Redes Sociales

Hola, ¿qué deseas buscar?

Contenidos

14 indicios de que la economía estadounidense está a punto de desplomarse con fuerza durante la segunda mitad de 2022

“El escenario está claramente preparado para el tipo de colapso económico histórico del que vengo advirtiendo desde hace tiempo, y el dolor que experimentará nuestra sociedad será extremadamente severo. Espero que aprovechen este verano para prepararse para los tiempos difíciles que nos esperan. Lo que queda de 2022 no va a ser agradable, y 2023 va a ser aún peor” — Michael Snyder.

 

Por Michael Snyder

Parece que vamos a recibir la confirmación oficial de que la recesión ya ha comenzado cuando se publique la cifra del PIB del segundo trimestre a finales de esta semana. Pero no es eso en lo que deberíamos centrarnos. Sí, las cosas no fueron buenas durante la primera mitad de 2022, pero van a ser significativamente peores durante la segunda mitad. Las pequeñas empresas están empezando a fracasar en todo el país, se ha iniciado una crisis inmobiliaria de proporciones potencialmente épicas, los despidos están aumentando de costa a costa y la actividad económica se está ralentizando realmente a nuestro alrededor. Así que si piensas que las cosas son malas ahora, sólo espera, porque pronto serán mucho más dolorosas.

En los últimos días hemos recibido más cifras nuevas que parecen confirmar que se avecina una importante desaceleración económica. Las siguientes son 14 señales que indican que la economía de Estados Unidos está preparada para caer con fuerza durante la segunda mitad de 2022…

#1 Una encuesta que se acaba de publicar descubrió que el 35 por ciento de todos los propietarios de pequeñas empresas en los EE.UU. “no pudo pagar su alquiler en su totalidad o a tiempo en junio”.

#2 Una encuesta diferente descubrió que el 51 por ciento de todos los propietarios de pequeñas empresas en los EE.UU. creen que el aumento de los precios podría “obligarlos a cerrar sus negocios en los próximos seis meses”.

#3 Se informa de que el 45% de todas las pequeñas empresas de EE.UU. ya han decidido congelar la contratación de nuevos trabajadores.

#4 Las ventas de viviendas de segunda mano cayeron un 5,4% durante el mes de junio. Es el quinto mes consecutivo en el que se registra un descenso.

#5 En tres cuartas partes de las áreas metropolitanas de las que hace seguimiento Redfin, al menos el 25% de los vendedores de viviendas redujeron su precio de venta durante el mes de junio.

#6 Blackstone ha preparado un cofre de guerra de 50.000 millones de dólares para poder hacerse con inmuebles deprimidos en todo el país tras el desplome de los precios de la vivienda en los próximos meses.

#7 El número de estadounidenses que solicitan prestaciones por desempleo ha aumentado hasta el nivel más alto en ocho meses.

#8 Las ofertas de empleo para trabajos de desarrollo de software han caído más de un 12% durante las últimas cuatro semanas.

#9 El índice de indicadores económicos adelantados del Conference Board lleva cuatro meses consecutivos de caída.

#10 El índice de producción compuesto del S&P Global Flash U.S. PMI acaba de ser negativo por primera vez desde la última recesión.

#11 La última cifra del índice manufacturero de la Fed de Filadelfia se situó en -12,3, y fue mucho peor de lo que anticipaban la mayoría de los expertos. Cualquier lectura por debajo de cero indica contracción, y no hace falta decir que esta lectura estaba muy por debajo de cero.

#12 La inflación sigue fuera de control, incluso cuando la actividad económica en Estados Unidos se ralentiza considerablemente. Si pueden creerlo, el precio medio de un vehículo usado en Estados Unidos ha subido hasta la friolera de 33.341 dólares.

#13 La Fed de Atlanta proyecta ahora que el crecimiento económico de Estados Unidos para el segundo trimestre será del -1,6%. Si finalmente se confirma que la economía estadounidense lleva dos trimestres seguidos contrayéndose, eso significaría que estamos oficialmente en recesión.

#14 Gracias en parte al rápido hundimiento de la economía, el índice de aprobación de Joe Biden ha caído hasta el 31%.

En este punto, incluso los gigantes tecnológicos están muy preocupados por lo que se avecina.

Durante años, nada parecía poder aplacar el implacable optimismo de las grandes empresas tecnológicas, y sus acciones se disparaban a alturas absolutamente absurdas.

Pero ahora todo ha cambiado a medida que nos adentramos en la segunda mitad de este año. Lo siguiente procede del Washington Post…

“Las grandes tecnológicas se preparan para una recesión económica y un futuro incierto. Eso, a su vez, está provocando más angustia económica.
Las mayores empresas tecnológicas, la mayoría de las cuales presentan sus resultados trimestrales la semana que viene, han dado señales recientes de que se están atrincherando. Las noticias sobre despidos y reducción de la contratación se han convertido en algo habitual en Silicon Valley. Las empresas emergentes dicen que el capital se está agotando. Los trabajadores están siendo avisados de que las empresas están cambiando.”

 

No recuerdo haber visto nunca tanto pesimismo por parte de Silicon Valley.

Increíblemente, incluso el gobierno de Biden está admitiendo que la economía se está desacelerando, pero Janet Yellen insiste en que lo que estamos presenciando es bastante “apropiado” para una “economía saludable”…

“La secretaria del Tesoro, Janet Yellen, reconoció el domingo que Estados Unidos está experimentando una “desaceleración” económica, pero restó importancia a la posibilidad de una recesión, argumentando que el país se encuentra en un periodo de “transición” tras un rápido crecimiento económico.
‘La economía se está desacelerando’, dijo Yellen en el programa ‘Meet the Press’ de la cadena NBC, añadiendo que una corrección es ‘apropiada’ para una economía sana.”

 

Pueden creerla si quieren.

Pero también nos dijo que la inflación sería “transitoria”, y todos podemos ver cómo resultó esa predicción.

Aunque todavía estamos en las primeras fases de esta nueva recesión, las colas en los bancos de alimentos de todo el país ya son muy largas. El coste de la vida sigue subiendo a niveles sin precedentes, y esto está afectando a los pobres más que a nadie.

En los próximos meses, deberíamos esperar ver un tsunami de despidos, caídas impresionantes de los precios de la vivienda, hordas de pequeñas empresas que se hunden y un tremendo aumento del número de quiebras.

Ni que decir tiene que todo esto tampoco será bueno para los mercados financieros.

El escenario está claramente preparado para el tipo de colapso económico histórico del que vengo advirtiendo desde hace tiempo, y el dolor que experimentará nuestra sociedad será extremadamente severo.

Espero que aprovechen este verano para prepararse para los tiempos difíciles que nos esperan.

Lo que queda de 2022 no va a ser agradable, y 2023 va a ser aún peor.

 

Michael Snyder: 28 señales de la recesión económica que se aproxima

 

Fuente:

Michael Snyder, en The Economic Collapse: 14 Signs That The U.S. Economy Is Poised To Crash Really Hard During The Second Half Of 2022.

Contenidos

En medio de esta incertidumbre, el mundo observa con cautela los movimientos de las potencias mundiales, a la espera de que se desvele el...

Contenidos

En un artículo publicado por el diario El Común, el patriota argentino Rubén Darío Guzzetti advierte cómo el sistema imperial occidental, aunque esté en...

Contenidos

Por Mente Alternativa La Dirección Principal de Investigación del Comité de Investigación de Rusia desveló una investigación penal dirigida a altos cargos de Estados...

Contenidos

Los conflictos en Ucrania y Gaza representan derrotas de Occidente y el fin de la hegemonía occidental sobre un mundo que ahora se contiene...

Archivos

Publicidad siguenos en telegram