Según el testimonio de Anne Marie van Blijenburgh, desde 1960 su esposo Kees van Korlaar y sus tres hermanos forman parte de una organización criminal vinculada a la mafia italiana moderna. Por orden de la reina Beatriz, ellos organizaron el asesinato, tortura, violación y asesinato de niños en un entorno público: “Los delincuentes hicieron creer a los centros de detención juvenil que la corte holandesa buscaba reclutar niños que pudieran trabajar para la Reina. Cuando los centros quisieron verificar lo que los delincuentes les contaron, un oficial de alto rango en la corte de la reina Beatriz confirmó la información.” En su relato, Anne Marie van Blijenburgh también describe cómo un niño fue llevado a un siniestro ritual para ser torturado, violado y brutalmente asesinado. “La audiencia estaba sentada alrededor del Príncipe Johann Friso, el segundo hijo de la Reina Beatriz. Friso también llevó a sus familiares y amigos, así que todo el edificio estaba lleno de gente muy importante de los Países Bajos: ministros, oficiales de alto rango y todo tipo de personas que los delincuentes fotografiaron para poder chantajearlas y obtener ventajas criminales.” Entre los asistentes estaban el Príncipe Johann Friso, Guus Pareau Dumont, Mabel Wisse Smit, George Soros, Herr Donner, Ernst Hirsch Ballin, Sr. van den Emster, Dick Berlijn, Carla Eradus, Guus Pareau Dumont, Mark Rutte y a Geert Wilders. “Me han llevado allí tres veces”, agrega van Blijenburgh. “Y en cada ocasión sacrificaron a un niño, por lo que he visto a dos niños y a una niña morir de ese modo. Supongo que eran niños de los Países Bajos que vinieron de los centros de detención y que fueron reclutados de la forma que he contado. Desde 2004 hasta la fecha he hablado con todos los policías y funcionarios que pude encontrar. He hablado con INTERPOL y he estado en los tribunales para tratar de conseguir que el fiscal investigue el asunto, pero ellos se han negado. Pienso que nada procede porque la Reina Beatriz y la corte holandesa están involucradas.”

 

 

 

Mafia Italiana recluta niños huérfanos para la Reina Beatriz

Mi nombre es Anne Marie van Blijenburgh. Estuve casada durante veinticuatro años con Kees van Korlaar. Junto con sus tres hermanos, Kees van Korlaar es parte de una organización criminal conocida como “Sindicato del Pulpo” (Nota del editor: Octopus Syndicate es un término del argot en Holanda para Ndrangheta, la moderna mafia italiana). Han trabajado desde 1960 hasta hoy. Por orden de la reina Beatriz, organizaron el asesinato, tortura, violación y asesinato de niños en un entorno público. Organizaron eso a través de centros de detención juvenil en los Países Bajos.

Los delincuentes hicieron creer a los centros de detención juvenil que la corte holandesa buscaba reclutar niños que pudieran trabajar para la Reina holandesa durante un cierto período. Los centros de detención estuvieron muy contentos, pues pensaron que la Reina Beatriz era una persona muy sociable, y se ofrecieron a entregar expedientes de ciertos niños a los delincuentes. Cuando quisieron verificar lo que los delincuentes les contaron, se les dio un nombre y un número de teléfono de un oficial de alto rango en la corte de la reina Beatriz, y ese oficial de alto rango les confirmó que efectivamente los delincuentes buscaban niños para trabajar por cierto período en el tribunal holandés.

Los delincuentes recibían expedientes de aproximadamente tres niños cada vez, de este modo seleccionaron a un niño que no tenía parientes ni familia. El centro de detención juvenil le dio ropa al niño y lo envió en tren a Zwolle. En Zwolle, los delincuentes recogieron al niño en la estación y de ahí lo llevaron a un edificio que estaba equipado como un hotel pero que no funcionaba como tal, aunque había personas en el vestíbulo como si el hotel estuviera funcionando. El niño fue puesto en una mesa y se le dio algo para beber y con esa bebida el niño fue drogado. Al lado de ese hotel había un edificio donde tuvo lugar el siniestro ritual.

Abuso infantil y tortura en ritual de sacrificio humano

En el edificio había personas sentadas y en cierto momento el niño fue llevado ahí por los delincuentes para ser torturado, violado y brutalmente asesinado frente a toda esa gente.

La audiencia estaba alrededor del Príncipe Johann Friso, el segundo hijo de la Reina Beatriz. Me dijeron que Johann Friso estaba completamente loco y tenía un interés poco saludable en los niños pequeños y tenía un psiquiatra con él todos los días de su vida. El nombre de ese psiquiatra era Guus Pareau Dumont. Los delincuentes organizaron los asesinatos de acuerdo con la Reina Beatriz, ella pagó por los asesinatos. Y los delincuentes le pidieron a Johann Friso que trajera a sus familiares y amigos, así que todo el edificio estaba lleno de gente muy importante de los Países Bajos: ministros, oficiales de alto rango y todo tipo de personas que los delincuentes podían fotografiar para poder chantajear a esas personas y obtener ventajas criminales de eso.

Pregunta: ¿Podría nombrar algunas de las personas que estuvieron presentes?

Las personas que reconocí allí eran el Príncipe Johann Friso, su psiquiatra Guus Pareau Dumont, reconocí a la esposa de Johann, Mabel Wisse Smit, ella estaba allí con un anciano, creo que era George Soros. Reconocí a Herr Donner, un ex ministro de el departamento de derecho, al vicepresidente de los Países Bajos. Reconocí a Ernst Hirsch Ballin, un importante ex ministro de Justicia. Reconocí al Sr. van den Emster, quien durante años fue el jefe de todos los jueces en los Países Bajos. Reconocí a Dick Berlijn, un ex jefe del departamento militar en los Países Bajos. Reconocí a un periodista muy importante. Reconocí a Carla Eradus, la esposa del psiquiatra de Friso, Guus Pareau Dumont. Carla es presidente de la corte en Amsterdam, un juez. Reconocí a Mark Rutte, que en este momento es el presidente de los Países Bajos. Reconocí a Geert Wilders, él es en este momento el jefe del partido político PVV y jefe del Parlamento holandés.

Había alrededor de cincuenta personas cada vez que me llevaron allí. Me han llevado allí tres veces. En cada ocasión mataron a un niño, por lo que he visto a dos niños muertos y a una niña muertos. Supongo que eran niños de los Países Bajos, supongo que vinieron de los centros de detención y fueron reclutados de la manera que les he contado.

Los asesinatos no se investigan porque la Reina Beatriz y la corte holandesa están involucradas

Pregunta: ¿Usted dijo que los funcionarios del centro de detención pensaron que se habían comido a los niños?

En 2005 ó 2006 le pedí a un periodista del periódico De Telegraff que lo investigara y publicara lo que estaba sucediendo. Él me contó que había investigado mi historia con todos los centros de detención juvenil en los Países Bajos y que había hablado con las personas que entregaron expedientes a los delincuentes. Ellos le dijeron que pensaron que los niños que subieron al tren iban a trabajar en la corte de la reina Beatriz, aunque algunos sospechaban que la Reina Beatriz se había comido a los niños porque nunca más volvieron a verlos ni escucharon nada sobre ellos.

Pregunta: ¿Sabe qué pasó con los restos de los niños que murieron, dónde fueron enterrados o qué hicieron con ellos?

Sí, por desgracia, lo sé. Primero los arrojaron en un contenedor detrás del edificio donde fueron asesinados, un contenedor de enfriamiento. Después de ciertos rotuales, el contenedor fue llevado a Bélgica, donde tenían un pedazo de tierra donde metían los cuerpos de los niños en un agujero.

 

Pregunta: ¿Cuál es el nombre del lugar en Bélgica?
Debo buscarlo, lo encontré, pero debo buscarlo.

 

Pregunta: ¿Qué le gustaría que sucediera en torno a todo esto?
Quiero ver a esos criminales encerrados de por vida.

 

Pregunta: Usted dijo que no recibió ayuda en los Países Bajos.
No, y es terrible. Desde 2004 hasta la fecha he hablado con todos los policías que pude encontrar, y todos los funcionarios de la ley, he hablado con INTERPOL al respecto, he estado en los tribunales para tratar de conseguir que el fiscal condenase esto e investigue el asunto. El tribunal me dijo que no era mi problema, era un problema de la sociedad, y el tribunal no quería dar una orden al fiscal para que investigara. He hecho literalmente todo para aclarar esto. Tengo la idea de que todo se detiene porque la Reina Beatriz está involucrada y la corte holandesa está involucrada. Y cada vez que alguien quiere investigar le dan una palmada en los hombros y dicen que no hagas eso porque la Reina Beatriz no lo quiere.

 

Pregunta: ¿Está dispuesta a dar este testimonio en otro tribunal, digamos un Tribunal de derecho común?
Sí. No tengo objeciones al respecto. Estoy muy enojada, si has visto lo que he visto, siempre está conmigo. No puedo dejarlo de lado porque es una de las cosas más crueles que he visto, es horrible, es realmente horrible. Los idiotas. Una vez, cuando regresaba a mi casa, mi esposo, que me llevó allí, se drogó y me dejó ver eso y me trajo de regreso a mi casa a cien kilómetros de distancia. Y durante ese viaje de repente volví a mis sentidos, de repente descubrí que era un niño que había visto asesinado. Estallé en lágrimas. Mi esposo estaba manejando y me acercó el brazo y me dijo: “No te molestes, son hijos de una familia menor, son huérfanos, son basura, no importa que los hayan matado.” Es terrible. No puedo describirlo. Es horrible que esas personas estuvieran sentadas allí mirando y sin hacer nada.

 

Pregunta: ¿Y su esposo todavía está vivo?
Él todavía está vivo y sigue matando gente. Si piensas cuántas personas han muerto desde 2004, han pasado diez años, matan quizás diez o veinte personas al año si no más, es horrible. He mostrado a la policía cuatro lugares en los Países Bajos que utilizan como cementerios para las personas que mataron. Nunca ningún policía se ha tomado la molestia de mirar.

 

Pregunta: ¿Puede nombrar esos cuatro lugares?
Sí, puedo nombrarlos, puedo mostrarlos, pero los enviaré por correo electrónico. Pero los delincuentes saben que le he dicho a la policía, que han tenido todas las oportunidades para dejar que los cuerpos desaparezcan. Conozco dos lugares donde es difícil que desaparezcan. En los Países Bajos cuando encuentras un cuerpo en una casa con sangre, normalmente la policía envía a 20 ó 30 personas para investigar. Pero nadie hace nada cuando les dices que sabes de cuatro lugares que son usados como cementerio, en los que podría haber 20, 50 ó quizás 100 cuerpos enterrados.

 

Pregunta: ¿Puede decirnos su nombre por favor y la fecha de hoy?
Hoy es el 5 de junio de 2014 y mi nombre es Anne Marie van Blijenburgh.

Publicado por el Tribunal Internacional de Justicia Común, en Bruselas.
Copyright ITCCS 2014. Todos los derechos reservados.

 

Fuente:

ITCCS — Transcript of Anne Marie van Blijenburgh’s testimony about child murders in Belgium.

 

Necesitamos tu ayuda...
La censura de las agencias de publicidad y las redes sociales sigue recortando nuestros ingresos. Esto nos está haciendo difícil continuar. Por favor considera hacer una donación. Para donar has click aquí.

logo donacion