Mientras que muchos países occidentales no dudaron en culpar a Damasco del supuesto ataque químico perpetrado en la localidad siria de Duma (Guta Oriental), surgen cada vez más evidencias que desmienten que este ocurriera en realidad. Una de ellas es un video que muestra una entrevista con médicos que atendieron a las víctimas del supuesto “ataque químico” que difundieron los Cascos Blancos en su propio video a través de los medios de comunicación masiva. Los médicos negaron que los pacientes presentaran intoxicación química y dijeron que sólo presentaron síntomas de asfixia por el humo del incendio en un edificio bombardeado con armas convencionales. Además, Rusia declaró que su gobierno ya sabía que “desde el 3 y 6 de abril los Cascos Blancos habían sido seriamente presionados desde Londres para acelerar la provocación que estaban preparando.” Igualmente precipitada ha sido la decisión de Trump para bombardear Siria, esta noche, sin evidencia y sin permiso del Congreso de los EE.UU., justo un día antes de que la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ) llegue a Siria para iniciar las investigaciones. Ya desde el 11 de abril, la portavoz de la Cancillería rusa, Maria Zajarova había advertido que los misiles con los que Washington atacaría a Siria pueden eliminar las pruebas del uso de armas químicas en ese país. Según informa el medio de comunicación Veterans Today, Rusia y Siria anunciaron la semana pasada la captura de reservas de armas químicas británicas en Guta Oriental junto con la captura de un comando de “coalición” y de instalaciones de armas químicas con todo el personal. Esta información ha sido censurada por la prensa occidental. Según Veterans Today, estas armas británicas fueron producidas en Porton Down, en Salisbury. Rusia sospecha que el incidente de Skripal está relacionado ya que según sus registros, Skiripal estaba trabajando en Porton Down como traficante de armas químicas en asociación con una empresa ucraniana. Rusia niega haber atacado a Skripal, pero admite que estaba bajo vigilancia por sus actividades relacionadas con el apoyo al terrorismo en Siria y el tráfico de armas. Rusia también confirma que hay oficiales de inteligencia británicos, estadounidenses, israelíes y sauditas que fueron capturados por el ejército sirio en una de las salas de operaciones fuertemente fortificadas durante la invasión del ejército sirio y sus aliados del este de Ghouta. Mientras tanto, esta noche de viernes 13 —horas después del bombardeo de Trump— el secretario de Defensa de Estados Unidos, general Jim Mattis, afirmó que “no hay planes para más ataques contra Siria.” ¿Ha sido el bombardeo de Trump una operación quirúrgica para destruir evidencias de algo mucho más turbio que cambiaría radicalmente nuestra percepción de ciertos países?

 

 

No hubo ni un solo cadáver ni siquiera una sola persona que vino a recibir tratamiento después del ataque

Hablando con EuroNews, el embajador de Rusia en la UE, Vladimir Chizov, dijo que “especialistas militares rusos visitaron esta región, caminaron por esas calles, ingresaron a esas casas, hablaron con médicos locales y visitaron el único hospital en funcionamiento en Douma, incluido su sótano donde según los informes las montañas de cadáveres se acumulan. No hubo ni un solo cadáver ni siquiera una sola persona que vino a recibir tratamiento después del ataque.”

 

 

 

Secretario de Defensa de los EE.UU. dijo que no tenían evidencias del ataque con ‘armas químicas’

El 12 de abril, el jefe del Pentágono, James Mattis, reconoció que EE.UU. no tiene pruebas del uso de cloro o sarín en el presunto ataque del 7 de abril en la localidad siria de Duma. Según Mattis, la única prueba del Pentágono de que este incidente tuvo lugar provino de informes de medios de comunicación masivos como el video de los Cascos Blancos que resultó ser un montaje.

 

 

Rusia y Siria tienen pruebas de que Inglaterra y Alemania producen armas químicas para los rebeldes sirios

No obstante, Rusia y Siria sí tienen pruebas de que las armas químicas usadas por rebeldes sirios financiados por los EE.UU. usan armas químicas fabricadas en el Reino Unido y Alemania. ¿Cómo es que estos países miembros de la OTAN producen armas químicas y además las exportan a los rebeldes sirios?

 

 

armas quimicas inglaterra

armas quimicas alemania

Testigos oculares revelan montaje del “ataque químico” en Guta

Las personas que aparecen en la grabación del supuesto ataque químico en la localidad siria de Duma revelaron que el vídeo es un montaje, declaró durante una rueda de prensa el portavoz del Ministerio de Defensa ruso, el general Ígor Konashénkov.

“Hemos podido encontrar a los participantes en el rodaje de este vídeo y entrevistarlos. Hoy presentamos una entrevista en vivo de estas personas. Los habitantes de Duma describieron en detalle cómo se orquestó la filmación, en qué episodios participaron y qué hicieron”, afirmó el general.

En la entrevista, los dos hombres informaron cómo se filmaron las imágenes de personas que se echaban agua y trataban a los niños, lo que se atribuyó a las secuelas del ataque con armas químicas del 7 de abril. Pero en realidad, los pacientes que se muestran en el video sufrieron de intoxicación por humo y el agua fue derramada sobre ellos por sus familiares después de una afirmación falsa de que se utilizaron armas químicas.

Transcripción de los subtítulos del video donde testigos oculares revelan cómo se grabaron las imágenes difundidas por los Cascos Blancos:

– El domingo 8 de abril un edificio fue bombardeado. 
Los pisos superiores del edificio fueron destruidos. 
La ambulancia trajo a los heridos de los pisos superiores. 
Un incendio se declaró en la planta baja, había mucho humo en ese piso y en el sótano. 
Varias personas fueron llevadas al servicio de Urgencias. 
Nosotros comenzamos a atender a esas víctimas. 
Mientras estábamos trabajando, no poníamos atención en las personas que nos filmaban. 
Estaban filmándonos y llegó un hombre que se puso a gritar que era un ataque químico. 
Aquel hombre, que no tenía nada que ver con el servicio, decía que aquella gente había sido víctima de armas químicas. 
La gente tuvo miedo y comenzaron a echarse agua encima entre sí, a aplicarse inhalaciones. 
Médicos del hospital nos decían que aquello no era una intoxicación por sustancias químicas.
– Me llamo Halil Ajij. Soy estudiante de Medicina. Trabajo en el hospital central de Duma, en Urgencias. 
El 8 de abril un edificio fue bombardeado en la ciudad. 
Los pisos superiores de ese edificio fueron destruidos y se declaró un incendio en los pisos inferiores. 
Los habitantes de los pisos superiores presentaban síntomas de asfixia por el humo del incendio. 
Nosotros aportamos los primeros auxilios basándonos en los síntomas de asfixia. 
Entonces llegó un desconocido. 
Dijo que era un ataque con sustancias tóxicas. 
Tuvimos miedo, familiares de los heridos se pusieron a echarse agua por encima unos a otros. 
Personas sin formación medica comenzaron a vaporizar salbutamol un medicamento contra el asma en la boca de los niños. 
Nosotros no vimos a ningún paciente que presentara síntomas de intoxicación por sustancias químicas.
– Ese soy yo. 
Ese soy yo.
– Esa muchacha ya tiene asma y con ese humo se le convierte en asma traqueal.
– Ese soy yo. 
Eso es el pánico, cuando la gente se asustó se desató el pánico.
– Ese soy yo.

 

 

 

 

Fuentes:

Réseau Voltaire – Testigos oculares revelan montaje del “ataque químico” de la Ghouta.

Veterans Today – Proof: Intel Drop, Trump, Bolton behind Syria chemical attacks, confirmed.

Zero Hedge – Russia Has “Irrefutable Evidence” UK Staged Syrian Chemical Attack.

Sputnik News – Vídeo: Defensa rusa revela dónde y cuándo se filmó el ataque en Duma.

RT – Mattis: “No tenemos pruebas del uso de cloro o sarín en Duma” (SUBTÍTULOS).