Redes Sociales

Hola, ¿qué deseas buscar?

Contenidos

Brandon Smith: Si piensas que 2020 fue malo, mira lo que nos espera en el 2021

Necesitamos tu ayuda...
La censura de motores de búsqueda, agencias de publicidad y redes sociales controladas por el establishment está recortando nuestros ingresos. Esto nos está haciendo difícil continuar. Si te parece útil el contenido que publicamos, por favor ten en consideración apoyarnos con una donación económica.



Por Brandon Smith

En términos de la economía y la situación social estadounidense, 2020 es definitivamente uno de los años más feos de los que se tiene constancia. Y tengo la impresión de que mucha gente supone que a partir de este momento las cosas mejorarán. Desafortunadamente, este no es el caso.

Todas las miradas se han centrado en el evento de la pandemia, y la idea es que una vez que la pandemia “termine”, la crisis habrá terminado y todo volverá a la normalidad. Pero, como los globalistas nos han estado diciendo desde que comenzó el brote, el mundo “nunca volverá a la normalidad”. No es por la pandemia, claro está, es porque ELLOS no permitirán que las cosas vuelvan a la normalidad. El “Gran Reseteo”, como lo llama el Foro Económico Mundial, está destinado a durar muchos años. Y los globalistas pretenden que cada aspecto de nuestras vidas se convierta en algo casi irreconocible.

Primero quiero dejar claro que no espero que la agenda del “Reseteo” tenga éxito. De hecho, creo que va a fracasar miserablemente. Los globalistas han llegado demasiado lejos demasiado rápido, y se han puesto en evidencia. Millones de personas en todo el mundo y en EE.UU. ya no creen la narrativa oficial sobre la pandemia. Aunque da igual, pues la pandemia es sólo una distracción respecto a una amenaza mucho mayor: el colapso económico que se está desarrollando en estos momentos.

La recesión financiera ha sido creada por los bancos internacionales y los bancos centrales mediante la creación masiva de deuda y las medidas de estímulo inflacionario. La chispa inicial del incendio forestal tuvo lugar en 2008, la amenaza económica ha estado bajo las narices del público durante bastante tiempo. Sin embargo, ahora el establishment cuenta algunos chivos expiatorios perfectos, incluyendo la Administración Trump, así como el coronavirus. Los globalistas esperan que la gente esté tan hipnotizada por la crisis de la pandemia y por la lucha electoral que le echen toda la culpa del colapso a esos dos objetivos ya preparados.

No se equivoquen, la economía quedó comprometida mucho antes de que Trump entrara en funciones y mucho antes de que nadie oyera hablar del COVID-19. Los globalistas simplemente están tirando del enchufe ahora mismo y dejando morir la economía.

Por supuesto, los mercados de valores siguen siendo altos, pero el mercado de valores NO representa a la economía. No refleja la salud financiera o la estabilidad en Main Street. El mercado de valores es una campana pavloviana artificialmente apuntalada, diseñada para hacer que el público salve cada vez que los teletipos se ponen verdes. La mayoría de la gente tiende a asociar los precios de las acciones con la mejora económica (principalmente gente que no sabe nada de economía o de acciones). El alcance de sus investigaciones es de 15 minutos de noticias de actualidad al día, junto con informes de 30 segundos sobre el Dow subiendo o bajando, eso es todo. Un Dow en alza es suficiente para mantener a un gran porcentaje de la población creyendo que las cosas van a mejorar.

Eventualmente las acciones se desplomarán junto con casi todo lo demás, tal como lo hicieron en los hiperinflados mercados de Weimar, Alemania. Pero, en lo que el público debe centrarse es en el cierre de pequeñas empresas, incluyendo las medidas U-6, el gasto minorista mientras se corta el estímulo, los avisos de desalojo, etc. Esto les dirá cuál es la verdadera historia detrás de la economía.

Hay ciertos eventos que también podrían acelerar la caída, y debemos ser cautelosos con los cisnes negros en este momento. El sistema financiero se ha vuelto tan frágil durante la última década que cualquier choque importante podría derribarlo (¿recuerdan el año 2008?). No confundamos los estímulos con la resistencia. El estímulo tiene sus límites y creo que estamos llegando a esos límites al entrar en 2021.

Estos son algunos de los eventos que predigo que sucederán el próximo año, junto con los efectos que tendrán en la estabilidad de América y muchas otras partes del mundo…

 

Las elecciones impugnadas continúan en enero

Se supone que los electores del estado deben finalizar los resultados de las elecciones presidenciales dentro de una semana, pero sospecho que las batallas legales puedan impedir que el colegio electoral complete el recuento. Esto podría llevar a que se ignoren los resultados del colegio electoral, y que la lucha por la Casa Blanca continúe hasta el año que viene (a menos que la Corte Suprema pueda escuchar todos los argumentos y llegar a una decisión en tiempo récord).

Las crecientes pruebas de fraude electoral, específicamente en Georgia, Pensilvania y Michigan, han llevado a muchos conservadores a cuestionar el resultado de las elecciones presidenciales. No creo que la mayoría de los escépticos acepten una presidencia de Biden, incluso si Trump decide ceder.

Lo que creo que es más probable es que Trump permanezca en el cargo más allá del día de la inauguración de enero, y que la izquierda política se dé cuenta de repente de que las elecciones no fueron tan absolutas como se suponía originalmente.

Publicidad. Arrastra para seguir leyendo.

La elección disputada no causaría directamente la inestabilidad económica, pero significaría que el público saldría de su estupor y que su fe en el futuro se vería sacudida. Los sobrevalorados y frágiles sistemas financieros dependen del “tonto mayor” para sostener los precios y necesitan la fe ciega de la población para seguir avanzando. Esa fe está a punto de ser puesta a prueba.

 

 

Protestas masivas, disturbios, posiblemente conflictos armados

Me he vuelto bastante desconfiado del comportamiento de los medios de comunicación en estos días, incluso más de lo habitual. ¿Por qué? Bueno, cada vez que se publica un hecho duro sobre el fraude electoral, los medios han elegido mentir abiertamente sobre ello. Y no estoy hablando de un giro inteligente en un intento de disminuir el efecto de la noticia, estoy hablando de una mentira descarada que podría ser fácilmente comprobada y desacreditada por cualquiera.

Este tipo de desinformación nunca convencería a los conservadores o incluso a los moderados inteligentes porque comprobamos la información. La gente de la izquierda política, sin embargo, está más inclinada a creer lo que dicen los medios de masas sin hacer su propia investigación. Empiezo a preguntarme si los medios de comunicación están haciendo el mismo truco que hicieron en 2016: dar a los izquierdistas falsas esperanzas a través de la desinformación, de modo que cuando las cosas no salgan como quieren, se enfurezcan como si les hubieran robado algo.

¿Están los medios de comunicación preparando a la izquierda para un choque épico al negarse a informar sobre cualquier evidencia de fraude electoral legítimo y hacerles creer que no hay tal? ¿Es el objetivo golpear tan fuerte a los izquierdistas con Trump permaneciendo en el cargo que se amotinan con saña en respuesta?

Tal vez me equivoque y Biden entre en la oficina sin ninguna obstrucción como muchos esperan. Seamos honestos, sin embargo, sólo hay dos maneras en que la situación electoral puede ir en este momento:

A la luz de la evidencia de fraude electoral, Trump se queda en el cargo. Los izquierdistas se amotinan en masa reclamando que la presidencia ha sido robada. A los conservadores se les pedirá que apoyen las medidas de ley marcial para “detener la locura”. Al apoyar la ley marcial, los conservadores sacrificarían las mismas protecciones constitucionales y libertades que dicen defender.

O, Biden entra en la Casa Blanca bajo fuertes sospechas de fraude. Luego intenta instituir un cierre nacional de nivel 4 en nombre de detener la pandemia. Con la tasa de mortalidad por el virus muy por debajo del 1% para cualquiera que no viva en un hogar de ancianos con condiciones preexistentes, y sin evidencia de que los mandatos de las máscarillas hagan algo para detener la propagación del virus, millones de americanos se rehúsan a cumplir. Los estados y las comunidades que sí cumplan sufrirán aún más cierres de pequeñas empresas y desempleo.

Biden trataría entonces de iniciar medidas de ley marcial, borrando las libertades civiles y posiblemente desencadenando una guerra civil.

 

 

Chantaje con pasaportes médicos y vacunas

Los funcionarios del gobierno están constantemente en los medios de comunicación en estos días afirmando que las vacunas no serán obligatorias. Lo que no mencionan es que ya están tratando de legislar que cualquiera que no tenga una vacuna o un pasaporte médico no podrá participar en la sociedad normal o incluso que se le permita trabajar en su empleo. Este programa se está moviendo a un ritmo increíblemente rápido, lo que me hace pensar que los globalistas se dan cuenta de que están perdiendo la batalla por las mentes de la ciudadanía y necesitan apresurar su agenda antes de que sea demasiado tarde.

Publicidad. Arrastra para seguir leyendo.

Esto es lo que sucederá en 2021 en términos de la pandemia:

1. Los medios de comunicación y las organizaciones elitistas continuarán aumentando las cifras de infección para asustar al público, aunque la tasa de mortalidad es tan baja que hace que la tasa de infección no tenga sentido.

2. Si Biden queda en el cargo, los mandatos se convertirán en un asunto federal y se harán cumplir a nivel federal.

3. Si Trump queda en el cargo, los gobiernos estatales tratarán de hacer cumplir los mandatos y las grandes empresas les ayudarán.

4. Entonces habrá un gran impulso para exigir pasaportes médicos que prueben que una persona no está infectada para entrar en cualquier lugar público. Esto significa someterse a un seguimiento de contactos 24/7 ó recibir una nueva vacuna cuando se lo ordenen. Básicamente, su vida estará bajo el control total de los gobiernos estatales o federales si quiere tener alguna apariencia de volver a su vida normal.

5. Si este proceso no funciona y no intimida a suficientes personas para que cumplan, los gobiernos tratarán de ofrecer cheques de estímulo o una forma de Ingreso Básico Universal, pero sólo para aquellas personas que acepten el rastreo a través de sus teléfonos celulares y la vacunación.

6. De ahora en adelante, se encontrarán convenientemente nuevas mutaciones de COVID-19 cada año, lo que significa que el público tendrá que recibir nuevas vacunas constantemente, y la tiranía médica nunca desaparecerá a menos que la gente adopte una postura agresiva.

 

A partir de aquí, se pone peor…

El 2021 será mucho peor que el 2020, pero al menos las líneas estarán trazadas y la lucha será más clara para todos. La crisis económica es lo que más me preocupa. Los eventos enumerados arriba completarán la caída final del sistema mundial y de EE.UU. en particular. Tal colapso financiero mundial causaría mucho más caos y muerte que el coronavirus.

En última instancia, creo que el público responderá mal a los mandatos de la pandemia. Muchos estados y condados conservadores simplemente se negarán a hacerlos cumplir. Sin embargo, la pregunta es si ¿acabará la gente luchando entre sí y se olvidará de los globalistas que crearon el problema en primer lugar? ¿Tendrá éxito la pobreza masiva ahí donde la pandemia no logró convencer a los estadounidenses de que renunciaran a sus libertades a cambio de cierta estabilidad?

Las distracciones abundan y la agenda del reseteo se avecina, pero tampoco veo que los globalistas salgan ilesos de esto. Demasiadas personas ahora saben quiénes son y lo qué están haciendo.

 

Daniel Estulin: Cómo sobrevivir al colapso económico global

 

Publicidad. Arrastra para seguir leyendo.

Fuente:

Brandon Smith / Birch Gold Group — If You Thought 2020 Was Bad, Watch What Happens In 2021.

Te puede interesar

Ciencia y Tecnología

Brandon Smith advierte que la propaganda masiva que estamos viendo sobre la vacunación, sobre todo en los Estados Unidos, se debe a que Biden...

Contenidos

Por Harley Schlanger No hagas caso de las mentiras que escuchas sobre una “rugiente recuperación económica”. A medida que aumenta la inflación, la estrategia...

Ciencia y Tecnología

En el diálogo de esta semana la señora Helga Zepp-LaRouche, fundadora del Instituto Schiller, no se anduvo con rodeos al caracterizar la verdadera naturaleza...

Ciencia y Tecnología

Por la Organización LaRouche La conferencia del Instituto Schiller, celebrada el sábado 24 de julio, fue una poderosa demostración de que las capas políticas,...

Publicidad que es odysee

Archivos

Redes Sociales

Publicidad siguenos en telegram
Publicidad Ledger Live Coinify

Pensar con el corazón

Interactuamos solo con energía e información. Es por ello que, solo con la energía de tu intención, puedes manifestar una realidad que te haga sentir bien aún en medio de este caos sin precedentes en toda la historia humana. Solo tienes que saber cómo funciona la energía de tu corazón y de la conciencia. En este libro lo encontrarás fácilmente explicado con fundamentos científicos.

Pensar con el Corazon