Redes Sociales

Hola, ¿qué deseas buscar?

Contenidos

China en las relaciones internacionales: Conferencia del Dr. Alexander Dugin en la Universidad de Fudan (2018)

Necesitamos tu ayuda...
La censura y desmonetización contra medios independientes está haciendo cada vez má difícil nuestro trabajo. Si te parece útil el contenido que publicamos por favor ten en consideración apoyarnos con una donación económica. No te pierdas ninguna actualización, síguenos en Telegram.



En la geopolítica clásica, en los mapas de Mackinder y Spykman, está absolutamente claro que China representa el Rimland, la zona costera de Eurasia que tiene un área terrestre y otra marítima. En la geopolítica tradicional, el Heartland (el Poder Terrestre) es la tradición, mientras que el Poder Marítimo es la modernización. Lo mismo ocurre con China: la zona costera del país está mucho más modernizada e involucrada en el capitalismo, mientras que la parte interior es más tradicional. China, al igual que el Rimland, es una zona en el equilibrio global de poder entre dos potencias civilizadoras, la terrestre y la marítima, que luchan por el control del Rimland desde Europa a través de Oriente Medio y Asia Central hasta China. Toda esta región es una especie de zona de dominación mundial.

 

Por Alexander Dugin

Existen algunas versiones de la teoría china de las relaciones internacionales. Creo que hay un camino chino hacia la globalización. El profesor Zhao Tingyang considera que el mundo global y la gobernanza global deben organizarse sobre la base del principio de Tianxia. No lo creo, pero es una muy buena idea si insisten en su globalismo: “Escuchemos lo que los chinos -fuertes, poderosos, ricos, una potencia en ascenso- tenemos que decir con nuestra versión de la globalización”. Es un movimiento muy inteligente y un concepto muy interesante, pero me cuesta imaginar que los globalistas, que tienen una concepción completamente diferente de lo que es la globalización, puedan hablar de ello con seriedad.

El concepto de realismo chino de Yan Xuetong no es un realismo puro. Yan Xuetong propone que una comprensión realista del equilibrio de poder, de las alianzas, incluye una dimensión ética, totalmente desconocida para el realismo. Se trata de una especie de “realismo moral” (王道外交) o “realismo ético”. Es una visión china del realismo en la que no sólo existe la relación de fuerzas, badao, sino también una dimensión ética, wangdao.

En cuanto al análisis chino de la escuela británica, podría decir que el modelo de China del profesor Zhang Weiwei es un poco así. “Déjenos tener reglas de comportamiento internacional, un club, pero no nos imponga su regla de manera autoritaria. Podemos escucharles, estamos abiertos al debate y al diálogo”, y el profesor Zhang Weiwei lo representa brillantemente con sus viajes a Occidente. Explica perfectamente la identidad china sin dejarse convencer por los demás ni insistir demasiado en la verdad china. Esta forma de promover la identidad china por parte de un club escolar inglés es muy inclusiva, suave, armoniosa, educada y confuciana.

Una idea interesante de Qin Yaqing insiste en el concepto de Guanxi de que las relaciones son más importantes que las esencias. Debemos centrarnos primero en las relaciones entre países e intentar moderar las relaciones y metarelaciones sin entrar en la esencia de “bueno”, “malo”, “poder real”, “poder falso”, etc. Sobre la base de las relaciones, podemos construir un equilibrio específico para el sistema de RI.

Así, aunque todavía no existe una teoría china de las RRII, hay algunos enfoques fructíferos.

Pasemos ahora a hablar de China y la geopolítica. En la geopolítica clásica, en los mapas de Mackinder y Spykman, está absolutamente claro que China representa el Rimland, la zona costera de Eurasia. Todas las áreas de Rimland se dividen entre el área de pivote, Heartland y Sea Power. Pero al mismo tiempo, Rimland, y una parte tan grande de Rimland como China, podría tener su Heartland, su núcleo continental, junto a su componente costero. China es un mundo propio que podría aplicar los principios geopolíticos a la propia China. Es demasiado grande para ser sólo una parte del Rimland. También podría ser una parte independiente del Heartland, con su propio Rimland o zona costera. En la geopolítica tradicional, el Heartland y el Land Power son la tradición, mientras que el Sea Power es la modernización. Lo mismo ocurre con China: la zona costera del país está mucho más modernizada e involucrada en el capitalismo, mientras que la parte interior es más tradicional.

 

La geopolítica británica como herramienta de subordinación a las condiciones de un mundo unipolar

 

China, al igual que Rimland, es una zona en el equilibrio global de poder entre dos potencias civilizadoras, la terrestre y la marítima, que luchan juntas por el control [de Rimland] desde Europa a través de Oriente Medio y Asia Central hasta China. Toda esta región es una especie de zona de dominación mundial.

Hay dos fórmulas clásicas:

Quien controla Europa del Este, controla el corazón; quien controla el corazón, gobierna el mundo”. (Mackinder). Esta versión de Mackinder se remonta a principios del siglo XX.

A mediados del siglo XX, cuando se incluyó la importancia de otros lugares de Rimlandia en el proceso de descolonización, otro geopolítico y seguidor de Mackinder, Spykman, transformó esta fórmula geopolítica:

Publicidad. Arrastra para seguir leyendo.

“Quien controla Rimland, controla Heartland; quien controla Heartland, gobierna el mundo”. (Spykman)

Si Europa del Este era el espacio más importante para contender con Heartland y Rusia, según la política global anglosajona, Rimland lo es en un sentido mucho más amplio, pero con la misma lógica de la oposición entre Sea Power y Land Power.

Ahora hay una fórmula para el siglo XXI, cuando China es la mayor potencia de Rimlandia:

“Quien controla China, controla Rimland; quien controla Rimland, controla el Heartland; y quien controla el Heartland, gobierna el mundo”.

Tenemos esta nueva definición y fórmula porque ahora que China ya no es un objeto, como lo era Rimlandia hace 60 ó 70 años, y China es un gigante, una potencia en ascenso, ya no será controlada por potencias externas. En la situación actual, está completamente fuera de lugar y es imposible que Rusia pretenda controlar a China, y no hay deseo, voluntad, recursos, posibilidad, capacidad o habilidad para hacerlo. Incluso Occidente, la potencia del mar, se está dando cuenta cada vez más de que no puede controlar a China.

Desde luego, tal y como dice Graham Allisson, existe un creciente peligro de confrontación precisamente porque la parte más importante de Rimlandia no está hoy controlada por Occidente. Esto es un serio desafío para el Poder del Mar. Esta es la interpretación de Allisson de la trampa de Tucídides[2].

Sólo hay una cosa que podría cambiar. Si China se reconoce a sí misma como Heartland, se gobernará a sí misma y quizás a Rimland, y quizás, incluyendo el Heartland ruso, al mundo. Pero ahora no podemos imaginarlo como resultado de la ocupación, la expansión, el imperialismo, etc. Es sólo el libre albedrío, basado en la libre decisión de China. Es muy interesante cómo ha cambiado el equilibrio geopolítico a lo largo del siglo. Creo que el ascenso de China lo cambia todo.

China tiene una dimensión de poder terrestre (el norte, el oeste, la zona rural, el imperio tradicional y el Partido Comunista Chino). China también tiene una dimensión de Poder Marítimo (el Este, la costa, el capitalismo, el comercio, la modernización, la globalización, el proyecto G-2). Siguiendo la dirección de Sea Power, China podría formar parte de la construcción globalista. Pero también existe el núcleo de China, la China Media [el País Medio, el Reino Medio, el Centro], que es precisamente lo que une a las dos partes de China: el poder terrestre y el poder marítimo. Esta es la clave del futuro geopolítico.

La hegemonía occidental está representada por la estrategia, los valores de la civilización, la tecnología, la democracia liberal y el tipo de organización social universal, como el cosmopolitismo y el individualismo, etc. El unipolarismo es algo que ocurrió tras la caída de la Unión Soviética. En esa época Fukuyama escribió su famoso texto sobre el Fin de la Historia porque, según él, sólo había un polo, un sistema, una hegemonía, y nadie en ese momento podía imaginar un desafío a ella. Fue el momento unipolar basado en el claro dominio de Occidente. No era la globalización como la suma de diferentes culturas y pueblos que se encuentran, conviven y comparten valores. Los valores occidentales -la democracia liberal, el capitalismo global, el individualismo, el cosmopolitismo y la concepción liberal moderna y posmoderna del hombre- se consideraron universales y se impusieron a todos. La última potencia formal que había luchado contra ellos, la Unión Soviética, había caído. Esta era la lógica del unipolarismo.

El mundo unipolar no deja espacio para China como civilización. El mundo unipolar da espacio a los chinos como individuos, pero sólo para cómo pretenden que sean los chinos: deben ser individuos que buscan comodidad, una carrera, una buena vida, estándares materialistas, y formar parte del mundo global con el mismo iPhone, chaquetas, intereses, películas, entretenimiento, comida. Los chinos como individuos serán aceptados como todos los demás, pero la identidad china será rechazada. La consigna del mundo unipolar es “soy un individuo, déjame entrar”. No puedes entrar en el mundo unipolar como individuo chino con todo el bagaje de tu Dasein (此在), tu terreno existencial, tu Logos, tu Partido Comunista y Confucio.

Esta es la especial exclusividad del liberalismo. El principal libro del liberalismo moderno y del neoliberalismo es La sociedad abierta y sus enemigos, de Karl Popper. En el marxismo hay guerra de clases. En el nacionalsocialismo hay guerra de razas. Y en el liberalismo está la guerra entre la sociedad abierta y sus enemigos. Todo esto es absolutamente racista. Si te consideran uno de estos enemigos, estás fuera, estás excluido, te llaman fascista, comunista, estalinista, maoísta, etc., el Gulag y Auschwitz, etc., son sólo bárbaros. Sólo puedes entrar aceptando lo que ellos creen que debes ser, no lo que eres o quieres ser. Intentarán controlar tus deseos, tu voluntad, tus intereses, tus simpatías, tus elecciones y tus exigencias. Tenéis que seguir sus reglas, sus protocolos, su sistema, y sólo entonces seréis “amigos de la sociedad abierta”. La sociedad abierta es un concepto exclusivo.

¿Cuál es la diferencia? Los fascistas consideran positivamente a otros fascistas. Los comunistas pueden considerar amigos a otros comunistas. Si los liberales consideran a todos los demás liberales como amigos, entonces es lo mismo, pero los fascistas han empezado a destruir a otras razas, que se consideran no humanas. Los comunistas, según nuestra experiencia, casi han destruido a millones de nuestra población, por considerarlos burgueses o no revolucionarios. Los liberales destruyen a los enemigos de la sociedad abierta liberal bombardeando Libia, destruyendo Irak, etc. Todos los que se oponen a la Sociedad Abierta deben ser eliminados, destruidos, asesinados. Esto no es nada nuevo, quizás algo simplemente más o menos humano, pero debemos entender claramente lo que significa el unipolarismo y la hegemonía occidental. Pueden ser amistosos, pero esconden un cuchillo. Al menos deberíamos ser conscientes de ello.

Aquí podemos ver una versión suave del unipolarismo. Occidente propone a las otras potencias, Europa y China, que sean amistosas, como en el concepto G2 u OTAN. Pero, ¿qué ocurre en otras partes del mundo? Caos sangriento, guerras civiles, fuerzas extremistas políticas y religiosas radicales, asesinatos, como ya ha ocurrido en el norte de África. El mismo destino está destinado a Rusia según los escritos de Zbigniew Brzezinski, quien dijo que Rusia debía ser balcanizada. Cuando Bush fue a Moscú a principios de la década de 2000, le dijo a Putin: “Espera, tendrás la misma democracia que Irak”. Esto fue precisamente cuando Estados Unidos estaba matando a cientos de miles de personas. Putin estaba muy sorprendido porque, de alguna manera, imaginaba el futuro de Rusia de otra manera. Pero esta es la idea de lo que ocurrirá fuera de estas zonas: una especie de caos manipulado.

 

Alexander Dugin: Principios y estrategia de Rusia para liberarse de la hegemonía occidental, y el papel de LATAM en la transición hacia la multipolaridad

Publicidad. Arrastra para seguir leyendo.

 

Fuente:

Alexandr Dugin, en Idea & Azione: Dugin a Shangai: la Cina nelle Relazioni Internazionali – Quarta lezione (4ª Conferencia del Dr. Alexandr Dugin en la Universidad de Fudan, 2018). Traducido al italiano por Lorenzo Maria Pacini. 14 de julio de 2022.

Te puede interesar

Ciencia y Tecnología

Los ambiciosos proyectos de conectividad de Eurasia, liderados por China y Rusia, se adentran en el corazón de Asia, superando los obstáculos de Occidente....

Ciencia y Tecnología

Mucha gente sigue confundida sobre la naturaleza de la alianza multipolar liderada por Rusia y China. ¿Se trata de una oposición controlada que da...

Ciencia y Tecnología

La Operación Especial Militar de Rusia en Ucrania es una batalla por el significado del fin de la historia. Una gran batalla filosófica. Es...

Geopolítica

Como advierte Pepe Escobar, el Heartland (corazón terrestre eurasiático) ha vuelto con fuerza como alternativa estratégica al orden unipolar, y está destinado a enviar...

Publicidad que es odysee

Archivos

Redes Sociales

Publicidad siguenos en telegram
Publicidad trabajo en linea
Publicidad Que es LBRY