Mientras nos preparamos para lo que podría ser la última ofensiva que derroque a la facción estadounidense de la mafia jázara —escribe el analista geopolítico Benjamin Fulford— es un buen momento para mirar el panorama completo y comprender por qué se está librando una batalla secreta por el control del planeta Tierra. Fue la ambición desmedida de la facción Clinton-Bush-Rockefeller lo que le llevó a romper con otras facciones de la élite global. Esto se concretó con la elección estadounidense del año 2000, y cuando otras facciones de la élite global se enteraron que la facción Clinton-Bush-Rockefeller quería matar al 90% de la humanidad para “salvar el medio ambiente” usando el montaje del Calentamiento Global como excusa para imponer un impuesto al carbono y un gobierno mundial. El régimen de George Bush Jr. comenzó a difundir armas biológicas como el SARS, la gripe aviar, el ébola, etc., diseñadas para aniquilar a la mayoría de la humanidad. Al mismo tiempo, crearon crisis de inanición en 33 países pagando dinero a los agricultores para cultivar “biocombustible” en lugar de alimentos. También en varias ocasiones intentaron iniciar una guerra nuclear mundial con Irán, Siria, Corea del Norte y otros puntos conflictivos. Las sociedades secretas asiáticas se enteraron de los planes jázaros para asesinar al 90% de la humanidad al espiar con éxito sus reuniones secretas, especialmente las de Bohemian Grove. La difusión del SARS en 2003, un arma biológica diseñada específicamente para atacar solo a los asiáticos, fue su verdadero “llamado a las armas.” Así se rompieron antiguos convenios entre la mafia jázara y las elítes asiáticas en materia de producción de drogas y abastecimiento de petróleo. Los asiáticos respondieron amenazando con asesinar a los principales líderes del gobierno secreto occidental. Se dirigieron especialmente a miembros del Club Bilderberg (cabalistas europeos), el Consejo de Relaciones Exteriores (cabalistas estadounidenses) y la Comisión Trilateral (colaboracionistas japoneses y sus amos). Los asiáticos también buscaron aliados occidentales contra los jázaros. Fue así que fundaron un grupo de aliados occidentales que se convirtió en lo que se conoce como la Sociedad del Dragón Blanco (WDS). Este grupo incluye altos mandos del Pentágono, la CIA, el FSB ruso, la familia real británica, la francmasonería y la logia P2 del Vaticano, entre otros. En este contexto, la alianza entre la facción Rothschild de la mafia jázara y los illuminati gnósticos para asegurar la elección del candidato antiestablishment Donald Trump fue clave para atacar al Estado Profundo de la facción Clinton-Bush-Rockefeller en los EE.UU desde sus cimientos. El informe de Fulford es revelador y está bien sustentado. También es nítido en tanto que enfatiza que esta batalla geopolítica es un enfrentamiento entre malos y no tan malos. Pero algo que omite Fulford es que este conflicto también es la consecuencia de una crisis global derivada de la inviabilidad del sistema global financista babilónico de crecimiento ilimitado en un planeta con recursos limitados. El analista Daniel Estulin y el autor y ex-ministro de Canadá Paul Hellyer han sido muy enfáticos en ese sentido, por lo que para una visión más completa se recomienda leer y comparar sus puntos de vista con el de Benjamin Fulford. Por otro lado, hay que permanecer vigilantes. Más allá que todo esto sea sólo un conflicto entre tiranos ambiciosos, no hay que seguir las técnicas de propaganda, hay que analizar y cuestionarnos siempre: ¿Por qué se hace esto, quién va a ganar y quién va a beneficiarse cuando todo se instaure y ponga en marcha? Pues la hipótesis dualista de un enfrentamiento entre facciones antagónicas podría ser una ilusión estratégica y parte de una meta-conspiración para dar pie una agenda aún más siniestra en la que todos estos actores serían sólo las cabezas de un mismo monstruo.

 

Los excesos de la facción Clinton-Bush-Rockefeller de la mafia jázara

El mejor lugar para comenzar todavía es la elección estadounidense del año 2000, que fue un golpe de Estado contra la democracia estadounidense que inició el Cuarto Reich nazi encabezado por el Führer George Bush Sr. Esa elección se realizó entre dos facciones del gobierno secreto occidental:

Facción 1: los nazis, que querían matar al 90% de la humanidad para “salvar el medio ambiente.”

Facción 2: la facción del Calentamiento Global, quien dijo que esto podría lograrse usando el “calentamiento global” como una excusa para imponer un impuesto al carbono y un gobierno mundial.

Los nazis jázaros ganaron usando el fraude, asesinatos y amenazas de muerte para aterrorizar al establishment de los Estados Unidos y así entregar el poder. A esto siguieron intentos muy reales de asesinar al 90% de la humanidad. El régimen nazi de George Bush Jr. comenzó a difundir armas biológicas como el SARS, la gripe aviar armada, el ébola, etc., diseñadas para aniquilar a la mayoría de la humanidad.

Al mismo tiempo, crearon crisis de inanición en 33 países pagando dinero a los agricultores para cultivar “biocombustible” en lugar de alimentos. En varias ocasiones también intentaron iniciar una guerra nuclear mundial con Irán, Siria, Corea del Norte y otros puntos conflictivos. Esto es importante de recordar y no puede repetirse con la suficiente frecuencia: estas personas intentaron matarte a ti y a tu familia, y aún intentan hacerlo.

 

 

Sociedades secretas asiáticas declaran la guerra contra el Estado Profundo

Las sociedades secretas asiáticas se enteraron de los planes jázaros neonazis de asesinar al 90% de la humanidad al espiar con éxito en sus reuniones secretas, especialmente en las reuniones de Bohemian Grove. La difusión del SARS en 2003, un arma biológica diseñada específicamente para atacar solo a los asiáticos, fue su verdadero llamado a las armas.

Esto condujo a una ruptura entre los grupos del hampa del este asiático (que trataban con la heroína y la anfetamina) y sus antiguos aliados nazis que trataban con cocaína y marihuana. Los nazis, sin embargo, anticiparon esta ruptura trasladando sus operaciones de producción de heroína desde el este de Asia hacia Afganistán durante los años 2001-2002.

Los nazis, como describieron en su informe del “Proyecto para un Nuevo Siglo Estadounidense” también intentaron cimentar su control del mundo apoderándose de los campos petrolíferos de Iraq y Asia Central, usando la amenaza de cortar el suministro de petróleo para mantener a Asia bajo control.

Los asiáticos respondieron amenazando con asesinar a los principales líderes del gobierno secreto occidental. En particular, se dirigieron a los individuos que eran miembros de los siguientes tres grupos: el Club Bilderberg (cabalistas europeos), el Consejo de Relaciones Exteriores (cabalistas estadounidenses) y la Comisión Trilateral (colaboracionistas japoneses y sus amos).

Los asiáticos también buscaron aliados occidentales contra los nazis. Notaron que una facción occidental había estado luchando desesperadamente para exponer y descarrilar los planes genocidas de los nazis. Esto se puede ver, por ejemplo, en un episodio de 1997 de “Los Simpson” que muestra un libro titulado Curious George and the Ebola Virus. “El curioso George”, por supuesto, se refiere a George Bush Sr.

http://www.dailymail.co.uk/news/article-2786966/How-The-Simpsons-predicted-U.S.-Ebola-outbreak-1997-Episode-shows-Marge-offering-sick-Bart-children-s-book-Curious-George-Ebola-Virus.html

También es sumamente ilustrativo el testimonio del reportero de la BBC el 11 de septiembre de 2001, quien estando de pie frente al todavía intacto Edificio 7 del World Trade Center, reportó que esté se había derrumbado.

 

 

La Sociedad del Dragón Blanco (WDS)

Los asiáticos fundaron un grupo de aliados occidentales que se convirtió en lo que se conoce como la Sociedad del Dragón Blanco (WDS). Este grupo incluye altos mandos del Pentágono, la CIA, el FSB ruso, la familia real británica, la francmasonería y la logia P2 del Vaticano, entre otros.

Este grupo intentó arruinar a los EE.UU. en 2008 con la descarga Lehman diseñada como una forma de llevar a la bancarrota al Estado Profundo de los Estados Unidos, también conocido como “la mafia jázara.” En ese momento, se les dijo a los estadounidenses que ya no podían comprar bienes del resto del mundo a crédito. Es por eso que el déficit comercial de EE.UU. pasó de más de $696 mil millones en 2008 a $381 mil millones en 2009, después del shock de Lehman.

https://tradingeconomics.com/united-states/balance-of-trade

El intento de hacer quebrar el Estado Profundo estadounidense habría tenido éxito, excepto por el hecho de que Estados Unidos obligó a los estados clientes de Oriente Medio a reducir el precio del petróleo que vendían a los Estados Unidos. Además, los chinos fueron engañados para apoyar al agente comunista Barack Obama financiar su régimen. Solo más tarde ellos se dieron cuenta de Obama era un esclavo de la facción Bush-Clinton-Rockefeller.

 

Inicia la purga de los gobiernos occidentales

También en esa época, en una serie de episodios nunca antes revelados al público, la Sociedad del Dragón Blanco envió cartas escritas a mano al politburó de China, el Vaticano y la monarquía británica que pidió de su ayuda para detener a la facción genocida.

El resultado fue la destitución del “papá maldito” Benedicto XVI y la abdicación de la reina de los países bajos, el rey de España, el rey de Bélgica, etc. Este fue el comienzo de una purga de los gobiernos occidentales que han venido cayendo desde entonces.

Otro signo visible de cambio fue la decisión del Reino Unido, Francia, Alemania, Italia, Suiza, etc. de unirse al Banco Asiático de Inversión en Infraestructura liderado por China. Como resultado de las cartas Sociedad del Dragón Blanco, el Comité de los 300, dominado por Europa, también autorizó el desembolso de más de 5 trillones de dólares para el plan chino de infraestructura conocido como “La Iniciativa de la Franja y la Ruta” (One Belt, One Road, en inglés).

La otra consecuencia visible fue la firma por 195 naciones-estados de los acuerdos de París en diciembre de 2015. La facción del calentamiento global asumió que esto era una victoria total para su facción.

 

Alianza entre la facción Rothschild y los illuminati gnósticos para asegurar la elección de Donald Trump

Sin embargo en ese momento los illuminati gnósticos y miembros de la familia Rothschild formaron una alianza inusual para asegurar la elección del candidato entiestablishment Donald Trump como presidente de los EE.UU.

Por lo tanto, el 8 de noviembre de 2016, el secretario de estado de los EE.UU. John Kerry fue convocado a una base fuera de la red en la Antártida y se le informó que Hillary Clinton (candidata de la facción Rockefeller) no iba a ser elegida como presidenta de los EE.UU. Además, en esa noche de elecciones hubo batallas entre las fuerzas especiales en la base subterránea gigante debajo del Aeropuerto Internacional de Denver, que permitió a los patrocinadores militares estadounidenses de Trump llevarse la maquinaria que robaba las elecciones a favor de Hillary.

Esta fue la primera vez desde la elección del presidente Ronald Reagan en la década de en los 80’s que la presidencia de los EE.UU. cayó fuera de las manos de la facción criminal Clinton-Bush-Rockefeller. El resultado fue que la facción genocida dentro del complejo industrial militar de los EE.UU. fue reemplazada por el grupo América Primero. Este grupo ahora está luchando por completo contra la facción del calentamiento global. Es por eso que Trump anunció el abandono por parte de los EE.UU. a los Acuerdos de París.

 

Acuerdos secretos entre EE.UU. y Rusia

Las negociaciones secretas entre los militares de EE.UU. y Rusia ya también tenían lugar antes de la elección de Trump, según una fuente involucrada en estas negociaciones. Como resultado, se llegó a un acuerdo secreto en el que los rusos iban a tener una influencia enormemente mayor sobre Europa occidental y el Medio Oriente al oeste del Río Éufrates. El objetivo era básicamente ofrecer Europa a los rusos a cambio de una alianza militar entre Rusia y los EE.UU. para contrarrestar a China, según mencionan fuentes involucradas en las negociaciones.

Sin embargo, los rusos son plenamente conscientes de que tienen voto de calidad y planean usar esto para crear un sistema mundial más equitativo y multipolar según fuentes del Servicio Federal de Seguridad de la Federación Rusa.

Además, por experiencia, aprendieron que no deben confiar en los estadounidenses, pues es históricamente conocida su tendencia a decirle a sus socios lo que quieren escuchar durante las negociaciones, sólo para traicionarlos más tarde.

 

Continúan las negociaciones para forzar la rendición final de la mafia jázara

Este otoño habrá más negociaciones entre las sociedades secretas asiáticas, los rusos y el complejo industrial militar de los EE.UU. El objetivo será forzar la rendición final de la mafia jázara. También habrá negociaciones para buscar una alternativa a los acuerdos de París como forma de reorganizar la autoridad mundial de toma de decisiones financieras de acuerdo a la realidad actual.

Para que la reorganización tenga éxito, la India será el país clave que debe incluirse. La India tiene una población aproximadamente igual a la de China (1.34 millones contra 1.41 millones). Pero la población hindú es mucho más joven. Según Wikipedia más del 50 por ciento de la población de la India tiene menos de 25 años. En cambio, menos del 25 por ciento de la población de China tiene menos de 25 años. Entonces mientras que la población de China está envejeciendo rápidamente y pronto comenzará a reducirse, la India es joven y está creciendo. Además, con el primer ministro Narendra Modi, India ahora tiene una gestión económica competente y está experimentando un rápido crecimiento económico. Entonces la importancia de la India está aumentando claramente y rivalizará y posiblemente superará a la de China si las tendencias actuales continúan.

Sin embargo los acuerdos de París, que se suponía tenían que ver con las emisiones de carbono, realmente se trataban del control porcentual del sistema financiero. Los tratados otorgaban el 29.4 por ciento de los derechos de voto a China y sólo el 6.8 por ciento a la India. Si nos fijamos en esto no es de extrañar que India se sienta un poco molesta y se muestre reacia a ceder un rol financiero mundial dominante a China o participar en “La Iniciativa de la Franja y la Ruta” centrada en China.

Obviamente cualquier acuerdo sobre una nueva división económica mundial de los derechos de voto tendrá que ser mejor para la India de lo que podrían lograr los acuerdos de París. Si estas conversaciones van bien, el anhelado anuncio de un nuevo sistema financiero mundial finalmente será posible. Benjamin Fulford es reacio a dar fechas específicas, pero si las negociaciones de otoño van bien, dice, será posible algún tipo de anuncio en 2019 ó 2020.

 

Fuente:

Benjamin Fulford — The secret history of the planet Earth from 2000 to 2018.

 

Necesitamos tu ayuda...
La demanda de contenido de Mente Alternativa está creciendo, aunque las agencias y redes sociales siguen recortando nuestros ingresos y limitando el alcance de nuestras publicaciones a través de sus algoritmos de censura. Esto hace difícil que podamos continuar haciendo nuestro trabajo. Para mantenernos verdaderamente independientes, necesitamos tu ayuda. No vamos a colocar áreas de membresía en este sitio web, pues queremos que la información llegue a todas partes. Por favor considera hacer una donación. Para donar has click aquí.

banner bitcoin