“Es un hecho científico que la radiación electromagnética representa una amenaza real a la salud pública”, según han publicado diversas fuentes científicas y gubernamentales. El Sindicato Global (GUARDS) incluso ha denunciado que la proliferación “de radiación de microondas en el planeta constituye una una violación de los derechos humanos.” Las ondas electromagnéticas milimétricas (MMW) que transmiten la tecnología 5G que muy pronto se instalará a nivel global, son particularmente peligrosas en comparación con tecnologías previas. Por un lado, las antenas de que transmiten la tecnología 5G tienen longitudes de onda mucho más cortas en comparación con la tecnología actual, por lo que no pueden viajar muy lejos y deberán instalarse muchas celdas 5G a poca distancia unas de otras para conectar barrios, pueblos y ciudades enteras. Una vez que la tecnología 5G sea instalada en nuestros vecindarios, quedaremos permanentemente expuestos a su impacto. Por otro lado, se ha comprobado que las ondas electromagnéticas milimétricas tienden a ser absorbidas por la lluvia y las plantas, y penetran de 1 a 2 milímetros de tejido de la piel humana y también son absorbidas por las capas superficiales de la córnea del ojo. Además, estas ondas provocan cambios en muchas bacterias, deprimiendo su crecimiento y alterando sus propiedades y actividad, por lo que se piensa que esta tecnología podría provocar la resistencia a los antibióticos en las bacterias y causar alteraciones similares en las células humanas. También hay problemas ambientales serios que que considerar, especialmente porque las ondas MMW son absorbidas tanto por las plantas como por la lluvia y porque estudios científicos han demostrado que las ondas MMW alteran las proteínas en plantas de tipo comestible. Por todo esto, vale la pena preguntarse si la tecnología 5G además de un medio para conectar a la gente es también un ‘arma’ electromagnética invisible que ayudará a la élite global a perpetuar su agenda de despoblación planetaria.

 

 

La red inalámbrica 5G o de ‘quinta generación’

La red inalámbrica 5G o de “quinta generación” es la última gama de tecnologías móviles respaldadas por la industria. Esta tecnología se está promoviendo como como una “red inteligente con capacidad de crear servicios de transmisión de información en Internet más rápidos y con una mejor cobertura a través de la telefonía móvil que transformará poblaciones en ciudades inteligentes que operen con alta capacidad y tiempo de transmisión de datos, uso de energía reducido y seguridad pública más óptima y mejorada gracias a la eficiencia de la red inteligente.” (Fuente: CTIA)

A diferencia de la tecnología de cuarta generación (4G) actualmente en uso, que depende de enormes torres celulares de 27 metros con una docena de puertos de antena en cada una, el sistema 5G usa instalaciones o bases de celdas pequeñas, cada una con aproximadamente 100 puertos de antena.

 

red inalambrica 5g

 

Se espera que 5G sea de 10 a 100 veces más rápida que la tecnología 4G y capaz de soportar al menos 100 mil millones de dispositivos. 5G se basa principalmente en el ancho de banda de la onda milimétrica (MMW), que está entre 30 GHz y 300 GHz.

 

Las ondas de alta frecuencia como MMW tienen longitudes de onda mucho más cortas que no pueden viajar muy lejos, por lo que no viajan bien a través de edificios y tienden a ser absorbidos por la lluvia y las plantas interfiriendo con la señal.

“Para contrarrestar este problema, 5G utilizará la tecnología de formación de haces y estaciones de células más pequeñas que mezclarán, descifrarán y redirigirán paquetes de datos sin interferencia. Esto podría implicar la necesidad de instalar antenas inalámbricas en cada farola, poste de electricidad, casa y negocio en barrios, pueblos y ciudades enteros” (Fuente: Mercola)

Y es precisamente ese uno de sus mayores problemas potenciales y amenaza a la salud pública.

 

Las ondas MMW 5G penetran la piel humana y podrían provocar resistencia a los antibióticos

Si bien las ondas MMW aún no se han usado mucho, actualmente sí hay hallazgos preocupantes que exponen como los conductos sudoríparos en la piel humana actúan como antenas cuando entran en contacto con las ondas MMW, según ha reportado Telecom Power Grab.

“Las ondas penetran de 1 a 2 milímetros de tejido de la piel humana y también son absorbidas por las capas superficiales de la córnea del ojo”, (Fuente: Telecom Power Grab)

Además, existe la posibilidad de que la tecnología 5G empeore los problemas con bacterias resistentes a los antibióticos que ya afectan al mundo. Por ejemplo, se ha reportado que la nueva tecnología provocan cambios en la bacteria E.Coli y muchas otras, deprimiendo su crecimiento y alterando sus propiedades y actividad.

Esto también sugiere que la tecnología 5G podría conducir a cambios similares en las células humanas. De acuerdo a la revista Applied Microbiology and Biotechnology:

“Las ondas milimétricas MMW (…) o campos electromagnéticos de frecuencias extremadamente altas a baja intensidad constituyen un nuevo factor ambiental, cuyo nivel se incrementa a medida que la tecnología avanza. Es interesante que las bacterias y otras células se comunican entre sí a través de un campo electromagnético de rango de frecuencia extremadamente alto (…) La acción combinada de ondas MMW y antibióticos provocó efectos más fuertes. Estos efectos son importantes para comprender las rutas metabólicas modificadas y distinguir el papel de las bacterias en el medio ambiente, ya que podrían estar conduciendo a la resistencia a los antibióticos en las bacterias.”

 

Tecnología 5G podría dañar plantas y cambiar el medio ambiente de forma imprevista

También hay problemas ambientales serios a considerar, especialmente porque las ondas MMW son absorbidas tanto por las plantas como por la lluvia.

Estudios científicos ya han demostrado que las ondas MMW pueden producir cambios en las proteínas en plantas como los brotes de trigo, mientras que se ha observado que los niveles bajos de radiación no ionizante se relacionan con perturbaciones y problemas de salud en aves y abejas. De hecho se piensa que la tencología 5G incluso podría suponer un peligro en el suministro de alimentos a través de su absorción potencial por las plantas.

“Tanto humanos como animales consumen plantas como fuente de alimento. Los efectos que tienen las ondas MMW en las plantas podrían alterar los alimentos de manera que dejen de ser seguros de consumir.” Además, “como el agua que cae del cielo sobre estas plantas también será irradiada, la gente acabará consumiendo organismos genéticamente modificados, con esteroides.” (Fuente: Mercola)

 

Por otro lado, la red inalámbrica global 5G requerirá el uso de cohetes para desplegar satélites, lo que implica riesgos de contaminación incluida la liberación de carbono negro a la atmósfera, que podría alterar el ozono.

 

La gente estará expuesta a la tecnología 5G de forma involuntaria

Una vez que la tecnología 5G sea instalada en nuestros vecindarios, quedaremos permanentemente expuestos a su impacto. Una carta abierta del Sindicato Global contra el Despliegue de Radiaciones desde el Espacio (GUARDS), una coalición internacional unida contra el Wifi global desde el espacio, expone cómo se está “inundando el planeta con radiación de microondas de tal manera que constituye una una violación de los derechos humanos, incluyendo la Convención de las Naciones Unidas sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad, varias secciones de la Convención de la ONU sobre los Derechos del Niño, derechos humanos internacionales según los artículos 3 y 25 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, y todos los preceptos básicos de la ética.” (Fuente: GUARDS, Carta Abierta a Organizaciones Médicas)

 

Alex Jones: ‘La tecnología 5G fue diseñada para esterilizar y matar humanos, y para destruir la atmósfera’

 

Hecho científico: Radiación transmitida por torres de telefonía celular causa cáncer

 

 

 

Fuentes:

1. Prepare for Change — Amplified EMFs Coming to Your Neighborhood Soon.

2. InfoWars News — Breaking! 5G Designed To Sterilize, Kill, Humans, Destroy Atmosphere.