Redes Sociales

Hola, ¿qué deseas buscar?

Abuso Infantil

Caso Epstein: Juez de Nueva York admite la demanda de agresión sexual del príncipe Andrés

Necesitamos tu ayuda...
La censura y desmonetización contra medios independientes está haciendo cada vez má difícil nuestro trabajo. Si te parece útil el contenido que publicamos por favor ten en consideración apoyarnos con una donación económica. No te pierdas ninguna actualización, síguenos en Telegram.



En el seno de la familia real británica, el que fuera un playboy y un valiente soldado, y que ahora aparece como un paria, niega “categóricamente” haber agredido a Virginia Giuffre. Sin embargo, un juez de Nueva York confirmó el miércoles la denuncia de una mujer estadounidense de que el príncipe Andrés la agredió sexualmente en 2001 cuando ella tenía 17 años, a pesar de la petición del segundo hijo de la reina de Inglaterra de desestimar el caso.

 

Por Le Journal de Montréal

El príncipe británico Andrés, avergonzado durante años por sus vínculos con el sulfuroso financiero Jeffrey Epstein, no ha conseguido que se desestime la demanda civil de una mujer estadounidense por agresión sexual en 2001, cuando tenía 17 años.

En este caso, embarazoso para el Palacio de Buckingham, el segundo hijo de la Reina Isabel, que niega enérgicamente las acusaciones, se enfrenta todavía a un juicio civil.

Si se rechazan todos los recursos, este juicio podría celebrarse “entre septiembre y diciembre” de 2022, según dijo el juez neoyorquino Lewis Kaplan en otoño de 2021.

Virginia Giuffre, una estadounidense de 38 años que ahora vive en Australia, lleva años nombrando públicamente a Andrew. Pero el verano pasado decidió llevar el asunto a los tribunales y presentó una denuncia en Nueva York en la que le acusaba de ser uno de los poderosos amigos a los que supuestamente Jeffrey Epstein la entregó para que abusara sexualmente de ella.

Virginia Giuffre acusa al príncipe de haberla agredido sexualmente en tres ocasiones en 2001, cuando ella tenía 17 años, en Londres, Nueva York y las Islas Vírgenes estadounidenses.

 

Acuerdo “ambiguo”

El equipo del Príncipe lleva seis meses intentando convencer a los tribunales estadounidenses de que abandonen el caso. Esta vez, para conseguir el sobreseimiento del caso, sus abogados habían esgrimido un acuerdo de 2009 en el que Virginia Giuffre se comprometía a no procesar a Jeffrey Epstein, así como a “otros posibles acusados”, a cambio de una indemnización de 500.000 dólares por parte del multimillonario estadounidense.

Pero en una decisión de más de cuarenta páginas, el juez Kaplan considera que el acuerdo es “ambiguo” y está sujeto a varias interpretaciones, antes de dictaminar que la moción de desestimación debe ser “denegada en todos sus aspectos”. Los abogados de Virginia Giuffre argumentaron que el Príncipe no estaba “cubierto” por el acuerdo de 2009, del que “ni siquiera era consciente” en ese momento.

El príncipe, de 61 años, lleva años avergonzado por sus vínculos con Jeffrey Epstein, que murió en prisión en 2019, y con su ex novia Ghislaine Maxwell, que fue declarada culpable en diciembre de tráfico sexual en un tribunal federal de Manhattan y ahora se enfrenta a décadas de cárcel.

 

Leyes de secreto que permiten ocultar la conexión de la Familia Real con anillos de pedofilia

 

Publicidad. Arrastra para seguir leyendo.
Playboy convertido en paria

En el seno de la familia real británica, el que fuera un playboy y un valiente soldado, y que ahora aparece como un paria, niega “categóricamente” haber agredido a Virginia Giuffre.

En una entrevista en la BBC en noviembre de 2019, considerada desastrosa, el príncipe dijo que ni siquiera recordaba a la chica. También negó haber bailado “sudado” con ella en un club nocturno de Londres hace más de 20 años, como ella relató, argumentando que no podía “sudar” desde la guerra de las Malvinas de 1982, cuando su cuerpo segregaba demasiada adrenalina.

En el proceso de Nueva York, los abogados de Virginia Giuffre piden a los de Andrew un certificado médico que acredite que su cuerpo no suda.

Varias fotos ampliamente difundidas muestran la cercanía de Andrew, Jeffrey Epstein, Ghislaine Maxwell y Virginia Giuffre. Una del año 2000 muestra al financiero estadounidense, a la socialité británica y al príncipe cazando en el este de Inglaterra. En otra, Andrew y Virginia Giuffre se sujetan por la cintura, sonriendo, con Ghislaine Maxwell al fondo.

El juez Kaplan había desestimado el 31 de diciembre otra solicitud de nulidad presentada por el Príncipe, alegando que Virginia Giuffre no podía presentar una demanda en Estados Unidos por residir en Australia.

La acusadora del Príncipe Andrés, Virginia Giuffre, es una de las voces más conocidas entre las víctimas de los delitos sexuales cometidos por el financiero estadounidense Jeffrey Epstein y su nombre se ha escuchado a menudo en el juicio de su cómplice, la socialité británica Ghislaine Maxwell.

 

“Víctima perfecta” de la pareja Epstein-Maxwell

Según Virginia Giuffre, conoció a Ghislaine Maxwell en el verano de 2000, a los 16 años, durante un trabajo de verano en la residencia Mar-a-Lago, propiedad de Donald Trump en Florida. La Sra. Maxwell supuestamente la atrajo hablándole de un hombre rico que buscaba una masajista. Pero una vez en la residencia de Jeffrey Epstein, también en Florida, los masajes se volvieron sexuales. En un relato similar al de otras víctimas, Virginia Giuffre explica que era demasiado frágil para defenderse, ya que había sufrido abusos sexuales y se había escapado de casa varias veces cuando era niña.

“Había sufrido muchos abusos antes de que Epstein me hiciera lo que me hizo. No tenía autoestima (…). Yo era la víctima perfecta para ellos”, cuenta, 20 años después, en un documental de Netflix (“Jeffrey Epstein, Filthy Rich”).

Según su relato, fue en 2002 cuando pudo huir a Tailandia. Ahora vive en Australia, donde ha fundado una familia y una organización benéfica de apoyo a las víctimas de agresiones sexuales y tráfico de personas (“Speak out, Act, Reclaim”).

Una revisión de su caso contra el Príncipe Andrés reveló un acuerdo de 2009 en el que se comprometió con Epstein a no procesarle a él y a “otros posibles acusados” por 500.000 dólares.

 

Príncipes déspotas: caníbales y bebedores de sangre de niños

 

Acusaciones contra el Príncipe Andrés y otros

Virginia Giuffre se presentó por primera vez en marzo de 2011. Declaró al periódico británico Daily Mail que había sido explotada sexualmente por la pareja Epstein-Maxwell, mencionando por primera vez al príncipe Andrés sin acusarlo de agresión sexual o violación. En 2015, el príncipe y el Palacio de Buckingham se vieron esta vez obligados a negar que hubiera mantenido relaciones sexuales con una mujer que apareció de forma anónima en un juicio, y que resultó ser Virginia Giuffre.

Publicidad. Arrastra para seguir leyendo.

En el verano de 2019, un juez estadounidense ordenó la publicación de miles de documentos judiciales en una demanda por difamación presentada por la joven contra Ghislaine Maxwell. La mujer estadounidense acusó a Epstein y a Maxwell de haberla entregado a algunos de sus poderosos amigos para que se aprovecharan sexualmente de ella. Nombró a varias personalidades, incluido el Príncipe Andrés, que negaron enérgicamente las acusaciones.

Al día siguiente de la publicación de los documentos, Jeffrey Epstein fue encontrado ahorcado en la celda de la prisión federal de Manhattan donde estaba encarcelado. La investigación oficial concluyó que se había suicidado, pero el momento en que se produjeron los hechos alimentó las teorías de que Epstein había muerto para mantenerlo callado.

Virginia Giuffre presentó una demanda civil en un tribunal de Nueva York en el verano de 2021 para buscar reparación. Acusó al príncipe de agresiones sexuales cuando tenía 17 años, en Londres, Nueva York y en la isla privada de Jeffrey Epstein en las Islas Vírgenes estadounidenses.

 

En el juicio de Maxwell, una llamativa ausencia

En el juicio de Ghislaine Maxwell, celebrado en diciembre en un tribunal federal de Manhattan, la acusación llamó a cuatro víctimas, pero no a Virginia Giuffre, lo que suscitó dudas porque su nombre se mencionó con mucha frecuencia durante el proceso. Cuando se examinaron los cuadernos de bitácora del jefe de la flota de aviones privados de Epstein, se descubrió que la joven había volado con Epstein o con Epstein y Maxwell 32 veces entre finales de los años 90 y principios de los 2000. Una de ellas fue un vuelo de Tánger a Luton en marzo de 2001, donde, según ella, conoció al Príncipe Andrés.

Una de las víctimas, que declaró con el nombre de “Carolyn”, dijo que sólo tenía 14 años cuando una amiga suya, Virginia Giuffre, la llevó por primera vez a la casa de Epstein en Palm Beach. “Virginia me preguntó si quería ganar dinero”, explicó, diciendo que le pagaban 300 dólares por cada masaje, que siempre terminaba con sexo. El 7 de enero, “Carolyn” salió del anonimato en el Daily Mail, y confió bajo su nombre de Carolyn Andriano que Virginia Giuffre le había confiado que “se acostó” con el Príncipe Andrés en 2001.

 

Con dinero de los contribuyentes, la Reina financia la defensa legal del Príncipe Andrés por abuso sexual a menores

 

Fuente:

JDM, con información de AFP: Affaire Epstein: la plainte contre le prince Andrew pour agressions sexuelles jugée recevable.

Te puede interesar

Abuso Infantil

A propósito de las celebraciones del Jubileo de la reina Isabel II en el Reino Unido, el historiador revisionista Dr. Michael Hoffman observa cómo...

Abuso Infantil

El acuerdo del sensacional caso permitirá al Príncipe Andrés participar en el servicio conmemorativo de su difunto padre como miembro de la Familia Real...

Abuso Infantil

Los documentos desclasificados sobre el notorio caso de pedofilia arrojan luz sobre más detalles sospechosos…   Por Keeland Balderson y Kit Klarenberg Los documentos...

Abuso Infantil

Publicado originalmente el 25 de abril de 2020 en The Last American Vagabond. En 2020, The Last American Vagabond publicó la conversación telefónica completa...

Publicidad que es odysee

Archivos

Redes Sociales

Publicidad siguenos en telegram
Publicidad trabajo en linea
Publicidad Que es LBRY