Tan sólo horas después de que el presidente turco, Erdogan, exigiera a Arabia Saudita revelar el paradero de los restos del periodista Jamal Khashoggi, se encontraron partes del cuerpo pertenecientes a Khashoggi, según fuentes del diario británico Sky News, aunque la ubicación exacta no había sido aún revelada. Según un reporte publicado por el diario británico Sky News, se observaron vehículos diplomáticos saudíes moviendo partes del cuerpo de Khashoggi, enrolladas en una alfombra, hacia el jardín del cónsul general saudí. Las partes han sido encontradas e identificadas utilizando ADN, y el escritor habría sido “desmembrado” y su cara “desfigurada.” Según fuentes del periódico Veterans Today,“Gina Haspel, en representación del presidente Trump, viajó a Turquía para silenciar la historia y amenazar a los testigos. El personal de seguridad saudita seleccionó el lugar de entierro antes de la reunión de Khashoggi que, según el príncipe de la corona saudí, condujo a una “pelea accidental.” Lo que comprueba que el príncipe heredero de la corona saudita es un cínico mentiroso, como expone Ahuwah Zeus en su artículo: “Príncipes Déspotas.” Esta información fue verificada de manera pusilánime por la cadena de noticias, Russia Today, según la cual una delegación de Arabia Saudita ingresó a la residencia del cónsul general en Estambul, ante el aumento de la presión sobre el reino para explicar lo que le había ocurrido al periodista desaparecido Jamal Khashoggi: “Los investigadores turcos de la escena del crimen terminaron una búsqueda nocturna de la residencia del cónsul general y una segunda búsqueda del propio consulado en medio de los temores de Ankara de que las autoridades sauditas mataron y desmembraron a Khashoggi en la misión diplomática en Estambul.” Pero el móvil del crimen es aún más intrincado. Al menos cuatro fuentes (Red Voltaire, Sorcha Faal, Rafaél Palacios y Benjamín Fulford) describen a Khashoggi como un periodista comprometido con facciones del poder real saudita. Por un lado, dice Red Voltaire, “Jamal Khashoggi era sobrino del traficante de armas que desempeñó el papel fundamental en el caso Irán-Contras, Adnan Khashoggi (1935-2017), considerado el hombre más rico del mundo a principios de los años 1980. El propio Jamal fue protegido del ex jefe de los servicios secretos sauditas, el príncipe Turki ben Faiçal, convertido en embajador del reino en Londres.” Durante los últimos años, Jamal Khashoggi asumió la defensa de la Hermandad Musulmana y de Israel. Por eso estaba contratado por el Washington Post. Según fuentes de Red Voltaire, “varios miembros de la familia real saudita cuyas fortunas fueron parcial o totalmente confiscadas en noviembre de 2017 estaban preparando ahora un complot contra el príncipe heredero Mohamed ben Salman (conocido como «MBS») y Jamal Khashoggi estaba implicado en la conspiración.” Sorcha Faal coindice con la trama expuesta por Red Voltaire en el sentido que Kashoggi ha sido un agente de inteligencia durante décadas, y agrega que era íntimo amigo de Osama Bin Laden, por lo que conocía a la facción de la familia real saudí que participó en el 11-S y, al parecer, iba a hablar sobre ello, pues en aquel tiempo era el segundo hombre del príncipe Faisal en el servicio de inteligencia. Después de dejar su puesto, Faisal se convirtió en asesor de, nada más y nada menos, que ¡Hillary Clinton! En contraparte, Donald Trump apoya a Mohamed ben Salman, por lo que el asesinato de Kashoggi no sólo tendría conexiones indirectas con la guerra entre globalistas y nacionalistas en los EE.UU. sino que, como sugiere el periodista Rafaél Palacios, es posible que “el deseo de Trump de mostrar la verdad sobre el 11-S habría propiciado el golpe que colocó a Bin Salman en el poder, lo que le llevó a la purga de octubre del 2017 sobre la realeza de su propio país, con Faisal a la cabeza. Han sido Hillary y Faisal quienes han asesinado a Kashoggi, en definitiva, para evitar que cuente la verdad sobre el 11-S, al tiempo que acusaban a Bin Salman, para que Trump a su vez lo destituya.” Y también es posible, como sugiere Benjamín Fulford, que “el llamado asesinato del agente de la Hermandad Nazi Musulmana y columnista del Washington Post, Jamal Khashoggi, en el consulado de Arabia Saudita en Turquía, habría sido un montaje para distraer al público de la operación que está en curso para derribar a los gobiernos de Israel y Arabia Saudita…. Pues esto tiene mucho que ver con la supervivencia financiera de ciertos países (Israel, Arabia Saudita y la Corporación estadounidense en quiebra).”

 

 

‘¿Por qué no se ha encontrado todavía el cuerpo de alguien que fue asesinado oficialmente?’

Así cuestionó Erdogan a su auditorio durante su discurso en el parlamento de Turquía el martes. Además, Erdogan añadió que los 18 ciudadanos saudíes arrestados en relación con el asesinato deberían ser juzgados en Estambul.

Las circunstancias que rodearon el descubrimiento de las partes del cuerpo de Khashogli contradicen la explicación de su muerte por parte de Arabia Saudita. Según los saudíes, el cuerpo de Khashoggi fue entregado a un reparador local luego de ser envuelto en una alfombra. Aunque Erdogan no mencionó al príncipe heredero Mohammad bin Salman en su discurso, el reino y el príncipe han negado su participación.

De ser exacta esta información, el descubrimiento de los restos de Khashoggi probablemente desatará una nueva ronda de presión internacional sobre los saudíes, que han visto a inversionistas extranjeros sacar dinero de su mercado de valores, mientras que los CEOs de Wall Street y un puñado de industriales y técnicos titanes se han retirado de “Davos en el desierto.”

 

 

Cómo el polémico Jamal Khashoggi quedó comprometido

Como expone Red Voltaire, Jamal Khashoggi era sobrino del traficante de armas que desempeñó el papel fundamental en el caso Irán-Contras, Adnan Khashoggi (1935-2017), considerado el hombre más rico del mundo a principios de los años 1980. El propio Jamal fue protegido del ex jefe de los servicios secretos sauditas, el príncipe Turki ben Faiçal, convertido en embajador del reino en Londres.

Jamal pasó más tarde al servicio del príncipe Al-Waleed ben Talal, quien fue sometido a torturas durante el golpe palaciego del príncipe heredero Mohamed bin Salman, en noviembre de 2017. Durante los últimos años, Jamal Khashoggi asumió la defensa de la Hermandad Musulmana y de Israel. Por eso estaba contratado por el Washington Post.

Según fuentes de Red Voltaire, varios miembros de la familia real saudita cuyas fortunas fueron parcial o totalmente confiscadas en noviembre de 2017 estaban preparando ahora un complot contra el príncipe heredero Mohamed bin Salman (conocido como «MBS») y Jamal Khashoggi estaba implicado en la conspiración.

La informante ligada con la inteligencia rusa, Sorcha Faal, coindice con la trama expuesta por Red Voltaire en el sentido que Kashoggi ha sido un agente de inteligencia durante décadas, e íntimo amigo de Osama Bin Laden, por lo que conocía a la facción de la familia real saudí que participó en el 11-S y, al parecer, iba a hablar sobre ello, porque en aquel tiempo era el segundo del príncipe Faisal en el servicio de inteligencia. Después de dejar su puesto, Faisal se convirtió en asesor de, nada más y nada menos, que ¡Hillary Clinton!

Según el periodista Rafaél Palacios, “el deseo de Trump de mostrar la verdad sobre el 11-S propició el golpe que colocó a Bin Salman en el poder, lo que le llevó a la purga de octubre del 2017 sobre la realeza de su propio país, con Faisal a la cabeza. Han sido Hillary y Faisal quienes han asesinado a Kashoggi, en definitiva, para evitar que cuente la verdad sobre el 11-S, al tiempo que acusaban a Bin Salman, para que Trump a su vez lo destituya.”

También es posible, como sugiere Benjamín Fulford, que“el llamado asesinato del agente de la Hermandad Nazi Musulmana y columnista del Washington Post, Jamal Khashoggi, en el consulado de Arabia Saudita en Turquía, habría sido un montaje para distraer al público de la operación que está en curso para derribar a los gobiernos de Israel y Arabia Saudita…. Pues esto tiene mucho que ver con la supervivencia financiera de ciertos países (Israel, Arabia Saudita y la Corporación estadounidense en quiebra).”

 

VIDEO: Turquía investiga la casa del cónsul saudí por el caso de Khashoggi

Una delegación de Arabia Saudita ingresó a la residencia del cónsul general en Estambul, mientras aumentaba la presión sobre el reino para explicar lo que le había ocurrido al periodista desaparecido Jamal Khashoggi.

Los investigadores turcos de la escena del crimen terminaron una búsqueda nocturna de la residencia del cónsul general y una segunda búsqueda del propio consulado en medio de los temores de Ankara de que las autoridades sauditas mataron y desmembraron a Khashoggi en la misión diplomática en Estambul.

 

 

De confirmarse los hallazgos, se ratificaría la hipótesis de desmembramiento

Como publicamos en una nota el 19 de octubre, después de que el diario turco Sabah mencionara que obtuvo una grabación del consulado saudí en Estambul relacionada con la desaparición del columnista del Washington Post y crítico de la familia real saudí, Jamal Khashoggi, una fuente proveniente de Londres publicó una descripción ultra gráfica de su presunto asesinato y desmembramiento después de entrar al consulado de Arabia Saudita. El Middle East Eye, con sede en Londres, afirma saber lo que hay en la cinta, y alega que el periodista fue arrastrado a un estudio, donde fue desmembrado con una sierra para huesos mientras aún estaba vivo.

La fuente también cita a presuntos testigos que escucharon gritos desgarradores que solo se detuvieron, según los reclamos, cuando el periodista fue drogado con una sustancia desconocida. Según la grabación, Salah Muhammad al-Tubaigy, el jefe de pruebas forenses en el departamento de seguridad general de Arabia Saudita, estuvo involucrado en el asesinato, ya que se puede escuchar su voz en la grabación instando a sus colegas a escuchar música mientras desmembraban el cuerpo de Khashoggi con una sierra para huesos. La tarea tomó unos “siete minutos” para completarse. Salah Muhammad al-Tubaigy es uno de los cinco sospechosos identificados hasta ahora por la policía turca como parte de su investigación sobre la desaparición y el asesinato. Se dice que los otros tienen vínculos con el príncipe heredero de la corona saudita Mohammad bin Salman.

 

Jamal Khashoggi fue desmembrado vivo, un sicario saudita fue eliminado para encubrir el asesinato, y EE.UU. dio el visto bueno

 

Fuentes:

Sky News — Jamal Khashoggi: Saudi journalist’s body parts found, say Sky sources.

RT — Turquía investiga la casa del cónsul saudí por el caso de Khashoggi.

Red Voltaire — Jamal Khashoggi y el complot fallido contra MBS.

Rafapal — El periodista saudita Kashoggi fue asesinado por órdenes de Hillary y Al Faisal para evitar que revelara la verdad del 11-S.

RT — Turquía investiga la casa del cónsul saudí por el caso de Khashoggi.

Benjamin Fulford — La Alianza internacional está derribando el eje del mal saudí-israelí.

Veterans Today — Breaking: Khashoggi’s body parts found in garden of Saudi consul general’s home.

 

Necesitamos tu ayuda...
La censura de las agencias de publicidad y las redes sociales sigue recortando nuestros ingresos. Esto nos está haciendo difícil continuar. Por favor considera hacer una donación. Para donar has click aquí.

logo donacion