Redes Sociales

Hola, ¿qué deseas buscar?

Contenidos

Club Valdai: Materias primas, la industria manufacturera y la energía respaldarán las monedas nacionales en el Nuevo Bretton Woods multidivisa

Necesitamos tu ayuda...
La censura y desmonetización contra medios independientes está haciendo cada vez má difícil nuestro trabajo. Si te parece útil el contenido que publicamos por favor ten en consideración apoyarnos con una donación económica. No te pierdas ninguna actualización, síguenos en Telegram.



Riesgos geopolíticos que eran inimaginables hace unos años están poniendo patas arriba la idea de monedas fiables y centros financieros globales. Los países que crearon y controlaron el actual sistema financiero mundial a mediados del siglo XX, recibiendo una renta global o señoreaje en el proceso, han asestado el golpe más devastador a su propio sistema, escribe el experto del Club Valdai Alexander Losev. Ante esta situación, el yuan (respaldado por la industria manufacturera de China) está en camino de convertirse en la nueva moneda Bretton Woods 3.0. Las materias primas, y no solo la energía, respaldarán las monedas nacionales como lo hizo una vez el oro. El mundo está así entrando gradualmente en un nuevo orden monetario y el dólar, irónicamente, se está convirtiendo en una víctima de la geopolítica.

 

Por Alexander Losev

Las sanciones financieras sin parangón impuestas a Rusia amenazan con erosionar gradualmente el dólar estadounidense y podrían dar lugar a un sistema monetario internacional más fragmentado, afirmó la primera subdirectora gerente del FMI, Gita Gopinath, en una entrevista concedida al Financial Times a finales de marzo de 2022.

Los expertos del Instituto para el Análisis de la Seguridad Global (IAGS) coinciden con el FMI y sostienen también que los extremos a los que ha llegado Washington para castigar a Rusia han hecho que otros Estados se den cuenta de la importancia de dejar de depender del dólar estadounidense y de un sistema financiero respaldado por Estados Unidos. El director de la IAGS, Gal Luft, declaró a la CNBC que “las sanciones de gatillo fácil de Washington” contra Rusia significan que los “bancos centrales están empezando a preguntarse si poner todos los huevos en la misma cesta” y depender en gran medida del dólar es una idea inteligente. Estados Unidos también ha impuesto sanciones similares a Cuba, Irán, Venezuela y Afganistán, lo que ha puesto a las economías de estos países en una situación difícil.

“Las guerras económicas y de sanciones socavan la integración mundial y aumentan los esfuerzos de los países y regiones por alcanzar la independencia financiera y la autosuficiencia económica.”

El control de las finanzas mundiales es uno de los pilares del poderío estadounidense, pero cada vez que Estados Unidos arma el papel principal del dólar en el sistema financiero mundial para castigar a un país, el resto del mundo empieza a buscar alternativas al dólar para las transacciones transfronterizas y el comercio internacional. La incautación de activos rusos, la congelación de las reservas de divisas del Banco de Rusia y el bloqueo de las transacciones de eurobonos en las cámaras de compensación es un error estratégico de Occidente que hace inviables las perspectivas de mantener la actual estructura financiera mundial. Se está produciendo una crisis.

El dólar sigue siendo la principal moneda de reserva mundial y por eso la distribución de los flujos de efectivo y de capital en todo el mundo está determinada en gran medida por los ciclos monetarios y económicos de Estados Unidos. La cuestión es que, dado que la moneda nacional estadounidense se utiliza tanto para la circulación interna como para dar servicio a importantes cantidades de transacciones internacionales y a la acumulación de reservas por parte de los bancos centrales de otros países, tiene que haber la mayor cantidad de dólares en circulación fuera de Estados Unidos, para que este país pueda importar el mayor número posible de bienes y servicios a cambio de sus dólares, es decir, exportar dólares, cuya oferta, a su vez, depende de la política monetaria de la Reserva Federal estadounidense y del volumen y el buen estado del mercado de consumo estadounidense. Sin embargo, esto crea una balanza comercial negativa y eleva la deuda nacional de EE.UU. porque la Reserva Federal emite dólares no monetarios a cambio de bonos del Tesoro.

Para agilizar las liquidaciones internacionales y promover el crecimiento económico mundial, los déficits de la balanza de pagos de Estados Unidos y la deuda del gobierno, los bancos, las empresas y los hogares estadounidenses deben aumentar constantemente porque la expansión del consumo suele seguir a la expansión del crédito. Ese es el modelo del supercapitalismo financiero moderno. Está claro que esto no puede continuar indefinidamente. Los desequilibrios del sistema financiero y las medidas para combatir una inflación récord, el endurecimiento cuantitativo de la Reserva Federal de EE.UU., una recesión de la economía estadounidense y las primeras fases de la crisis de la deuda sacarán una cantidad significativa de dólares “externos” del sistema financiero mundial. El déficit de la principal moneda de liquidación en el comercio regional sólo puede ser sustituido por las monedas nacionales de los países que participan en este comercio.

Así pues, los procesos que estimulan la transición generalizada a las transacciones en monedas nacionales están empezando a desarrollarse en la economía mundial. Los países que ya están sometidos a sanciones de EE.UU. y de la UE, así como los países que se sienten amenazados por Washington, están intentando evitar los pagos en dólares estadounidenses, dejar de acumular reservas en dólares y euros y, si es posible, retirar sus fondos de los activos situados en Estados Unidos y la UE. Los riesgos geopolíticos están obligando a los países a convertir a las monedas nacionales en transacciones y a crear sistemas de pago alternativos.

Los países que están preocupados por la importación de la inflación de los Estados Unidos y la Fed con su endurecimiento monetario que puede reducir la oferta de dólares también están tratando de convertir a las transacciones en la moneda regional más fuerte disponible de acuerdo con la estructura del comercio transfronterizo. Así, a finales de 2021, el yuan chino ocupaba el cuarto lugar en cuanto a su participación en las transacciones internacionales.

 

Reservas de divisas

Las reservas internacionales, a menudo denominadas reservas de oro y de divisas, son activos exteriores fiables y líquidos que pueden utilizarse para equilibrar la balanza de pagos en caso de déficit o para intervenir en el mercado de divisas y ajustar la balanza comercial. Por ello, los bancos centrales acumulan reservas en las monedas en las que las empresas de estos países realizan el comercio internacional y en las que se toman préstamos en los mercados de capitales extranjeros. Antes de la pandemia de coronavirus, los bancos centrales de todo el mundo tenían el 62% de sus reservas de divisas en dólares estadounidenses, porque el dólar era la principal moneda de liquidación en las operaciones de comercio exterior de la mayoría de los países. Sin embargo, la situación está cambiando.

La inflación en los países desarrollados y la guerra económica sin cuartel emprendida por Estados Unidos y sus aliados están obligando a los países a reconvertirse a las transacciones y al comercio en moneda nacional.

Andrey Kostin, director del VTB, dijo lo siguiente en el SPIEF 2022: “Nos estamos convirtiendo totalmente a rublos y monedas blandas que pueden utilizarse en los acuerdos con los países que, digámoslo así, no nos son hostiles. El tema (de las divisas) así como los clientes de divisas se está convirtiendo en algo irrelevante para nosotros porque, reiterando, somos incapaces de proporcionar un conjunto de servicios que pueden proporcionar los bancos que están libres de sanciones.” Si el uso de dólares y euros en las transacciones internacionales está disminuyendo, la proporción de estas monedas en las reservas de los bancos centrales también lo hará.

Publicidad. Arrastra para seguir leyendo.

La libra esterlina dejó de ser la moneda de reserva del mundo tras la Segunda Guerra Mundial porque el Reino Unido había acumulado una enorme deuda. El dólar estadounidense siguió los pasos de la libra a mediados del siglo XX. Hay una regla en el mundo financiero: si la deuda de un emisor de moneda de reserva en relación con el PIB sigue creciendo y la “posición neta de activos extranjeros” del país empeora a medida que su deuda externa sigue creciendo, las contrapartes extranjeras acabarán perdiendo interés en esa moneda.

Según el informe del FMI, la proporción del dólar estadounidense en las reservas de los bancos centrales ha disminuido del 71% en 1999 al 59% a finales de 2021. Se está produciendo una transición hacia “monedas de reserva no convencionales”, en particular, en una cuarta parte hacia el yuan chino y en tres cuartas partes hacia las monedas de una serie de economías más pequeñas, incluidos los dólares australiano y canadiense, así como el won coreano.

 

Nuevo “Bretton Woods” multidivisa

“Estamos asistiendo al nacimiento de Bretton Woods 3.0, un nuevo orden monetario mundial basado en monedas respaldadas por materias primas”, escribió Credit Suisse en un informe.

“Las materias primas actúan como garantía, y la garantía se convierte en dinero, y la crisis proviene del creciente atractivo del dinero externo en comparación con el interno. Las monedas fiduciarias de los países desarrollados son dinero interno, y no han estado vinculadas a ninguna garantía desde la conferencia del FMI en Jamaica en 1976. Estas monedas están perdiendo su atractivo debido a la altísima inflación provocada por una emisión incontrolada.

Los proveedores de recursos materiales están empezando a dictar las normas que rigen la economía y las finanzas mundiales. El jefe de Gazprom, Alexey Miller, dijo lo siguiente en el SPIEF 2022: “la demanda de materias primas está sustituyendo cada vez más a las reservas de divisas; se trata de un cambio tectónico importante” y “el paradigma está cambiando, el dominio del dólar está dando paso a las transacciones en monedas nacionales”.

Credit Suisse fue uno de los primeros en advertir que los países de la UE y los Estados Unidos se han mostrado hasta ahora reacios a admitir que la decisión del Presidente Putin de convertir los pagos por el gas a rublos era una medida forzada, pero resultó ser de importancia estratégica y se está convirtiendo en un punto clave en el sistema financiero mundial de cara al futuro. Los pagos en rublos por suministros energéticos y otros bienes procedentes de Rusia no corren el riesgo de ser bloqueados. Los países que no son amigos, e incluso los que son amigos de Rusia, tienen pocas opciones. O bien tienen que aceptar comprar petróleo y gas a Rusia a cambio de rublos, o empezar a buscar alternativas. Pero Europa tiene pocas alternativas a la energía rusa. Fuera de la UE, Rusia e India están pasando a realizar transacciones en moneda nacional, y Arabia Saudí está negociando con China la venta de una parte de su petróleo a cambio de yuanes chinos, no de dólares. Respaldado por la industria manufacturera china, el yuan va camino de convertirse en la nueva moneda de Bretton Woods. No sólo la energía respaldará a las monedas nacionales como antes lo hizo el oro.

“La confianza en las monedas nacionales de las principales economías regionales se basará en los recursos y las tecnologías acumuladas por los países, su producción industrial y sus infraestructuras de transporte.”

La integración del espacio euroasiático a través de los esfuerzos de grandes asociaciones regionales como la OCS y la ASEAN puede poner en marcha la creación de un espacio económico, financiero, de inversión y energético en todo el continente con transacciones en las monedas nacionales de los países miembros. Una asociación estratégica más profunda dentro de los BRICS ampliará el uso de las transacciones en las monedas nacionales en tres continentes.

Los sistemas de pago alternativos están dejando de lado el sistema tradicional SWIFT. Ahora que los bancos rusos han quedado fuera del sistema SWIFT, la creación de sistemas alternativos avanzará a un ritmo más rápido. Estas redes de pago se basan en principios comunes. Un sistema alternativo debe basarse en un grupo de bancos participantes, su propio software seguro y un sistema de códigos de mensajes con instrucciones de pago. Un sistema alternativo puede utilizar cualquier moneda de liquidación. Lo más importante es que los bancos participantes deben tener las cuentas correspondientes en los bancos de los países en cuyas monedas se efectuarán los pagos. El sistema debe contar con sus propios centros de datos, almacenamiento central de transacciones y red de transferencia de información.

Si se cumplen estas condiciones, muchos países tendrán sus propias alternativas a SWIFT para realizar pagos en moneda nacional.

China ya ha creado una alternativa, el Sistema de Pagos Internacionales de China (CIPS). El Sistema de Transmisión de Mensajes Financieros (FMTS) del Banco de Rusia, la red interbancaria para transmitir información financiera y realizar pagos, ya se utiliza internacionalmente y es, de hecho, una alternativa real a SWIFT.

Rusia sugirió que India se uniera al FMTS ruso, ya que está adaptado al envío de mensajes en formato SWIFT y los bancos extranjeros no tendrán problemas para utilizarlo. Si la experiencia ruso-india va bien, la geografía de la alternativa rusa a SWIFT podría ampliarse.

Los riesgos geopolíticos que eran inimaginables hace unos años están poniendo patas arriba la idea de monedas fiables y centros financieros mundiales. Los países que crearon y controlaron el actual sistema financiero mundial a mediados del siglo XX, recibiendo una renta global o señoreaje en el proceso, han asestado el golpe más devastador a su propio sistema. El mundo está entrando gradualmente en un nuevo orden monetario y el dólar, irónicamente, se está convirtiendo en una víctima de la geopolítica.

 

Publicidad. Arrastra para seguir leyendo.

Es hora del nuevo Bretton Woods propuesto por LaRouche

 

Fuente:

Alexander Losev, en Valdai Club: National Currencies in International Settlements.

Te puede interesar

Contenidos

Por Executive Intelligence Review El 25 de febrero del 2000, el estadista estadounidense Lyndon LaRouche dio un discurso magistral en la conferencia del Colegio...

Contenidos

Pareciera que la mayor parte del Sur Global comprende instintivamente que el eje Rusia-China está a la vanguardia, mientras que el Occidente colectivo, desnudo,...

Contenidos

Las negociaciones para poner fin al conflicto se interrumpieron hace meses, y el Reino Unido y Estados Unidos le han dejado claro a Zelenski...

Contenidos

El decadente “orden mundial unipolar” angloamericano posterior a 1989 se ha convertido en una guerra perpetua, sanciones autodestructivas, desindustrialización, hiperinflación y quiebras inminentes, muerte...

Publicidad que es odysee

Archivos

Redes Sociales

Publicidad siguenos en telegram
Publicidad trabajo en linea
Publicidad Que es LBRY