Necesitamos tu ayuda...
La censura de motores de búsqueda, agencias de publicidad y redes sociales controladas por el establishment está recortando nuestros ingresos. Esto nos está haciendo difícil continuar. Si te parece útil el contenido que publicamos, por favor ten en consideración apoyarnos con una donación económica.

La influencia de Washington en América Latina, su llamado “patio trasero”, ha alcanzado un nuevo nivel de crisis a medida que los gobiernos neoliberales y reaccionarios que han sido respaldados por Estados Unidos y el presidente Donald Trump se ven amenazados por la movilización popular y los levantamientos o por las derrotas electorales, según escribe Paul Antonopoulos en un artículo publicado en Global Research Institute.

Se sabe que, a lo largo de la historia, los linajes de la nobleza negra siempre han controlado a ambos bandos en todo conflicto en el viejo y el nuevo continente. Y América Latina no es la excepción. Por ejemplo, se ha documentado cómo jesuitas y masones operan en el intento de cambio de régimen en Venezuela, así como su oportuna intromisión en los incendios de Amazonas. Por lo que las sospechas que despiertan artículos como el de Paul Antonopoulos radican en que muchos de estos movimientos “liberadores”, aunque auténticos por el hartazgo de la gente, son evidentemente manufacturados precisamente para generar caos, algo que las élites buscan para moldear las democracias en América Latina y militarizarlas para desmontar el modelo neoliberal financista en favor de un nuevo modelo de control multipolar compartido con Gran Eurasia y China.

Por lo que más allá de la leyenda de cobertura que suele romantizar y mistificar el conflicto actual entre el Cabal estadounidense y el Cabal europeo —en alianza con otras élites asiáticas— como si se tratara de una guerra de “liberación planetaria” entre el viejo Cabal británico de Charles y Andrew (los “malos”) contra el nuevo Cabal de los nietos de la Reina (los “buenos”), lo que estamos viendo en América Latina forma parte de un guión manufacturado que podría salirse de control, pues el modus operandi de sus diseñadores es precisamente el del “orden a través del caos”, o la estrategia de “dividir para conquistar”.

 

 

La llamada “marea rosa” es un período en América Latina que alcanzó su punto máximo en 2011 y que vio a Argentina, Bolivia, Brasil, República Dominicana, Ecuador, El Salvador, Nicaragua, Paraguay, Uruguay y Venezuela, todos gobernados por gobiernos de izquierda. La marea comenzó a retroceder cuando Argentina, Brasil, Ecuador, Perú y otros regresaron al orden neoliberal en los últimos años. Sin embargo, el péndulo político que se había venido moviendo hacia la derecha, aparentemente está volviendo hacia la izquierda.

 

Protestas en Chile

Los recientes eventos caóticos en la capital chilena de Santiago, junto con la reacción brutal de las fuerzas de seguridad que ha visto morir a 19 personas, es una violencia respaldada por el estado que no se había visto desde los años de la dictadura de Pinochet.

pinochet kissinger

El General Pinochet congratulando a Henry Kissinger.

 

La movilización de las fuerzas armadas chilenas no es una señal de fortaleza, sino evidencia de un pánico político que impregna a toda América Latina. Ante el presidente Sebastián Piñera, todo el modelo neoliberal del FMI que Washington ha exportado constantemente a la región desde la instalación de Pinochet, está siendo desafiado por el pueblo de América Latina.

 

Ecuador reprocha a Lenin Moreno su sometimiento al FMI

El presidente ecuatoriano, Lenin Moreno, fue elegido inicialmente para seguir el programa socialista de su predecesor, Rafael Correa, el ardiente defensor del fundador de WikiLeaks, Julian Assange. Moreno no solo ha ofrecido a Julian Assange a los EE.UU., sino que también ha ofrecido tierra y agua. Esto está en conjunción con su acuerdo inicial para implementar las demandas del FMI que destruirían por completo a la clase media ecuatoriana y revertirán los esfuerzos en la reducción de la pobreza.

No es difícil entender por qué Ecuador explotó hace semanas, obligando a Moreno a dar marcha atrás en la implementación de las demandas del FMI. No solo retiró la liberalización del precio del combustible, sino que se vio obligado, por un tiempo, a abandonar la capital de su país, Quito, una medida muy vergonzosa.

 

Victoria de Evo Morales en Bolivia

Al mismo tiempo, la nueva victoria electoral de Evo Morales en Bolivia, así como el fracaso de Washington de derrocar al gobierno venezolano a pesar de los repetidos intentos de golpe, proporcionan alguna prueba de que la llamada “marea rosa” podría regresar, incluso sin algo de de las características radicales de su primera encarnación.

evo morales

Evo Morales.

 

Por ahora parece que la izquierda gobernará Uruguay

Es importante destacar que, en las elecciones uruguayas del domingo, el izquierdista Daniel Martínez recibió el 39,9% de los votos, mientras que el neoliberal Luis Lacalle Pou del Partido Nacional recibió el 29%. Ambos competirán ahora en la segunda vuelta de las elecciones el 24 de noviembre. Aunque todavía faltan muchas semanas para la próxima vuelta, parece que por ahora Martínez será el próximo líder de Uruguay.

 

AMLO resiste la guerra del Estado Profundo en México

No debemos olvidar, por supuesto, que Washington ya ha perdido un valioso aliado en México, un país que en el pasado eligió a sus presidentes entre ejecutivos de compañías estadounidenses, como Coca Cola, así como a reaccionarios que afirmaron su poder con la violencia estatal.

 

El presidente Andrés Manuel López Obrador no ha evitado construir lazos más fuertes con China y Rusia, a pesar de que ambos compiten con el poderoso vecino del norte de México, Estados Unidos.

 

Terremoto político en Argentina

El terremoto político en Argentina ha sido épico ya que el peronista Alberto Fernández, quien ganó las elecciones contra el neoliberal Mauricio Macri, tuvo un mejor rendimiento de votos que lo indicado por investigaciones anteriores, alcanzando el 40,61% de la preferencia. Sin embargo, eso no fue suficiente para llevar las elecciones a la segunda vuelta, ya que Fernández ganó el 47.88% de los votos, lo suficiente como para tomar el título de presidente electo el domingo. La destitución de Macri de la presidencia no solo significa su fracaso personal, sino también el rechazo total del programa financiero del FMI, que en el país se considera idéntico a la dependencia de los Estados Unidos y ha visto un fuerte aumento de la pobreza en Argentina.

 

Brasil en caos

En Brasil, las grandes manifestaciones de protesta por los devastadores incendios en el Amazonas, así como los recortes en la educación, causaron las primeras grietas en el poder absoluto del presidente amante de la extrema derecha, Jair Bolsonaro. Pero incluso la élite económica derechista de Brasil expresó su frustración y enojo por Washington en los últimos días, ya que Donald Trump inicialmente respaldó su promesa de apoyar la membresía de Brasil en la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE). Para Bolsonaro y los empresarios de élite que lo apoyaron, la OCDE fue la pieza central de su política económica. De hecho, para ganarse el favor de los EE.UU., tuvieron que hacer una serie de concesiones, como la transferencia de la base aérea y espacial estratégica de Alcántara.

bolsonaro-trump

Trump recibe a su homólogo Bolsonaro en Washington.

 

Colombia, semillero de la agresión estadounidense en América Latina

Finalmente, en Colombia, que es un semillero de la agresión estadounidense en América Latina y se ha convertido en un centro para que la CIA y la USAID derroquen al presidente venezolano Nicolás Maduro, el gobierno sobrevive a un estado de terror constante. Las redadas paramilitares, que generalmente operan con el respaldo del ejército y la policía colombianos, ejecutan continuamente sindicalistas, miembros de organizaciones de izquierda y líderes de grupos indígenas, que cuestionan la autoridad del presidente Iván Duque Márquez. Hay pocas sugerencias de que la situación en Colombia cambie pronto.

 

Por lo tanto, la recuperación de los gobiernos de centro izquierda y de izquierda en América Latina que desafían el imperio de Washington está comenzando a regresar al continente. Sin embargo, toda la región siempre ha sido el barómetro más sensible de la crisis financiera mundial, como el esperado por casi todos los principales economistas y organizaciones internacionales. A medida que la crisis se profundice, los aliados de Washington en la región se enfrentarán a movimientos y levantamientos que desafiarán el orden neoliberal de la superpotencia.

Mantener este modelo requerirá más golpes de estado, ley marcial y sangre en las calles. Pero es poco probable que esto funcione, ya que los pueblos de América Latina han demostrado que ya no toleran el orden mundial neoliberal y continúan presionando por su soberanía y opciones para guiar sus propios destinos. Pase lo que pase ahora, América Latina está comenzando a cambiar una vez más, y no está en la dirección de la visión y las demandas de Washington.

Publicado originalmente en InfoBrics:

piñera chile

El presidente Sebastián Piñera con miembros de las fuerzas armadas de Chile.

Cuando el presidente chileno, Sebastián Piñera, apareció en televisión para extender el estado de emergencia del país el domingo, estaba rodeado de figuras militares, tratando de transmitir un mensaje de fuerza y unidad en medio de protestas masivas y violencia en las calles. Inevitablemente, las comparaciones con el oscuro pasado militar de Chile inundaron Internet.

Solo dos semanas antes, los ecuatorianos habían presenciado una escena similar. A medida que las manifestaciones contra un programa de austeridad multimillonario se descontrolaron, el presidente Lenín Moreno apareció rodeado de sus generales para imponer un estado de emergencia a nivel nacional. En ambos países, el ejército se desplegó en las ciudades más grandes con un amplio mandato para restablecer el orden.

 

Crisis en Venezuela: Cómo el gobierno en la sombra usa jesuitas y masones para dividir y controlar naciones

 

Fuente:

Paul Antonopoulos / Global Research — Elections and Uprisings: Is Latin America Once Again Liberating Itself From The U.S.?

Los contenidos publicados son responsabilidad de su autor y no necesariamente reflejan el punto de vista de Mente Alternativa.