Redes Sociales

Hola, ¿qué deseas buscar?

Ciencia y Tecnología

CDC confirma tasa de mortalidad notablemente baja (.2%) por coronavirus en EEUU

Necesitamos tu ayuda...
La censura de motores de búsqueda, agencias de publicidad y redes sociales controladas por el establishment está recortando nuestros ingresos. Esto nos está haciendo difícil continuar. Si te parece útil el contenido que publicamos, por favor ten en consideración apoyarnos con una donación económica.



CDC confirma tasa de mortalidad notablemente baja (.2%) por coronavirus en EEUU. Es más probable que la mayoría de las personas en los Estados Unidos mueran de cualquier otra cosa excepto COVID-19. El 20 de mayo, los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades publicaron un informe que debería impactar la narrativa de la clase política, aunque seguramente quedará archivada entre la gran cantidad de datos e información vitales sobre el virus que no se divulgan al público. Por primera vez, los CDC han intentado ofrecer una estimación real de la tasa de mortalidad general para COVID-19, y en su escenario más probable, el número apenas llega a 0.26%. Las autoridades estiman una tasa de mortalidad del 0,4% entre los sintomáticos y proyectan una tasa del 35% de casos asintomáticos entre las personas infectadas, lo que reduce la tasa de mortalidad general por infección (IFR) a solo el 0,26%, casi exactamente el mismo porcentaje que los investigadores de la Universidad Stanford fijaron hace un mes. Además, hay que recordar que gran parte de estas muertes están asociadas con las decisiones políticas suicidas de ciertos estados y países para colocar a pacientes con COVID-19 en hogares de ancianos. Un asombroso 62 por ciento de todas las muertes de COVID-19 ocurrieron en los seis estados que confirmaron haber hecho esto, a pesar de que solo componen el 18 por ciento de la población nacional. Hemos destruido nuestro país y hemos suspendido la democracia y nuestras libertadoes por culpa de una mentira, y de personas que perpretraron el estado de pánico sin fundamentos científicos. ¿Alguna vez admitirán las graves consecuencias de su error?

 

coronavirus en eeuu

Hasta ahora, hemos sido ridiculizados —y censurados— por pensar que la tasa de mortalidad era tan baja, en comparación con la estimación del 3,4% de la Organización Mundial de la Salud, que ayudó a impulsar el pánico y los bloqueos. Ahora el CDC está de acuerdo con la tasa más baja en tinta normal.

Además, en última instancia, podríamos demostrar que la IFR es aún menor porque numerosos estudios y recuentos de poblaciones confinadas han mostrado un porcentaje mucho mayor de casos asintomáticos. Simplemente ajustarse a una tasa asintomática del 50% reduciría su tasa de mortalidad al 0.2%, exactamente la tasa de mortalidad proyectada por el Dr. John Ionnidis, de la Universidad de Stanford.

Más importante aún, como mencioné antes, la tasa de mortalidad general no tiene sentido porque los números son muy desiguales. Dado que al menos la mitad de las muertes se produjeron en hogares de ancianos, una estimación al final del sobre mostraría que la tasa de mortalidad por infección para los residentes que no residen en hogares de ancianos sería solo del 0.1% o 1 de cada 1,000. Y eso incluye a personas de todas las edades y todos los estados de salud fuera de los hogares de ancianos. Dado que casi todas las muertes son aquellas con comorbilidades.

Los CDC estiman que la tasa de mortalidad por COVID-19 para los menores de 50 años es de 1 en 5,000 para aquellos con síntomas, lo que sería 1 en 6,725 en general, pero nuevamente, casi todos los que mueren tienen comorbilidades específicas o condiciones subyacentes. Aquellos que no las tienen, tienen más probabilidades de morir en un accidente automovilístico. Y los escolares, cuyas vidas, salud mental y educación que estamos destruyendo, son más propensos a ser alcanzados por un rayo.

Para poner esto en perspectiva, un comentarista en Twitter yuxtapuso las tasas de mortalidad por infección separadas por edad en España a la probabilidad promedio anual de morir de cualquier cosa para los mismos grupos de edad, según datos de la Administración de la Seguridad Social. Utilizó España porque no tenemos una estimación detallada de la tasa de mortalidad por infección para cada grupo de edad de ninguna encuesta en los EE.UU. Sin embargo, sabemos que a España le fue peor que a cualquier otro país. En realidad, estos datos funcionan con un IFR de primera línea del 1%, aproximadamente cuatro veces lo que los CDC estiman para los EE.UU. Por lo que, en todo caso, los números correspondientes para EE.UU. serán más bajos.

Como puede ver, incluso en España, las tasas de mortalidad por COVID-19 para las personas más jóvenes son muy bajas y están muy por debajo de la tasa de mortalidad anual para cualquier grupo de edad en un año determinado. Para los niños, a pesar de su corta edad, tienen 10-30 veces más probabilidades de morir por otras causas en un año determinado.

Si bien resulta obvio que las tasas de mortalidad anuales tienen en cuenta una miríada de causas de muerte y COVID-19 es solo un virus, todavía proporciona una perspectiva muy necesaria para una respuesta de política pública que está completamente divorciada del riesgo para todas las personas, excepto las más viejas y enfermas del país.

Además, tenga en cuenta que estos números representan su probabilidad de morir una vez que ya ha contraído el virus, también conocido como la tasa de mortalidad por infección. Una vez que combina la posibilidad de contraer el virus, en primer lugar, junto con la posibilidad de morir por él, resulta que las personas más jóvenes tienen una mayor probabilidad de morir electrocutadas por un rayo.

Cuatro médicos de enfermedades infecciosas en Canadá estiman que la tasa individual de muerte por COVID-19 para personas menores de 65 años es de seis por millón de personas, o 0.0006 por ciento – 1 en 166,666, que es “aproximadamente equivalente al riesgo de morir de un accidente automovilístico durante el mismo período de tiempo”. Estas cifras corresponden a Canadá, que tuvo menos muertes per cápita que Estados Unidos; sin embargo, si elimina la ciudad de Nueva York y sus condados circundantes de la ecuación, los dos países son más o menos lo mismo. Además, recuerde que gran parte de las muertes estánasociada con las decisiones políticas suicidas de ciertos estados y países para colocar a pacientes con COVID-19 en hogares de ancianos. Un asombroso 62 por ciento de todas las muertes de COVID-19 ocurrieron en los seis estados que confirmaron haber hecho esto, a pesar de que solo componen el 18 por ciento de la población nacional.

Destruimos nuestro país y suspendimos la democracia por culpa de una mentira, y estas personas perpetraron el grado de pánico no científico. ¿Alguna vez admitirán las graves consecuencias de su error?

Publicidad. Arrastra para seguir leyendo.

Por culpa de ellos:

* Se agregaron casi 6 billones a la deuda nacional
* Se despidió a 50 millones de trabajadores
* Se colocó a 60 millones en cupones de alimentos
* El desempleo pasó del 5% al 13%
* Se paralizó la industria petrolera
* Se arruinó la industria del turismo
* Quebró la industria de servicios
* Se causó una crisis inminente de carne y proteínas
* Líderes de la iglesia fueron amenazados, multados y arrestados
* Hubo problemas exacerbados de salud mental
* Se cerraron escuelas y colegios
* Se otorgó un poder desenfrenado a los funcionarios no elegidos
* Hubo un aumento de suicidios mayor que las muertes por COVID
* Se retrasaron cirugías y tratamientos para enfermedades profundas
* Fueron infringidas innumerables libertades civiles importantes
* Se colocó a 300 millones de estadounidenses en arresto domiciliario

Estas consecuencias se deben principalmente a dos cosas:

El primero es nuestra visión del gobierno como un dios que puede controlar la providencia y las plagas. En nuestra arrogancia, vemos cada vez más al gobierno como una deidad que puede detener los actos de la naturaleza.

El segundo es nuestro escandaloso compromiso del siglo XXI con la seguridad. Nuestro deseo de estar “seguros” arruinó nuestra seguridad fiscal, física, médica, alimentaria, energética y nacional.

Lamentablemente, no existe una vacuna contra la fragilidad cultural.

Políticos y OMS se equivocaron: sus predicciones sobre muertes por COVID-19 fueron exageraciones salvajes

Fuentes:

Centers for Disease Control and Prevention — COVID-19 Pandemic Planning Scenarios.

Te puede interesar

Contenidos

La Iniciativa de los Cinco Ojos (Five Eyes) operan en continuidad con una tendencia multifactorial establecida desde hace ya más de un siglo. Sin...

Ciencia y Tecnología

Presentación de Médicos por la Verdad Paraguay, con el Dr. Atilio Farina Del Río (Reg Prof 3.707).     Sobre el Dr. Atilio Farina...

Colapso Económico

El libro “Covid-19: El gran reseteo”, co-escrito por dos dirigentes del Foro Económico Mundial (FEM) y publicado semanas después de que el FEM y...

Ciencia y Tecnología

Datos completamente referenciados sobre Covid-19, proporcionados por expertos en el campo, para ayudar a nuestros lectores a realizar una evaluación de riesgos realista. (Actualizaciones...

Publicidad comprar oro
Publicidad Que es LBRY

Archivos

Redes Sociales

Publicidad siguenos en telegram
Publicidad servicio de VPN

Pensar con el corazón

Interactuamos solo con energía e información. Es por ello que, solo con la energía de tu intención, puedes manifestar una realidad que te haga sentir bien aún en medio de este caos sin precedentes en toda la historia humana. Solo tienes que saber cómo funciona la energía de tu corazón y de la conciencia. En este libro lo encontrarás fácilmente explicado con fundamentos científicos.

Pensar con el Corazon

© Mente Alternativa · Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial 4.0 Internacional.