El gobierno de Estados Unidos está furioso por el apoyo prestado por Valdimir Putin a Venezuela, y dijo que “habrá terribles consecuencias.” El 25 de marzo, menos de un día después de que dos aviones de la Fuerza Aérea de Rusia aterrizaran en Venezuela con casi 100 soldados, el sistema antimisiles S-300, y un oficial de defensa ruso, se detectó un nuevo corte de energía que afectó al 57% de la nación bolivariana, según informó el Observatorio de Internet Netblocks. Este es el tercer corte de energía verificado este mes, y el Ministerio de Defensa de Venezuela prometió desplegar fuerzas armadas para proteger el sistema nacional de electricidad en respuesta a los cortes anteriores. El presidente Nicolás Maduro culpó a Washington por las interrupciones anteriores, alegando a través de Twitter que la administración Trump estaba involucrada en una “guerra eléctrica” que fue “anunciada y dirigida por el imperialismo estadounidense contra nuestro pueblo.” El secretario de Estado Mike Pompeo negó el cargo. En mayo de 2017, el analista Thierry Meyssan predijo que los Estados Unidos, Gran Bretaña e Israel tenían planeada “una «primavera» al estilo de las «primaveras árabes» en América Latina, para la cual intentarán desestabilizar a sus países a través de identidades locales, empezando por Venezuela.” En enero de 2019, dos semanas antes de la autoproclamación de Juan Guaidó como presidente interino de Venezuela, Thierry Meyssan esbozó —con más detalle— las fases de un terrible plan de destrucción que Estados Unidos tenía proyectado para la Cuenca del Caribe, días después de que el presidente Trump anunciara la retirada de las tropas ‎estadounidenses desplegadas en el «Medio Oriente ampliado» (la cual no ha cumplido). Meyssan fue enfático al decir que el Pentágono seguía adelante con la ‎aplicación del plan intervensionista Rumsfeld-Cebrowski: “Ahora se trata de destruir los Estados en los ‎países de la «Cuenca del Caribe». Pero el objetivo ya no es el mismo que en los ‎años 1970, cuando Washington se esforzaba por derrocar los gobiernos que ‎se acercaban a la Unión Soviética. Ahora se trata de destruir los Estados en los países ‎de esa región, sin importar que sean amigos o adversarios políticos de Estados Unidos… Si mi análisis es correcto –y por ahora todo parece indicar que sí lo es– hay que prepararse para ‎una guerra, no sólo en Venezuela sino en toda la Cuenca del Caribe. Nicaragua y Haití también ‎están desestabilizados”, advierte Meyssan. “Esa guerra será impuesta desde el exterior, y su objetivo ya no será derrocar gobiernos de ‎izquierda para reemplazarlos por los partidos de derecha, aunque así lo indiquen las apariencias.

 

Congreso de EEUU prepara declaración de guerra contra Venezuela y Rusia

Como informó la cadena de noticias Telesur, la Cámara de Representantes del Congreso de los Estados Unidos aprobó el 25 de marzo un proyecto de ley para evaluar la influencia de Rusia en Venezuela, así como sus implicaciones para los Estados Unidos y sus aliados. La legislación requeriría que el Departamento de Estado de EE.UU. proporcione una evaluación de amenazas y un enfoque estratégico para abordar la cooperación militar de Rusia en Venezuela.

Históricamente, Estados Unidos ha emitido legislaciones de este tipo cada vez que busca justificar una invasión armada, como en las guerras de Oriente Medio.

 

Las tropas venezolanas ya están siendo entrenadas por Rusia

Funcionarios militares rusos llegaron a Venezuela el 25 de marzo para hablar sobre mantenimiento de equipos, capacitación y estrategia, dijeron funcionarios de ambos países.

La actual llegada de militares rusos a la República Bolivariana se produce menos de una semana ‎después de una reunión sobre Venezuela entre el enviado de Estados Unidos para Venezuela, ‎Elliot Abrams, y el viceministro ruso de Exteriores, Serguei Riabkov. ‎Por su parte, el gobierno de Estados Unidos está furioso por el apoyo prestado por Valdimir Putin a Venezuela, y dijo que “habrá terribles consecuencias.”

 

Maduro culpa a EEUU por apagón, pues está furioso por la ayuda de Rusia a Venezuela

El 25 de marzo, menos de un día después de que dos aviones de la Fuerza Aérea de Rusia aterrizaran en Venezuela con casi 100 soldados, el sistema antimisiles S-300 y un oficial de defensa ruso, se detectó un nuevo corte de energía que afectó al 57% de la nación bolivariana, según informó el Observatorio de Internet Netblocks.

 

 

Este es el tercer corte de energía verificado este mes, y el Ministerio de Defensa de Venezuela prometió desplegar fuerzas armadas para proteger el sistema nacional de electricidad en respuesta a los cortes anteriores. El presidente Nicolás Maduro culpó a Washington por las interrupciones anteriores, alegando a través de Twitter que la administración Trump estaba involucrada en una “guerra eléctrica” que fue “anunciada y dirigida por el imperialismo estadounidense contra nuestro pueblo.”

 

Contexto de la crisis en Venezuela

En mayo de 2017, el analista Thierry Meyssan advirtió que los Estados Unidos, Gran Bretaña e Israel tenían planeada “una «primavera» al estilo de las «primaveras árabes» en América Latina, para la cual intentarán desestabilizar a sus países a través de identidades locales, empezando por Venezuela.”

En enero de 2019, dos semanas antes de la autoproclamación de Juan Guaidó como presidente interino de Venezuela, Thierry Meyssan esbozó —con más detalle— las fases de un terrible plan de destrucción que Estados Unidos tenía proyectado para la Cuenca del Caribe, días después de que el presidente Trump anunciara la retirada de las tropas ‎estadounidenses desplegadas en el «Medio Oriente ampliado».

Más allá de la conocida afiliación bipolar de Trump con el sionismo y la nobleza negra, Meyssan fue enfático al decir que el Pentágono seguía adelante con la ‎aplicación del plan intervensionista Rumsfeld-Cebrowski: “Ahora se trata de destruir los Estados en los ‎países de la «Cuenca del Caribe».

En otro artículo, publicado el 12 de febrero en Red Voltaire, Thierry Meyssan retoma las tres hipótesis que tratan de interpretar la situación actual y expone argumentos en favor ‎de una de ellas mientras dilucida las claves para enfrentar la crisis en Venezuela, así como la estrategia de Estados Unidos y la manera de ‎afrontarla.

“Si mi análisis es correcto –y por ahora todo parece indicar que sí lo es– hay que prepararse para ‎una guerra, no sólo en Venezuela sino en toda la Cuenca del Caribe. Nicaragua y Haití también ‎están desestabilizados, advierte Meyssan. “Esa guerra será impuesta desde el exterior. Su objetivo ya no será derrocar gobiernos de ‎izquierda para reemplazarlos por los partidos de derecha, aunque así lo indiquen las apariencias.

En el desarrollo de los acontecimientos se perderán las distinciones entre esos bandos. Poco ‎a poco, todos los sectores de la sociedad se verán amenazados, sin distinción de ideología ni de ‎clase social. Asimismo, los demás países de la región no podrán mantenerse al margen para escapar a la ‎tempestad. Los que crean que lograrán protegerse sirviendo de base de retaguardia a las ‎operaciones militares también serán parcialmente destruidos.”

 

Crisis en Venezuela: Cómo el gobierno en la sombra usa jesuitas y masones para dividir y controlar naciones

 

Fuentes:

Zero Hedge — Venezuela Plunged Into Darkness Hours After Russian Troops Arrive.

Telesur English — Hypocrites Much? US Government to Assess Russian ‘Influence’ in Venezuela.

Mente Alternativa — Venezuela se prepara para la guerra, recibe militares rusos y el sistema antiaéreo s-300.

Necesitamos tu ayuda...
La censura de las agencias de publicidad y las redes sociales sigue recortando nuestros ingresos. Esto nos está haciendo difícil continuar. Por favor considera hacer una donación. Para donar has click aquí.

logo donacion