Redes Sociales

Hola, ¿qué deseas buscar?

Ciencia y Tecnología

Biden firma una orden ejecutiva destinada a desatar el infierno transhumanista en Estados Unidos y el mundo

Quien todavía dude que la red criptopolítica que controla al títere Joe Biden busca imponer la agenda de tiranía biomédica y transhumanismo del Foro Económico Mundial, debe leer la orden ejecutiva (O.E.) que el presidente de los Estados Unidos firmó el lunes 12 de septiembre de 2022. Básicamente, esta orden declara que los estadounidenses deben renunciar a todos los derechos humanos que se interpongan en el camino del transhumanismo. Las normas de seguridad de los ensayos clínicos y el consentimiento informado serán erradicados, ya que se interponen en el camino de la liberación universal de las tecnologías de edición genética necesarias para fusionar a los seres humanos con la Inteligencia Artificial. Con el fin de lograr los objetivos sociales del Nuevo Orden Mundial, los crímenes contra la humanidad no sólo se vuelven legales a través de esta orden ejecutiva, sino obligatorios. Las inyecciones de ARNm que ya han entrado en los cuerpos de al menos el 70% de los adultos de Estados Unidos (y un porcentaje menor de sus niños) marcan la “puerta de entrada al transhumanismo.” Y la orden ejecutiva del 12 de septiembre respalda la continuidad de la experimentación en la población humana, y se prevé que la industria farmacéutica la explotará al máximo para beneplácito de la tiranía transhumanista camuflada bajo la bandera falsa de la ciencia y la medicina.

 

Por Leo Hohmann

Si alguien todavía necesitara una prueba de que los poderes que empujan las palancas detrás del imbécil descerebrado que se sienta en el Despacho Oval están totalmente de acuerdo con la agenda de tiranía biomédica y transhumanismo del Foro Económico Mundial/Naciones Unidas, no hay que buscar más que la orden ejecutiva que Joe Biden firmó el lunes 12 de septiembre.

Al conseguir discretamente la firma de Biden en este documento, sus manipuladores pueden habernos dado la señal más ominosa hasta ahora de que estamos en el umbral de un sistema tecnocrático de bestia mundial. Prepárate para hacer tu postura porque está a punto de ponerse mucho más intensa.

El título orwelliano de este documento, “Orden Ejecutiva sobre el Avance de la Biotecnología y la Innovación de la Biomanufactura para una Bioeconomía Americana Sostenible, y Segura”, pasará desapercibido para el 99 por ciento de los medios de comunicación, incluso los medios conservadores.

Lo leerán y bostezarán. Ruego a todos los que lean este artículo que, por favor, no cometan ese mismo error.

Debido al arcano lenguaje científico en el que está escrito este documento, incluso la mayoría de los que se tomen el tiempo de leerlo y estudiarlo (les aseguro que Biden no lo hizo) no entenderán del todo lo que está ordenando la Casa Blanca.

Ahí es donde nos esforzamos por ayudar.

Karen Kingston, ex empleada de Pfizer y actual analista de las industrias farmacéutica y de dispositivos médicos, nos ayuda a descifrar lo que sucede en esta orden ejecutiva.

Kingston declaró en un post de Twitter:

“Permítanme leer entre líneas para Estados Unidos. La orden ejecutiva de Biden del 12 de septiembre de 2022 declara que los estadounidenses deben renunciar a todos los derechos humanos que se interpongan en el camino del transhumanismo. Las normas de seguridad de los ensayos clínicos y el consentimiento informado serán erradicados, ya que se interponen en el camino de la liberación universal de las tecnologías de edición genética necesarias para fusionar a los seres humanos con la I.A. Con el fin de lograr los objetivos sociales del Nuevo Orden Mundial, los crímenes contra la humanidad no sólo son legales, sino obligatorios”.

 

 

He aquí uno de los extractos más inquietantes de la orden ejecutiva de Biden:

“Necesitamos desarrollar tecnologías y técnicas de ingeniería genética para poder escribir circuitos para las células y programar de forma predecible la biología del mismo modo en que escribimos software y programamos ordenadores… incluso mediante herramientas informáticas e inteligencia artificial…”

Patrick Wood, economista y autor de varios libros sobre tecnocracia, lleva cuatro décadas siguiendo los movimientos transhumanistas y de tecnocracia global. Me dijo que Kingston no está exagerando la cuestión.

Dijo que esta O.E. es la prueba de que el poder ejecutivo es ahora propiedad de la industria biomédica/farmacéutica. Será Katy quien cierre la puerta de aquí en adelante.

“Los transhumanistas dentro del Big Pharma se han apoderado completamente de la política gubernamental y de los fondos de los contribuyentes para promover su propia agenda antihumana de hackear el software de la vida”, me dijo Wood. “También demuestra claramente quién tiene el poder y quién establece las políticas en Estados Unidos”.

Las inyecciones de ARNm que ya han entrado en los cuerpos de al menos el 70% de los adultos de Estados Unidos (y un porcentaje menor de sus niños) marcan la “puerta de entrada al transhumanismo”. Nos lo han dicho tanto Kingston como el difunto Dr. Zev Zelenko y el Dr. Robert Malone, coinventor de la plataforma de ARNm.

LeoHohmann.com fue uno de los primeros sitios en denunciar al antiguo director médico de Moderna, Tal Zaks, quien dijo al mundo sin tapujos en diciembre de 2017 que “hemos hackeado el software de la vida” [https://leohohmann.com/2021/03/09/modernas-top-scientist-we-are-actually-hacking-the-software-of-life/] y que esta biotecnología de edición genética de ARNm se incorporaría a las vacunas para tratar y prevenir todo tipo de enfermedades. Hemos visto lo bien que funcionan, con millones de enfermos y decenas de miles de muertos después de recibir dos o más dosis de las inyecciones de Covid ofrecidas por Moderna y Pfizer. Ahora que la FDA y los CDC están totalmente de acuerdo, esta tecnología de ARNm se está incluyendo en decenas de otras vacunas, incluidas las de la gripe.

La orden ejecutiva del 12 de septiembre fue sin duda puesta en marcha como respaldo para la continua experimentación en la población humana, y se prevé que la industria de las vacunas la explotará al máximo. Pronto veremos el regreso de los mandatos de vacunación, esta vez más ferozmente vigilados y aplicados que antes.

Esta O.E. también puede haber sido programada, al menos en parte, para anticiparse al nuevo tratado sobre pandemias que la administración Biden espera que se apruebe en la Organización Mundial de la Salud de las Naciones Unidas el próximo año. Este tratado transferirá la soberanía en materia de “emergencias sanitarias” del ámbito nacional a la OMS.

Wood dijo que las consecuencias que pretende la O.M. es impulsar la frontera de la modificación genética de todos los seres vivos y especialmente de los humanos. Cree que esto acabará provocando la mayor reacción pública de la historia moderna.

“Biden promete no sólo financiación, sino una transformación de todo el gobierno para apoyar este esquema antihumano de arriba a abajo”, escribe Wood. “También bloquea automáticamente cualquier agencia o departamento para que no pueda disentir”.

A continuación, algunos de los puntos más destacados citados directamente del documento:

• El término “biotecnología” se refiere a la tecnología que se aplica a la innovación en las ciencias de la vida o al desarrollo de productos, o que la hace posible.
• El término “biofabricación” significa el uso de sistemas biológicos para desarrollar productos, herramientas y procesos a escala comercial.
• El término “bioeconomía” significa la actividad económica derivada de las ciencias de la vida, en particular en las áreas de la biotecnología y la biofabricación, e incluye las industrias, los productos, los servicios y la mano de obra.
• El término “datos biológicos” designa la información, incluidos los descriptores asociados, derivada de la estructura, la función o el proceso de un sistema o sistemas biológicos que se mide, recoge o agrega para su análisis.
• El término “áreas clave de I+D” incluye la I+D fundamental de las biotecnologías emergentes, incluida la biología de ingeniería; la ingeniería predictiva de sistemas biológicos complejos, incluido el diseño, la construcción, las pruebas y el modelado de células vivas completas, componentes celulares o sistemas celulares; la investigación multidisciplinar cuantitativa y teórica para maximizar la convergencia con otras tecnologías habilitadoras; y la ciencia reguladora, incluido el desarrollo de nueva información, criterios, herramientas, modelos y enfoques para informar y ayudar a la toma de decisiones reguladoras. Estas prioridades de I+D deben ir acompañadas de avances en la modelización predictiva, el análisis de datos, la inteligencia artificial, la bioinformática, los sistemas informáticos de alto rendimiento y otros sistemas avanzados, la metrología y las normas basadas en datos, y otras tecnologías facilitadoras no relacionadas con las ciencias de la vida.
• El término “ciencias de la vida” se refiere a todas las ciencias que estudian o utilizan organismos vivos, virus o sus productos, incluyendo todas las disciplinas de la biología y todas las aplicaciones de las ciencias biológicas (incluyendo la biotecnología, la genómica, la proteómica, la bioinformática y la investigación y las técnicas farmacéuticas y biomédicas), pero excluyendo los estudios científicos asociados con materiales radiactivos o productos químicos tóxicos que no son de origen biológico o análogos sintéticos de las toxinas.

Lo que esto significa es que los seres humanos serán minados de datos por su posesión más personal, su ADN y propiedades genómicas, y el gobierno no ofrecerá ninguna protección.

De hecho, se fomentará y se verá como una luz verde para los profesionales de la biomedicina en todo el mundo. El objetivo de los propietarios tecnócratas de la Agenda 2030 es catalogar, mapear y controlar a todos los seres vivos de la Tierra.

Esto fue explicado a principios de la década de 2000 por la difunta investigadora Rosa Koire y plasmado en un libro en 2011 con “Behind the Green Mask: U.N. Agenda 21”. Koire era demócrata, pero comprendió que el desmantelamiento de Estados Unidos y, de hecho, de todas las naciones del antiguo mundo libre, no sería llevado a cabo por la izquierda o la derecha, sino por globalistas supranacionales sin lealtad a ninguna nación en particular. De hecho, estos globalistas detestan el modelo de Estado-nación que ha dominado el mundo durante miles de años. Su objetivo es la “gobernanza global” y lo dicen en voz alta en sus propios documentos.

No tengan miedo.

No se dejen intimidar.

La verdad no será derrotada.

La humanidad prevalecerá contra estos monstruos eugenistas antihumanos porque tenemos almas vivas y hemos sido creados a imagen de un Dios Santo con libre albedrío individual.

Por eso, los humanos somos capaces de tener una relación personal con Jesucristo y con el único Dios trino de la Biblia. Aquellos que muerdan el anzuelo de los globalistas y se sometan al sistema mundial estarán, en esencia, entregando su humanidad a cambio de promesas vacías de seguridad y protección. Se convertirán en transhumanos, renunciando así, en algún momento, a su capacidad de conectar con Dios. Ese es un paso muy grande y una decisión a la que se enfrentarán todos los seres humanos, tarde o temprano, a medida que esta tecnología se vaya acelerando. Tu propia alma dependerá de la elección que hagas. ¿Seguirás a Dios o seguirás al hombre?

Por encima de todo, esta es una batalla espiritual.

Debemos continuar exponiendo la siniestra agenda transhumanista que estos depredadores globalistas hicieron todo lo posible para mantenerla oculta dentro de un lenguaje científico que saben que sorprenderá y desconcertará a la persona promedio. Lo hemos descifrado para usted en este artículo de dos de los mejores expertos cristianos en el tema disponibles en el mundo de hoy – Karen Kingston y Patrick Wood.

Comparta este artículo a lo largo y ancho.

 

La nueva eugenesia: Transhumanismo y el mito de la cuarta revolución industrial

 

Fuente:

Leo Hohmann: Biden Signs Executive Order Designed to Unleash “Transhumanist Hell” on America and the World.

Contenidos

Por Malek Dudakov La izquierda llegó a un acuerdo con Biden. El ala progresista del Partido Demócrata (Alejandría Ocasio-Cortez, Ilhan Omar y otras) se...

Ciencia y Tecnología

Por Mente Alternativa Policy Horizons Canada (Policy Horizons), el “centro de excelencia en prospectiva del Gobierno de Canadá”, publicó recientemente un informe titulado “Disrupciones...

Contenidos

La revista The Economist, que es propiedad de los clanes Rothschild y Agnelli, de la aristocracia europea, también publicó una lista de 10 figuras...

Contenidos

Por Elena Panina Axios registra curiosos movimientos en torno a Biden. Varios de los mayores donantes del Partido Demócrata estadounidense, uno tras otro, se...

Archivos

Publicidad siguenos en telegram