Según un informe de Compression Breakthrough, portavoz del Movimiento de Resistencia, la batalla por el control del nuevo sistema financiero, que se está creando ahora a toda velocidad, continúa. La Alianza del Este está construyendo el nuevo sistema financiero para apoyar el próximo Evento. Los jesuitas esperan sobrevivir de alguna manera al Evento sin ser tocados, poniendo la cara amistosa del maestro manipulador Papa Francisco como su líder y retratarse a sí mismos como los buenos. Para avanzar en su objetivo de un nuevo sistema bancario centralizado, los jesuitas se han unido silenciosamente con los Rothschild en sus esfuerzos. Los Rothschild están haciendo lo que pueden para estar lo más silenciosos e invisibles posible con la esperanza de que la gente no los recuerde cuando llegue el Evento. Mientras tanto, el mundo se está preparando para el reinicio financiero. El hecho de que el dólar perderá el estado de la moneda de reserva mundial y que se acerca un nuevo sistema financiero se está convirtiendo en conocimiento común, aunque las interpretaciones que tienen al Cabal como su fuente de información pueden no ser siempre correctas. Disparar el Evento antes de que se despejen los planos no físicos puede resultar en una pérdida adicional de vidas humanas ya que algunas personas se volverán disfuncionales —incapaces de manejar el Evento— y recurrirán a la violencia. Por lo tanto, sugeriría a todos evitar las confrontaciones violentas en las primeras horas y días posteriores al Evento, independientemente de la situación.

 

 

Hay cambios drásticos ocurriendo tras bastidores.

La batalla por el control del nuevo sistema financiero, que se está creando ahora a toda velocidad, continúa. La Alianza del Este está construyendo el nuevo sistema financiero para apoyar el próximo Evento.

Por otro lado, los jesuitas han infiltrado muchos agentes dentro de la Alianza Oriental para secuestrar el proceso, con la esperanza de crear un sistema financiero centralizado global luego de que el dólar colapse como moneda de reserva mundial y la facción Illuminazi sea eliminada.

También están considerando la idea de incluir Bitcoin en el nuevo sistema centralizado.

Los jesuitas esperan sobrevivir de alguna manera al Evento sin ser tocados, poniendo la cara amistosa del maestro manipulador Papa Francisco como su líder y retratarse a sí mismos como los buenos.

Para avanzar en su objetivo de un nuevo sistema bancario centralizado, los jesuitas se han unido silenciosamente con los Rothschild en sus esfuerzos.

Los Rothschild están haciendo lo que pueden para estar lo más silenciosos e invisibles posible con la esperanza de que la gente no los recuerde cuando llegue el Evento. Tratarán de retratarse a sí mismos como personas que coleccionan arte y aman los buenos vinos y tienen un fondo de inversión o dos.

Mientras tanto, el mundo se está preparando para el reinicio financiero. El hecho de que el dólar perderá el estado de la moneda de reserva mundial y que se acerca un nuevo sistema financiero se está convirtiendo en conocimiento común, aunque las interpretaciones que tienen al Cabal como su fuente de información pueden no ser siempre correctas.

El colapso del sistema financiero actual es inevitable después de que la Resistencia eliminó la gran mayoría del oro físico del Cabal a principios de 2012. Ese oro estaba asegurando el sistema financiero y cuando desapareció, se activó un reloj de cuenta regresiva para la fusión completa del sistema. Se espera que colapse pronto.

Todavía no estoy en libertad de divulgar ninguna línea de tiempo para esos eventos. Lo único que puedo decir es que el momento de fusión total del sistema financiero actual es el último momento posible para que ocurra el evento, independientemente de todo.

Ha habido algunos desarrollos drásticos con respecto al Evento. El sábado 7 de Diciembre del 2013, el agente de las fuerzas especiales de la Resistencia, con nombre código RM2m, estuvo a 45 minutos de desencadenar el Evento después de que los Arcontes (físicos y no físicos) fueran demasiado lejos con algunas de sus acciones. Los Arcontes retrocedieron en el último momento para evitar que el Evento fuera desencadenado y se vieron obligados a negociar su propia seguridad y supervivencia. Para sobrevivir un poco más, se vieron obligados a deconstruir Doom33, su plan de represalias cuando ocurra el evento.

También se los obligó a entregar la protección completa de las personas de alto nivel dentro del Cabal, que hasta ahora podían llevar a cabo sus actos con arcontes físicos cubriéndoles la espalda. Como los Arcontes físicos ahora están más preocupados por su propia seguridad que por la seguridad del Cabal, el Cabal podría descubrir que si hacen algo negativo, cosas extrañas podrían comenzar a sucederles. El viejo orden que funcionó a su favor durante miles de años se ha visto seriamente afectado.
Hay un número significativo de agentes de la Resistencia en la superficie del planeta ahora, haciendo “varias cosas”.

Los Arcontes no manejaron esos cambios fácilmente. Una fuente no confirmada afirmó que un miembro de la familia Orsini se suicidó en su departamento en Roma, mientras que los Farnese están considerando seriamente su rendición. También la Alianza del Este supuestamente ha realizado un ataque comercial en Banca Monte dei Paschi di Siena, interrumpiendo las maquinaciones financieras de los jesuitas. Ese banco es uno de los bancos más importantes en el actual sistema bancario controlado por los jesuitas. Es propiedad de la familia Chigi, una familia nobleza negra principal de Siena.

Lo más importante es que el las fuerzas especiales RM2m han propuesto un plan para activar el Evento antes de que los planos no físicos estén totalmente limpios. Sienten que esta espera simplemente lleva demasiado tiempo para ser tolerada y que se deben tomar algunos riesgos. Ahora están alineando su plan con las fuerzas de luz no terrestres.

Sin embargo, para que este plan sea exitoso, necesitan nuestra cooperación.
Disparar el Evento antes de que se despejen los planos no físicos puede resultar en una pérdida adicional de vidas humanas ya que algunas personas se volverán disfuncionales —incapaces de manejar el Evento— y recurrirán a la violencia. El Cabal no es un gran problema, ya que serán arrestados o atacados con tecnología stardust en las primeras horas e incluso inicialmente no podrán hacer tanto daño ahora que su plan Doom33 se ha visto comprometido. La facción Illuminazi ahora está diseñando apresuradamente su propio plan de represalia después de perder el apoyo de los Arcontes para Doom33, pero ese plan representaría una amenaza mucho menor que el anterior Doom33. Aquí podría necesitar agregar que todos los agentes jesuitas e Illuminazi que se han infiltrado en varias milicias en las últimas décadas también serán eliminados si intentan algo desagradable.

El problema radica en la población general. Algunas personas pueden volverse violentas en sus situaciones familiares, los viejos resentimientos de repente se dispararían y saldrían a la superficie. Además, pandillas callejeras violentas podrían formarse brevemente en las horas iniciales y tal vez incluso días después del Evento en algunas áreas más remotas sin la presencia de la policía adecuada. Por lo tanto, sugeriría a todos evitar las confrontaciones violentas en las primeras horas y días posteriores al Evento, independientemente de la situación.

–Cobra

 

Arcontes: Los parásitos extraterrestres del mal que controlan la Tierra

 

Fuentes:

1. The Portal – Financial Reset and Event Update.

2. Adoninas – Información sobre el Reinicio Financiero y el Evento.