Redes Sociales

Hola, ¿qué deseas buscar?

Ciencia y Tecnología

Anomaly 6: Tecnología de espionaje británica impulsa la guerra delegada en Ucrania y pone en peligro a la población civil

Archivos filtrados a The Grayzone revelan que la Agencia de Inteligencia de Defensa (DIA) británica ha utilizado la tecnología de la empresa de espionaje Anomaly 6 —que también cuenta con la capacidad de espiar y dar seguimiento a los movimientos de prácticamente cualquier teléfono inteligente en la Tierra— para vigilar y rastrear en tiempo real los movimientos del personal militar y de inteligencia ruso. Mediante una agresiva recolección de datos, la tecnología ha permitido planificar ofensivas militares y ataques de artillería, asesinatos, reclutamiento de activos y otras medidas. Los servicios de Anomaly 6 se prestan a los soldados y espías británicos a través de Prevail Partners, una empresa militar privada que The Grayzone ha revelado como el brazo armado de Whitehall para llevar a cabo su guerra delegada en Ucrania. La empresa ha construido un ejército secreto de terror partisano en nombre de Kiev, y ayudó a planificar el bombardeo del puente de Kerch por los servicios de Ucrania. Estos son sólo algunos de los innumerables escenarios en los que la tecnología de Anomaly 6 podría haberse ejecutado. Ahora, The Grayzone revela cómo Prevail está explotando Anomaly 6 para proporcionar “inteligencia que permita tomar decisiones a la arquitectura de defensa y seguridad del Reino Unido”. Anomaly 6 falsea la identidad de los objetivos, poniendo en grave peligro a inocentes. Los archivos filtrados plantean serias dudas sobre si la tecnología de Anomaly 6 se ha utilizado a lo largo del conflicto ucraniano en una serie de operaciones selectivas contra personas e infraestructuras concretas. Si así ha sido, Gran Bretaña tiene la responsabilidad última del resultado de estas perturbadoras acciones, que en algunos casos equivalen a crímenes contra la humanidad. Anomaly 6 comercializa su tecnología como impecablemente precisa, mientras acapara cantidades masivas de datos privados y apunta a individuos inocentes, pintándolos falsamente como riesgos para la seguridad nacional. Y no es sólo la DIA de Londres la que puede explotar los productos de la empresa, por cortesía de Prevail. También pueden hacerlo el Cuartel General Conjunto Permanente de Gran Bretaña, diversas unidades de espionaje militar de élite, fuerzas especiales como el SAS y el SBS, el GCHQ, el MI5 y el MI6.

 

La alianza entre el MI6, la CIA y los banderistas: El ‎resurgimiento del racialismo nazi en Ucrania

 

Por Kit Klarenberg

El 6 de diciembre, The Grayzone reveló cómo las agencias militares y de inteligencia británicas estaban desplegando tecnología creada por la oscura empresa de inteligencia privada Anomaly 6 para espiar ilegalmente a ciudadanos de todo el mundo.

La tecnología de esta empresa convierte a todos los individuos de la Tierra en objetivos potenciales de vigilancia y/o reclutamiento de activos mediante el seguimiento de los movimientos de sus teléfonos inteligentes. Anomaly 6 incrusta software de seguimiento en aplicaciones populares y, a continuación, corta a través de capas de datos teóricamente anónimos para descubrir una gran cantidad de información sensible sobre el propietario de un dispositivo.

Los servicios de Anomaly 6 se prestan a los soldados y espías británicos a través de Prevail Partners, una empresa militar privada que The Grayzone ha revelado como el brazo armado de Whitehall para llevar a cabo su guerra delegada en Ucrania. La empresa ha construido un ejército secreto de terror partisano en nombre de Kiev, y ayudó a planificar el bombardeo del puente de Kerch por los servicios de Ucrania.

Ahora, Grayzone revela cómo Prevail está explotando Anomaly 6 para proporcionar “inteligencia que permita tomar decisiones a la arquitectura de defensa y seguridad del Reino Unido”.

Archivos filtrados anónimamente a este medio revelan que la Agencia de Inteligencia de Defensa (DIA) británica ha utilizado la tecnología de Anomaly 6 para vigilar y rastrear en tiempo real los movimientos del personal militar y de inteligencia ruso, tanto en grupo como individualmente. Mediante una agresiva recolección de datos, la tecnología ha permitido planificar ofensivas militares y ataques de artillería, asesinatos, reclutamiento de activos y otras medidas.

Los archivos filtrados plantean serias dudas sobre si la tecnología de Anomaly 6 se ha utilizado a lo largo del conflicto ucraniano en una serie de operaciones selectivas contra personas e infraestructuras concretas. Si así ha sido, Gran Bretaña tiene la responsabilidad última del resultado de estas perturbadoras acciones, que en algunos casos equivalen a crímenes contra la humanidad.

Como ya ha demostrado The Grayzone, Anomaly 6 comercializa su tecnología como impecablemente precisa, mientras acapara cantidades masivas de datos privados y apunta a individuos inocentes, pintándolos falsamente como riesgos para la seguridad nacional. El torpe enfoque de la empresa plantea el riesgo evidente de que el aparato de inteligencia militar británico identifique erróneamente a ciudadanos rusos y ucranianos, con consecuencias peligrosas, si no mortales.

 

La inteligencia militar británica rastrea a los rusos “en tiempo real”

Cuando Rusia invadió Ucrania en febrero de 2022, Anomaly 6 ya estaba prestando sus servicios de vigilancia al Ministerio del Interior británico a través de Prevail. En el transcurso de varios meses, la firma acumuló una cuenta multimillonaria.

Anomaly 6 vendió su tecnología a Gran Bretaña como un medio innovador para seguir los movimientos de los refugiados recién llegados al país. Sin el conocimiento ni el consentimiento de los inmigrantes, se les dirigía a través de “puertas pasivas de recogida de datos” en cuanto se registraban en los centros de inmigración. A continuación, se marcaban sus teléfonos para vigilarlos con la esperanza de que pudieran conducir a las autoridades hasta bandas de delincuentes y traficantes de personas.

 

1

 

Es probable que esta connivencia haya sido completamente ilegal según las leyes de protección de datos y el Convenio Europeo de Derechos Humanos.

Tan pronto como Moscú lanzó su operación militar, el gobierno británico profundizó su implicación con Anomaly 6. La Agencia de Inteligencia de Defensa de Londres instigó lo que denominó “Proyecto MATTERHORN”, un ensayo de seis semanas en el que Prevail proporcionó a Anomaly 6 “datos de telemetría comercial basados en la localización” en Bielorrusia, Rusia y Ucrania.

 

2

 

Seis semanas después, Prevail escribió a la DIA esbozando los costes de paquetes de prórroga de tres y seis meses. Al parecer, la Agencia aceptó la segunda oferta: dos días después de recibir la propuesta de Anomaly 6, la empresa presentó a Prevail una propuesta y un contrato detallados.

Por 708.750 dólares a lo largo del periodo de medio año, Anomaly 6 fue contratada para proporcionar “una fuente de datos específicos de cada país que contenga datos de telemetría comercial de primera parte recopilados y entregados a una infraestructura basada en la nube dirigida por el cliente”. Si la DIA lo requiriese, podrían añadirse “países, regiones o consultas adicionales” en cualquier momento del contrato.

 

3

 

No es difícil entender por qué los servicios de Anomaly 6 fueron considerados tan valiosos por la DIA. Los archivos revisados por The Grayzone incluyen estudios de casos que muestran cómo la tecnología de la compañía se utilizó tanto antes como después de la invasión rusa “para obtener una comprensión en tiempo real / casi en tiempo real de la disposición” de las “tropas, equipos y materiales letales” rusos.

Por ejemplo, Anomaly 6 rastreó la acumulación militar de Moscú antes de la invasión, a partir de abril de 2021. Mediante la recopilación de señales de datos de teléfonos inteligentes generadas en una zona de entrenamiento militar rusa al sur de Voronezh, la empresa identificó más de 100 dispositivos que se habían utilizado en la instalación, y pudo determinar un claro “patrón de vida”, incluidas las direcciones de los domicilios (o “lugares de descanso”), las zonas y sitios visitados con frecuencia y los lugares de trabajo de cada usuario.

 

4

 

Esta información, sugirió Anomaly 6, podría utilizarse para “observar los movimientos de tropas en una posible zona de conflicto”, y mucho más: “la combinación de estos datos con otros conjuntos de datos clasificados y de código abierto capacita y empodera aún más al cliente para permitir el éxito de los resultados de la misión”.

El spyware de Anomaly 6 también se ha desplegado para “corroborar” informes sobre “sirios entrenados por Rusia” en el conflicto, cruzando datos para encontrar smartphones activos en Siria en 2021 que supuestamente se detectaron en Ucrania en marzo de 2022. Algunos fueron rastreados hasta el centro de entrenamiento de Voronezh, que la compañía especuló que “podría ser un punto de escala para integrar a los sirios en las fuerzas rusas en el eje de Kharkiv.”

“Se trata principalmente de dispositivos individuales, pero es muy probable que sean indicativos de grupos más grandes. Es muy probable que haya más sirios en estos lugares”, conjeturó Anomaly 6.

 

5

 

Sin embargo, la empresa no consideró la posibilidad de que, de hecho, hubiera rastreado los dispositivos de asesores militares rusos destinados en Damasco antes de dirigirse a Ucrania. Incluso los principales grupos de reflexión occidentales han descartado la propuesta de que los combatientes sirios hayan estado activos en el teatro de operaciones ucraniano. Sólo en los últimos meses de este año Rusia desplegó formalmente tales fuerzas.

 

 

Anomaly 6 falsea la identidad de los objetivos, poniendo en grave peligro a inocentes

En otros casos, Anomaly 6 afirma haber logrado una capacidad de identificación de objetivos muy precisa. Por ejemplo, la empresa rastreó el dispositivo de un solitario “combatiente de la milicia chechena” y localizó “un dispositivo de hardware asociado con el Centro Aeroespacial y de Geointeligencia del GRU”.

 

imagen

 

Antes de la invasión rusa, el dispositivo visitó una ubicación del GRU en Rostov del Don, el Kremlin en Moscú y una ubicación no identificada en Unecha”, afirmaba una presentación de Anomaly 6. “El dispositivo estuvo entonces activo en Donetsk, Ucrania, habiendo cruzado la frontera en una fecha y hora desconocidas”.

Este individuo parecía muy consciente del riesgo de ser rastreado a través de su teléfono móvil. Anomaly 6 tuvo dificultades para identificar adecuadamente su “patrón de vida”, que se dice que potencialmente significa “alguna habilidad o conciencia de seguridad de las comunicaciones”. No obstante, los datos que pudieron recogerse destacaban un lugar de Donetsk que habían visitado “más que ningún otro”, lo que llevó a la empresa a especular que estaba “vinculado a la actividad del GRU ruso o de las Fuerzas Avanzadas.”

Anomaly 6 tuvo más suerte en el seguimiento de otro individuo cuyo dispositivo apuntaba a un “patrón de vida” consistente con alguien “llevando a cabo una actividad relacionada con la invasión.” Sus movimientos indicaban que vivía y trabajaba en Moscú, lo que hacía que sus viajes a Ucrania fueran “interesantes en comparación con los movimientos habituales de las fuerzas” a ojos de los analistas de la firma. Anomaly 6 identificó una zona de Donetsk que habían visitado que “posiblemente se utilizaba para Mando y Control, enlace y gobierno”, especulando que el dispositivo en cuestión estaba “relacionado con la diplomacia o la inteligencia.”

 

7

 

Aunque este nivel de detalle parece impresionante, Anomaly 6 bien podría haber identificado erróneamente al menos algunos de sus objetivos, e incluso los lugares que aparentemente visitaron. Un estudio de caso filtrado de Anomaly 6 expuesto por The Grayzone pretende documentar la identificación por parte de la empresa del smartphone de un experto en física nuclear con sede en Estados Unidos que realizó “múltiples viajes a Corea del Norte” entre marzo y agosto de 2019.

Anomaly 6 esbozó cómo desenterró el nombre del académico, su dirección, estado civil, empleador y fotos de sus hijos, junto con las escuelas y universidades a las que asistió, vinculando su teléfono inteligente a los sitios que visitó en todo Estados Unidos. La empresa creía que los supuestos viajes del académico a Pyongyang lo convertían en un importante peligro para el contraespionaje o en un activo de inteligencia listo para ser reclutado.

Sin embargo, cuando The Grayzone se puso en contacto con el académico, éste negó fervientemente que él o su smartphone hubieran estado nunca en Corea del Norte. Puede que fueran sinceros, ya que los datos de geolocalización de los teléfonos inteligentes pueden ser muy imprecisos. Si es así, el académico y su familia fueron colocados en el punto de mira de los clientes de Anomaly 6 sobre la base de un análisis mal hecho. En una zona de guerra activa, un error como éste puede costar vidas inocentes.

 

Gran Bretaña endurece la determinación de Estados Unidos a todos los niveles”.

El 20 de agosto, el Servicio de Seguridad de Ucrania (SBU), entrenado por la CIA, asesinó a Daria Dugina, hija del filósofo nacionalista ruso Aleksandr Dugin, desplegando un coche bomba para matarla mientras viajaba por un suburbio de Moscú. El asesinato selectivo pretendía ser un mensaje para el presidente ruso Vladimir Putin, a quien los medios de comunicación occidentales han presentado falsamente como un ávido alumno de Dugin, a pesar de no haberle conocido nunca.

Teniendo en cuenta lo que se sabe sobre la operación para asesinar a la hija de Alexander Dugin, Daria Dugina, la naturaleza del software espía de Anomaly 6 y la relación de Prevail con el SBU, la cuestión de si la tecnología de la empresa se utilizó para rastrear a ambos es ineludible.

 

La mano escondida detrás del terrorismo: ¿Quién está detrás de los atentados contra Abe. Dugina, Kirschner, y las masacres de Buffalo, Nueva Zelanda y Ucrania?

 

También hay que considerar si informó a la rama del SBU en Odessa de cuándo desencadenar el atentado con camión bomba contra el puente de Kerch. El intento de asesinar a los líderes de la Corporación Espacial Estatal Rusa, Dmitry Rogozin y Artyom Melnikov, mientras cenaban en un restaurante de Donetsk, parece haberse basado en una tecnología de rastreo muy parecida a la de Anomaly 6.

Luego están los escuadrones de la muerte del neonazi Batallón Azov, que persiguen frenéticamente a los “colaboradores” en el territorio anteriormente ocupado por Rusia. ¿También a ellos se les ha concedido el uso del software espía de Anomaly 6?

Estos son sólo algunos de los innumerables escenarios en los que la tecnología de Anomaly 6 podría haberse ejecutado. Y no es sólo la DIA de Londres la que puede explotar los productos de la empresa, por cortesía de Prevail. También pueden hacerlo el Cuartel General Conjunto Permanente de Gran Bretaña, diversas unidades de espionaje militar de élite, fuerzas especiales como el SAS y el SBS, el GCHQ, el MI5 y el MI6.

La implicación de Prevail en la trama del atentado del puente de Kerch demuestra ampliamente la absoluta falta de reparos de la empresa ante las víctimas civiles y su claro interés en los actos terroristas. En un principio propuso ir más lejos de lo que realmente ocurrió, haciendo explotar un barco cargado de nitrato de amonio bajo la estructura. La empresa citó con aprobación la carnicería causada por la explosión de Beirut en 2020, que mató a cientos, hirió a miles e infligió miles de millones en daños, como ejemplo a emular.

Como tal, parece inconcebible que los veteranos de las fuerzas especiales británicas que dirigen Prevail no estén entusiasmados con la idea de guiar las empresas más violentas de Kiev, o que no se atrevan a llevar a cabo tales actos ellos mismos.

El intercambio de inteligencia entre Washington y Ucrania es bien conocido y ha resultado fundamental para la ejecución de una serie de operaciones y acciones contraofensivas exitosas. Sin embargo, la Casa Blanca afirma respetar unos límites estrictos sobre lo que revela y cuándo lo hace, con el fin de evitar una guerra más amplia con Moscú. Esto ha incluido la prohibición de proporcionar información sobre objetivos de precisión a altos cargos rusos por su nombre.

En el caso de Londres no parecen existir tales reservas o restricciones. De hecho, la postura de gran parte del gobierno, los servicios de inteligencia y el ejército británicos parece ser que la guerra por poderes debe intensificarse tanto y tan a menudo como sea posible. Dentro de los círculos militares y de inteligencia de Londres, cualquier ejercicio de prudencia por parte de la administración Biden es visto como un reflejo de cobardía.

El 16 de diciembre, el primer ministro Rishi Sunak exigió una auditoría del progreso de la guerra en Ucrania hasta la fecha. La revelación despertó intensos temores en Whitehall de que el nuevo primer ministro pudiera emular y exacerbar así la “prudencia” de la administración Biden. Una fuente anónima reveló entonces a la BBC que Londres había “endurecido la determinación de Estados Unidos a todos los niveles”, mediante “presiones”.

“No queremos que Rishi refuerce la cautela de Biden. Queremos que [siga] presionando como lo hizo Boris”, explicaron.

El veterano militar británico Chris Donnelly se hizo eco de esta perspectiva en un escalofriante correo electrónico enviado al brigadier Julian Buczacki, de la 1ª Brigada de Inteligencia, Vigilancia y Reconocimiento del ejército británico, horas después del asalto al puente de Kerch. Donnelly fue una de las fuerzas motrices de ese ataque y dio instrucciones a sus subordinados para que elaboraran los planos del mismo. También es el cerebro del ejército secreto de terror ucraniano de Prevail.

Invitado a servir como asesor “experto” de alto nivel en “escalada” al Jefe del Estado Mayor de la Defensa de Londres, Donnelly condenó el enfoque supuestamente cuidadoso de Biden hacia el conflicto como “tan imprudente que cuesta creerlo”, y “la palabra opuesta a ‘disuasión'”.

Con los dirigentes políticos de Londres sometidos a una presión implacable para que acepten la visión radical del conflicto de Donnelly, parece casi seguro que el Reino Unido buscará nuevos y más descarados medios de provocar a Rusia para que aumente la escalada. Las fuerzas reunidas en torno a Prevail están decididas a tirar la cautela al viento, aunque eso signifique tentar a un invierno nuclear.

 

Andrey Fursov: Crisis del capitalismo, bio-tecnofascismo, operaciones especiales y transición al orden multipolar basado en macrozonas

 

Fuente:

Kit Klarenberg, en The Grayzone: British-run spy tech powers Ukraine proxy war, putting civilians at risk.

Contenidos

Por Mente Alternativa Fuentes diplomáticas de Oriente Medio informan de que Londres está utilizando a sus agentes para prolongar aún más el conflicto palestino-israelí...

Contenidos

La entidad sionista de “Israel” es un oscuro legado del arrogante y depredador colonialismo británico que, desde el día de su injusta declaración como...

Contenidos

Por Mente Alternativa El 9 de abril el ministro de exteriores británico, barón Lord David Cameron, anunció que el Reino Unido seguirá armando a...

Contenidos

Empresas militares privadas de Estados Unidos (bajo la dirección la Administración Federal Antidrogas y FBI) están reclutando en las cárceles a representantes de los...

Archivos

Publicidad siguenos en telegram