el gobierno en la sombra para incrementar la censura y el control de internet a través de una “una supervisión gubernamental más estricta”.

 

Por Arjun Walia

En las últimas noticias se ha hablado de la “denunciante” de Facebook Frances Haugen, una ex científica de datos del gigante de las grandes tecnologías. Al testificar ante el Subcomité de Comercio del Senado para la Protección del Consumidor, presentó varias críticas a Facebook, principalmente acusando a la empresa de no censurar el discurso de odio y la desinformación, y presentó documentos para respaldar sus afirmaciones.

Los denunciantes tienen muchas formas, en su mayoría pasan toda su vida dentro y fuera de los tribunales, pueden ser sometidos a la cárcel, y también a la persecución. No es que Hauge haya hecho públicos documentos que demuestran que la mayoría de las personas muertas por los ataques con drones en Afganistán eran transeúntes inocentes, como hizo Daniel Hale. Su testimonio no es una amenaza para la “seguridad nacional”, un término que ahora se utiliza para justificar la ocultación de información debido al hecho de que, en muchos casos, expone las acciones poco éticas e inmorales tomadas por varias corporaciones y gobiernos.

Sus afirmaciones de que Facebook no ha hecho lo suficiente con respecto a la censura y la incitación al odio encajan perfectamente en una agenda política masiva, y en la censura de Internet. Facebook, junto con muchos otros grandes gigantes de la tecnología, lleva años censurando una gran cantidad de información relacionada con varios temas, incluido el COVID.

Por ejemplo, un artículo publicado en el British Medical Journal por la periodista Laurie Clarke ha puesto de manifiesto que Facebook ya ha eliminado al menos 16 millones de contenidos de su plataforma y ha añadido advertencias a otros 167 millones aproximadamente. YouTube ha eliminado casi un millón de vídeos relacionados, según ellos, con “información médica peligrosa o engañosa sobre el COVID-19”.

Los denunciantes no suelen salir a la luz pública con una empresa de relaciones públicas, un correo electrónico de prensa, un equipo jurídico completo y una comparecencia en el Senado. Morgan Kahmann, el denunciante de Facebook que fue suspendido tras filtrar documentos internos en los que se exponía una campaña de censura de “vacilación de vacunas” y su funcionamiento real, fue despedido oficialmente por el gigante tecnológico. La historia no recibió ninguna atención.

Según Glenn Greenwald, el periodista que sacó a la luz la historia y ayudó a filtrar los documentos de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) a través del denunciante Edward Snowden, en los que se detallaba su programa de vigilancia global masiva:

“Esta ‘denunciante’ está diciendo a los demócratas y a los medios de comunicación corporativos todo lo que quieren oír: a saber, que transferir el control de los medios sociales al gobierno para su ‘regulación’ y censura es la única manera de resolver el problema. FB también ve el beneficio en esto.”

El hecho de que Facebook sufriera un apagón de cinco horas que coincidió con este incidente de los denunciantes también atrajo más atención hacia él. Los “denunciantes” oficialmente designados que exigen más censura reciben el tratamiento de alfombra roja, junto con una gira profesional de relaciones públicas, porque su “denuncia” no desafía ninguna ortodoxia, sino que proporciona combustible adicional a lo que las facciones del establishment querían hacer de todos modos.

También acaba de recibir la verificación de su cuenta de Twitter recién creada, algo que rara vez sucede, así como un buen impulso de promoción algorítmica, para ir junto con la gira de relaciones públicas que parece bastante orquestada.

Greenwald ha publicado múltiples ejemplos del testimonio de los denunciantes y las respuestas al mismo que ejemplifican su creencia de que “el verdadero objetivo de los demócratas y sus aliados corporativos liberales de los medios de comunicación no es debilitar o romper Facebook y Google”. En cambio, el objetivo es transferir su vasto poder monopólico a ellos mismos, como han estado haciendo durante años.

Por ejemplo, la senadora Kirsten Gillibrand declaró lo siguiente:

“Necesitamos una agencia reguladora dedicada a hacer que Facebook y otras empresas de Big Tech rindan cuentas sobre cómo sus algoritmos impulsan la desinformación y cómo nuestros datos son utilizados y mal utilizados para su beneficio.”

La presión para censurar aún más contenido es cada vez más fuerte. El senador estadounidense por Massachusetts y presidente de los subcomités de Aire Limpio, Clima y Seguridad Nuclear y de Asia Oriental y el Pacífico, Ed Markey, ha declarado que el problema de Facebook no es que esté retirando demasiadas publicaciones, sino que está dejando demasiadas publicaciones.

Es curioso cómo la narrativa de que Facebook está perjudicando al mundo por no censurar suficiente información prevalece en la narrativa principal en este momento. No tiene sentido, la cantidad de censura que la empresa ha realizado en los últimos años no tiene precedentes.

Publicidad. Arrastra para seguir leyendo.

La idea de que están permitiendo que se difunda la desinformación es difícil de entender cuando ya están participando activamente en la censura, mientras que múltiples ejemplos de desinformación son constantemente distribuidos por los principales medios de comunicación y periódicos cada semana.

La afirmación de que Facebook fomenta los problemas de imagen corporal en las jóvenes a través de la glorificación de imágenes específicas de personas jóvenes y “perfectas”, también reclamada por el denunciante, plantea la pregunta, ¿qué ha hecho y sigue haciendo Hollywood? ¿Y la industria cosmética? ¿Por qué no se ha hecho ningún escándalo al respecto?

Cuesta creer que surja otra “crisis” para Facebook que justifique aún más la censura y la capacidad de controlar la información.

“No hay duda, al menos para mí, de que tanto Facebook como Google son graves amenazas. A través de la consolidación, las fusiones y las compras de cualquier competidor potencial, su poder supera con creces lo que es compatible con una democracia sana. En el Comité Antimonopolio de la Cámara de Representantes ha surgido un consenso bipartidista de que estos dos gigantes corporativos -junto con Amazon y Apple- son todos monopolios clásicos que violan las leyes antimonopolio de larga data pero que rara vez se aplican. Su control sobre múltiples y enormes plataformas que han comprado les permite castigar e incluso destruir a los competidores, como vimos cuando Apple, Google y Amazon se unieron para eliminar Parler de Internet cuarenta y ocho horas después de que los principales demócratas exigieran esa medida, justo cuando Parler se convirtió en la aplicación más descargada del país, o cuando Google suprimió los vídeos de Rumble en su función de búsqueda dominante como castigo por competir con la plataforma YouTube de Google.
Tanto Facebook como Twitter suprimieron la información sobre los documentos auténticos acerca de las actividades empresariales de Joe Biden denunciados por The New York Post pocas semanas antes de las elecciones de 2020. Estos gigantes de las redes sociales también se unieron para eliminar de forma efectiva de Internet al presidente electo de Estados Unidos, lo que provocó graves advertencias de los líderes de todo el mundo democrático sobre lo antidemocrático que se ha convertido su consolidado poder de censura.
Pero ninguno de los desmayos sobre esta nueva heroína de Facebook ni ninguno de los otros ataques de los medios de comunicación contra Facebook tienen nada que ver remotamente con una preocupación por esos peligros genuinos. El Congreso no ha tomado ninguna medida para frenar la influencia de estos gigantes de Silicon Valley porque Facebook y Google ahogan las alas del establishment de ambos partidos con enormes cantidades de dinero y pagan a grupos de presión bien conectados que son amigos y antiguos colegas de legisladores clave para que utilicen su influencia en D.C. para bloquear la reforma. Con la excepción de unos pocos incondicionales, ninguna de las dos alas gobernantes del partido tiene realmente ninguna objeción a este poder monopolístico siempre que se ejerza para promover sus propios intereses.” — Glenn Greenwald. “Los demócratas y los medios de comunicación no quieren debilitar a Facebook, sólo comandar su poder de censura”.

Este tipo de perspectiva no debería sorprender, las grandes empresas tecnológicas siempre han tenido fuertes conexiones con el gobierno. Facebook es un gran ejemplo. Por ejemplo, Regina Dugan, la antigua directora de la Agencia de Proyectos de Investigación Avanzada de Defensa de Estados Unidos (DARPA) ocupó un puesto ejecutivo en Facebook durante bastante tiempo.

 

Sir Nicholas Clegg, el cortesano responsable de censurar a Trump y sabotear los intentos de regulación a la red social Facebook

 

Muchas de estas empresas contratan a gente de la CIA, que viene del Pentágono, que viene de la NSA, que tiene autorizaciones de alto secreto. El gobierno es un cliente de todos los principales proveedores de servicios en la nube. También es uno de los principales reguladores de estas empresas, lo que da a estas empresas el incentivo para hacer lo que quieran.

“En secreto, todas estas empresas habían acordado trabajar con el Gobierno de EE.UU. mucho más allá de lo que la ley les exigía, y eso es lo que estamos viendo con este nuevo impulso de la censura es realmente una nueva dirección en la misma dinámica. Estas empresas no están obligadas por la ley a hacer casi nada de lo que están haciendo en realidad, pero están yendo más allá, para, en muchos casos, aumentar la profundidad de su relación (con el gobierno) y la voluntad del gobierno de evitar tratar de regularlas en el contexto de sus actividades deseadas, que es, en última instancia, dominar la conversación y el espacio de información de la sociedad global de diferentes maneras… Están tratando de hacer que cambie su comportamiento…
Creo que la realidad aquí es… no se trata realmente de la libertad de expresión, y no se trata realmente de proteger a la gente de los daños… Creo que lo que se ve es que Internet se ha convertido en el medio de comunicación de masas de facto. Eso representa la influencia que representa el poder, y lo que se nota es que vemos toda una serie de tribus diferentes que básicamente se pelean para tratar de obtener el control de este instrumento de poder… Lo que vemos es una tendencia creciente a silenciar a los periodistas que dicen cosas que son minoritarias.” — Edward Snowden en una entrevista con Greenwald.

Todo esto me hace preguntarme si todo lo que estamos viendo con respecto a este denunciante, así como el reciente apagón de Facebook que coincidió con la revelación, podría se parte de una operación mañosamente orquestada.

 

Exempleada de Facebook revela cómo la compañía promueve el odio, la violencia y la desinformación —y lo oculta por conflictos de interés

 

Fuente:

Arjun Walia, en The Pulse: Facebook’s “Whistleblower” Is Being Used To Increase Government Censorship & Power.

Publicidad. Arrastra para seguir leyendo.

Te puede interesar

Actores

En una entrevista para Stewpeters.tv, el multimillonario francés Philippe Argillier afirma estar en posesión de cuatro bancos de datos que expondrán a 38 individuos...

Contenidos

El 13 de octubre, el Senado francés rechazó el proyecto de ley para introducir la vacunación obligatoria general contra el Sars-CoV 2: con 262...

Contenidos

En un artículo publicado el 12 de octubre, el New York Times por fin ha hecho algo para desmentir el alarmismo innecesario que ha...

Abuso Infantil

El organismo oficial que coordina las distintas organizaciones pediátricas de Bélgica ha pedido que se abandonen las actuales medidas contra el coronavirus en las...

Publicidad que es odysee

Archivos

Redes Sociales

Publicidad siguenos en telegram
Publicidad Ledger Live Coinify

Pensar con el corazón

Interactuamos solo con energía e información. Es por ello que, solo con la energía de tu intención, puedes manifestar una realidad que te haga sentir bien aún en medio de este caos sin precedentes en toda la historia humana. Solo tienes que saber cómo funciona la energía de tu corazón y de la conciencia. En este libro lo encontrarás fácilmente explicado con fundamentos científicos.

Pensar con el Corazon