Cómo Google ayudó a Monsanto a matar seres humanos

Un artículo publicado el 8 de agosto por The Guardian revela cómo Google se ha dedicado a propagar historias para encubrir los crímenes de Monsanto (hoy propiedad de Bayer), incluso llegando a retirar de sus listados las investigaciones que ponen sus crímenes en evidencia. Según la información revelada, Google estaría coludido en una asociación financiera con Monsanto para encubrir las millones de muertes provocadas por glucofosfatos, como Agent Orange y Roundup, que son responsables de gran parte del cáncer de mama que estamos viendo en todo el mundo. Como revela este artículo, Monsanto operó un “centro de fusión” para monitorear y desacreditar a periodistas y activistas, y atacó a la periodista Carey Gillam, quien escribió un libro sobre el herbicida de la compañía y sus vínculos con el cáncer, según revelan documentos internos del “centro de inteligencia” de Monsanto. La corporación agroquímica también investigó al cantante Neil Young y escribió un memorando interno sobre su actividad en las redes sociales y su música.

 

Los registros revisados ​​por The Guardian muestran que Monsanto adoptó una estrategia múltiple para atacar a Carey Gillam, una periodista de Reuters que investigó el herbicida de la compañía y sus vínculos con el cáncer. Monsanto, ahora propiedad de la corporación farmacéutica alemana Bayer, también supervisó una organización de investigación alimentaria sin fines de lucro a través de su “centro de fusión de inteligencia”, un término que el FBI y otras agencias de aplicación de la ley utilizan para operaciones centradas en la vigilancia y el terrorismo.

Monsanto pagó a Google para promover los resultados de búsqueda asociados a las palabras “Monsanto Glyphosate Carey Gillam” que critican el trabajo de la periodista. El personal de relaciones públicas de Monsanto también discutió internamente la presión sostenida sobre Reuters, diciendo que “continúan presionando a los editores de Gillam con mucha fuerza cada vez tienen oportunidad”, y que esperaban “que fuera reasignada.”

Los funcionarios del “centro de fusión” de Monsanto también escribieron un extenso informe sobre la campaña anti-Monsanto del cantante Neil Young, monitoreando su impacto en las redes sociales y, en un momento dado, considerando la “acción legal.” El centro de fusión también monitoreó a US Right to Know (USRTK), una organización sin fines de lucro que produce informes semanales sobre la actividad en línea de la organización.

 

Bayer-Monsanto pierde 3er juicio, le ordenan pagar 2 mil millones a víctimas por provocarles cáncer

 

Fuente:

The Guardian — Revealed: how Monsanto’s ‘intelligence center’ targeted journalists and activists.

Necesitamos tu ayuda...
La censura de las agencias de publicidad y las redes sociales sigue recortando nuestros ingresos. Esto nos está haciendo difícil continuar. Por favor considera hacer una donación. Para donar has click aquí.

logo donacion