Redes Sociales

Hola, ¿qué deseas buscar?

Contenidos

China pone fin a la educación privada occidental, y apunta contra empresas chinas que filtran secretos a Wall Street

Necesitamos tu ayuda...
La censura de motores de búsqueda, agencias de publicidad y redes sociales controladas por el establishment está recortando nuestros ingresos. Esto nos está haciendo difícil continuar. Si te parece útil el contenido que publicamos, por favor ten en consideración apoyarnos con una donación económica.



Tres cosas son inherentes a lo que el PCCh está haciendo en China. Primero, quiere tener la información bajo su propio control para evitar que la educación privada occidental de ideología globalista lave el cerebro e influya a los jóvenes chinos. En segundo lugar, busca reducir y disciplinar a los poderosos y populares multimillonarios de ideología globalista occidental. Y, por último, China quiere quitar a a la Comisión de Bolsa y Valores​​ de Estados Unidos (SEC) el acceso a sus secretos de Estado.

 

 

Por Pam Martens y Russ Martens

A los estadounidenses les va a costar mucho hacerse a la idea de lo que está ocurriendo en China. El Partido Comunista Chino (PCC) ha decidido acabar con toda una industria, a pesar de que ya se habían invertido decenas de miles de millones de dólares en las empresas que cotizan en bolsa de esa industria, muchas de las cuales cotizan en la Bolsa de Nueva York. El sector es el mercado de la educación privada en China. Una muestra de la carnicería se refleja en el gráfico anterior. Las acciones de New Oriental Education & Technology (EDU), TAL Education (TAL) y Gaotu Techedu (GOTU), todas ellas cotizadas en la Bolsa de Nueva York, han perdido casi todo su valor de mercado desde abril.

La normativa emitida el fin de semana por el Ministerio de Educación de China prohíbe ahora a estas plataformas de tutoría privada y educación en línea obtener beneficios, captar capital y cotizar en bolsa. El PCCh, en otras palabras, no quiere ninguna competencia cuando se trata de “educar” a su pueblo. El PCCh ha hilado esto como un gesto amable, enfatizando que no quiere que los jóvenes de China se estresen con las clases particulares de los fines de semana y las vacaciones de las empresas privadas.

El hecho de que China haya esperado a tomar esta decisión hasta que estas empresas ya cotizaban en la Bolsa de Nueva York y tenían miles de millones de dólares de capital extranjero invertidos en ellas, sugiere que China ha decidido poner trabas a la capacidad de las empresas chinas de salir a bolsa a través de Ofertas Públicas Iniciales (OPI) en la Bolsa de Nueva York o en el mercado de valores Nasdaq de Estados Unidos.

Esta última ofensiva empresarial de China se puso en marcha en octubre, cuando Jack Ma, el multimillonario cofundador de Alibaba, el gigante de las compras en línea, ridiculizó a los reguladores chinos por impedir la innovación. La CCP respondió rápidamente, anulando los planes de Ma para una oferta de acciones de la empresa de tecnología financiera, Ant Group. Luego, en abril, China impuso a Alibaba una multa récord de 2.800 millones de dólares por acciones monopolísticas.

 

Xi Jinping disuelve el ‘Club Taishan’ (la versión china de la masonería)

 

Tres cosas son inherentes a lo que el PCC está haciendo en China. En primer lugar, quiere tener su propio control monopólico de la propaganda. Por lo tanto, nada de educación privada metiendo ideas en la cabeza de los jóvenes chinos. En segundo lugar, los multimillonarios poderosos y populares que obtienen el estatus de estrella de rock en el país necesitan ser reducidos a la mínima expresión y disciplinados regularmente para recordarles a los demás quién es el jefe.

Y, por último, China no quiere que sus secretos de Estado o revelaciones embarazosas salgan a la luz en los prospectos exigidos por la SEC para hacer pública una empresa en Estados Unidos.

Tomemos el ejemplo de DiDi, la gigantesca empresa china de transporte por carretera que salió a bolsa el 30 de junio a 14 dólares la acción. (Como se muestra en el gráfico anterior, DiDi ha perdido el 43% de su valor de mercado al precio de cierre de ayer).

DiDi cometió dos grandes pecados contra el PCC en su salida a bolsa. En primer lugar, avergonzó al Estado al escribir que había estado recibiendo comentarios de sus usuarios y que había aprendido sobre “el reconocimiento de la gente y sus ansiedades más profundas en torno al empeoramiento de la contaminación del aire….”. El folleto de la OPV también hablaba de un riesgo para su negocio por la pandemia de COVID-19 y mencionaba un “aumento de casos en la provincia de Guangdong”. Eso es una mala propaganda para China y ahora está en un documento legal en Estados Unidos.

Publicidad. Arrastra para seguir leyendo.

A continuación, DiDi derramó un montón de información industrial sobre China. (Esto se considera información completamente normal para una OPI en EE.UU., pero si eres un apparatchik paranoico, has adoptado la posición de que cualquier información es demasiada información). Por ejemplo, la OPV de DiDi reveló esto:

“Tuvimos 377 millones de usuarios activos anuales y 13 millones de conductores activos anuales en China durante los doce meses terminados el 31 de marzo de 2021, así como 156 millones de usuarios activos mensuales promedio durante los tres meses terminados el 31 de marzo de 2021”.

“A 31 de marzo de 2021, teníamos la mayor red de arrendamiento de vehículos en China, según CIC, con alrededor de 3.000 socios de arrendamiento de vehículos y más de 600.000 vehículos arrendados…

“Tenemos la mayor red de vehículos eléctricos del mundo en nuestra plataforma por número de vehículos eléctricos a 31 de diciembre de 2020, según CIC. Había más de un millón de vehículos eléctricos, incluyendo vehículos de nueva energía y vehículos eléctricos híbridos, registrados en nuestra plataforma a 31 de diciembre de 2020. Durante el mismo período, los vehículos eléctricos que prestan servicios de movilidad compartida en nuestra plataforma representaron aproximadamente el 38% del kilometraje total de vehículos eléctricos en China.

“Para apoyar la gran flota de vehículos eléctricos en nuestra plataforma, hemos construido la mayor red de carga de vehículos eléctricos en China, con más del 30% de la cuota de mercado del volumen total de carga pública en el primer trimestre de 2021, según CIC.”

Sólo cuatro días después de la salida a bolsa de DiDi en Estados Unidos, Pekín contraatacó. Los reguladores chinos bloquearon cualquier crecimiento de la base de usuarios de DiDi al ordenar a los operadores de las tiendas de aplicaciones que retiraran la aplicación de DiDi mientras los reguladores investigaban la posible recopilación ilegal de datos personales por parte de la empresa.

El mismo día en que se tomaron estas medidas, el domingo 4 de julio, el periódico estatal Global Times publicó una columna en la que intentaba justificar las acciones, escribiendo (según Google Translate):

“La gente todavía no entiende cómo DiDi Chuxing recoge y utiliza la información personal en violación de las leyes y reglamentos, pero el Estado dio un paso adelante para proteger la información personal de manera oportuna. Esta acción en sí misma ha dado a la gente la confianza de que el Estado está a cargo de este asunto. Lo importante es que los gigantes de Internet suelen estar a la cabeza del sector. El Estado no puede permitir que se conviertan en creadores de normas para la recogida y uso de información personal. Las normas deben estar en manos del Estado para garantizar que esos gigantes actúen con moderación en la recogida de información personal. Sí, seguir el principio de minimización. No debemos permitir que ningún gigante de Internet se convierta en una súper base de datos de información personal china más detallada que el Estado, y mucho menos darles el derecho a utilizar esos datos a su antojo”.

El índice Hang Seng ha perdido un 15% desde el 1 de junio, mientras que el Shanghai Composite ha caído un 7%. Pero, lo que es más inquietante, entre los inversores internacionales crece la percepción de que China está dispuesta a soportar las consecuencias de que los inversores en acciones de su propio país pierdan dinero en el mercado bursátil con el fin de apuntalar los poderes del Estado para controlar el flujo de información y los secretos de Estado.

 

Xi Jinping advierte que los días de bullying y opresión de Occidente a China se han acabado para siempre

 

Fuente:

Pam Martens y Russ Martens, en Wall Street On Parade: The Communist Party Just Wiped Out a Whole Industry in China; Next Target, Chinese Companies Spilling Secrets in IPOs on the New York Stock Exchange.

Publicidad. Arrastra para seguir leyendo.

Te puede interesar

Contenidos

Por Matthew Ehret La naturaleza deplora el vacío, y uno de los mayores vacíos de la historia reciente espera ser llenado cuando los angloamericanos...

Contenidos

Por Dennis Small El 16 de septiembre comienza en Dushanbe (Tayikistán) una cumbre de dos días de los Jefes de Estado y de Gobierno...

Ciencia y Tecnología

Por Matthew Ehret (10 de septiembre de 2021). Las líneas de batalla para el futuro de la humanidad quedaron explícitamente claras durante el Foro...

Contenidos

¿Qué bancos de Wall Street necesitaban esta enorme inyección de dinero? El público, a día de hoy, no tiene ni idea, al igual que...

Publicidad que es odysee

Archivos

Redes Sociales

Publicidad siguenos en telegram
Publicidad Ledger Live Coinify

Pensar con el corazón

Interactuamos solo con energía e información. Es por ello que, solo con la energía de tu intención, puedes manifestar una realidad que te haga sentir bien aún en medio de este caos sin precedentes en toda la historia humana. Solo tienes que saber cómo funciona la energía de tu corazón y de la conciencia. En este libro lo encontrarás fácilmente explicado con fundamentos científicos.

Pensar con el Corazon