Redes Sociales

Hola, ¿qué deseas buscar?

Ciencia y Tecnología

A qué juega realmente China en Ucrania

Hay mucho más oculto de lo que parece a simple vista tras la “victoria” diplomática de la llamada telefónica entre Xi Jinping y el comediante Zelenksy, según escribe Pepe Escobar. La pregunta es inevitable: ¿qué sentido tiene esta llamada telefónica? Muy simple: negocios. Pekín es plenamente consciente de que la guerra delegada de la OTAN contra Rusia en Ucrania es el doble indisociable de la guerra de Estados Unidos contra su Iniciativa de la Franja y la Ruta (BRI). Ucrania es un centro de comercio e inversión del BRI. Y los proyectos del BRI en Ucrania están paralizados desde 2022. Lo que quedará de Ucrania ya está siendo adquirido por megaprotagonistas occidentales como BlackRock, Cargill y Monsanto. Sin embargo, Pekín no piensa quedarse fuera del juego, aunque un futuro para Ucrania como socio comercial y de conectividad del BRI parezca más extraño que uno como patio trasero del imperio anglo-estadounidense.

 

Por Pepe Escobar

Imagínense al presidente Xi Jinping haciendo acopio de una paciencia taoísta sin diluir para soportar una llamada telefónica con el comediante belicista de camiseta sudada en Kiev mientras intenta enseñarle algunos hechos de la vida, con la promesa de enviar una delegación china de alto nivel a Ucrania para hablar de “paz”.

Hay mucho más oculto de lo que parece a simple vista tras esta “victoria” diplomática hilada hasta la muerte, al menos desde el punto de vista de la OTAN.

La pregunta es inevitable: ¿qué sentido tiene esta llamada telefónica? Muy sencillo: sólo negocios.

Los dirigentes de Pekín son plenamente conscientes de que la guerra delegada de la OTAN contra Rusia en Ucrania es el doble indisociable de una guerra directa estadounidense contra la Iniciativa de la Franja y la Ruta (Belt and Road o BRI).

Hasta hace poco, y desde 2019, Pekín era el primer socio comercial de Kiev (14,4% de las importaciones, 15,3% de las exportaciones). China exportaba esencialmente maquinaria, equipos, automóviles y productos químicos, importando productos alimenticios, metales y también algo de maquinaria.

Muy pocos en Occidente saben que Ucrania se unió al BRI allá por 2014, y que un centro de comercio e inversión del BRI funcionaba en Kiev desde 2018. Los proyectos BRI incluyen un impulso en 2017 para construir la cuarta línea del sistema de metro de Kiev, así como 4G instalado por Huawei. Todo está paralizado desde 2022.

Noble Agri, filial de COFCO (China National Cereals, Oils and Foodstuffs Corporation), invirtió en un complejo de procesamiento de semillas de girasol en Mariupol y en la terminal portuaria de grano de Mykolaiv, recientemente construida. El próximo paso consistirá necesariamente en la cooperación entre las autoridades de Donbass y los chinos a la hora de reconstruir sus activos que hayan podido resultar dañados durante la guerra.

Pekín también intentó implicarse fuertemente en el sector de defensa ucraniano e incluso comprar Motor Sich; eso fue bloqueado por Kiev.

 

Cuidado con el neón

Así que lo que tenemos en Ucrania, desde el punto de vista chino, es un cóctel de comercio e inversión de BRI, ferrocarriles, suministros militares, 4G y empleos en la construcción. Y luego, el vector clave: el neón.

Aproximadamente la mitad del neón utilizado en la producción de semiconductores era suministrado, hasta hace poco, por dos empresas ucranianas: Ingas, en Mariupol, y Cryoin, en Odessa. Desde el inicio de la Operación Militar Especial (OME) no hay negocio. Eso afecta directamente a la producción china de semiconductores. Se puede apostar a que al Hegemón no le quita precisamente el sueño esta situación.

Ucrania sí representa un valor para China como encrucijada de la BRI. La guerra interrumpe no sólo los negocios sino, en un sentido más amplio, uno de los corredores comerciales y de conectividad que unen China Occidental con Europa Oriental. La BRI condiciona todas las decisiones clave en Pekín, ya que es el concepto global de la política exterior china hasta mediados de siglo.

Y eso explica la llamada telefónica de Xi, desmintiendo cualquier tontería de la OTAN sobre que China por fin presta atención al actor belicista.

Tan relevante como la BRI es la relación bilateral global que dicta la geopolítica de Pekín: la asociación estratégica integral Rusia-China.

Así que pasemos a la reunión de Ministros de Defensa de la Organización de Cooperación de Shanghai (OCS) celebrada esta semana en Delhi.

La reunión clave en la India fue la que mantuvieron el Ministro de Defensa ruso, Sergei Shoigu, y su colega chino, Li Shangfu. Li estuvo recientemente en Moscú, y fue recibido por Putin en persona para una conversación especial. Esta vez invitó a Shoigu a visitar Pekín, lo que fue rápidamente aceptado.

No hace falta añadir que todos los actores de la OCS y de fuera de ella, incluidas las naciones que por el momento son meros observadores o socios de diálogo, así como otras que ansían convertirse en miembros de pleno derecho, como Arabia Saudí, prestaron mucha atención a la camaradería Shoigu-Shangfu.

Cuando se trata de los profundamente estratégicos “stans” de Asia Central, eso representa el tratamiento de seis pies bajo tierra para el deseo hegemónico de utilizarlos en un esquema de Divide y vencerás que enfrente a Rusia contra China.

Shoigu-Shangfu también envió un sutil mensaje a India y Pakistán, miembros de la OCS -dejad de discutir y, en el caso de Delhi, de cubrir vuestras apuestas-, a Irán, miembro de pleno derecho (en 2023), y a Arabia Saudí, próximo miembro: aquí es donde está la cosa, esta es la mesa que importa.

Todo lo anterior apunta también a la creciente interconexión entre la BRI y la OCS, ambas bajo el liderazgo de Rusia y China.

El BRICS es esencialmente un club económico -con su propio banco, el NDB- y centrado en el comercio. Se trata sobre todo de poder blando. La OCS se centra en la seguridad. Se trata de poder duro. Juntas, son las dos organizaciones clave que allanarán el camino multilateral.

En cuanto a lo que quedará de Ucrania, ya está siendo comprado por megaprotagonistas occidentales como BlackRock, Cargill y Monsanto. Sin embargo, Pekín no piensa quedarse fuera del juego, aunque un futuro para Ucrania como socio comercial y de conectividad del BRI parezca más extraño que uno como patio trasero.

 

China asume el liderazgo mundial por la paz mediante el desarrollo

 

Fuente:

Pepe Escobar, en The Strategic Culture Foundation: What China Is Really Playing at in Ukraine. 30 de abril de 2023.

Contenidos

Por Mente Alternativa Se especula que Donald Trump podría elegir a un neoconservador como vicepresidente, a pesar de haber criticado a los “neocons” y...

Contenidos

Por Spydell Finance Estados Unidos no refleja particularmente la pérdida del predominio del dólar en los pagos comerciales, porque la base de la estabilidad...

Ciencia y Tecnología

Por Mente Alternativa China ha lanzado el mayor fondo de inversión en la historia del país para impulsar la industria nacional de chips semiconductores...

Contenidos

Por Javier Benítez El presidente de Rusia, Vladímir Putin, firmó días pasados un decreto sobre el procedimiento para compensar los daños a Rusia y...

Archivos

Publicidad siguenos en telegram