Necesitamos tu ayuda...
La censura de motores de búsqueda, agencias de publicidad y redes sociales controladas por el establishment está recortando nuestros ingresos. Esto nos está haciendo difícil continuar. Si te parece útil el contenido que publicamos, por favor ten en consideración apoyarnos con una donación económica.

En una entrevista para Rense Radio, Jay Weidner, Director de Contenido del medio de comunicación Gaia.com, explica cómo tras la quema de la biblioteca de Alejandría aparecieron referencias sobre los misteriosos seres “arcontes” en textos gnósticos diversos. Pero los poderes fácticos emplearon 1,300 años para manipular los registros y borrar a los Arcontes de nuestra historia. En 1947 algunos de estos textos fueron recuperados en vasijas de barro en Nag Hammadi, Egipto, enterrados en una cueva profunda para proteger la información que contenían. En ellos se narra la historia de lo que el pueblo gnóstico de Nag Hammadi pensaba acerca del mundo hace 2,000 años y sobre las criaturas arcónticas que se han alimentado de las energías humanas por miles de años.

 

Según Jay Weidner, la razón por la cual los textos de Nag Hammadi son tan importantes es que nadie ha podido manipularlos, no han sido alterados, destruidos u omitidos como sucedió con la Biblia, nadie ha sido capaz de distorsionarlos o destruirlos, que es lo que los poderes fácticos quisieran hacer para mantener la información y el conocimiento fuera del alcance de las masas. Por suerte, los textos de Nag Hammadi sobrevivieron, fueron traducidos correctamente, y su lectura expone un debate claro y definido de lo que son los Arcontes.

A continuación transcribimos una conversación de Jay Weidner con Rense Radio, publicada originalmente en el sitio web de Jay Weidner.

 

¿De qué tratan los 13 códices con más de 50 textos encontrados en Nag Hammadi?

Son documentos muy descriptivos de un mundo totalmente diferente al que conocemos. Las personas no se dan cuenta que hace 2.000 años existía una religión en este planeta llamada gnosticismo, que era la mayor religión en la Tierra en ese tiempo junto al hinduismo. Usted puede ir a tomar un curso universitario sobre la historia de las religiones ahora mismo y no encontrará una sola mención del gnosticismo.

Los textos de Nag Hammadi proporcionan una descripción de lo que los gnósticos creían. Gnóstico es una palabra griega que significa conocimiento – gnosis. Los gnósticos creen que la liberación sólo puede alcanzarse mediante el conocimiento, por el consumo y la evaluación de la realidad a través del conocimiento. La Biblioteca de Alejandría era dirigida por los gnósticos y ellos fueron los primeros en recoger pergaminos y libros y ensamblar esta información.

Su cultura se extendió por toda Europa y Oriente Medio. Esto fue mucho antes del advenimiento de las religiones occidentales fuera del judaísmo, que estaba más concentrado, sobre todo, en Israel. Los gnósticos predicaban que hubo una invasión que se produjo alrededor de 3.600 A.C. y, aproximadamente unos 1.600 años antes de que los textos de Nag Hammadi fueran enterrados. Ellos escribieron que esta invasión era como un virus y, de hecho, estaban fuertemente presionados a describirla. Los seres que llevaron a cabo esta invasión fueron llamados Arcontes.

Estos Arcontes tenían la habilidad de duplicar la realidad, para engañarnos. Estaban celosos de nosotros porque nosotros tenemos una esencia de algún tipo, un alma, que ellos no poseen, y los textos de Nag Hammadi describen a los Arcontes. Uno se parece a un reptil y el otro se ve como un bebé o un feto no formado. Está, en parte, vivo y parcialmente no-vivo, y tiene piel gris y ojos oscuros, inmóviles.

Los Arcontes han duplicando la realidad para que cuando la adquirimos creamos que la duplicada, es decir el falso estado de la realidad, es la verdadera realidad. De ese modo ellos se convierten en los vencedores de esta manipulación de nuestra percepción de la realidad.

 

¿Cómo es que los arcontes duplican la realidad? ¿Es mediante el uso de la conciencia?

Según los textos, se pueden meter en la gente y pueden manipular a las paersonas para hacer cosas muy repentinamente, que son muy raras. Pero también son responsables del deterioro de la cultura, tan diferente de la cultura de los antiguos griegos o chinos, y que hoy en día no es más que la fachada barata de una cultura. Como la presencia arcóntica se ha extendido por toda la tierra y se ha intensificado en el siglo XX, se puede ver que ellos son responsables de la dispersión y la fealdad de masas que está en todas partes. La televisión es un ejemplo de imitación arcóntica.

Los seres humanos son imitados en la televisión, pero la imitación es alterada y casi siempre es obscena y lo profana, ya que los Arcontes no sólo no entienden lo sagrado, sino que lo odian. Están celosos del mundo natural y de los seres humanos con el mundo natural. Además, sobre las relaciones sexuales: las parejas de enamorados los hacen enojar y les encanta la violencia y se excitan sexualmente por la cólera, la guerra y la muerte. Ellos crean las guerras para consumir la energía de los moribundos.

jay weidner

Jay Weidner, Director de Contenido del medio de comunicación Gaia.com.

¿En estos textos los Arcontes han sido descritos viniendo a la Tierra, hay alguna referencia a su modo de tránsito o de viaje?

Se supone que viven o están al acecho fuera de los planetas interiores, es decir, cerca de Saturno en nuestro sistema solar. Los gnósticos pensaban que Jehová era un alienígena, de fuera del planeta, un demonio y un dios falso –un Arconte enmascarado– duplicando la realidad. Los gnósticos creían en Dios, creían en lo que llamaban el único y verdadero Dios y así es como siempre lo definieron. Creo que muchas de las historias de Jesús son, en realidad, mitos gnósticos acerca de una posible rebelión contra los Arcontes, que se vinieron abajo muy severamente debido a esto.

Así que los Arcontes fueron liberados, de alguna manera, de una prisión –y esto es probablemente de lo que trata El Libro de Enoc – donde dijo que tomó los demonios y los encerró en una caja, pero que volverían al final del tiempo. Jesús estaba muy interesado en relacionar la idea de que algo iba a suceder al final de los tiempos.

Así que usted ve esta ilusión sucediendo, y luego también están las tablillas cuneiformes traducidas por Sitchin que indican que los Anunnaki son probablemente también los Arcontes. De modo que podemos aprender más acerca de los Arcontes leyendo sobre los Anunnaki de manera comparativa, pues las tablillas indican que ellos vinieron aquí y nos alteraron genéticamente utilizando nuestro ADN de modo que pudieran volvernos esclavos. De este modo es posible elaborar un cuadro hipotético sólido de lo que son estas fuerzas Arcónticas.

Ellos fueron de alguna manera exitosamente sofocados, y luego comenzaron su reaparición y están tan cerca de ser inmortales que ahora se puede entender que su plan fuese tan preciso. Ellos sólo necesitaban tiempo para ganar poder, pues el pueblo de la Tierra estaba formado esencialmente por gnósticos que les resistieron y no creían en la “religión” que estaba siendo impuesta sobre ellos y en la que debían temer de un dios iracundo, un dios de guerra llamado Jehová.

Con el tiempo, las fuerzas de Jehová conquistaron hasta al último gnóstico y ahora están casi en control del sistema y se están preparando para la final y alegre orgía sarcástica de la desesperación y el horror impuesto a los seres humanos, que es lo que les gusta a ellos. Así, siguiendo a Tim Rifat y su horrenda descripción de lo que está a punto de suceder, todo resulta congruente y muy preciso porque eso es exactamente lo que quieren que ocurra.

Cuando realicé un programa para el History Channel el año pasado, lo hice para que no acabara haciendo que la gente tuviera temor. Lo filmé de tal manera que no tuviera ninguna secuencia de miedo. Pero los otros productores actuaron a mis espaldas y filmaron más imágenes sin mi conocimiento manipulando el programa para dar lugar a dos horas de miedo escalofriante del que acabé siendo coproductor.

Los arcontes son la cabeza de una importante red de comunicación. Creo que los arcontes están involucrados en algún bizarra pornografía, donde están aquí y nos están pervirtiendo y disfrutando de cada segundo final de ello, y nosotros estamos dejando que suceda, y no sé si hay algún escape de esto, porque ahora han hecho casi deseable ser violento y pervertido.

Rense: Pregunte a cualquier persona joven lo que es su vida, y usted escuchará mucho de lo que está describiendo Jay Weidner. Hubo una noticia que publica que el promedio de jóvenes de 14 años de edad ven una hora y media de pornografía dura a la semana.

 

Las actividades de los arcontes podrían estar vinculadas a las de los sionistas de nuestros tiempos, ¿pero por cuánto tiempo han estado a nuestro alrededor?

Están áltamente organizados y más allá de los humanos. Esa es una de mis razones para ahondar más profundamente en el tema, y lo que pude ver es que la organización era demasiado eficaz y también trans-generacional para ser terrenal, y aquí es cuando me encontré con el libro de John Lamb Lash, el cual recomiendo, llamado “No a su imagen” ( Not in His Image) que trata del Nag Hammadi y los Arcontes.

Debemos entender que es posible darse cuenta de cuáles ideas son las verdaderas por mucho que estén reprimidas. Cuando se suprime una idea, una lengua, una forma de ser o un individuo, es porque ha accedido a la verdad o porque el individuo está retratando la verdad. Es por eso los gnósticos fueron completamente borrados del mapa. Pues se trataba de un grupo de personas que estaban exponiendo que estaban siendo invadidos por estos arcontes duplicadores, y por eso fueron borrados de la historia. Ellos fueron exterminados por completo. Los llamaron paganos y de otras formas. Pero los gnósticos tenían mucho conocimiento. Ellos sabían que en el centro de la galaxia había millones de estrellas, sabían cuán lejos estaba el sol de la Tierra. Eran gente increíblemente avanzada pero su contracorriente, la religión de este dios-de-guerra Jehová, se propagó a través del mundo entero que ahora va a quemarse en una conflagración donde los seguidores de las religiones de Jehová se van a asesinar unos a otros.

Me duele decirlo, pero todos hemos sido engañados. La idea entera de que algún tipo de Mesías va a venir a salvarnos es un truco de los Arcontes para hacerle creer a usted que no tiene nada que hacer con su situación actual. Tal vez llegará alguna fuerza sobrenatural, pero yo creo que hay que ver cómo ocurrió esta opresión y por qué fue borrada de la historia.

Cuando uno mira hacia atrás en la historia se da cuenta que los cristianos tempranos, desde la época de Jesús hasta la época de Constantino en el 310 D.C., predicaban que no adoraban a Jehová, sino que rendían culto al Dios verdadero. Se podría argumentar que los primeros cristianos eran realmente gnósticos seguidores de Jesús, en lugar de lo que nosotros llamamos cristianos hoy en día.

Todo el Nuevo Testamento fue completamente reescrito por Constantino, y toda la información sobre los Arcontes fue quitada, y las ideas de Jehová siendo un dios cruel fueron reducidas. Este es un hecho. Los textos de Nag Hammadi son más antiguos que el Nuevo Testamento, por 400 años. El Nuevo Testamento que tenemos hoy no fue inventado hasta alrededor del 350 D.C. Cuando usted regresa al Nag Hammadi, éste no tiene el factor pecado; ellos dicen lo que realmente piensan.

Hay que ser cuidadosos con el tema de que alguien que vendrá aquí a salvarnos, ya sea si se trata de la segunda venida de Cristo, de un maestro espiritual, o de extraterrestres, pues podría tratarse del engaño más dañino de todos. Los Arcontes parecen estar haciendo su gran movimiento ahora, en este tiempo. Usted puede encontrar información sobre la Biblioteca de Nag Hammadi en Internet, que es el registro vivo del gran movimiento gnóstico, que como los templarios fueron borrados arbitrariamente de la historia de la humanidad.

 

 

Fuentes:

1. Rise of the Archons: An interview with Jay Weidner on Rense Radio.

2. Aida. La Rebelión de los Arcontes.” Ellos crean las guerras para consumir la energía de los moribundos.”

 

 

Los contenidos publicados son responsabilidad de su autor y no necesariamente reflejan el punto de vista de Mente Alternativa.