Necesitamos tu ayuda...
La censura de motores de búsqueda, agencias de publicidad y redes sociales controladas por el establishment está recortando nuestros ingresos. Esto nos está haciendo difícil continuar. Si te parece útil el contenido que publicamos, por favor ten en consideración apoyarnos con una donación económica.

China acusa al ejército de EU de haber ‘sembrado’ el coronavirus a Wuhan. Se ha desatado una guerra de propaganda entre China y EU que se acusan mutuamente del origen del nuevo virus. Lo cierto es que la evidencia más contundente apunta a la conexión entre el coronavirus y el monopolio angloamericano de la guerra, el comercio y la cultura.

 

por Alfredo Jalife-Rahme

Con las pandemias, como en las guerras, la primera víctima es la “verdad”: se entra a un diagrama dual de “verdades y mentiras inverosímiles” y de “verdades y mentiras verosímiles”, donde la percepción de la población es más importante que la realidad. Aquí cuenta mucho la velocidad y la calidad de la comunicación, como aprendió el Centro para el Control de las Enfermedades de EU (CDC, por sus siglas en inglés), tras haber sufrido el desastre de su desinformación y su pésima comunicación con el H1N1 (https://bit.ly/38X8bEY).

En EU fue notorio el choque entre Trump y el connotado infectólogo Tony Fauci. Debido a su origen y peculiar propagación del Covid-19, la expertise debe recaer en la tríada de infectólogos/inmunónologos/neumólogos, quienes son los que tratan a los pacientes, y no los epi­demiólogos que, por su limitada formación teórica sin práctica clínica, ignoran el cuidado de los enfermos. China acusó que el “ejército de EU podría haber llevado el virus (…) a la ciudad china de Wuhan”, lo cual no ocurrió en la previa pandemia del H1N1 cuando tampoco se desataron los demonios geopolíticos/geoeconómicos de ahora que concurrieron para conformar una “tormenta perfecta”. Zhao Lijian, portavoz de la cancillería china, publicó un video de Robert Redfield, jefe del CDC de EU, donde señala que “se encontró coronavirus postmortem en varios estadunidenses que fueron diagnosticados con gripe”.

Zhao reaccionó en forma virulenta al video de Redfield: “¿Cuándo apareció el paciente ‘cero’ en EU? ¿Cuántas personas están infectadas? ¿A qué hospitales los llevaron? Probablemente fueron militares estadunidenses quienes llevaron la epidemia a Wuhan. ¡Sean honestos! ¡Revelen los datos [sobre la infección con SARS-CoV-2 en EU]! ¡EU debe explicarnos todo! (https://bit.ly/2IMMhcL)”.

Una fuente del Departamento de Estado filtró a Reuters que EU había citado al embajador de China para aclarar los comentarios de su portavoz (https://reut.rs/2QeNWvV). Se desató una guerra de propaganda entre China y EU que se acusan mutuamente del origen del nuevo virus.

Mike Pompeo, secretario de Estado y ex director de la CIA, calificó al Covid-19 como “coronavirus Wuhan”, en referencia al primer brote en la importante ciudad central de China (https://politi.co/2WdemBS). Ya enfilado, Pompeo fulminó contra la “desinformación china que ocultaba los verdaderos datos y el número real de infectados”.

Hace 15 días comenté “las teorías sobre el accidente del coronavirus experimentado y/o sembrado como arma bacteriológica y de lo que se han acusado las tres superpotencias: EU, Rusia –con una aterradora excavación (https://bit.ly/2TaMQTH)– y China, cuyo máximo especialista afirma que el Covid-19 “pudo no haberse originado en China (https://bit.ly/2wRCjE5)”; agregué que “antes de fallecer, el genial astrofísico Stephen Hawking advirtió sobre las agresiones de las armas biológicas al género humano (https://cnet.co/2Towoy1)”, ya que el Covid-19 tiene todas las características de “arma biológica”.

La pandemia ha provocado medidas preventivas en el planeta, mientras la “guerra de propaganda” para endosar el origen del coronavirus arrecia con furia en el Medio Oriente.

The Times of Israel, muy defensivo, resalta la postura del investigador de la Liga Anti-Difamación (ADL), Alex Friedfeld, que desecha la “teoría de la conspiración” de que los judíos (sic) crearon el virus”. Friedfeld juzga que “la más popular de todas es que “los judíos usan este virus como medio para enriquecerse” ya que fueron quienes “lo manufacturaron y tomarán ventaja del colapso de los mercados mediante su información privilegiada (insider trading)”. Hasta ahora no existe evidencia al respecto (https://bit.ly/2UcXWXM).

Hassan Nasrala, líder del Hezbolá libanés, condenó a Trump y su administración como los “peores mentirosos” por ocultar la verdadera escala de la pandemia en EU, en medio de “una batalla que parece una guerra mundial (https://bit.ly/2U64ibb)”.
En la “Era de la posverdad”, ¿sabremos algún día la “verdad”?

La conexión entre el coronavirus y el monopolio angloamericano de la guerra, el comercio y la cultura

 

Fuente:

Alfredo Jalife-Rahme / La Jornada — China acusa a EU de haber plantado el Covid-19 en Wuhan // EU cita al embajador.

Los contenidos publicados son responsabilidad de su autor y no necesariamente reflejan el punto de vista de Mente Alternativa.