Redes Sociales

Hola, ¿qué deseas buscar?

Contenidos

30 mil millones del Fondo de Recuperación del Covid de la UE van a la industria de la guerra

Necesitamos tu ayuda...
La censura de motores de búsqueda, agencias de publicidad y redes sociales controladas por el establishment está recortando nuestros ingresos. Esto nos está haciendo difícil continuar. Si te parece útil el contenido que publicamos, por favor ten en consideración apoyarnos con una donación económica.



Por Manlio Dinucci

Si bien la “crisis del coronavirus” sigue teniendo consecuencias socioeconómicas devastadoras también en Italia, una gran parte del “Fondo de Recuperación” se destina no a los sectores económicos y sociales más afectados, sino a los sectores más avanzados de la industria bélica.

Según el Fondo de Recuperación de la UE, Italia debería recibir 209.000 millones de euros en los próximos seis años, de los cuales alrededor de 81 son para subvenciones y 128 para préstamos que deben reembolsarse con intereses. Mientras tanto, los Ministerios de Defensa y de Desarrollo Económico han presentado una lista de proyectos militares por un importe aproximado de 30.000 millones de euros (Análisis de Defensa, del Fondo de Recuperación que financia también la Defensa, 09-25-2020).

Los proyectos del Ministerio de Defensa podrían destinar 5.000 millones de euros del Fondo de Recuperación a aplicaciones militares en los sectores de la cibernética, las comunicaciones, el espacio y la inteligencia artificial. Los proyectos relacionados con el uso militar de 5G son significativos, particularmente en el espacio con una constelación de 36 satélites y otros.

Los proyectos del Ministerio de Desarrollo Económico, principalmente relacionados con el ámbito aeroespacial militar, prevén un gasto de 25.000 millones de euros con cargo al Fondo de Recuperación. Después de la quinta generación de F-35, el Ministerio tiene la intención de invertir en un caza de sexta generación, el Tempest, llamado “el avión del futuro”.

Otras inversiones se refieren a la producción de helicópteros militares de nueva generación / tiltrotores, capaces de despegar y aterrizar verticalmente, y de volar a alta velocidad. Al mismo tiempo, el Ministerio invertirá en aviones no tripulados y unidades navales de nueva generación, y en tecnologías submarinas avanzadas. También se esperan grandes inversiones en el campo de la tecnología espacial y satelital.

Varias de estas tecnologías, incluidos los sistemas de comunicación 5G, serán de doble uso militar y civil. Dado que algunos de los proyectos militares presentados por los dos departamentos se superponen, el Ministerio de Desarrollo Económico ha elaborado una nueva lista que permite reducir sus gastos a 12.500 millones de euros.

Sin embargo, el hecho es que se prevé gastar entre 17.500 y 30.000 millones de euros procedentes del Fondo de Recuperación para fines militares, que deberán ser reembolsados con intereses.

Además de estos gastos, los gobiernos italianos asignan más de 35.000 millones para fines militares para el período 2017-2034, en gran parte en el presupuesto del Ministerio de Desarrollo Económico.

Estos gastos se añaden al presupuesto del Ministerio de Defensa, con lo que los gastos militares italianos ascienden a más de 26.000 millones anuales, equivalentes a una media de más de 70 millones de euros diarios, en dinero público sustraído de los gastos sociales. Una cifra que Italia se compromete con la OTAN, a petición de los Estados Unidos, a aumentar a un promedio de unos 100 millones de euros por día. La asignación para este fin de una gran parte del Fondo de Recuperación permitirá a Italia alcanzar este nivel.

Entre las industrias militares, en la primera fila, presionando al gobierno para aumentar la parte militar del Fondo de Recuperación, está Leonardo Ltd, cuya participación del 30% es propiedad del Ministerio de Desarrollo Económico.

El grupo Leonardo está integrado en el gigantesco complejo militar-industrial estadounidense encabezado por Lockheed Martin, constructor del F-35 en cuya producción participa el propio Leonardo con la fábrica de Cameri. Leonardo se define a sí mismo como un “jugador global en el sector aeroespacial, de defensa y seguridad”, con la misión de “proteger a los ciudadanos”.
Esto demuestra lo que la empresa pretende hacer usando su influencia y poder para robar recursos vitales de los ciudadanos, y del “Fondo de Recuperación”, para una mayor aceleración de la “recuperación” de la industria bélica – recursos que siempre pagaremos, incrementados por los intereses. De esta manera estaremos pagando por “el plano del futuro”, que nos protegerá y asegurará un futuro de guerras.

 

Fuente:

Manlio Dinucci / Il Manifesto, vía Global Research — From the EU Covid Recovery Fund Thirty Billion Goes to the War Industry, October 13, 2020.

Publicidad. Arrastra para seguir leyendo.

Te puede interesar

Contenidos

  El Tribunal Europeo de Derechos Humanos de Estrasburgo condenó las medidas de Conte, y reafirmó la plena vigencia de la Declaración Universal de...

Ciencia y Tecnología

La Dra. María José Martínez Albarracín, de Médicos por la Verdad, detalla la campaña vigente de propaganda para la vacunación contra la gripe, y...

Ciencia y Tecnología

La falsa pandemia, la inutilidad de las pruebas PCR y el barbarismo de las medidas políticas asociadas por fin están siendo puestos en evidencia...

Contenidos

El gobierno español va a implantar en los próximos días un toque de queda que, sumado a las restricciones ya aprobadas en todas las...

Publicidad comprar oro
Publicidad Que es LBRY

Archivos

Redes Sociales

Publicidad siguenos en telegram
Publicidad servicio de VPN

Pensar con el corazón

Interactuamos solo con energía e información. Es por ello que, solo con la energía de tu intención, puedes manifestar una realidad que te haga sentir bien aún en medio de este caos sin precedentes en toda la historia humana. Solo tienes que saber cómo funciona la energía de tu corazón y de la conciencia. En este libro lo encontrarás fácilmente explicado con fundamentos científicos.

Pensar con el Corazon

© Mente Alternativa · Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial 4.0 Internacional.